Saltear al contenido principal
La vida con Sensibilidad Química Múltiple
SQM

Erupciones en la piel, vértigo, migrañas, malestar general, falta de aire, fotofobia, intolerancias alimentarias… Son algunos de los síntomas que provoca la Sensibilidad Química Múltiple (SQM). Los expertos explican que prácticamente el 1% de la población española sufre procesos sensibles a la exposición de ciertos tóxicos físicos y ambientales. Una cifra que no hace más que crecer cada año en una sociedad acostumbrada a rodearse de productos químicos y ambientales cotidianos.

 

La vida con Sensibilidad Química Múltiple

Existen diferentes grados de SQM, el más grave impide que los afectados salgan de casa, trabajen o se relacionen, son las llamadas personas “burbuja”. Tienen que vivir encerrados del mundo para poder continuar viviendo. Cualquier exposición exterior los puede conducir a una reacción agresiva que afecte órganos principales.

Aun así, la Organización Mundial de la Salud (OMS) todavía no ha reconocido la SQM como una enfermedad. La califican de trastorno en la categoría de las alergias no especificadas. De hecho, la Sensibilidad Química Múltiple ha sido tratada durante años como una patología psicológica: Personas sanas que cada vez se sentían peor al entrar en contacto con productos químicos y ambientales cotidianos.

El origen es neurológico con relación ambiental y frecuentemente puede ir asociado al síndrome de fatiga crónica, la fibromialgia y otras patologías crónicas. Las reacciones son provocadas por productos de uso cotidiano:

  • Colonias y otros productos perfumados.
  • Productos de higiene personal.
  • De limpieza.
  • Ambientadores.
  • Fumigadores.
  • Aditivos alimentarios.
  • La ropa que no es de algodón orgánico.
  • La tinta de los productos editoriales (libros, revistas…).
  • Agua del grifo.

 

Los factores que predisponen a sufrir SQM

  • Factores genéticos.
  • Afecta más a las mujeres que a los hombres en una proporción del 80% frente al 20%. Los estrógenos favorecen el desencadenamiento.
  • La calidad del aire. Se ha demostrado que trabajar en espacios cerrados con poca ventilación con presencia constante de productos de limpieza y sistemas de climatización puede favorecer la aparición.
  • Exposición puntual a un químico concreto, pero de forma muy extrema.
  • Exposición rutinaria a disolventes, insecticidas o irritantes.
  • Exposición masiva a tóxicos ambientales, alimentarios, de la ropa, de productos de limpieza, bienestar, salud, higiene personal, medicamentos y vacunas.
  • Habitantes o trabajadores de edificios enfermos.

Blog » La vida con Sensibilidad Química Múltiple

personas burbujapersones bombollasensibilidad química múltiplesensibilidad químicossensibilitat química múltiplesensibilitat químicssíndrome químico múltiple
Este artículo tiene 0 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Posts relacionats

Polipíldora-infarto La polipíldora: un nuevo tratamiento para evitar accidentes cardiovasculares tras un infarto

Las enfermedades cardiovasculares se sitúan como la primera causa de muerte en España, representan casi el 30% del total de defunciones. Una de las problemáticas más comunes es el infarto agudo de miocardio y precisamente, un ensayo presentado hace pocos…

Revisión-de-salud Los imprescindibles de una revisión médica

Mantener un buen estado de salud es imprescindible después de los 40 años para prevenir enfermedades y mejorar la calidad de vida. Los bebés, niños y niñas se hacen revisiones médicas periódicas, pero una vez que alcanzan la mayoría de…

Urgencias ¿Cuándo ir a urgencias?

Las polémicas en Twitter siempre están al acecho. Una de las más habituales tiene que ver con profesionales de la salud que denuncian los casos de personas que llegan a urgencias y contribuyen a saturar el servicio, cuando en realidad…

Infiltraciones-médicas Infiltraciones médicas como solución al dolor crónico

El dolor crónico no oncológico se considera una enfermedad y no un síntoma, ya que afecta a alrededor de un 12% de la población adulta en España e incapacita a la hora de seguir una rutina diaria en el caso…

Volver arriba