POlítica de calidad

Previsora General: Política de calidad real  

Las mutualidades como Previsora General y otras entidades sociales trabajan para conseguir la mejor asistencia a sus socios o mutualistas. Se basan en unos principios básicos y muy rectos que permiten poner la economía al servicio de las personas como ya explicamos en este artículo. No hay ánimo de lucro, se practica la autogestión, hay participación democrática… Pero Previsora General también tiene una fiscalización exhaustiva en cuanto a la calidad de los servicios que ofrece a sus mutualistas. Hablamos de una política de calidad real.

 

La política de calidad real de Previsora General

 

¿Para qué sirve un sistema de calidad? En el caso de Previsora General garantiza que los diferentes procesos, la atención a los mutualistas y la gestión de las diversas pólizas que se comercializan se realiza de forma eficiente y se orienta en exclusiva a la satisfacción de todos los socios que forman parte de la mutualidad.

 

Este es un listado de los puntos más importantes que debe tener en cuenta el sistema de calidad de Previsora General:

 

  • Se apuesta por la gestión eficiente.
  • El objetivo es la satisfacción real y final del mutualista.
  • Se trabaja para que los servicios a los mutualistas cumplan todos los requisitos exigidos.
  • Asesoramiento individualizado.
  • Fomentar y promover la formación del personal que atiende a los mutualistas para ofrecer la mejor atención.

 

Previsora General cuenta además con el sello de calidad Ethsi (Ethical and Solidarity Based Insurance), un distintivo del que ya hablamos en este artículo, un distintivo de calidad ética y solidaria que valora el grado de transparencia y también de buenas prácticas que desarrollan todas las compañías de seguros; así como sus propios gestores y productos aseguradores comercializados.

 

El sello Ethsi cuenta con diferentes modalidades y grados de aplicación: E1 Insurance, E2 Insurance y E3 Insurance. Una forma de distinguir los criterios evaluados.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *