Meditación

Consejos para iniciarte en la meditación  

Vivimos deprisa, quizás demasiado. La mayoría de nosotros empleamos todas las horas del día con obligaciones, algunas necesarias como el trabajo o las tareas del hogar, otras impuestas como los cursos y las clases en el gimnasio. ¿Cuándo fue la última vez que te paraste y pensaste… en nada? Parece que la meditación se ha puesto de moda, pero detrás de este nuevo “producto” hay muchos más beneficios que problemáticas.

 

¿Qué es la meditación?

 

El diccionario de la Real Academia Española de la Lengua describe la palabra meditación como la “acción y efecto de meditar”, que no es más que lograr un estado profundo de relajación en el que dejar de lado los pensamientos para centrarnos en nosotros mismos.

 

Formas de meditar hay muchas y formas de conseguir un estado de relajación, también. Pero la manera clásica que a todos nos viene a la cabeza es sentados con las piernas cruzadas y los ojos cerrados en una sala tranquila. Los expertos recomiendan utilizar aquella con la que nos sintamos más cómodos, pero siempre con un punto de introspección necesario. Porque entonces… ¿Cuál sería la diferencia con cualquier otra actividad que realicemos a diario?

 

Consejos para iniciarte en la meditación

 

Internet y las nuevas tecnologías han conseguido que la meditación haya llegado al gran público y se haya popularizado. Esto, inevitablemente, ha comportado una mercantilización de una actividad tan espiritual y alejada del consumismo, pero los beneficios que aporta la meditación a nuestra salud traspasan cualquier crítica.

 

Xuan Luan es conocida por haber sido la profesora de yoga de las últimas ediciones de Operación Triunfo y también practica la meditación, nos da algunos consejos básicos:

 

  • Requiere dedicación, disciplina y regularidad, igual que cualquier otra actividad física o mental. Porque el entrenamiento es imprescindible.
  • La meditación no significa dejar la mente en blanco, si no mantenerla atenta al momento presente sin agarrarse a los pensamientos.
  • Fijarla como una práctica en tu agenda, siempre el mismo día y a la misma hora.
  • Comenzar con poco tiempo, unos 5 o 10 minutos serán suficientes. A medida que entrenemos nuestra mente podremos aumentar ese tiempo.
  • Busca un lugar tranquilo, limpio y espacioso. Debes tener una sensación de libertad de movimientos, aunque no vas a moverte.
  • Lo más recomendable es comenzar con meditaciones guiadas o en grupo.

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *