Dieta embarazada

Dietas saludables para embarazadas  

“Ahora tienes que comer por dos”, una frase que se ha instaurado en nuestra sociedad y que se le dice a toda mujer que esté esperando un bebé. Se trata de una idea totalmente equivocada, que puede conllevar problemáticas graves para la salud del feto y de la madre y que es el resultado de la nula educación en nutrición que tenemos en nuestro país. “Hay que comer pensando en dos”, así la reformula el conocido nutricionista Aitor Sánchez, autor de “Mi dieta cojea”.

 

Las pautas para una dieta saludable para embarazadas

 

La mayoría de expertos en nutrición y dietas coinciden con Aitor Sánchez en que, evidentemente, las necesidades calóricas cambian, sobre todo a partir del segundo trimestre, pero esto no significa que las mujeres embarazadas tengan que comer el doble. Se calcula que deberían ingerir aproximadamente unas 300 calorías más de lo habitual a partir de la segunda mitad del embarazo.

 

  • Alimentación “normal”. Y cuando hablamos de normal nos referimos a una dieta saludable que puede seguir cualquier otra persona sana.
  • A esta alimentación “normalizada” hay que añadir nutrientes que son muy necesarios: Hierro y ácido fólico.
  • El embarazo no debe representar nunca una carta blanca para alimentarnos como queramos. “Si total voy a engordar”, “me merezco comer dulce”, etc. de hecho se debe tener más cuidado y procurar comer de forma muy saludable, ya que todo lo que ingerimos llega al bebé. No es bueno que ya se desarrolle con un exceso de azúcares y grasas saturadas. De hecho, está demostrado que el exceso de azúcar libre incrementa las posibilidades de que el bebé sea diabético o padezca sobrepeso en un futuro.
  • Potenciar el consumo de pescado y semillas y frutos secos por sus ácidos grasos esenciales.
  • Evitar los productos de origen animal crudos como el embutido, los patés o el sushi. De esta manera se evita ingerir alimentos que contengan el parásito que desarrolla la toxoplasmosis.
1 comentario
  1. Concevit
    Concevit Dice:

    Muy interesante este post, creo que resumís muy bien cuáles son los hábitos saludables que las mamás y futuras mamás necesitan para mantener su cuerpo a punto. La época del embarazo tiene unas exigencias nutricionales muy concretas, como ya explicáis en el post. Al fin y al cabo, la mujer embarazada está creando una nueva vida desde cero, ¡una nueva personita!

    Responder

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *