Pell estiu

Consejos para cuidar de nuestra piel en verano  

Sol, playa, mar, piscina, paseos al atardecer… En apenas 10 días se inaugurará oficialmente el verano 2019 pero parece que el tiempo acompaña y ya apetece adelantarse un poquito y darse un buen chapuzón, aunque el agua todavía esté fría. Ahora que llega el calor y las actividades playeras se van a multiplicar es importante cuidar nuestra piel. De hecho, debe cuidarse durante todo el año porque cada estación tiene sus problemáticas concretas, en verano el principal enemigo es el sol en exceso. Te damos algunos consejos para cuidar de nuestra piel en verano.

 

5 consejos para cuidar nuestra piel en verano

 

  1. Hidratación. Es la más importante de todas, la piel necesita “beber” igual que nosotros para poder mantenerse viva. Si notas que se descama es un síntoma de deshidratación y que más allá del “problema” estético que puede suponer también puede acarrear otras dolencias que pueden llegar a ser importantes. Así que bebe agua antes de esperar a tener sed y también aplícate crema corporal después de la ducha para mantener el Ph natural de la piel. Y, sobre todo, presta especial atención en el caso de que tengas la piel seca, deberás hidratarte aún más.
  2. Protección solar. Y no solo cuando acudas a la playa, la piscina o realices actividades acuáticas y de ocio al aire libre, debemos aprender a protegernos del sol desde el momento que salimos de casa por la mañana. El sol en primavera y verano está más cerca de la Tierra que en las otras estaciones y por eso nos puede afectar más. Por eso es muy importante utilizar productos con factor de protección. Para ir al trabajo o a hacer recados puedes optar por cremas hidratantes con factor 10 o 15; si eres de los que optas por el maquillaje, también los hay que incluyen factor de protección. Y si vas a la playa o piscina imprescindible utilizar factores más altos (serán efectivos durante más tiempo en nuestra piel) y repetir asiduamente su aplicación.
  3. Alimentación. Es clave para que la piel luzca radiante y saludable. Los nutricionistas recomiendan dietas ricas en frutas y verduras y que incluyan todo tipo de alimentos reales y no envasados ni procesados (huevos, pescado, carne magra, legumbres, pasta y arroz integral…). Es mejor evitar las bebidas azucaradas como los zumos industriales o los refrescos con y sin gas.
  4. Descanso. En verano dormimos menos horas porque se hace de noche más tarde y aprovechamos la buena temperatura para hacer más planes de afterwork pero no debemos descuidar nuestro descanso y se debe intentar dormir 7-8 horas, el cansancio también puede pasar factura a una piel ya castigada de por sí por el sol y los baños de sal y cloro.
  5. Ropa adecuada. Utilizarla ligera, fresca y de colores claros para que no se adhiera a la piel con el sudor, que evite precisamente también la sudoración y la aparición de granitos o manchas propias de las épocas de calor.
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *