Soy autónomo, ¿tengo derecho a una prestación económica durante la crisis del coronavirus?

El colectivo de los trabajadores autónomos es uno de los más perjudicados a nivel económico por las consecuencias que se han derivado de la crisis sanitaria por el coronavirus. El Estado de Alarma ha obligado a muchos autónomos a cesar todos los servicios que prestaban, ya que la mayoría de empresas e instituciones también han interrumpido su actividad y se han cancelado eventos y proyectos. Sin ingresos la gran mayoría de trabajadores por cuenta propia no podrán hacer frente a los gastos ordinarios (alquiler de oficinas, espacios, servicios básicos, etc.). Te explicamos si en tu situación tienes derecho a una de las prestaciones económicas anunciadas en el Real Decreto de Medidas Urgentes Extraordinarias para hacer frente al impacto económica y social del Covid-19.

 

Requisitos para acceder a una prestación

 

Los trabajadores autónomos podrán acceder a una prestación económica extraordinaria por el cese de actividad durante el Estado de Alarma. ¿Cuáles son los requisitos?

  • Estar afiliado y dado de alta en el Régimen de Autónomos.
  • La actividad empresarial desarrollada es una de las que se han suspendido de forma obligatoria por el Estado de Alarma.
  • Si tu actividad no es una de las suspendidas pero prestas servicio a empresas que sí se han visto obligadas a cerrar y puedes acreditar una reducción de la facturación de un 75% como mínimo respecto a los seis meses anteriores.
  • Tener al día los pagos de las cuotas a la Seguridad Social (se otorgará un periodo máximo de un mes para realizar los pagos pendientes).
  • Si el trabajador autónomo no ha cotizado el período mínimo, para el cálculo de la ayuda se tendrá en cuenta la base mínima que es de 944’35 euros.
  • No tener derecho o estar percibiendo ninguna otra prestación de la SS.

 

Si se cumplen todos los requisitos, los autónomos podrán percibir durante un mes (el tiempo que dure el Estado de Alarma) el 70% de la base reguladora de cotización a la Seguridad Social, es decir estarán exentos de pagar cotizaciones. La media es de unos 661 euros. En el caso de que la SS cobrase la cuota de autónomos habría que solicitar la devolución de los ingresos indebidos.

 

La petición deberá realizarse a través de la entidad contratada para la cobertura de las prestaciones por cese de actividad y podrá acreditarse con la información contable, copia del libro de registro de facturas, el libro de ingresos y gastos o cualquier otra documentación a nivel contable.

 

 

 

Mi empresa ha anunciado un ERTE ¿qué hago?

Vivimos momentos de incertidumbre e inactividad en casi todos los sectores económicos como consecuencia de la cuarentena a la que nos ha obligado el coronavirus. Las consecuencias ya se han comenzado a notar y son muchas las empresas, pequeñas y grandes, que han anunciado Expedientes de Regulación Temporal de Empleo (ERTE). No todos los negocios tienen un colchón suficientemente amplio como para seguir pagando salarios y suministros sin tener ingresos. El Gobierno ya anunció que facilitaría la aprobación de los ERTE, para que las suspensiones de empleo sean temporales y no definitivas. Si te encuentras en esta situación, mucho ánimo, todo volverá a la normalidad y recuperarás tu empleo tras un tiempo en el paro. Si no sabes cómo actuar, apunta nuestros consejos para tenerlo todo bajo control.

 

¿Cómo debo actuar si mi empresa anuncia un ERTE?

  1. Lo primero que debes hacer si tu empresa anuncia que presentará un Expediente de Regulación Temporal de Empleo es tranquilizarte. Todos los trabajadores mantendréis vuestro puesto de trabajo, así que, aunque durante unos meses la empresa, al no poder asumir el pago de tu salario, te envíe a casa, cuando todo haya pasado podrás regresar. También cabe la posibilidad de que, en vez de suspender tu contrato, reduzcan tu jornada laboral.
  2. Estar pendiente de la aprobación del ERTE. Es el paso más importante, que se acepte el expediente de tu empresa para que los despidos sean solo temporales. El Gobierno ya anunció que facilitaría estas aprobaciones, así que en principio no hay de qué preocuparse.
  3. Una vez que el ERTE esté aprobado tu empresa deberá realizar una comunicación directa a sus emplead@s. Algunas compañías aplicarán el expediente sobre toda la plantilla, pero es posible que otras sigan adelante con servicios mínimos y solo incluyan a una parte del personal.
  4. Si eres uno de los afectados no tendrás que presentar tu solicitud de prestación por desempleo ante el SEPE (Servicio Estatal Público de Empleo), ya que se registrará de forma automática.
  5. Por Ley los afectados han debido cotizar un mínimo de 365 días para tener derecho a paro, aunque el ejecutivo central también ha anunciado que este requisito no será necesario dadas las circunstancias actuales.
  6. La duración de la suspensión de empleo se alargará durante el tiempo que la empresa pueda justificar su inactividad o reducción de ingresos por circunstancias extraordinarias. Una vez que todo vuelve a la normalidad no se puede mantener esta situación de ERTE.

 

El SEPE tiene un presupuesto de 20.000 millones de euros y la prestación media será de 860 euros.

La situación actual de las mujeres en el mercado laboral

El mercado laboral se encuentra en constante transformación por el cambio de las relaciones laborales, el avance de las nuevas tecnologías y también los cambios socioeconómicos. Además, en las últimas semanas, con el cambio de gobierno, se han aprobado diferentes normativas, una de las de mayor calado es la nueva subida del salario mínimo hasta los 950€. Aún así, uno de los grandes retos del mercado de trabajo es el de la equiparación salarial entre hombres y mujeres por un lado y la igualdad de condiciones por el otro. Éstas han sido otras de las principales reclamaciones del Día Internacional de la Mujer que se celebró de nuevo el pasado 8 de marzo.

 

¿Cuál es la situación actual de las mujeres trabajadoras en el mercado laboral?

 

Hace tiempo que los colectivos feministas piden que se pase a la acción y se dejen a un lado las buenas ideas para ponerlas realmente en marcha. Las normativas existen, pero en la práctica pocos centros de trabajo las siguen al pie de la letra.

 

El SEPE (Servicio Público de Empleo Estatal) publicaba a finales del año pasado un informe sobre el Mercado de Trabajo de las Mujeres que arrojaba algunos datos interesantes sobre la desigualdad que existe entre trabajadores y trabajadoras. También el Govern de la Generalitat aprobó el año pasado crear un plan de acción de apoyo a las empresas para fomentar la igualdad de oportunidades y trato entre ambos sexos. Recogemos algunos datos sobre la situación actual de las mujeres en el mercado laboral:

 

  • La tasa de ocupación femenina se sitúa 10 puntos por debajo de la masculina.
  • En sectores como el de la agricultura, la ganadería o la construcción la mayoría de trabajadores son hombres.
  • En sectores como el de la educación, la sanidad o los servicios sociales la mayoría de las trabajadoras son mujeres.
  • La brecha salarial en Cataluña se sitúa en el 23’4%, lo que significa que las mujeres trabajan por unos 6.000€ menos de media en el salario bruto anual en comparación con los hombres.
  • Solo un 6,3% de los CEO de las principales empresas que cotizan en la bolsa son mujeres.

Trabajar con una dolencia minoritaria

Las personas con discapacidad lo tienen más difícil que el resto para encontrar trabajo en un entorno laboral complicado. A pesar de que cada vez más, la sociedad integra a aquellos que tienen diversidad funcional. Muchas veces estas problemáticas vienen asociadas a dolencias minoritarias y nada tienen que ver con las capacidades sensoriales o cognitivas. Este sábado 29 de febrero se celebra el Día de las Dolencias Minoritarias, una jornada que tiene como objetivo impulsar la investigación de las dolencias que afectan a menos de una de cada 2.000 personas.

 

Las dificultades de trabajar con una dolencia minoritaria

 

Las personas con algún tipo de discapacidad siguen sin estar integradas totalmente en el mundo laboral. A pesar de las ayudas y de la obligación que tienen las instituciones públicas de reservar un tanto por ciento de sus plazas a personas con alguna discapacidad, lo tienen más complicado en el sector privado. En el caso específica de aquellos que sufren una enfermedad rara que les provoca alguna discapacidad, la situación se complica aún más.

 

  • El 65% de las personas con dolencias minoritarias se encuentra en el paro.
  • El perfil de la mayoría de los que están trabajando es administrativo.
  • Las condiciones de algunos lugares de trabajo dificultan el normal desarrollo para las personas con dificultades y las bajas médicas son frecuentes.
  • La Federación Española de Dolencias Minoritarias pide mejoras como la flexibilización de horarios, adaptaciones de las condiciones laborales al lugar de trabajo, que las bajas no computen y se puedan compensar, ayudas para las empresas que contraten…

 

Desde las asociaciones que integran a personas y familiares con enfermedades minoritarias reclaman, sobre todo, más ayudas para la contratación, algo que permitiría a muchas empresas dar el paso. Si hasta ahora no lo hacen, se debe en muchas ocasiones a las problemáticas que se encuentran en el camino:

 

  • Dificultad para adaptar los espacios.
  • Bajas frecuentes.

3 consejos para reemprender proyectos laborales después del paréntesis de Navidad  

El paréntesis de las fiestas navideñas es una oportunidad para vaciar nuestra mente, reflexionar, descansar y volver al trabajo con las pilas cargadas. Independientemente de si ya estás trabajando o te encuentras en pleno proceso de búsqueda de empleo o nuevas oportunidades no dejes de lado tus proyectos propios. Te damos 3 consejos para retomar esos proyectos que habías dejado olvidados:

 

  1. De entre todas las ideas, elegir aquellas que sean realistas y asumibles basándose en el presupuesto del que se disponga, el tiempo y los recursos.
  2. La experiencia es un grado y no es recomendable arriesgarse con sectores en los cuales no hemos trabajado con anterioridad o no tenemos formación. Céntrate en aquello que sabes hacer.
  3. Calendarizar y planificar. Algo imprescindible para que retomar nuestros proyectos después del periodo de descanso navideño no se nos haga cuesta arriba.

 

¿Cómo empezar a desarrollar estos proyectos?

 

Una vez elegida la idea dentro de nuestro campo de experiencia viene la parte más tediosa, la planificación, también es la parte más difícil e importante. Lo recomendable es dividir en fases ejecutables todo el proyecto para poder ir desarrollándolo en etapas fácilmente asumibles que nos permitan ir avanzando.

 

Una vez repartidas las tareas, el siguiente paso es comenzar a ejecutar el proyecto en el orden que hayamos decidido. Luego será el turno del seguimiento y el control que nos permita evaluar cómo se está ejecutando el proyecto.

 

A la hora de repartir las diferentes tareas es primordial hacerlo en base al tiempo que le dedicaremos. No es lo mismo dedicar el 100% de tu tiempo a desarrollar la idea ganadora que tener que compatibilizarlo con un trabajo por cuenta ajena.

¿Tienen que pagarte los días festivos trabajados?

En plena vorágine de las fiestas navideñas son muchos los trabajadores, sobre todo los que están empleados en sectores y servicios públicos, los que tienen que perderse algunas celebraciones familiares para velar por nuestra seguridad, nuestra salud y, en definitiva, por nuestro bienestar. Médicos, bomberos, policías, trabajadores del transporte público y periodistas, entre otros colectivos, trabajan cuando el resto hacemos fiesta. ¿Tienen que pagarte los días festivos trabajados? ¿Puedes elegir entre un día de fiesta o que te lo abonen? ¿Se cobran los festivos como horas extras? Te ayudamos a resolver todas estas dudas.

 

Trabajar cuando los demás hacen fiesta

 

Sectores como el sanitario, los servicios sociales o la seguridad ya están acostumbrados a trabajar los días festivos y es habitual que sus convenios estén blindados para que no haya dudas ni errores a la hora de aplicar la política laboral correspondiente. Otros ámbitos como el del comercio se ha unido más recientemente al hecho de trabajar en días señalados, ya que cada vez más el sector se está liberalizando. Aquí, igual que en sectores como el de los medios de comunicación, la frontera no está tan clara y pueden surgir dudas e incluso en algunos casos, explotación por parte de la figura empresarial.

 

Por eso es recomendable seguir algunos consejos:

  • Revisa el calendario de días festivos. Tanto a nivel nacional como local y autonómico, aquellas jornadas en las que la administración cierre y se consideren como tal, debe contar como día festivo trabajado. No es cierto que los festivos de tu ciudad cuenten menos o se puedan elegir, es festivo con todas sus consecuencias y así debe repercutir a final de mes en tu nómina.
  • Atento al reparto de los días festivos que trabajará cada empleado. Es habitual que algunos empleados quieran escaquearse con la excusa del cuidado de mascotas, hijos y otros familiares. En realidad, no son un motivo real para no trabajar en festivos, a menos que se pacte con el resto de compañeros o que exista un impedimento real como la hospitalización de un familiar de primer grado. En el caso de los que disfruten de una jornada reducida por el cuidado de menores o mayores a su cargo, deberán cumplir esa misma jornada reducida en el caso de que deban acudir a trabajar en día festivo.
  • Pacta con la empresa los días que te viene mejor trabajar. Lo más habitual y también recomendable es pactar con la empresa los días festivos que te viene mejor trabajar y realizar un reparto entre toda la plantilla. De esta manera se fomenta el compañerismo y se incrementará la productividad, ya que el trabajador/ra lo percibe como un beneficio más.
  • Revisa tu convenio colectivo. Todo lo anterior queda anulado en caso de que tu convenio colectivo no sea claro, sea muy restrictivo con el trabajador o la empresa se blinde ante un convenio poco claro para poder ejercer su voluntad. Así que te recomendamos que antes que nada repases bien tu convenio para conocer tus derechos y obligaciones antes de pactar nada. Puede que te obliguen directamente a elegir otro día de fiesta como pago o que te lo abonen como un día normal o como horas extras. La clave es el texto y su interpretación por parte de ambas partes.

5 beneficios del teletrabajo  

El teletrabajo es una práctica habitual en los países nórdicos, una tendencia que también ha comenzado a afianzarse en España en los últimos años. Algo que ha llegado, sobre todo, de la mano de las start ups y multinacionales. El tejido de la pequeña y mediana empresa todavía es algo reticente a esta práctica que se ha demostrado ser muy positiva para la productividad.

Una de las principales barreras a la hora de poner en marcha el teletrabajo en nuestro país es el desconocimiento sobre cómo funciona. Se trata de una práctica que pueden llevar a cabo todas las categorías profesionales que trabajan en proyectos en los que solo necesitan un teléfono, un ordenador y estar conectados a la red. Evidentemente ni un médico, ni un maestro ni tampoco un notario podrá desarrollar su actividad profesional desde su casa.

Lo único que cambia es el espacio, así que, por ejemplo, una mutua de salud como la de Previsora General es necesaria también, algo que paga la empresa, aunque se trabaje desde casa. Estará cubierto el horario de trabajo.

 

Los 5 beneficios de trabajar desde casa  

¿El trabajo en equipo se resiente? ¿Las distracciones aumentan? ¿Los malentendidos también? Puede que al principio solo se nos pasen por la cabeza los aspectos negativos del teletrabajo, pero te contamos 5 beneficios que mejoran el rendimiento.

  1. Conciliación de la vida personal y laboral. Con el teletrabajo evitas el tiempo de los desplazamientos hasta tu lugar de trabajo, tiempo que puedes invertir en tu vida personal. El teletrabajo también te permite combinar tu tiempo dedicado al ámbito laboral con otras actividades personales. Es posible realizar paréntesis a media mañana para acudir a tu clase de yoga favorita, por ejemplo.
  2. Mayor flexibilidad de horarios. Se suele trabajar en base a proyectos y aunque tú y la empresa pactéis unos horarios, se pueden adaptar a tus necesidades. Este beneficio está ligado indisolublemente al anterior, ya que puedes comenzar a trabajar más tarde o acudir a citas con el médico o a recoger a tus hijos al colegio y luego seguir con el trabajo.
  3. Reducción de gastos. Los de transporte son los más destacables. Ni gasolina, ni bonos de transporte.
  4. Mayor productividad. En nuestro país es habitual tener un concepto del trabajador como una persona que tiende al “escaqueo” pero nada más lejos de la realidad, aquellos que son responsables de un proyecto lo conseguirán desarrollar mucho más rápido en un entorno relajado y sin distracciones de otros compañeros. Es cierto que para ser candidato al teletrabajo hay que tener espíritu crítico y auto fiscalizarse.
  5. Reduce el absentismo laboral. El trabajo se realiza desde casa, así que cualquier problemática que pueda surgir como una rotura de tuberías, la enfermedad de un hijo pequeño o problemas domésticos se pueden resolver a la vez que se continua con el trabajo gracias a la flexibilidad de horarios que comentábamos antes.

La guía definitiva para pedir un aumento de sueldo  

El fantasma de la crisis se aleja poco a poco y aunque los mercados siempre están ahí para pedir contención, los trabajadores comienzan a respirar y el consumo se reactiva. Eso se traduce en que son muchos los que buscan crecimiento personal, de expectativas laborales y también de sueldo. Si crees que ha llegado el momento de pedir un aumento de sueldo, te dejamos una guía definitiva con algunos consejos infalibles.

 

6 consejos para pedir un aumento de sueldo

 

Antes de tomar la decisión de solicitar un incremento de tu nómina, haz un análisis sobre la marcha de la empresa, tus logros y tus expectativas. Es importante que lo hagas en buen momento, justo cuando una campaña ha terminado con buenos resultados o tu equipo ha recibido una felicitación por un trabajo concreto. Por el contrario, guarda la idea en el cajón si notas que el ambiente está caldeado.

 

En cuanto encuentres ese buen momento deberías seguir una guía para no dar, como se suele decir, puntada sin hilo:

 

  1. Pide una reunión específica, no lo hagas en un encuentro informal.
  2. Pon en valor tu trabajo y tu esfuerzo.
  3. Haz un resumen de tus logros y avances.
  4. Destaca los puntos positivos de la empresa por los que quieres continuar y crecer.
  5. No hables de cifras concretas, pide una revisión al alza del rango salarial.
  6. Evita estrategias de comparación con otros compañeros de trabajo.

 

Una vez que hayas solicitado el aumento de sueldo ofréceles un tiempo de evaluación, para que no tengan que tomar una decisión de forma precipitada ya que, en la mayoría de los casos, puede perjudicarte.

 

Sea cual sea la decisión final, acéptala de buen grado y en caso de ser negativa, vuelve a intentarlo más adelante. Si al final consigues el incremento recuerda que en Previsora General aseguramos tu salud y la de toda tu familia. La póliza más contratada es el Previsalud, pero también contamos con la categoría Previsalud Oro, descubre aquí sus ventajas.

5 consejos para encontrar trabajo si estás en el paro  

Más de 3 millones de personas estaban desempleadas en septiembre de 2019 según los últimos datos publicados por el Ministerio de Trabajo. Lejos ya de las altas tasas de paro que se registraban hace algunos años y que superaron la barrera del 25%, parece que el mercado de trabajo se ha estabilizado; aunque sindicatos y trabajadores reconocen que lo está de una manera más precaria. Desde Previsora General te damos algunos consejos para encontrar trabajo si estás en el paro.

 

Una de las principales preocupaciones de los desempleados tiene que ver con el abono de facturas, el pago de hipoteca o alquiler y otras obligaciones monetarias. Por eso en Previsora General, al tratarse de una mutualidad, puede revertir parte de sus beneficios y una de sus principales coberturas gratuitas es la protección de pagos durante 6 meses para desempleados.

 

Consejos para encontrar trabajo si estás desempleado

 

Si te has quedado en el paro o hace algún tiempo que buscas trabajo, pero no has tenido suerte, lo principal es no desesperarse y seguir confiando en uno mismo, siempre. Todos tenemos un lugar que podemos ocupar y en el que desarrollar un buen trabajo. Mientras lo encuentras, sigue estos 5 consejos:

 

  1. Elabora un buen currículum. Se trata de nuestro documento base en el que se centrará la búsqueda de empleo externa. Es importante ser breve, lo más recomendable es que no ocupe más de una página, sea fácil de leer y directo. Los departamentos de Recursos Humanos no van a gastar más de 2 minutos y tienen que detectar que tu CV vale la pena como para que pase a una siguiente fase en la que lo analizarán más detenidamente.
  2. Prepárate las entrevistas de trabajo. Ocurre con más frecuencia de lo que creemos, muchos aspirantes acuden a las entrevistas sin preparación. Es imprescindible acudir bien preparado/a: Leer sobre la empresa, saber a qué se dedica, cuantos trabajadores tiene, cuál es su filosofía. Al margen de esto, busca vídeos y artículos en internet que desvelan las preguntas que suelen hacerse en todas las entrevistas de trabajo: “Dinos 3 aspectos positivos y negativos sobre ti”, “¿Te gusta trabajar en equipo”, “¿Sueles estresarte con facilidad?”
  3. Regístrate en los portales de búsqueda de empleo más importantes de tu sector. No todo empieza y termina en Infojobs, claro que debes estar presente en este portal generalista, al igual que en Linkedin, Indeed e Infoempleo, pero también debes buscar en portales especializados. Si por ejemplo eres un profesional de la comunicación buscarás en BeBee o Domestika.
  4. Ofrece tus servicios a empresas del sector. Prepara un listado de empresas de tu sector en las que te gustaría trabajar, estudia su filosofía, las necesidades que puedan tener y contacta con ellos. Bien por teléfono o por correo electrónico enviando tu CV, carta de presentación, portfolio y propuesta si fuera necesario. En el asunto del correo debes ser claro y conciso y sorprendente para llamar la atención. Si llamas, pide que te pasen directamente con el departamento de Recursos Humanos, ellos te explicarán cómo puedes hacerles llegar tu propuesta.
  5. Elabora un vídeocurrículum para llamar la atención. Se han puesto de moda, Youtube está plagado de videocurrículums, una forma original y muy directa de presentarte y decir por qué deberían contratarte. Eso sí, la edición debe ser buena, el vídeo breve y tu imagen impecable.

 

 

 

 

Septiembre: El mes ideal para emprender un negocio

Septiembre no es exclusivamente el mes de la “vuelta al cole”, al trabajo, de la apertura de las matriculaciones en las escuelas de idiomas y las ofertas para apuntarse al gimnasio después de los excesos del verano. Septiembre es también el mes ideal para emprender un negocio porque volvemos de vacaciones y las empresas tienen las pilas muy cargadas, las plantillas están al 100% de sus trabajadores, es una etapa para iniciar nuevos proyectos después del parón del verano, entran en vigor muchas medidas económicas, en los últimos meses del año se hacen más solicitudes de ayudas y subvenciones y también se acerca la Navidad, una época en la que el consumo se dispara. Analizamos todos los motivos que hacen que septiembre sea el mes ideal para emprender un negocio.

 

5 motivos para emprender un negocio en septiembre

 

Emprender un negocio en nuestro país no es fácil en ningún mes del año pero septiembre es uno de los mejores por varios motivos:

  1. Vuelta de vacaciones. Septiembre es el mes en el que más trabajadores vuelven de sus vacaciones de verano. Así que las plantillas vuelven a estar al 100% de sus activos y todos llegan descansados y con las pilas muy cargadas después de unas semanas de descanso y ocio. Esto también comporta más energía para emprender nuevos proyectos y llevarlos a cabo.
  2. Se instauran nuevas medidas económicas. Septiembre y enero son los meses más habituales durante los que las administraciones públicas ponen en marcha nuevas medidas económicas, cambios de tarifas y actualizaciones, etc.
  3. Se acerca la Navidad. Esto significa que el consumo se dispara en las semanas previas. También cada vez más, los consumidores son previsores y hacen las compras escalonadamente a lo largo del último trimestre del año.
  4. Subvenciones. A partir de septiembre se publican las últimas subvenciones y ayudas del año y es un buen momento para poder beneficiarte.
  5. Facilidad para conseguir clientes. Después del verano, a pesar de que algunas familias tienen que hacer frente a los gastos del inicio del curso escolar, los clientes están más predispuestos a consumir que en verano. Una manera de conseguir visibilidad y clientes para un nuevo negocio.