teletrabajo

5 beneficios del teletrabajo  

El teletrabajo es una práctica habitual en los países nórdicos, una tendencia que también ha comenzado a afianzarse en España en los últimos años. Algo que ha llegado, sobre todo, de la mano de las start ups y multinacionales. El tejido de la pequeña y mediana empresa todavía es algo reticente a esta práctica que se ha demostrado ser muy positiva para la productividad.

Una de las principales barreras a la hora de poner en marcha el teletrabajo en nuestro país es el desconocimiento sobre cómo funciona. Se trata de una práctica que pueden llevar a cabo todas las categorías profesionales que trabajan en proyectos en los que solo necesitan un teléfono, un ordenador y estar conectados a la red. Evidentemente ni un médico, ni un maestro ni tampoco un notario podrá desarrollar su actividad profesional desde su casa.

Lo único que cambia es el espacio, así que, por ejemplo, una mutua de salud como la de Previsora General es necesaria también, algo que paga la empresa, aunque se trabaje desde casa. Estará cubierto el horario de trabajo.

 

Los 5 beneficios de trabajar desde casa  

¿El trabajo en equipo se resiente? ¿Las distracciones aumentan? ¿Los malentendidos también? Puede que al principio solo se nos pasen por la cabeza los aspectos negativos del teletrabajo, pero te contamos 5 beneficios que mejoran el rendimiento.

  1. Conciliación de la vida personal y laboral. Con el teletrabajo evitas el tiempo de los desplazamientos hasta tu lugar de trabajo, tiempo que puedes invertir en tu vida personal. El teletrabajo también te permite combinar tu tiempo dedicado al ámbito laboral con otras actividades personales. Es posible realizar paréntesis a media mañana para acudir a tu clase de yoga favorita, por ejemplo.
  2. Mayor flexibilidad de horarios. Se suele trabajar en base a proyectos y aunque tú y la empresa pactéis unos horarios, se pueden adaptar a tus necesidades. Este beneficio está ligado indisolublemente al anterior, ya que puedes comenzar a trabajar más tarde o acudir a citas con el médico o a recoger a tus hijos al colegio y luego seguir con el trabajo.
  3. Reducción de gastos. Los de transporte son los más destacables. Ni gasolina, ni bonos de transporte.
  4. Mayor productividad. En nuestro país es habitual tener un concepto del trabajador como una persona que tiende al “escaqueo” pero nada más lejos de la realidad, aquellos que son responsables de un proyecto lo conseguirán desarrollar mucho más rápido en un entorno relajado y sin distracciones de otros compañeros. Es cierto que para ser candidato al teletrabajo hay que tener espíritu crítico y auto fiscalizarse.
  5. Reduce el absentismo laboral. El trabajo se realiza desde casa, así que cualquier problemática que pueda surgir como una rotura de tuberías, la enfermedad de un hijo pequeño o problemas domésticos se pueden resolver a la vez que se continua con el trabajo gracias a la flexibilidad de horarios que comentábamos antes.
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *