Saltear al contenido principal

5 trucos para conseguir la mejor ecografía en 3 dimensiones de tu bebé

Ecografía-3D

La tecnología que se usa para captar imágenes de los fetos, las denominadas ecografías, han evolucionado mucho en las últimas décadas. Se ha pasado de la típica imagen en blanco y negro, plana, es decir, en dos dimensiones y muy poco clara, muy parecida a una radiografía; a una imagen en tres dimensiones, a color y muy nítida. El seguimiento del embarazo a través de ecografías es muy importante para controlar el estado de salud de la madre y el bebé, un servicio que Previsora General incluye en su seguro de salud. Aun así, al margen de las ecografías de control, en los últimos años se han popularizado las ecografías en 3, 4 y 5 dimensiones que permiten ver al bebé en movimiento de forma muy nítida y captar imágenes de vídeo para el recuerdo. Te explicamos en qué consisten y algunos trucos para conseguir la mejor ecografía de tu bebé.

 

¿Qué es una ecografía en 3 dimensiones?

Las ecografías en 3 dimensiones permiten ver al bebé con una imagen mejorada y muy real, con perspectiva. Quedan atrás las imágenes planas y poco nítidas, el 3D permite hacernos una idea muy aproximada de la realidad y con una visión muy clara.

Tradicionalmente las ecografías obstétricas eran en 2D, dos dimensiones: Ancho y alto; y de hecho se siguen usando en los centros hospitalarios con un objetivo diagnóstico. Por el contrario, las imágenes de las ecografías en 3, 4 y 5 dimensiones incluyen también el volumen, lo que permite disfrutar de los rasgos físicos más representativos y se usan como recuerdo, más que con una finalidad médica.

Las ecografías en 3D muestran altura, ancho y volumen de forma estática, las ecos 4D y 5D incluyen movimiento y se pueden captar vídeos. La diferencia entre ellas está en la claridad de la imagen.

 

Trucos para conseguir la mejor ecografía en tres dimensiones

  1. Aplica un suave masaje acompañado de movimientos en las caderas de la madre.
  2. Siéntate encima de una pelota de Pilates y muévete hacia los lados con movimientos de cadera.
  3. Estimulantes naturales como el chocolate pueden hacer que tu bebé tenga ganas de moverse y dejar ver su carita.
  4. Evita el uso de crema hidratante 48 horas antes de la ecografía. La película grasa puede dificultar la visión.
  5. Bebe abundante agua los días previos, ya que ayuda a clarificar el líquido amniótico.
Este artículo tiene 0 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Artículos Relacionados

Planificar-embarazo 5 consejos para planificar tu embarazo

La búsqueda del embarazo en la época actual es consciente y deseada, casi siempre forma parte del proyecto de vida de una pareja. Pero no siempre ha sido así, aumentar la familia unas décadas atrás se consideraba algo natural: No…

Sarcomas-uterinos Guía para conocer cuándo aparecen los sarcomas uterinos

Evitar la exposición a la radiación, controlar nuestro peso corporal, alimentarnos de forma saludable y tener en cuenta los efectos secundarios del uso de estrógenos son recomendaciones generales para disfrutar de una buena salud. Pero es que, además, tenerlos en…

Endometriosis 6 alimentos que mejoran los síntomas de la endometriosis

La endometriosis es una patología ginecológica benigna que se estima que sufren casi dos millones de mujeres en España y de ellas, al menos medio millón están afectadas por la forma más grave de la enfermedad. Como ya se ha…

Embarazo-Covid-19 9 consejos para disfrutar de tu embarazo en época de Covid-19

El embarazo es una etapa en la vida de algunas personas que se vive cada vez con más intensidad. Si hace algunas décadas las mujeres embarazadas no se dejaban ver mucho y prácticamente ocultaban su barriga, ahora es todo lo…

Volver arriba