Saltear al contenido principal

La píldora anticonceptiva, mito y realidad

Píldora-anticonceptiva

La llegada de la píldora anticonceptiva en los años 60 supuso una revolución para las sociedades modernas y un gran empujón hacia la emancipación de la mujer. El hecho de poder controlar, gestionar y decidir con libertad sobre su reproducción y, por tanto, sobre su vida sexual supuso un paso adelante. Aun así, los efectos secundarios de inhibir la ovulación que provocan los anticonceptivos hormonales siempre han estado en entredicho. Sí que es cierto que en los inicios la carga hormonal era muy alta, pero con los años se ha ido reduciendo, mejorando también la posible sintomatología adversa. En un momento de empoderamiento femenino, son muchos los colectivos que reivindican más información antes de tomar la decisión de usar anticonceptivos hormonales.

 

Los efectos secundarios de la píldora anticonceptiva

Hablamos de píldora anticonceptiva, pero en los últimos años han surgido otros métodos hormonales como el anillo vaginal (se coloca durante los 21 días del ciclo y se extrae para que baje la regla y se vuelve a empezar) y los parches hormonales. Todos los métodos tienen una cosa en común al margen de las hormonas, los tienen que utilizar ellas, las mujeres.

Hace tiempo que muchos colectivos feministas se preguntan por qué no se han sacado al mercado métodos anticonceptivos hormonales para ellos. Hace poco estuvo a punto de comercializarse una píldora masculina, pero los efectos secundarios (similares a los que sufren las mujeres) hizo que se frenara su venta. En contraposición, los métodos para las mujeres también tienen contraindicaciones y efectos secundarios, pero no se habla abiertamente. Algunos de los más habituales son:

  1. Náuseas.
  2. Dolor de cabeza.
  3. Sangrado entre periodos.
  4. Tristeza.
  5. Pérdida de la libido sexual.
  6. Depresión.
  7. Sequedad vaginal.
  8. Infecciones de orina.
  9. Retención de líquidos.

La píldora anticonceptiva también puede provocar embolias pulmonares y trombos vasculares en un porcentaje muy pequeño, pero se tiene que tener en cuenta como riesgo (sobre todo en fumadoras mayores de 35 años). En este artículo desde Previsora General hablamos sobre la medicina con perspectiva de género y las desigualdades que todavía se producen a la hora de hacer ensayos médicos sin tener en cuenta los efectos en el cuerpo femenino.

En los últimos años ha sido habitual que los ginecólogos recetaran la píldora sin exámenes previos y de forma muy normalizada. Algunos colectivos reconocen que ha sido un método muy útil, pero sigue existiendo mucha desinformación sobre cómo afecta al cuerpo de la mujer. De hecho, cada vez son más las mujeres que han decidido que no les compensan los efectos secundarios.

Actualmente solo un 17,3% de las mujeres españolas se decantan por este método anticonceptivo. Un porcentaje que se ha reducido un 4% en los dos últimos años y la tendencia sigue siendo a la baja.

Este artículo tiene 0 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Artículos Relacionados

Microbiota-vaginal-CAST Cómo mantener una buena microbiota íntima

La microbiota humana está conformada por microorganismos como las bacterias, hongos o parásitos que viven en diferentes partes de nuestro cuerpo. Pueden ser positivos, neutros o patógenos (perjudiciales). En los últimos años se ha popularizado este término y los profesionales…

Test-o'sullivan-embarazadas Ventajas y desventajas del Test de O’Sullivan

Las pruebas diagnósticas que se realizan durante el embarazo se han incrementado y mejorado en las últimas décadas. Los controles son cada vez más exhaustivos y permiten detectar y tratar diferentes anomalías o enfermedades, tanto en el feto, como en…

Plan-de-parto 6 consejos para redactar mi plan de parto

El plan de parto es un documento del que se ha empezado a escuchar hablar hace relativamente poco tiempo. Se trata de un básico imprescindible para poder respetar los derechos y los deseos de la madre gestante, pero todavía existen…

Fertilidad-y-estrés La relación entre la fertilidad y el estrés

El estrés de la vida en la ciudad, los horarios imposibles y la alta exigencia laboral están provocando una auténtica epidemia con cuadros de ansiedad y afectaciones en la salud mental de las personas. Por eso, cada vez más, los…

Volver arriba