Saltear al contenido principal
Infiltraciones médicas como solución al dolor crónico
Infiltraciones-médicas

El dolor crónico no oncológico se considera una enfermedad y no un síntoma, ya que afecta a alrededor de un 12% de la población adulta en España e incapacita a la hora de seguir una rutina diaria en el caso de las personas que lo sufren. Las infiltraciones médicas pueden ser una posible solución a medio y largo plazo, desde Previsora General te explicamos en qué consisten, cuándo se recomiendan y su efectividad. Recuerda que con nuestro seguro de salud tienes acceso a todas las especialidades médicas.

¿Qué es el dolor crónico?

Cuando un dolor no desaparece después de 3 meses de evolución se considera que se ha cronificado. Éste puede ser moderado o grave, y de hecho, muchas personas no pueden mantener una vida diaria con normalidad por las molestias que les comporta. Normalmente, el dolor crónico se ha asociado a enfermedades como el cáncer, pero la realidad es que existen muchos pacientes que sufren el llamado Dolor Crónico No Oncológico (DCNO).

Las infiltraciones para paliar el dolor crónico

El dolor crónico se sitúa, normalmente, en toda una serie de zonas del cuerpo como las lumbares, cervicales o ciática. Si después de diferentes tratamientos farmacológicos, psicológicos y de fisioterapia, éste no remite y persiste, muchas veces los pacientes se derivan a Unidades del Dolor. En los últimos años también se ha optado por otra vía más amable, que no condiciona la vida del paciente (tratamientos con fármacos de por vida) que son las infiltraciones.

A través de una aguja que se inyecta en la zona dolorida, se aplica una medicación efectiva. Los expertos explican que es habitual que la intensidad del dolor se rebaje a más de la mitad. Para la desaparición total y definitiva se pueden necesitar diferentes sesiones y un poco de tiempo.

Las intervenciones son sencillas, a veces pueden requerir una sedación, pero en ningún caso se califican de intervención quirúrgica. Durante las primeras 24 o 48 horas se recomienda no hacer esfuerzos, pero es compatible con recuperar una actividad diaria normal. Eso sí, puede hacer un poco de daño en el lugar de la infiltración.

Blog » Infiltraciones médicas como solución al dolor crónico

dolor crònicdolor crónicoinfiltracionesinfiltraciones médicastractament del dolor crònictratamiento del dolor crónico
Este artículo tiene 0 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Artículos Relacionados

Dolor-crónico 4 recomendaciones para hacer frente al dolor crónico

El próximo 17 de octubre se conmemora el Día Mundial contra el dolor, una jornada que la OMS (Organización Mundial de la Salud) estableció con el objetivo de destacar la necesidad urgente de encontrar alivio para el sufrimiento físico. Las…

Urgencias ¿Cuándo ir a urgencias?

Las polémicas en Twitter siempre están al acecho. Una de las más habituales tiene que ver con profesionales de la salud que denuncian los casos de personas que llegan a urgencias y contribuyen a saturar el servicio, cuando en realidad…

Cicatrices-piel Cómo prevenir las cicatrices de la piel causadas por algunas enfermedades

La salud dermatológica es una cuestión que está adquiriendo cada vez más relevancia. Por un lado, cierta preocupación hacia los cambios que haya en la piel: pecas, deshidratación, descamación, granos, rojeces… Y por la otra, todo aquello que está relacionado…

Sistema-inmunológico Cómo mejorar tu estado inmunitario

El sistema inmunitario de las personas es fundamental para mantener un buen estado de salud general. Se encarga, entre otras cosas, de cerrar la puerta a los virus o infecciones, y lucha contra bacterias y todos aquellos procesos que ponen…

Volver arriba