Los nuevos tratamientos que tratan la Diabetes  

Este 14 de noviembre se celebra el Día Mundial de la Diabetes, una enfermedad que afecta al 14% de la población y al menos la mitad de los afectados lo desconocen. De todas maneras, cada día se diagnostican alrededor de 1.000 personas en España lo que supone unas 400.000 al año. Son datos del Centro de Investigación Biomédica en Red de Diabetes y Enfermedades Metabólicas Asociadas (Ciberdem), entidad desde la que explican que la diabetes representa una pérdida de 6 años de vida que puede elevarse a 12 años si se padece una enfermedad cardiovascular.

 

¿Qué es la diabetes?

 

La diabetes es una enfermedad metabólica que eleva los niveles de azúcar en sangre como resultado de varios defectos en la secreción de la insulina, en su acción o en ambas. ¿Por qué estos fallos elevan los niveles de glucosa en la sangre? Porque la insulina es una hormona que fabrica el páncreas y que permite que las células utilicen el azúcar de la sangre como fuente de energía, si hay algún fallo en su secreción se genera un aumento de los niveles de glucosa, creando hiperglucemia.

 

El principal problema de la hiperglucemia es que la presencia continua de glucosa alta en la sangre puede provocar a largo plazo alteraciones en el funcionamiento de órganos como los ojos, los riñones, nervios, corazón y vasos sanguíneos.

 

Los nuevos tratamientos para combatir la diabetes

 

La diabetes continúa siendo una enfermedad imposible de curar, pero gracias a las investigaciones y los avances tecnológicos es posible mantenerla bajo control de forma cada vez más fácil.

 

  • Aparatos de medición de la glucosa más avanzados. Existe una nueva generación de aparatos de medición que ayudan a evitar las hipoglucemias y permiten que el propio paciente se control desde casa.
  • Insulinas más efectivas.
  • Alternativas inyectables que reducen el riesgo de hipoglucemia. No son insulinas, se trata de fármacos que permiten controlar la glucosa a través de una molécula (análogos del GLP1)

Consejos para escoger el mejor tratamiento de reproducción asistida  

Una de cada 5 mujeres de entre 35 y 39 años sufrirá un aborto. La edad de la gestante es uno de los principales factores de riesgo para que un embarazo no tenga éxito y el retraso, cada vez más habitual de la edad en la que las mujeres deciden ser madres, ha provocado que estas tasas se incrementen. Los abortos espontáneos sumados a los problemas de fertilidad (cada vez mayores también a consecuencia de la edad) han contribuido a que los tratamientos de reproducción asistida se incrementen.

 

El seguro médico Previsalud de Previsora General incluye la tarjeta Club Salud con la que se puede acceder a servicios de bienestar a precios especiales, entre ellos el de los tratamientos de reproducción asistida.

 

Tipos de tratamientos de reproducción asistida

 

Existen varios tratamientos de reproducción asistida, técnicas que han avanzado en las últimas décadas y han permitido que el porcentaje de éxito sea cada vez mayor.

 

  • Inseminación artificial. Es una de las técnicas más conocidas por el público en general y también una de las más exitosas. Es, sin lugar a dudas, la más sencilla y consiste en la introducción de una muestra de semen (previamente preparada en el laboratorio) en el útero de la mujer. De esta manera se incrementan las posibilidades de fecundación natural.
  • Fecundación in vitro. Es otra de las más conocidas y más utilizadas, sobre todo por mujeres que han superado los 40 años y tienen dificultades para quedarse embarazadas. Consiste en la unión del óvulo y el espermatozoide en el laboratorio para obtener embriones ya fecundados que posteriormente se transfieren al útero de la mujer para que se desarrollen y se produzca un embarazo.
  • Ovodonación. Se trata de una fecundación in vitro con óvulos de una donante y los espermatozoides de su pareja o bien procedentes de un banco de semen. Se utiliza en los casos en los que la paciente no puede gestar un embrión por sí misma porque no genera óvulos de calidad o padece algún tipo de infertilidad.
  • Congelación de óvulos. El retraso en la edad de maternidad ha provocado que cada vez más mujeres decidan congelar sus óvulos para utilizarlos en el momento en el que desean ser madres. Se recomienda hacerlo antes de los 35 años. En el momento que deciden ser madres lo habitual es realizar un tratamiento de fecundación in vitro con esos óvulos e implantar el embrión en el útero materno.

 

Consejos para elegir el mejor tratamiento de reproducción asistida

 

  1. Dejarse aconsejar por un profesional médico.
  2. Valorar la situación personal de la pareja o mujer que desea ser madre en solitario.
  3. Tener en cuenta las dificultades que presenta la mujer: Dificultad para conseguir el embarazo, edad, calidad de los óvulos… (Se recomienda fecundación in vitro).
  4. También tener en cuenta las dificultades que presenta el hombre: Calidad de los espermatozoides, velocidad, etc. (Se recomienda inseminación artificial).

Consejos para prevenir el cáncer de mama  

El mes de octubre se tiñe de rosa en apoyo a la lucha contra el cáncer y es que este próximo 19 de octubre se celebra el Día Internacional contra el cáncer de mama, el más frecuente entre las mujeres. Desde Previsora General os damos algunos consejos de prevención y os recordamos que, en caso de diagnóstico positivo, nuestro seguro Previsalud incluye el tratamiento de quimioterapia sin costes adicionales.

 

Los factores de riesgo del cáncer de mama

 

En las últimas décadas la movilización en la lucha contra el cáncer de mama se ha hecho global, una cuestión a la que se le ha dado visibilidad y esto ha permitido dedicar más recursos a la investigación y a la mejora de los tratamientos. De todas maneras ¿por qué tenemos la sensación de que los casos han aumentado? Nuestro estilo de vida acelerado está repercutiendo en nuestra salud, algo que ya han demostrado varios estudios científicos. Resumimos algunos de los factores de riesgo más importantes:

 

  • Sexo, edad y raza. Las mujeres y en concreto las de raza blanca tienen más probabilidades de padecer cáncer de mama que las de raza negra o asiáticas. Aunque todavía no se ha podido averiguar el por qué, muchos apuntan al estilo de vida. En cuanto a la edad el riesgo aumenta a partir de los 40 años y disminuye a partir de los 75.
  • Antecedentes genéticos. Si se tienen 2 o más familiares de primer grado con cáncer de ovario o de mama, que lo han padecido simultáneamente o ha aparecido antes de los 50 años.
  • Tratamientos hormonales. Ya sea para aliviar los síntomas de la menopausia o por procesos para tratar la infertilidad.
  • Factores hormonales. Por ejemplo, haber tenido la primera regla antes de los 12 años o la menopausia después de los 55.
  • Las mujeres sin hijos tienen un mayor riesgo de padecer cáncer de mama. De hecho, también cuenta la edad del primer embarazo, si es después de los 35 se incrementa en 1’6 el riesgo. Por otro lado, una lactancia prolongada disminuye las probabilidades de padecer cáncer.
  • Dieta y ejercicio. Disminuye el riesgo en dietas ricas en fibra (frutas y verduras) y con la práctica regular de ejercicio. Aumenta en casos de obesidad, alcohol y dietas ricas en grasas saturadas.

 

Consejos de prevención del cáncer de mama

 

  • Dieta saludable.
  • Ejercicio.
  • Evitar los tratamientos hormonales.

 

Todas aquellas que cuenten con varios factores de riesgo inevitables (antecedentes genéticos, hormonales o no hayan tenido embarazos, entre otros) deben revisar periódicamente sus mamas y someterse a mamografías anuales al alcanzar los 40 años.

3 consejos para escoger una buena prótesis  

Cáncer, accidentes de tráfico, diabetes, desgaste de los huesos por la edad… Existen multitud de causas que conducen a la colocación de una prótesis, ya sea permanente (normalmente interna, como es el caso del hueso de la cadera) o exterior. Es importante elegir una buena prótesis que se adapte a las necesidades del paciente y que le permita mantener una buena calidad de vida.

 

El seguro médico Previsalud de Previsora General incluye el servicio de prótesis de manera gratuita. Así que si necesitas algún elemento ortopédico para mejorar tu calidad de vida, sigue nuestros consejos e infórmate luego en tu centro de salud.

 

Consejos para escoger una prótesis

 

Lo más importante a la hora de elegir es seguir el consejo de los profesionales médicos, pero te damos otros tips que te ayudarán a conseguir una buena prótesis.

 

  1. Buscar siempre los mejores materiales (esto asegurará también los mejores resultados).
  2. Tener en cuenta la edad del paciente.
  3. Valorar la zona en la que se colocará la prótesis (no es lo mismo una cadera, que una rodilla, que implica más articulación).

 

Existen diferentes tipos de prótesis, no exclusivamente de primera necesidad como es el caso de las prótesis mamarias para cirugías de aumento de pecho o las prótesis dentales para la mejora estética de las piezas dentales. En este caso hablamos de las prótesis que ayudan a mejorar la calidad de vida de los pacientes que han sufrido alguna amputación o tienen alguna zona del cuerpo que ya no funciona al 100% por el paso de los años.

 

  • Metal-metal. Sirve para las prótesis de superficie o que revisten la cadera. Se implantan en España desde el año 2002 y ofrece muy buenos resultados en pacientes de menos de 65 años.
  • Cerámica-cerámica. Se utiliza habitualmente en prótesis de cadera convencionales en pacientes jóvenes y muy activos que por alguna contraindicación no pueden usar las prótesis de superficie. Mejoran la estabilidad de la cadera y tienen poco desgaste.
  • Oxinium-polietileno. Es más resistente que los plásticos convencionales y se utiliza, sobre todo, para las articulaciones. Suelen utilizarse para prótesis de rodilla.

 

 

 

Cómo detectar que tienes Hepatitis C  

Hoy se celebra el Día Mundial de la Hepatitis C, un virus que causa una infección aguda y crónica en el hígado que puede llegar a ser muy grave y causar el fallecimiento de la persona infectada. Se estima que en todo el mundo hay unos 70 millones de personas con Hepatitis C y se calcula que en España cerca de 50.000 no lo saben. Te contamos cómo detectar esta enfermedad.

 

La detección de la hepatitis C

Hace años que el número de contagios ha remitido gracias a unas prácticas higiénicas más extendidas, aún así, las nuevas infecciones son una realidad. Y es que el 40% de los afectados desconocen cuáles son los factores de riesgo de transmisión:

 

  • Consumo de drogas inyectables por compartir las jeringuillas.
  • Reutilización o esterilización insuficiente del material médico en entornos sanitarios (agujas, jeringuillas…).
  • Transfusiones de sangre y productos sanguíneos sin analizar.
  • Prácticas sexuales de riesgo.

 

El periodo de incubación de la Hepatitis C puede alargarse entre 2 semanas y 6 meses. Su difícil detección deriva porque en alrededor del 80% de los casos no hay síntomas. Por eso es importante que los grupos de riesgo (consumidores de drogas inyectables, pacientes que han sido atendidos en centros sanitarios sin todas las garantías, personas con tatuajes o piercings, etc) se realicen la prueba y estén atentos   a algunos síntomas:

 

  • Fiebre sin motivo alguno.
  • Cansancio.
  • Náuseas o vómitos.
  • Dolor abdominal.
  • Orina oscura y heces claras.
  • Dolor articular.
  • Ictericia (coloración amarillenta de la piel y ojos).

 

La Hepatitis C afecta a un 2% de la población en España y es una de las principales causas de enfermedad hepática y la primera de trasplante de hígado. Por eso es muy importante la detección precoz ya que los antivíricos pueden curar más del 95% de los casos de infección, algo que reduce el riesgo de muerte por cáncer hepático y cirrosis. De todas mareas el acceso al tratamiento sigue siendo muy limitado.

Seguros escolares: ¿Son obligatorios?  

Matrículas del curso escolar, academias de idiomas, actividades extraescolares, cursos de formación extracurricular, clases particulares y de refuerzo en centros especializados… Todos tienen en común la oferta educativa reglada y complementaria de los niños en edad escolar y mayores de edad que siguen formándose; y también todas comparten precio de matrícula y seguro escolar. Suele ser una cantidad muy pequeña que apenas destaca en el presupuesto total, pero muchas familias se preguntan si es algo obligatorio o podría prescindirse de este apunte. En Previsora General ofrecemos este tipo de seguros escolares y te explicamos para qué son necesarios.

 

¿Qué son los seguros escolares?

 

Los seguros escolares son un tipo de seguro colectivo en caso de accidentes que protege a los usuarios de diferentes actividades, tanto del ámbito empresarial como en otras actividades asociativas como podrían ser:

 

  • Cursos de formación.
  • Alumnos de centros escolares.
  • Campamentos.
  • Actividades extraescolares.
  • Soci@s de gimnasios.
  • Participantes en torneos y actividades deportivas no federadas.
  • Carreras populares.

 

Las coberturas de los seguros escolares

 

Caídas o lesiones producidas en la hora del patio en el colegio y problemas de salud en un viaje de estudios organizado por el centro escolar son algunos de los casos más típicos en los que se precisa un seguro escolar que cubra estas eventualidades. El seguro escolar es obligatorio a partir de tercero de la ESO y hasta los 28 años.

