Resfriado primavera

Cómo evitar los resfriados con la llegada de la primavera

Llega la primavera. La época del año que espera con más ilusión gran parte de la población, representa la antesala del verano y del buen tiempo. Empezamos a deshacernos de los abrigos y a disfrutar de más horas de sol y mejor climatología. Pero esto también comporta la llegada de los primeros resfriados a consecuencia de los cambios de temperatura constantes, te ayudamos a evitarlos.

 

Consejos para evitar los resfriados esta primavera

Tener un sistema inmunitario en buenas condiciones durante todo el año es imprescindible para evitar los resfriados. Las épocas de entretiempo como la primavera y el otoño, con constantes cambios de temperatura, pasando del frío al calor repentinamente, facilitan la propagación de los virus del resfriado.

 

  • Una buena alimentación. Lo dicen los expertos médicos y los nutricionistas, llevar una alimentación saludable sin déficit de ningún nutriente o vitamina ayuda a reforzar el sistema inmunitario y por lo tanto a prevenir el contagio de virus como el del resfriado.
  • Práctica de deporte. Es recomendable practicar algún tipo de deporte un mínimo de 2 días a la semana. Esto mejora nuestra salud física y mental y nos aporta energía y bienestar que refuerzan el sistema inmunitario.
  • Vida activa. Bajar y subir escalas a pie, ir a los lugares andando… En definitiva, movernos más es imprescindible para estar fuertes, sanos y preparados para los resfriados que puedan venir.
  • Lavarse las manos. El virus del resfriado se transmite por el aire y por contacto, así que es muy importante mantener las manos limpias después de tocar objetos en la calle. Si no tenemos la oportunidad de hacer el lavado de manos es aconsejable usar un gel de alcohol que venden a cualquier farmacia.
  • Evitar tocarse los ojos, nariz o boca. Es una forma de contagio directo y más vale evitarlo mientras no podamos lavarnos las manos o aplicarnos gel de alcohol.
  • Evita respirar el aire cuando alguien estornuda a tu lado. Evidentemente no podemos dejar de respirar, pero nos podemos tapar la cara con un pañuelo y sacar aire hacia fuera para intentar que los virus pasen de largo.
  • Un buen descanso. Dormir entre 7 y 8 horas es imprescindible para que nuestro organismo descanse y se regenere y así cargue las pilas y no esté débil, momento que pueden aprovechar los virus para atacarnos.
  • Beber líquidos. Imprescindible para eliminar toxinas y renovar el cuerpo.
  • ¡Abrígate! Aunque empiece a hacer buen tiempo es muy importante que nunca te fíes de la climatología que hace por la mañana cuando sales de casa, en épocas primaverales puede cambiar de golpe. Así que lleva contigo siempre una chaqueta más gruesa y un pañuelo. El frío facilita la circulación de los virus del resfriado.
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *