Saltear al contenido principal

5 consejos para mejorar la salud de los huesos

Dolor-huesos

Con la edad, especialmente después de los 30 años, la salud de los huesos comienza a debilitarse. Y es que, aunque no lo notemos, nuestro tejido óseo se desgasta más rápido de lo que se regenera.

Es a esa edad cuando alcanzamos la máxima densidad ósea que vamos a tener en nuestra vida.

Cuanto mayor sea dicha densidad, más tejido óseo tendremos y menor será la posibilidad de sufrir enfermedades relacionadas en la vejez; por ejemplo, osteoporosis.

¿Qué te parece si compartimos algunos consejos para conseguir una salud de los huesos más fuerte?

Recomendaciones para cuidar de los huesos

Ciencias como la traumatología y la osteopatía defienden que la salud de los huesos está directamente relacionada con los hábitos que llevamos a lo largo de nuestra vida.

De hecho, existen evidencias que relacionan la dieta o la actividad física con el estado de estos.

Veamos de qué manera podemos contribuir a la salud de nuestros huesos:

  • Introduce calcio en tu dieta. Lo podemos encontrar en productos lácteos, alimentos como la col rizada, el brócoli, las sardinas, las almendras… Hay un sinfín de alimentos que podemos incluir en nuestra dieta para alcanzar el consumo diario de calcio recomendado. Este suele ser de 1000 miligramos al día, excepto para las mujeres mayores de 51 años, que aumenta a 1200 miligramos.
  • Toma vitamina D. Esta absorbe el calcio y, por tanto, es fundamental para la salud de los huesos. La podemos encontrar en pescados como el atún, la trucha o el salmón. También en huevos, leche y cereales. Y, por supuesto, en el sol, que es una de las mayores fuentes de vitamina D.
  • Deja a un lado el alcohol y el tabaco. Sustancias como estas no mejorarán la salud de los huesos. Es más, pueden empeorarla. Apuesta por alimentos naturales y saludables, y elimina de tu rutina sustancias químicas y nocivas como estas.
  • Practica deporte. El ejercicio físico te ayudará a fortalecer tus huesos. De hecho, es una de las recomendaciones más frecuentes de los expertos en traumatología y osteopatía.
  • Mantén tu peso ideal. La obesidad es un factor desencadenante de enfermedades óseas como la osteoporosis. Intenta bajar de peso, si estás por encima del ideal, y mantente siempre ahí.

¿Estás listo para cuidar de la salud de tus huesos? Sigue estas recomendaciones, adopta rutinas saludables y tus huesos se mantendrán sanos y fuertes por más tiempo.

Blog » 5 consejos para mejorar la salud de los huesos

calciofalta de calciohuesososteoporosis
Este artículo tiene 0 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Posts relacionats

Beneficios leche 4 beneficios de la leche para tu salud

Una dieta equilibrada es esencial para que nuestro organismo funcione correctamente y se pueda defender también de agentes externos como los virus y bacterias. Las grasas, las proteínas y los hidratos de carbono son las principales fuentes de nutrición del…

Estos son los beneficios del kiwi en la salud emocional Estos son los beneficios del kiwi en la salud emocional

Los participantes de un estudio científico reciente que relaciona el kiwi con el bienestar emocional notaron cambios significativos en el estado de ánimo en solo cuatro días. Desde Previsora General, te enseñamos los hallazgos de esta investigación que evidencia la…

Estos son los beneficios de las fresas en bebés Fresas en bebés, ideales para la salud de la primera infancia

La fruta de temporada de la primavera contribuye muy positivamente en la salud de las criaturas. Desde Previsora General, te explicamos cuáles son los beneficios de las fresas en bebés.   El mes de abril se corresponde con plena temporada…

Un niño aprovechando las propiedades de la mandarina Febrero se consolida como el mes para aprovechar las propiedades de la mandarina

Durante esta época del año, esta fruta se cultiva en los campos del país y se comercializa en los mercados. Las propiedades de la mandarina son múltiples, como por ejemplo el refuerzo del sistema inmunitario y la reducción del colesterol…

Volver arriba