Saltear al contenido principal
Guía para mejorar tu tránsito intestinal
Tránsito-intestinal

Un buen tránsito intestinal es fundamental para el bienestar de las personas. Al margen de esto, cada vez son más los estudios que confirman la relación y la influencia que ejercen la dieta y el estilo de vida a la hora de que se desarrollen enfermedades como el cáncer de colon. Precisamente hoy se conmemora el Día Mundial contra el cáncer de colon y desde Previsora General queremos recordarte que con tu seguro de salud familiar puedes acceder a diferentes pruebas relacionadas con la salud del estómago, intestinos y colon como las endoscopias y las colonoscopias. Para evitar al máximo cualquier clase de enfermedad relacionada, te proponemos una guía para mejorar tu tránsito intestinal.

Consejos porque funcione correctamente tu tránsito intestinal

El tránsito intestinal está muy ligado a la dieta y al estilo de vida, pero aun así cada persona es un mundo, y en una familia con los mismos hábitos, cada miembro puede tener un funcionamiento de ese tránsito diferente. De todas maneras, estas cuestiones son puramente metabólicas y de genética contra las que no se puede luchar. Pero sí buscar fórmulas para mejorar el tráfico intestinal. De igual manera que las personas que no sufren problemas crónicos, pero que, a veces, provocado por el estrés o los viajes los pueden sufrir temporalmente.

  1. Alimentos ricos en fibra. Esenciales para el buen mantenimiento de la flora intestinal y del organismo. Frutas, verduras, cereales integrales y legumbres. También puedes probar las semillas de chía y de lino dorado, las puedes añadir a batidos o yogures y ensaladas. Contienen fibra y otros nutrientes importantes que pueden ayudar a regular el intestino.
  2. Evita las comidas copiosas. Es importante vigilar qué comemos, pero también la cantidad para evitar excesos. Comer más de lo que toca puede producir gases, inflamación y también un empeoramiento del tránsito intestinal.
  3. Bebe agua. Te ayudará a mantenerte hidratado y también a mejorar el tránsito intestinal.
  4. Practica deporte. Como siempre explicamos desde Previsora General, practicar deporte tiene muchos beneficios físicos, orgánicos y mentales. Ayuda a mover el cuerpo, eliminar grasa innecesaria, indicado para mantener una buena salud mental y también ayuda a hacer digestiones más suaves. La inactividad física afecta a la regularidad intestinal.
  5. Marca unos horarios. Es importante que establezcas unos horarios de comidas y que los mantengas durante los fines de semana y las vacaciones. Desayunar, comer y cenar siempre a la misma hora, más o menos, ayuda a establecer un buen tránsito intestinal.

Blog » Guía para mejorar tu tránsito intestinal

bona alimentacióbuena alimentacióncàncer de còlondieta y estilo de vidatránsito intestinal
Este artículo tiene 0 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Artículos Relacionados

Longevidad Consejos de salud para incrementar nuestra longevidad  

El secreto de la eterna juventud. Un mito que ha inspirado novelas y películas de cine pero que en el fondo no es más que el reflejo de un deseo subyacente al ser humano desde tiempo inmemoriales. Algo que ha…

Urgencias ¿Cuándo ir a urgencias?

Las polémicas en Twitter siempre están al acecho. Una de las más habituales tiene que ver con profesionales de la salud que denuncian los casos de personas que llegan a urgencias y contribuyen a saturar el servicio, cuando en realidad…

Infiltraciones-médicas Infiltraciones médicas como solución al dolor crónico

El dolor crónico no oncológico se considera una enfermedad y no un síntoma, ya que afecta a alrededor de un 12% de la población adulta en España e incapacita a la hora de seguir una rutina diaria en el caso…

Cicatrices-piel Cómo prevenir las cicatrices de la piel causadas por algunas enfermedades

La salud dermatológica es una cuestión que está adquiriendo cada vez más relevancia. Por un lado, cierta preocupación hacia los cambios que haya en la piel: pecas, deshidratación, descamación, granos, rojeces… Y por la otra, todo aquello que está relacionado…

Volver arriba