Salud sexual

Educar en la promoción de una salud sexual positiva

Este viernes 14 de febrero se conmemora el Día Europeo de la Salud Sexual, una jornada reivindicativa que sirve para recordar el derecho que tenemos todos a vivir una sexualidad sana, tanto a nivel físico, como emocional. En este punto es importante la educación sexual que reciben los más jóvenes y los expertos coinciden en señalar que el aprendizaje debe ser siempre en positivo y sin ocultar información.

 

Educar en positivo, también en el ámbito de la salud sexual

 

Los pedagogos contemporáneos defienden, en su mayoría, una educación basada en un concepto más libre, en el que los pequeños se sientan a gusto y aprendan a caminar por la vida desde una perspectiva y enfoque positivo. Uno de los puntos fundamentales tiene que ver con la promoción de una salud sexual positiva, aprovechando que este viernes se celebra el Día Europeo de la Salud Sexual, te damos algunos consejos sobre cómo enfocar la educación de los más pequeños en este ámbito:

 

  • Vincular la sexualidad a la salud, el bienestar y los derechos sexuales.
  • Derecho de los niños y adolescentes a explorar su cuerpo.
  • Fomentar una comunicación positiva (que los niños puedan preguntar sobre sexualidad abiertamente).
  • Generar conciencia de los propios derechos: El cuerpo y la sexualidad solo nos pertenecen a nosotros de forma individual.
  • Desterrar los sentimientos de vergüenza y culpa y explicar con argumentos por qué ciertas prácticas no se hacen en público (masturbación, tocar a alguien que no quiere…).
  • Educación sexual igualitaria entre hombres y mujeres.

 

Desde la Organización Mundial de la Salud (OMS) definen la salud sexual como “un estado de bienestar físico, mental y social en relación con la sexualidad. Requiere un enfoque positivo y respetuoso de la sexualidad y de las relaciones sexuales, así como la posibilidad de tener experiencias sexuales placenteras y seguras, libres de toda coacción, discriminación y violencia”.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *