Saltear al contenido principal

Cómo mantener una buena microbiota íntima

Microbiota-vaginal-CAST

La microbiota humana está conformada por microorganismos como las bacterias, hongos o parásitos que viven en diferentes partes de nuestro cuerpo. Pueden ser positivos, neutros o patógenos (perjudiciales). En los últimos años se ha popularizado este término y los profesionales médicos han hecho un trabajo de concienciación sobre la importancia de mantener cierto equilibrio, ya que cada vez son más los estudios que concluyen que tienen mucho que ver con el estado de salud general. Se habla, sobre todo, de la microbiota intestinal, pero la microbiota íntima juega un papel clave en la salud de las mujeres. Desde Previsora General te explicamos en qué consiste, cómo puede afectar y comprometer la salud femenina y qué se puede hacer para equilibrarla. Recuerda que con nuestro seguro de salud tienes acceso a todas las especialidades médicas.

¿Qué es la microbiota vaginal?

Tradicionalmente, se la ha denominado flora vaginal y en su mayoría está formada por Lactobacillus que viven de forma natural en la vagina. Su principal función es proteger la zona secretando sustancias como el ácido láctico que permiten mantener un pH íntimo ácido evitando la proliferación de patógenos que pueden causar infecciones y otras enfermedades.

Este equilibrio se puede alterar por diferentes factores, tanto externos como internos:

  • La edad. Con la menopausia se reduce el número de microorganismos protectores.
  • Fases del ciclo menstrual. El cambio en el nivel de hormonas femeninas varía y se pueden ver alterados.
  • Embarazo. Incremento de estrógenos.
  • Actividad sexual. El semen tiene un pH menos ácido y puede alterar la microbiota.
  • Uso de anticonceptivos, antibióticos y productos de higiene íntima como los tampones.

Las consecuencias de una alteración en la microbiota íntima

El desequilibrio en la flora vaginal incrementa el riesgo de que se produzcan infecciones vaginales, las más frecuentes son la candidiasis y la vaginosis bacteriana.

  • Candidiasis: Provocada por el hongo Cándida que produce inflamación de la zona vulvovaginal que incrementa el espesor del flujo y provoca picores e irritación.
  • Vaginosis bacteriana: Provocada por una proliferación descontrolada de bacterias que también incrementa el flujo con un olor desagradable.

Consejos para mantener una buena microbiota íntima

  • Buena alimentación.
  • Hidratación
  • Mantener limpia y seca el área genital.
  • Evitar el uso de perfumes y otros productos químicos en la zona.
  • Usar preservativo para evitar contraer enfermedades de transmisión sexual.
  • Utilizar ropa interior de algodón para evitar la humedad y no usar pantalones ajustados que causen irritación.
  • Aplicar gel de higiene íntima y no usar otros jabones.
Este artículo tiene 0 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Artículos Relacionados

Test-o'sullivan-embarazadas Ventajas y desventajas del Test de O’Sullivan

Las pruebas diagnósticas que se realizan durante el embarazo se han incrementado y mejorado en las últimas décadas. Los controles son cada vez más exhaustivos y permiten detectar y tratar diferentes anomalías o enfermedades, tanto en el feto, como en…

Plan-de-parto 6 consejos para redactar mi plan de parto

El plan de parto es un documento del que se ha empezado a escuchar hablar hace relativamente poco tiempo. Se trata de un básico imprescindible para poder respetar los derechos y los deseos de la madre gestante, pero todavía existen…

Fertilidad-y-estrés La relación entre la fertilidad y el estrés

El estrés de la vida en la ciudad, los horarios imposibles y la alta exigencia laboral están provocando una auténtica epidemia con cuadros de ansiedad y afectaciones en la salud mental de las personas. Por eso, cada vez más, los…

Posparto-saludable 5 consejos para promover un posparto saludable

Cada vez se habla con más naturalidad de los embarazos y de los partos, pero el puerperio o posparto es todavía un tabú para gran parte de la sociedad. No se considera como una época concreta en la vida reproductiva…

Volver arriba