Saltear al contenido principal

5 consejos para cuidar tus oídos y mantenerlos saludables

Audición

El paso de los años provoca que muchas personas pierdan audición, no solo a consecuencia de la edad, ya que nuestras costumbres y forma de vida también afectan al sistema auditivo. Cada 3 de marzo la Organización Mundial de la Salud (OMS) conmemora el Día Mundial de la Audición, una jornada que sirve para reivindicar una detección temprana de la pérdida de audición para poder ponerle freno y remedio cuanto antes. El seguro de salud de Previsora General incluye la visita a diferentes especialidades médicas, entre ellas el otorrinolaringólogo. Los profesionales recomiendan una visita anual para comprobar que todo funciona correctamente y detectar posibles problemáticas en los oídos.

 

¿Por qué tengo que mantener una buena salud auditiva?

La pérdida de audición puede significar una rebaja en la calidad de vida, ya que pueden aparecer limitaciones para el desarrollo de actividades cotidianas.

  • En todas las etapas de la vida una buena salud auditiva y comunicativa nos conecta a los demás, a las personas de nuestro alrededor y del resto del mundo.
  • Una audición deficiente puede comportar problemas para acceder a la educación y a un trabajo remunerado.

 

Consejos para cuidar tus oídos

Mantener unos oídos saludables y prevenir futuros problemas de audición es muy sencillo si se siguen algunos consejos prácticos en el día a día:

  1. Evita subir el volumen de los dispositivos al máximo cuando uses auriculares. El volumen de la música, entrevistas, programas de radio u otros productos que escuches habitualmente con auriculares tienen que mantenerse a un volumen adecuado que no perjudique tus oídos. Los expertos recomiendan que el volumen no supere el 60% del máximo permitido y que no se usen auriculares más de una hora al día. Siempre tiene que ser posible escuchar el ruido de ambiente, si no oyes nada es que el volumen está demasiado alto.
  2. Evitar exponer tus oídos a ruidos estridentes sin protección. Si trabajas en una obra o fábrica con mucho de ruido ambiente, usa cascos aislantes o tapones. Cuando vayas a un concierto o discoteca, aléjate de los altavoces.
  3. Evita la humedad en los oídos. Si haces natación es recomendable usar tapones, sobre todo si tienes que hacer inmersiones un poco profundas. Después de la ducha es necesario secarse los oídos por dentro con una toallita o papel para evitar que el agua se quede estancada y los oídos húmedos. A largo plazo todo esto puede comportar otitis, hongos y otras infecciones que en un futuro se traduzcan en pérdida de audición y otras problemáticas.
  4. Evita la introducción de elementos externos. Gotas sin receta médica, aceites, soluciones salinas, agua oxigenada o bastoncillos. Pueden provocar infecciones y los bastoncillos perjudicar la membrana exterior y trasladar la suciedad hacia el interior. Para limpiarse los oídos el mejor método es el agua y jabón en la parte externa.
  5. Revisiones periódicas. Pide cita con el otorrinolaringólogo anualmente, así te podrá hacer una revisión ordinaria y detectar de forma precoz posibles complicaciones.
Este artículo tiene 0 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Artículos Relacionados

Dermatitis-atópica 4 consejos para aliviar la dermatitis atópica

Las enfermedades de la piel y su alto componente estético han provocado que la mayoría de las veces se infravaloren. Ahora bien, la piel es el órgano más grande del cuerpo humano y se debe cuidar para poder disfrutar de…

Alimentos-que-no-engordan 5 alimentos que crees que engordan y son saludables

Dietas que se ponen de moda, los falsos superalimentos, la guerra contra los ultra procesados, los falsos mitos sobre el veganismo… Las redes sociales han puesto el foco desde un inicio en nuestra forma de alimentarnos y si años atrás…

Dolor-de-espalda 5 ejercicios para evitar el dolor de espalda y cervicales

El mes de septiembre es una época de nuevos inicios: Del curso académico y la vuelta al trabajo y las rutinas deportivas y de alimentación después de las vacaciones. También es un momento de experimentación y primeras veces: Los niños…

Tornar-a-les-rutines Cómo volver a los hábitos saludables después de las vacaciones

Comer y cenar fuera, cambios en los horarios de sueño, menos práctica de deporte… Es habitual que durante la época de vacaciones relajemos nuestras costumbres rutinarias y nos permitamos cosas que no hacemos el resto del año. Estos cambios tienen…

Volver arriba