Saltear al contenido principal

Descubre si sufres estrés visual

estrés-visual

El mercado laboral ha cambiado sustancialmente en las últimas décadas. El sector servicios ha crecido mientras que otros sectores tradicionales como el de la agricultura y la ganadería han caído. También la profesionalización de muchos puestos de trabajo y el incremento en el porcentaje de personas que cursan estudios superiores han hecho que los trabajos sean cada vez más intelectuales y no impliquen esfuerzo físico. Un grosor importante de los trabajadores en nuestro país desempeña su trabajo en una oficina, esto ha incrementado los casos de estrés visual y otras problemáticas derivadas de una vida sedentaria, desde problemas de espalda, a los problemas de circulación y una alimentación poco saludable. Desde Previsora General te recordamos que nuestro seguro de salud incluye las visitas al oftalmólogo y formar parte del Club Salud, que te permite descuentos especiales en tu visita a un óptico si quieres graduarte la vista.

¿Qué es el estrés visual?

También se conoce como astenopia y en el diccionario definen este término como la tensión que se origina a consecuencia de una excesiva demanda de la vista durante largos periodos de tiempos. Los expertos apuntan que este trastorno puede tener lugar de manera puntual en épocas de picos de estrés laboral, pero también puede derivar en una afección permanente.

El estrés visual afecta mayoritariamente a personas que pasan muchas horas frente a un ordenador u otro tipo de dispositivo electrónico, leyendo o llevando a cabo otras actividades que precisen de atención visual constante.

Los síntomas del estrés visual

Si quieres descubrir si sufres estrés visual, te explicamos la sintomatología con la que cursa esta afección cada vez más habitual en adultos y niños.

  • Sensación de vista cansada.
  • Temblor en los ojos.
  • Dolor de cabeza.
  • Sequedad ocular.
  • Visión borrosa o doble.
  • Escozor, ojos rojos y lagrimeo.
  • Dolor en los ojos.
  • Pérdida del enfoque en distancias cortas.

Si se sufren algunos de estos síntomas es recomendable visitarse con un profesional médico que pueda hacer un diagnóstico del trastorno. Es fundamental empezar un tratamiento cuanto antes mejor, ya que, si no se trata, puede derivar en problemas más graves.

Este artículo tiene 0 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Artículos Relacionados

Alargar-la-vida 7 consejos para alargar la vida una década

La ciencia avanza a pasos agigantados, pero existe algo que sigue escapando a las investigaciones: El envejecimiento. Es cierto que a partir de la segunda década del siglo XX la esperanza de vida experimentó un incremento exponencial en los países…

Lentillas 6 consejos que debes seguir antes de utilizar lentillas

El uso de lentillas se popularizó hace algunas décadas y en la actualidad ya es una opción totalmente normalizada que escoge la gran mayoría de personas con problemas de visión. Normalmente, las lentillas corrigen la miopía (dificultades para ver nítidamente…

Donantes-de-sangre 5 razones para donar sangre

Donar sangre es el gesto altruista más usual en nuestro país, que ocupa la sexta posición en el ranking mundial de donaciones de sangre. En España estas donaciones son voluntarias, anónimas y por supuesto, altruistas. En contraposición con otros países…

Nutricosmética ¿La nutricosmética funciona realmente?

La piel es el órgano más grande del cuerpo humano, por eso cuidar de la salud epidérmica tiene una gran importancia en el estado de bienestar general. La relación entre alimentación y aspecto estético es determinante, ya que las vitaminas,…

Volver arriba