Saltear al contenido principal

5 trucos para conseguir la mejor ecografía en 3 dimensiones de tu bebé

Ecografía-3D

La tecnología que se usa para captar imágenes de los fetos, las denominadas ecografías, han evolucionado mucho en las últimas décadas. Se ha pasado de la típica imagen en blanco y negro, plana, es decir, en dos dimensiones y muy poco clara, muy parecida a una radiografía; a una imagen en tres dimensiones, a color y muy nítida. El seguimiento del embarazo a través de ecografías es muy importante para controlar el estado de salud de la madre y el bebé, un servicio que Previsora General incluye en su seguro de salud. Aun así, al margen de las ecografías de control, en los últimos años se han popularizado las ecografías en 3, 4 y 5 dimensiones que permiten ver al bebé en movimiento de forma muy nítida y captar imágenes de vídeo para el recuerdo. Te explicamos en qué consisten y algunos trucos para conseguir la mejor ecografía de tu bebé.

 

¿Qué es una ecografía en 3 dimensiones?

Las ecografías en 3 dimensiones permiten ver al bebé con una imagen mejorada y muy real, con perspectiva. Quedan atrás las imágenes planas y poco nítidas, el 3D permite hacernos una idea muy aproximada de la realidad y con una visión muy clara.

Tradicionalmente las ecografías obstétricas eran en 2D, dos dimensiones: Ancho y alto; y de hecho se siguen usando en los centros hospitalarios con un objetivo diagnóstico. Por el contrario, las imágenes de las ecografías en 3, 4 y 5 dimensiones incluyen también el volumen, lo que permite disfrutar de los rasgos físicos más representativos y se usan como recuerdo, más que con una finalidad médica.

Las ecografías en 3D muestran altura, ancho y volumen de forma estática, las ecos 4D y 5D incluyen movimiento y se pueden captar vídeos. La diferencia entre ellas está en la claridad de la imagen.

 

Trucos para conseguir la mejor ecografía en tres dimensiones

  1. Aplica un suave masaje acompañado de movimientos en las caderas de la madre.
  2. Siéntate encima de una pelota de Pilates y muévete hacia los lados con movimientos de cadera.
  3. Estimulantes naturales como el chocolate pueden hacer que tu bebé tenga ganas de moverse y dejar ver su carita.
  4. Evita el uso de crema hidratante 48 horas antes de la ecografía. La película grasa puede dificultar la visión.
  5. Bebe abundante agua los días previos, ya que ayuda a clarificar el líquido amniótico.
Este artículo tiene 0 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Artículos Relacionados

Microbiota-vaginal-CAST Cómo mantener una buena microbiota íntima

La microbiota humana está conformada por microorganismos como las bacterias, hongos o parásitos que viven en diferentes partes de nuestro cuerpo. Pueden ser positivos, neutros o patógenos (perjudiciales). En los últimos años se ha popularizado este término y los profesionales…

Test-o'sullivan-embarazadas Ventajas y desventajas del Test de O’Sullivan

Las pruebas diagnósticas que se realizan durante el embarazo se han incrementado y mejorado en las últimas décadas. Los controles son cada vez más exhaustivos y permiten detectar y tratar diferentes anomalías o enfermedades, tanto en el feto, como en…

Plan-de-parto 6 consejos para redactar mi plan de parto

El plan de parto es un documento del que se ha empezado a escuchar hablar hace relativamente poco tiempo. Se trata de un básico imprescindible para poder respetar los derechos y los deseos de la madre gestante, pero todavía existen…

Fertilidad-y-estrés La relación entre la fertilidad y el estrés

El estrés de la vida en la ciudad, los horarios imposibles y la alta exigencia laboral están provocando una auténtica epidemia con cuadros de ansiedad y afectaciones en la salud mental de las personas. Por eso, cada vez más, los…

Volver arriba