Saltear al contenido principal
¿Cuándo ir a urgencias?
Urgencias

Las polémicas en Twitter siempre están al acecho. Una de las más habituales tiene que ver con profesionales de la salud que denuncian los casos de personas que llegan a urgencias y contribuyen a saturar el servicio, cuando en realidad no tienen una emergencia real: resfriados, contracturas musculares, inflamación de un ojo… Muchas veces, la mayoría de pacientes no saben diferenciar un caso urgente, de otro que puede esperar un par o tres de días para ser atendido por un profesional de atención primaria. Desde Previsora General te explicamos cuándo puedes ir a urgencias. Recuerda que con nuestro seguro de salud tienes acceso a todas las especialidades médicas sin listas de espera.

¿Cómo diferenciar una urgencia médica de un caso que puede esperar?

Los profesionales de la salud señalan que existen 3 acciones diferenciadas que se pueden seguir cuando aparece un dolor o malestar, sea fruto de un accidente o de aparición fisiológica repentina:

  • Ir de urgencias a un hospital o centro de atención primaria.
  • Contactar telefónicamente con un departamento de emergencias.
  • Hacer unas primeras curas o tratamiento domiciliario y pedir cita con un médico de familia.

Las señales para detectar una emergencia hospitalaria:

  1. Falta de aire y dificultades para respirar.
  2. Lesión en la cabeza con desmayos o confusión.
  3. Lesión en el cuello o columna vertebral y/o incapacidad para moverse.
  4. Descarga eléctrica o rayo.
  5. Quemadura dermatológica grave.
  6. Dolor intenso o presión en el pecho.
  7. Convulsiones.
  8. Dolor intenso en el brazo o mandíbula.
  9. Dolor de cabeza inusual o fuerte, de inicio repentino.
  10. Incapacidad repentina para hablar, ver, andar o moverse.
  11. Debilidad en un lado del cuerpo.
  12. Inhalación de humo o gases tóxicos.
  13. Sangrado abundante.
  14. Herida profunda.
  15. Tos o vómitos con sangre.
  16. Dolor intenso en cualquier parte del cuerpo.
  17. Reacción alérgica.
  18. Fiebre alta y/o rigidez del cuello.
  19. Vómitos o diarrea que no se paran con medicación.
  20. Intoxicación o sobredosis de drogas o alcohol.
  21. Pensamientos suicidas.

También existen algunas situaciones, que a pesar de no ser urgentes, sí que necesitan un seguimiento y atención inmediata. En este caso se recomienda contactar con los servicios de emergencias telefónicas y exponer el caso para que recomienden lo más adecuado o ir a un centro de atención privada. Algunos ejemplos serían: resfriados, gripe, dolor de oídos o musculares, dolor en la garganta, esguince, migrañas, fiebre baja, pequeñas quemaduras, fracturas, etc.

Blog » ¿Cuándo ir a urgencias?

anar a urgèncieshospitalir a urgenciasmedicina atenció primàriamedicina atención primariaurgencias
Este artículo tiene 0 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Artículos Relacionados

Infiltraciones-médicas Infiltraciones médicas como solución al dolor crónico

El dolor crónico no oncológico se considera una enfermedad y no un síntoma, ya que afecta a alrededor de un 12% de la población adulta en España e incapacita a la hora de seguir una rutina diaria en el caso…

Cicatrices-piel Cómo prevenir las cicatrices de la piel causadas por algunas enfermedades

La salud dermatológica es una cuestión que está adquiriendo cada vez más relevancia. Por un lado, cierta preocupación hacia los cambios que haya en la piel: pecas, deshidratación, descamación, granos, rojeces… Y por la otra, todo aquello que está relacionado…

Sistema-inmunológico Cómo mejorar tu estado inmunitario

El sistema inmunitario de las personas es fundamental para mantener un buen estado de salud general. Se encarga, entre otras cosas, de cerrar la puerta a los virus o infecciones, y lucha contra bacterias y todos aquellos procesos que ponen…

Pan-saludable 5 consejos para escoger el mejor pan para tu salud

El pan es uno de los alimentos estrella en toda la zona mediterránea. Un valor de mercado y una demanda que no existe en otros lugares del mundo, ya que en nuestro país mucha gente acompaña las comidas con pan;…

Volver arriba