 

Los alumnos en esta franja de edad, tanto nacionales como extranjeros tienen que abonar el seguro en el momento de efectuar la matrícula de cada curso. Una cuota que ronda el 1,12€ para poder acogerse a los beneficios médicos y económicos del seguro. Los propios centros educativos son los que envían las cuotas de los estudiantes a la Seguridad Social.

 

  • Accidentes escolares. Se cubre la asistencia médica, farmacéutica y quirúrgica en caso de ser necesaria. Incluye además indemnizaciones económicas que pueden ser de por vida en caso de gran invalidez, por ejemplo (pensión vitalicia de 144,24€).
  • Enfermedad. Garantiza asistencia médica y farmacéutica.
  • Infortunio familiar. Cubre situaciones en el hogar del estudiante que le impiden continuar con sus estudios, incluyendo un doctorado. Muerte de los progenitores si aportaban ingresos a la familia, o la quiebra.

Las coberturas gratuitas de Previsora General  

Cada póliza de seguro de salud es diferente, y por eso, aunque sea dentro de la misma compañía, es importante estudiar aquellas coberturas que nos interesan teniendo en cuenta nuestra edad, situación familiar, estado de salud… Además de todas estas disposiciones, es habitual que las aseguradoras incluyan otras coberturas adicionales. En Previsora General, al tratarse de una mutualidad, las más habituales tienen que ver con la previsión social; aunque pueden variar dependiendo del tipo de seguro que se contrate, y además, se incorporan sin coste adicional para el mutualista.

Las coberturas gratuitas más habituales de Previsora General

 

Como mutualidad, desde Previsora General se devuelven los excedentes en forma de nuevas garantías y prestaciones.

 

  • Protección de pagos. Asegura la continuidad en Previsora General en caso de no poder hacer frente al pago de los recibos por situación de desempleo, si es trabajador por cuenta ajena; o por situación laboral de incapacidad temporal en el caso de ser autónomo. Durante un periodo máximo de 6 meses, desde la mutualidad se reembolsará el importe de los recibos y el asegurado seguirá disfrutando de las prestaciones de la póliza. Esta cobertura también se hace efectiva para el caso de toda aquella persona jurídica a la que se le reconozca una situación de concurso de acreedores.
  • Defensa jurídica. Se trata de una cobertura que permite entre otras cosas asesoramiento legal telefónico ilimitado y 3 visitas presenciales al año con un abogado (siempre que no superen el importe de los 3.000€ las gestiones que deban realizarse). Una cobertura que permite, por ejemplo, preparar la documentación y realizar los trámites para recurrir una multa o asesoramiento y consultas sobre contratos de alquiler.
  • PG Health & Care. Se trata de servicios adicionales que se incluyen en todos los seguros de enfermedad, vida individual, accidentes individual y decesos. Entre estas ventajas exclusivas de las que pueden disfrutar los mutualistas destacan: Medicina preventiva y deportiva, terapias y tratamientos complementarios, estética y bienestar. Todo ello con precios especiales para los asegurados.

 

Cada familia de productos incorpora una o varias de estas coberturas gratuitas, todo depende de la póliza que se contrate.

 

 

 

Consejos para controlar tu alimentación durante las vacaciones  

La alimentación es una de las cuestiones relacionadas con la salud que más preocupa a la población. Sin embargo, solemos hacer caso omiso hasta que se acercan las vacaciones y la mayoría pretende adelgazar los kilos ganados durante el invierno. El primer problema es el enfoque, relacionando la pérdida de peso o la delgadez con la estética, algo que no debería ser así. De esta manera estamos priorizando nuestro aspecto físico a nuestra salud. Deberíamos alimentarnos correctamente durante todo el año y no exclusivamente en una época para poder lucir un mejor cuerpo en la playa. Por otro lado, el cambio de rutinas y de horarios durante las vacaciones fomentan que descuidemos la alimentación en esta época. Toma nota de estos consejos para controlar tu alimentación durante las vacaciones.

 

Los mejores consejos para controlar la dieta en vacaciones

 

En vacaciones nos relajamos, disfrutamos del tiempo libre y nos olvidamos del reloj. Esto es positivo a nivel psicológico, nos ayuda a desconectar, pero tiene algunas consecuencias negativas como el descontrol en los horarios de comidas y también la dieta. Tan importante es disfrutar de las vacaciones como incluir una pizca de rutina en nuestro día a día veraniego y así evitar malos hábitos.

 

  1. Limitar el consumo de “comida basura”, “fast food” y bollería industrial. Es difícil decir que no a una buena pizza, una hamburguesa con patatas fritas o un Frankfurt; y menos en vacaciones. Comidas rápidas que nos permiten seguir un ritmo apresurado visitando lugares y haciendo planes de ocio, pero cuidado, no abuses para que tu estómago no se resienta. También en los desayunos es habitual tomar dulces con azúcares y grasas saturadas de mala calidad, evítalo siempre que sea posible.
  2. Apuesta por la variedad. Si te marchas una semana a la playa no comas cada día en el chiringuito, ni tampoco te prepares bocadillos todos los días. La mejor dieta es la que incluye todo tipo de alimentos variados: Un día puedes comer una paella, otro día un plato combinado en el chiringuito, al siguiente un bocadillo y al cuarto día una ensalada de pasta.
  3. No abuses de las bebidas alcohólicas. Beber alcohol aporta calorías vacías que no benefician a nuestro organismo. Además, contribuyen a la deshidratación, algo que en época veraniega no es muy recomendable.
  4. Evita los refrescos y bebidas azucaradas. Igual que las bebidas alcohólicas contribuyen a deshidratar nuestro cuerpo y aumentan la sed. También los azúcares libres que contienen nos aportan calorías vacías.
  5. Descarta las cenas y comidas copiosas. Sobre todo, las cenas copiosas, ya que pueden crear malestar en tu estómago, alargar la digestión, que ésta sea muy pesada y que no puedas conciliar el sueño. Si le sumas el calor, el cóctel puede ser explosivo.

10 consejos para cuidar tu salud digestiva en vacaciones  

Los viajes, las comidas fuera de casa, la falta de rutinas… Todo contribuye a generar problemas digestivos, que se acrecientan durante la época de verano. Si los has sufrido alguna vez, sabrás lo molestos que son, te damos 10 consejos infalibles para cuidar tu salud digestiva en vacaciones.

 

Consejos para cuidar tu salud digestiva en verano

 

Diarreas, vómitos, acidez, malestar estomacal, estreñimiento… Son problemas habituales durante el verano, en su mayoría no están relacionados con virus, algo habitual en invierno; si se producen en épocas de vacaciones lo más probable es que tengan algo que ver con bacterias, ingesta de alimentos en mal estado o cambios en nuestras rutinas digestivas, entre otros factores.

 

  1. Consume alimentos ricos en fibra. Es complicado hacerlo cuando estamos de vacaciones y más en viajes al extranjero en los que es más difícil controlar o decidir lo que comemos en cada momento. Muchas veces hay que “aguantarse” con los que nos ofrecen en un lugar en concreto, pero siempre que puedas opta por priorizar el consumo de frutas frescas con piel, cereales integrales y vegetales crudos, también legumbres.
  2. Incluye en tu dieta leches fermentadas con pro bióticos. Este tipo de bebidas favorecen el tránsito intestinal y reducen la sensación de hinchazón porque estimulan el tránsito intestinal.
  3. Protectores de estómago. Muy necesarios si habitualmente padeces problemas estomacales. Te sacarán de más de un apuro estando de viaje, sobre todo en el extranjero y te permitirán disfrutar de la gastronomía local.
  4. Mantener los horarios. Sabemos que nuestro organismo no es una máquina y no siempre se puede decidir cuando necesitamos ir al baño; lo mejor es que intentes establecer una rutina antes de irte de vacaciones, porque el cuerpo tiene memoria. Así que busca la primera hora de la mañana o última de la noche, cuando seguramente estarás más relajado o relajada. También es bueno seguir unos horarios regulares para las comidas siempre que se pueda.
  5. Hidratación constante. Es importantísimo beber agua a diario y en cantidades suficientes. La clave está en beber antes de tener sed, aunque nos cueste y nos resulte incómodo, sobre todo cuando nos pasamos el día fuera del hotel y hay que ir buscando baños públicos, piensa que tu estómago lo agradecerá. Tampoco es bueno que aguantes la orina, y aunque sabemos que algunos tours nos lo ponen difícil, en realidad es de primera necesidad.
  6. Prioriza la cocina al vapor, horno y a la plancha. Lo sabemos, en según que sitios solo podrás comer lo que haya, pero seguro que puedes prescindir de grasas, salsas y picantes y apostar por una cocina más ligera, priorizando alimentos crudos o cocinados de manera suave al vapor, horno y a la plancha.
  7. Olvida los alimentos flatulentos. Brócoli, algunos tipos de legumbres, coles, alcachofa o productos que incluyen edulcorantes como el sorbitol, como pueden ser los chicles y caramelos. Las flatulencias te harán sentir incómodo y pueden crear también malestar en el estómago.
  8. Evita ingerir gran cantidad de dulces, azúcares y grasas saturadas. Te harán sentir pesadez en el estómago y pueden contribuir a sufrir episodios de diarrea.
  9. Descarta el consumo de alimentos dudosos. Si algo no tiene buen aspecto, o el sabor es raro, el lugar no te da confianza… Haz siempre caso a tu cuerpo y nunca ingieras nada a disgusto. De esta manera puedes evitar una intoxicación alimentaria.
  10. Practica ejercicio. No hablamos de que te apuntes a un gimnasio itinerante en el extranjero o que te pongas a hacer flexiones a las 6 de la mañana en tu habitación de hotel. Camina regularmente y aprovecha para subir por las escaleras en vez del ascensor. Con pequeños gestos de este tipo conseguirás pasar unas vacaciones menos sedentarias.

Los imprescindibles del botiquín que debes llevar contigo de vacaciones  

¿Todo listo para las vacaciones de verano? Billetes de transporte, ropa adecuada, pasatiempos, libros, documentación y visados, alojamiento reservado… ¿No te olvidas de algo? ¡El botiquín de viaje! Un elemento que no debe faltar en ninguna maleta y que incluirá más o menos medicamentos y material de primeros auxilios dependiendo del tipo de viajero y del tipo de viaje. Descubre los imprescindibles de cualquier botiquín.

 

Los 10 imprescindibles de un botiquín de viaje

 

Algunos medicamentos no pueden faltar nunca en tu maleta, incluso cuando te vas a un destino cercano y de fin de semana, otros es mejor comprarlos en el destino en caso de necesitarlos. En cualquier caso, lo principal es planificar el botiquín en función de:

 

  • Tipo de viajero: No es lo mismo hacerlo solo que en pareja, con amigos o con familia. Con niños menores o personas mayores.
  • Tipo de viaje. Hay que distinguir entre unas vacaciones organizadas o por libre, a un país en vías de desarrollo o del primer mundo, de ocio, cultural o de aventura con actividades que puedan implicar accidentes.

 

Una vez que tenemos claro qué tipo de viajero y de viaje haremos, te damos una lista de imprescindibles de tu botiquín, que servirán para todas las situaciones.

 

  1. Analgésicos. Para posibles dolores musculares, cefaleas, resfriados, fiebre (es antipiretal, etc)
  2. Antiinflamatorios. Para combinarlo en caso necesario con los analgésicos por dolores musculares, resfriados, contracturas, golpes, etc.
  3. Antihistamínico. Para hacer frente a posibles reacciones alérgicas. Si tienes alergias diagnosticadas es recomendables llevar contigo la medicación que te haya recetado tu médico.
  4. Medicamentos para cortar la diarrea y los vómitos. La gastroenteritis es una de las dolencias más comunes cuando nos marchamos de viaje al entrar en contacto con alimentos de cultivos locales, ya que la tierra y el agua de riego es diferente a la nuestra. Estos medicamentos te ayudarán a calmar los síntomas.
  5. Soluciones de Rehidratación Oral. Imprescindible si la gastroenteritis se agrava para evitar deshidratarte.
  6. Un pack de esparadrapos, gasas médicas, yodo, apósitos, alcohol y agua oxigenada para desinfectar heridas provocadas por posibles caídas, golpes, accidentes, etc.
  7. Protector de estómago. Si normalmente algunos alimentos no te sientan bien, cuando estés de viaje el malestar se incrementará, se recomienda tomar protectores estomacales por la mañana para evitar reacciones imprevistas.
  8. Repelentes de mosquitos. Se recomienda su aplicación diaria sobre todo al anochecer y protegerse con calzado cerrado y ropa ligeras que cubra por completo piernas y brazos en el caso de acudir a zonas alejadas de las urbes.
  9. Pastillas para el mareo. Si eres propenso a marearte en los transportes, es muy recomendable llevar pastillas para evitar mareas cuando viajes en barco, autocar o cualquier otro tipo de transporte.
  10. Pomada para golpes, crema solar y after sun. Nunca viene mal llevar un minikit de cremas para tratar posibles golpes, las hay que incluyen antibiótico. En cuanto a la protección solar es imprescindible, vayas donde vayas. También una loción relajante.