alimentación verano

Consejos para controlar tu alimentación durante las vacaciones  

La alimentación es una de las cuestiones relacionadas con la salud que más preocupa a la población. Sin embargo, solemos hacer caso omiso hasta que se acercan las vacaciones y la mayoría pretende adelgazar los kilos ganados durante el invierno. El primer problema es el enfoque, relacionando la pérdida de peso o la delgadez con la estética, algo que no debería ser así. De esta manera estamos priorizando nuestro aspecto físico a nuestra salud. Deberíamos alimentarnos correctamente durante todo el año y no exclusivamente en una época para poder lucir un mejor cuerpo en la playa. Por otro lado, el cambio de rutinas y de horarios durante las vacaciones fomentan que descuidemos la alimentación en esta época. Toma nota de estos consejos para controlar tu alimentación durante las vacaciones.

 

Los mejores consejos para controlar la dieta en vacaciones

 

En vacaciones nos relajamos, disfrutamos del tiempo libre y nos olvidamos del reloj. Esto es positivo a nivel psicológico, nos ayuda a desconectar, pero tiene algunas consecuencias negativas como el descontrol en los horarios de comidas y también la dieta. Tan importante es disfrutar de las vacaciones como incluir una pizca de rutina en nuestro día a día veraniego y así evitar malos hábitos.

 

  1. Limitar el consumo de “comida basura”, “fast food” y bollería industrial. Es difícil decir que no a una buena pizza, una hamburguesa con patatas fritas o un Frankfurt; y menos en vacaciones. Comidas rápidas que nos permiten seguir un ritmo apresurado visitando lugares y haciendo planes de ocio, pero cuidado, no abuses para que tu estómago no se resienta. También en los desayunos es habitual tomar dulces con azúcares y grasas saturadas de mala calidad, evítalo siempre que sea posible.
  2. Apuesta por la variedad. Si te marchas una semana a la playa no comas cada día en el chiringuito, ni tampoco te prepares bocadillos todos los días. La mejor dieta es la que incluye todo tipo de alimentos variados: Un día puedes comer una paella, otro día un plato combinado en el chiringuito, al siguiente un bocadillo y al cuarto día una ensalada de pasta.
  3. No abuses de las bebidas alcohólicas. Beber alcohol aporta calorías vacías que no benefician a nuestro organismo. Además, contribuyen a la deshidratación, algo que en época veraniega no es muy recomendable.
  4. Evita los refrescos y bebidas azucaradas. Igual que las bebidas alcohólicas contribuyen a deshidratar nuestro cuerpo y aumentan la sed. También los azúcares libres que contienen nos aportan calorías vacías.
  5. Descarta las cenas y comidas copiosas. Sobre todo, las cenas copiosas, ya que pueden crear malestar en tu estómago, alargar la digestión, que ésta sea muy pesada y que no puedas conciliar el sueño. Si le sumas el calor, el cóctel puede ser explosivo.
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *