Saltear al contenido principal

Preservativo femenino: El gran desconocido

Preservativo-femenino

Solo el 1,6% de los hombres y el 1% de las mujeres usan el preservativo femenino según la Encuesta Nacional de Salud Sexual que se publicó en 2009. Hasta el momento no se han publicado nuevos datos y ya en 2010 la empresa distribuidora reveló que solo se habían vendido 230.000 unidades frente a las 122 millones de unidades en el caso de los preservativos masculinos, cuyo uso supera el 60% en las relaciones estables y el 97% en las esporádicas.

El Ministerio de Sanidad inició en 2011 junto al Consejo General de Colegios Farmacéuticos la campaña “Pruébalo en femenino” para promocionar su uso, pero lo cierto es que todavía son muchas las farmacias que no venden el preservativo femenino, no lo tienen expuesto en el escaparate y a la distribuidora no le interesa publicitarlo porque no obtiene tantos beneficios como en el caso del masculino. Además, el precio para los usuarios es de más del doble por unidad que con la compra de un condón masculino.

 

Las características del preservativo femenino

Nadie conoce el preservativo femenino porque no se promociona en ninguna parte. Por el contrario, los preservativos masculinos se exponen a los escaparates de las farmacias y se publicitan en anuncios de televisión y campañas digitales. Esto provoca que exista un gran desconocimiento sobre este método anticonceptivo de barrera del cual se habla exclusivamente en charlas sobre sexualidad en colegios e institutos. Se habla, pero después no se facilita su uso, tampoco se le da visibilidad y plantea muchas dudas sobre su funcionamiento eficaz.

En realidad, el preservativo femenino aporta mayor autonomía a las mujeres sobre su fertilidad y sexualidad. Se trata de una funda transparente de nitrilo con dos anillos flexibles en los extremos. Facilita las relaciones para aquellos que son alérgicos al látex, se puede colocar horas antes de las relaciones y dejarlo en el interior de la vagina después de la penetración, está especialmente lubricado y protege del embarazo y las Enfermedades de Transmisión Sexual (ETS).

Los expertos aseguran que las campañas de contracepción dirigidas a las mujeres se basan en anticonceptivos hormonales (evitar embarazo) dejando de lado otras problemáticas como las ETS.

En este documento puedes encontrar información indicativa sobre el uso del preservativo femenino.

Este artículo tiene 0 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Artículos Relacionados

Fertilidad-y-estrés La relación entre la fertilidad y el estrés

El estrés de la vida en la ciudad, los horarios imposibles y la alta exigencia laboral están provocando una auténtica epidemia con cuadros de ansiedad y afectaciones en la salud mental de las personas. Por eso, cada vez más, los…

Posparto-saludable 5 consejos para promover un posparto saludable

Cada vez se habla con más naturalidad de los embarazos y de los partos, pero el puerperio o posparto es todavía un tabú para gran parte de la sociedad. No se considera como una época concreta en la vida reproductiva…

Parto-velado Las 3 claves del parto velado: ¿Qué es?

Cada vez es más habitual compartir aspectos relacionados con el embarazo, el parto y la maternidad con el resto de la sociedad. Hace pocos años, muchas de estas experiencias se compartían con otras madres, un entorno vetado para todos los…

Cosas-a-evitar-embarazadas Las 3 cosas que tienes que evitar cuando estás embarazada

Descubrir que estás embarazada puede suponer una mezcla de nervios, incredulidad, miedo y dudas, sobre todo dudas. ¿Cuáles son los pasos que se tienen que seguir? ¿Ya puedo pedir cita para una ecografía? ¿Tengo que cambiar mis rutinas? ¿Me espero…

Volver arriba