Ventajas de un seguro de salud para autónomos

El tiempo es uno de los recursos más escasos del autónomo. Si eres empresario seguro que alguna vez has dicho eso de “no tengo tiempo ni de ponerme enfermo”.

Pero no solo está comprobado que los autónomos trabajan de media más horas que los empleados por cuenta ajena, sino que además lo hacen en horarios que dificultan la visita al médico o lo tienen más complicado para ausentarse del trabajo.

A todo esto, cabe añadir el tiempo que exige ir al médico, ya que a veces tenemos que esperar días e incluso meses para que nos atiendan, especialmente en la Seguridad Social. Y en la mayoría de los casos, tendremos que pasar media mañana en el centro de salud.

Por todos estos motivos, los autónomos son uno de los colectivos más interesados en contratar un seguro de salud.

Ventajas de un seguro de salud para autónomos

  • Mayor agilidad y rapidez en la atención del médico y en las pruebas o en los procesos hospitalarios y quirúrgicos.
  • Posibilidad de elegir el médico y el hospital.
  • Posibilidad de acudir al especialista sin pasar por el médico de cabecera.
  • Habitaciones individuales en caso de hospitalización.
  • Acceso a tratamientos innovadores y nuevas técnicas sanitarias.

Prestaciones más comunes del seguro de salud para autónomos

  • Amplios cuadros de médicos concertados: los seguros de salud para autónomos cuentan con excelentes profesionales de la salud que cubren todas las especialidades médicas.
  • Servicios de urgencia: acceso a urgencias propias mucho menos masificadas que las de la sanidad pública.
  • Servicio de diagnóstico: la sanidad privada cuenta con medios sanitarios muy avanzados. Además, las pruebas y diagnósticos de la sanidad privada se realizan en una media de 8 días, mientras que en la sanidad pública, se suele esperar unos 47 días.
  • Hospitalización: el seguro de salud para los autónomos incluye este servicio.
  • Asistencia dental: las pólizas incluyen servicios básicos de atención dental y precios especiales para los servicios más avanzados, siempre más baratos que los que cobran los dentistas.
  • Seguro de accidentes.
  • Cobertura territorial nacional: esto garantiza la seguridad de recibir el servicio estés donde estés, así como la posibilidad de acudir a centros más avanzados de otras provincias.
  • Cobertura internacional: en la Unión Europea podrás contar con la Tarjeta Sanitaria Europea, pero para tener cobertura en otros países tendrás que contratar algún seguro privado, que cuente con convenios que garanticen la asistencia, normalmente sin coste adicional.
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *