Trastornos sueño

Los trastornos del sueño: Una problemática muy común

El próximo 13 de marzo se celebra el Día Mundial del Sueño, una jornada que impulsa la World Association of Sleep Medicine que sirve para concienciar sobre las problemáticas asociadas al sueño. En España, entre un 20 y un 45% de la población tiene dificultades para conciliar el sueño, según datos de la Sociedad Española de Neurología. Aun así, son problemáticas de las que no se habla en clave de problema médico. Por eso son necesarias las jornadas como las de este viernes.

 

¿Cuáles son los principales trastornos del sueño?

Todas las problemáticas relacionadas con la incapacidad para mantener el sueño toda la noche (despertar continuo), las dificultades para poder dormir y el hecho de dormirse en cualquier lugar se consideran problemáticas del sueño. Repasamos algunas de las más comunes.

  • Insomnio. Dificultad para conciliar el sueño, insuficiente y de mala calidad (no se descansa).
  • Apnea del sueño (pausas en la respiración o respiraciones superficiales mientras se duerme).
  • Síndrome de las piernas inquietas. Como indica su nombre, se manifiesta cuando la persona necesita mover continuamente las piernas para eliminar una sensación molesta en esa parte del cuerpo.
  • Narcolepsia. Cuando la persona se duerme en cualquier momento sin que lo pueda evitar a pesar de que haya descansado bien durante la noche.
  • Parasomnias. Hablamos de trastornos de la conducta que aparecen mayoritariamente durante la infancia: Sonambulismo, terrores nocturnos, pesadillas, enuresis (orinarse encima mientras se duerme) y carrasquear los dientes.

 

Consejos para mejorar la calidad del sueño

Si aparecen alguna de las problemáticas anteriores se tiene que consultar con un especialista médico para buscar el origen, diagnosticar y establecer un tratamiento. Si solo sientes algunas dificultades para conciliar el sueño en épocas concretas te recomendamos que:

  • Establezcas un horario regular para irte a dormir.
  • Evitar el consumo de estimulantes como el café o el té cuando llega la tarde.
  • Evitar el consumo de pantallas digitales (smartphones, tablets, ordenador). Ya que las luces pueden alterar nuestros biorritmos.
  • Bajar la temperatura de la calefacción una hora antes de irte a dormir.
  • Evitar comer, trabajar, usar el móvil o similares dentro de la cama.
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *