Entradas

¿Qué es un seguro colectivo?

La contratación de un seguro colectivo está dirigido a todas aquellas personas que forman parte de un grupo homogéneo. De esta manera se consiguen primas más ventajosas que los seguros Individuales. Entre los más comunes se encuentran los de accidente, salud y vida.

 

¿Quiénes pueden acceder a un seguro colectivo?

Los seguros colectivos consisten en un único contrato. Dan cobertura a todas aquellas personas que formen parte de un mismo grupo homogéneo o tengan algún vínculo común.

Las personas que pueden acceder a un seguro colectivo son los trabajadores de una misma compañía, los socios de un club o entidad. También pueden acceder los miembros de un mismo colegio profesional, institución pública o los integrantes de un sindicato, agrupación o asociación. Estas pólizas ofrecen a los asegurados las mismas prestaciones que las de un seguro Individual, pero a un precio menor.

 

Tipología de seguro colectivo

Generalmente, se pueden encontrar tres tipos de seguros colectivos: de salud, ofrecido por algunas de las empresas a sus empleados, de vida o accidentes, con los que muchas compañías velan por sus empleados en caso de que puedan sufrir un accidente. Otras tipologías de seguros colectivos serían de coche, moto, jubilación o planes de previsión social, entre otros. A continuación, definimos los más comunes a la hora de contratar.

 

de salud

La contratación de este tipo de seguro colectivo queda condicionada a la existencia de un número mínimo de trabajadores, normalmente 10. Además, el contrato puede variar en función del número y del tipo de empleados que formen el colectivo.

 

de vida

Estos seguros ofrecen indemnizaciones en los casos de fallecimiento e invalidez del asegurado, es renovable anualmente y la edad máxima de los asegurados se sitúa entre los 65 y los 70 años. La principal cobertura es la de fallecimiento por cualquier causa, aunque también se incluyen la invalidez absoluta o permanente.

 

de accidentes

Enfocado a cubrir los empleados de una empresa delante de un riesgo de muerte o invalidez absoluta. Además, se pueden incorporar otras coberturas adicionales: incapacidad o invalidez temporal, dietas por hospitalización, gastos de asistencia sanitaria, asistencia en viaje o infarto, entre otras.

 

de jubilación

Los seguros colectivos de jubilación pueden ser financiados por la empresa o entre ésta y los trabajadores. Se caracterizan por ofrecer al asegurado una renta vitalicia o temporal desde el momento en el que éste alcance la edad de jubilación a través de unas primas que pueden ser únicas o periódicas y constantes o decrecientes de manera acumulativa o lineal.

 

planes de previsión social

Constituye un instrumento de ahorro colectivo que otorga al asegurado un ingreso complementario al de la Seguridad Social. Sobre todo, es efectivo en caso de que el asegurado cause baja por jubilación, invalidez o fallecimiento.

 

Seguro colectivo por accidente de Previsora General

Previsora General ofrece a sus clientes el Seguro de Accidentes Colectivo para cursos de Formación, alumnos de centros escolares, campamentos, actividades extraescolares, socios de gimnasios, participantes en torneos o actividades deportivas no federadas, carreras populares, etc. Este seguro garantiza, en caso de accidente de uno de los asegurados, el pago de las indemnizaciones. Generalmente contratadas para los supuestos de incapacidad o muerte del asegurado, al beneficiario o beneficiarios designados.

Mutualidades de previsión social: actores de la economía colaborativa

Las nuevas tecnologías e internet han impulsado modelos de consumo alternativo en los últimos años. La relación existente entre quien ofrece un producto y quien tiene una necesidad concreta está cambiando de manera significativa. La economía colaborativa irrumpe como uno de los modelos con más adeptos actualmente.

¿Qué es la economía colaborativa? ¿Qué beneficios nos ofrece?

La economía colaborativa se basa en prestar, alquilar, comprar o vender productos en función de necesidades específicas pero no tanto en los beneficios económicos. El dinero no es el único valor de intercambio sino que los servicios también son considerados bienes de intercambio.

Es un modelo centrado en la colaboración y la ayuda muta. Actualmente, casi todos los sectores de la economía ya cuentan con negocios colaborativos, aunque aún es temprano para valorar resultados.

Las ventajas de este modelo de economía para los negocios son las siguientes:

  • El ahorro. Los productos o servicios se ofrecen dentro de un sistema de precios módicos o simbólicos.
  • Desarrollo sostenible. Esta economía estimula el segundo uso de los productos.
  • Gestión de recursos.
  • Mayor oferta. Los productos de segundo uso y los servicios compartidos amplían la oferta.
  • Beneficio medioambiental. La reutilización y los servicios compartidos contribuyen al cuidado y la sostenibilidad del medio ambiente.

Tipos de economía colaborativa

Existen varios tipos de relaciones que varían en función de las necesidades y los productos:

  • Consumo colaborativo: a través de plataformas digitales los usuarios se ponen en contacto para intercambiar bienes o artículos.
  • Conocimiento abierto: promueven la difusión del conocimiento sin barreras legales o administrativas.
  • Producción colaborativa: promueven la difusión de proyectos o servicios de todo tipo.
  • Finanzas colaborativas: se aplican microcréditos, préstamos, ahorros, donaciones y otras vías de financiación. El mejor ejemplo es el crowfunding.

Actores de la economía colaborativa

En el futuro, es de prever que coexistirán modelos de trabajo basados tanto en el lucro personal y empresarial, como los orientados a la cooperación y desarrollo de las personas.

Por lo tanto, los nuevos actores de la economía colaborativa serán las personas mismas que, con su ánimo de cooperación, cambiarán los paradigmas establecidos de la economía actual. Este nuevo pensamiento se está trasladando a las grandes empresas y corporaciones que se han visto obligadas a gestionar su reputación.

El caso de las mutualidades de previsión social no queda aparte. Su principal función es la de cubrir riesgos ligados a las personas tanto en el ámbito profesional como personal. Las mutualidades de previsión social transforman los riesgos individuales en riesgos colectivos constituyendo así reservas de seguro. Se ejerce una modalidad aseguradora de carácter voluntario complementaria del sistema de seguridad social habitual.

Cosas que si no aseguras te pueden llevar a la ruina

Hay ciertos aspectos de la vida de todas las personas que son básicas. Pensemos qué ocurriría con nosotros o con nuestras familias si nos faltara la salud, la capacidad de trabajar o la vida misma. Bastantes problemas tenemos ya diariamente para mantener a flote la economía familiar como para pensar en el desequilibrio que nos supondría la falta de previsión.

Y es que es una realidad que el número de seguros en nuestro país sigue siendo bajo respecto a otros países, en lo que a seguros no obligatorios se refiere. No tenemos problema a la hora de contratar un seguro para nuestro Smartphone de última generación, pero somos bastante reticentes a la hora de asegurar aspectos de nuestra vida para evitar la bancarrota de la economía doméstica.

La salud

Un seguro de salud nos asegura una asistencia sanitaria más cómoda y rápida, así como mayor facilidad para acceder a analíticas, pruebas y hospitalización en el momento en el que las necesites. Puede parecer que en España no necesitamos este tipo de seguros dada la sanidad pública con la que contamos. Sin embargo, echemos un vistazo a la actualidad política y veremos que la sanidad pública está en periodo de reformas. Copagos, reducciones de plantilla, disminución de los servicios que ofrece y aumento de los tiempos de espera al pedir cita a un médico.

Además, la sanidad pública no ofrece ciertas coberturas y especialidades que sí contemplan los seguros de salud privados. Por eso, los seguros de salud, se sitúan como la solución si se quiere disponer de atención sanitaria especializada además de otros servicios sin necesidad de extensas esperas o de pagar extensas sumas de dinero.

La incapacidad

El seguro por incapacidad está muy asociado a los autónomos pero se ha extendido más allá y ahora también contempla a los trabajadores por cuenta ajena. Con este tipo de seguros seguiremos percibiendo un salario en caso de que caigamos en una condición de incapacidad que impidiera hacer frente a la vida laboral.

Este tipo de seguros tiene varias versiones. Por un lado nos encontramos con la incapacidad temporal, que sería algo similar a una indemnización por baja laboral, y, por otro, la incapacidad permanente, que daría lugar al pago de una prima tal y como se hubiera especificado en la póliza del seguro.

La vida

Este es un tema complicado. A nadie le gusta pensar que la propia ausencia pero debiera parecer una obviedad cuando tenemos personas dependientes de nosotros o deudas que pudieran repercutir en personas de la familia. En estos casos, tener un seguro de vida es mucho más que recomendable.

Seguro de vida y seguro de accidentes, ¿es lo mismo?

Si hablamos de seguro de vida y seguro de accidentes podemos caer en la confusión. De hecho, es bastante habitual confundirlos o pensar que tienen las mismas coberturas. Es cierto que ambos tienen algunas similitudes, pero son seguros muy diferentes. Aunque podríamos tratarlos de complementarios: para tener una cobertura completa, a menudo es recomendable contar con ambos seguros.

Por eso, antes de contratar un seguro debemos ser conscientes de que seguro de vida y seguro de accidentes no son lo mismo. A continuación analizaremos en qué consiste cada tipo de seguro y cuáles son sus diferencias. Así podrás conocer qué coberturas tiene cada uno de ellos para que elijas el que te ofrece la protección más adecuada.

Diferencias entre seguro de vida y seguro de accidentes

  • Seguro de vida: este tipo de seguros actúa como resguardo económico para las personas que el asegurado tiene a su cargo. En caso de fallecimiento o incapacidad permanente total de este, sus beneficiarios reciben una indemnización.
  • Seguro de accidentes: este seguro cubre los gastos de un accidente, así como indemnizaciones en caso de accidentes que provoquen la muerte o incapacidad del asegurado.

Causas de fallecimiento o invalidez

El seguro de vida cubre el fallecimiento y la invalidez del asegurado por cualquier causa, independientemente de que se produjera por accidente, por enfermedad o por causas naturales. Por su parte, el seguro de accidentes solo prevé la prestación de indemnizaciones por muerte o incapacidad del asegurado, cuando estas han sido motivadas por un accidente.

Coberturas y prestación de servicios

El seguro de vida suele incluir la gestión de los trámites del fallecimiento, mientras que el seguro de accidentes cubre los gastos sanitarios de la atención del asegurado por un accidente, así como los traslados al hospital.

En el caso de los seguros de vida, existe una tendencia generalizada de incluir entre sus coberturas el pago de una indemnización adicional en caso de que la muerte del asegurado sea producida por un accidente.

Invalidez parcial

El seguro de accidente es el único que cubre situaciones de invalidez parcial sobrevenidas por un accidente. Dependiendo de cada caso y en base a un baremo que cada aseguradora aplica en situaciones de invalidez parcial, en estas situaciones se calcula la indemnización del seguro aplicando un porcentaje sobre el capital asegurado en la póliza.

Cabe destacar, no obstante, como invalidez permanente por accidente, subsidio diario por Incapacidad Temporal por accidente y muchas más.

Comparación de precios

El seguro de accidentes es mucho más económico que el seguro de vida. Esto es porque solo ofrece coberturas en caso de accidentes. Sin embargo, la decisión de contratar uno u otro también debe estar motivada por las necesidades de cada persona y el riesgo percibido. En todo caso, ambos seguros pueden ser complementarios.

Las pólizas de seguros más extrañas

Cuando pensamos en seguros seguro que nos vienen a la mente los típicos: seguros de coches, de casa, seguros de vida, seguros de accidentes, etc. Pero en el mundo de los seguros casi todos los riesgos se pueden asegurar. Esta es una lista de las 6 pólizas de seguros más extrañas y reales que hemos encontrado.

Seis de las pólizas de seguros más extrañas del mundo

Pólizas peludas

Con las cosas de la belleza no se juega y con los bigotes tampoco, pueden ser muy valiosos. El jugador de cricket Merv Hughes aseguró su bigote por valor de 370 000 dólares. Una cifra irrisoria si tenemos en cuenta que Tom Jones aseguró el vello de su pecho por valor de 7 millones de dólares.

Lenguas y papilas gustativas

Lo creas o no existe una póliza de seguros que cubre las papilas gustativas. El crítico gastronómico Egon Ronay se las aseguró por la friolera de 393 000 dólares. Gennaro Pelliccia, reconocido experto en degustación de café se aseguró su lengua por 10 millones de dólares.

Una de las lenguas más interesantes es la del bajista de Kiss, Gene Simmons, que tenía un seguro sobre su lengua por un millón de dólares. También se aseguró la lengua la cantante Miley Cyrus por otro millón de dólares.

El pene de David Lee Roth

El cantante de la mítica banda de rock Van Halen, David Lee Roth, aseguró su pene, a quien él llamaba cariñosamente “Little Elvis”. En una entrevista  le preguntaron por ello y el cantante contó: “Estábamos por salir de gira con Van Halen por primera vez. Y tuvimos que asegurar los dedos de Edward, ya que los iba a usar mucho tocando la guitarra. También aseguramos los codos del baterista Alex Van Halen. Así que les dije: ‘¿qué pasa con Little Elvis’? Lo voy a usar mucho en la gira…”. Increíblemente, alguien tomó en serio esa broma y aseguró el pene de David Lee Roth.

No se puede comprar el amor

Cierto es que no se puede comprar el amor, pero sí que puedes hacer una póliza de seguros contra él. El banco Lloyd’s de Londres emitió una póliza por valor de 100 000 dólares para proteger a un fotógrafo contra el matrimonio de una de sus modelos. Finalmente ella se casó, pero solo cuando la póliza hubo expirado.

Contra la inmaculada concepción

En 2006, tres hermanas en Escocia fueron aseguradas contra la posibilidad de un nacimiento virginal en el caso de la segunda venido de Jesucristo. La Iglesia Católica se levantó en su contra y la familia retiró la póliza. En 1999, una mujer llamada Mary Murphy contrató un seguro contra la inmaculada concepción, provocado por la llegada del milenio. Si le sucedía al año siguiente, la compañía de seguros debía pagarle ¡un millón de libras esterlinas. Obviamente, esto no ocurrió.

Apocalipsis zombi

En los mercados anglosajones, existen algunas empresas que ofrecen distintos tipos de pólizas para cubrir los daños que dejaría un eventual ataque zombie. Tal es el caso de Zaico, una compañía fundada en 2010. Zaico ofrece una cobertura completa de todos los aspectos de la reconstrucción y la recuperación tras el apocalipsis zombi. De la A (reposición municiones) a la Z (servicios de incineración del zombie).

Seguros que desgravan en la Declaración de la Renta

Como todos los años, llega la época de presentar la Declaración de la Renta. Y aunque ya estemos cansados de hacerla, seguimos haciéndonos muchas preguntas con respecto a ella. Una de las más comunes es: ¿desgravan los seguros? ¿Cuáles y en qué condiciones? A continuación os explicamos todo lo relacionado con la desgravación fiscal de seguros.

Seguros de hogar y vinculados a la hipoteca

Los seguros de hogar y de vida, en algunos casos, pueden tener ciertas ventajas fiscales en la declaración del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF). Pero para que puedan desgravar deben estar vinculados a un préstamo hipotecario de la vivienda habitual.

Se trata de cantidades incluidas dentro de la deducción por adquisición de vivienda habitual. Lo que quiere decir que solo podrás deducir importes si se contrataron al mismo tiempo que firmabas la hipoteca de compra o rehabilitación del hogar.

Así que si tu banco te exigió la contratación de un seguro de vida u hogar para la concesión del préstamo para adquirir tu vivienda podrás desgravar tus seguros para la declaración del IRPF.

Seguros de vida

Las deducciones del seguro de vida dependerán de si el tomador del seguro y el beneficiario son o no la misma persona. Si ambas partes son la misma persona, la tributación se hace por el Impuesto de la Renta de las Personas Físicas (IRPF), pero si quien lo cobra es una persona distinta, tributará mediante el Impuesto de Sucesiones y Donaciones (ISD).

Cuando el tomador y el beneficiario son la misma persona, el seguro abonará una cantidad cuando se alcance cierta edad. Si esa cantidad se cobra en forma de capital, se aplica una fiscalidad similar y una base imponible a la de otros productos financieros. Dentro del IRPF estos seguros forman parte del Rendimiento de Capital Mobiliario (RCM), por lo que su tributación es diferente:

Entre 0 a 5.999 € el tipo impositivo será del 21%.
Entre 6.000 € y 24.000 € el tipo impositivo será del 25%.
A partir de 24.000 € el tipo impositivo será del 27%.
El beneficio se obtiene restando al capital obtenido las primas satisfechas. Además, la empresa aseguradora practicará una retención de IRPF del 19% sobre el rendimiento. Si la cantidad se percibe en forma de renta, se aplica una fiscalidad similar a los Rendimientos del Capital Mobiliario, con una base imponible al ahorro del 19%.

Asimismo, el impuesto recoge reducciones de la Base Imponible dependiendo del grado de parentesco del beneficiario: cuando el beneficiario es el cónyuge, un ascendiente o un descendiente de hasta 9.195,49 euros por heredero de forma general, una cantidad que dependerá de cada comunidad autónoma, ya que este es un tributo cedido a las autonomías. Si la persona fallece como consecuencia de un acto terrorista o en misiones humanitarias o de paz, la reducción no tiene límites.

Seguros de salud

La desgravación fiscal de contratar un seguro de salud repercute, directamente, en las empresas y en los autónomos. Existen ventajas fiscales cuando la contratación la realiza un autónomo o empresario para él, su familia o sus empleados. Por el contrario, no existe ningún tipo de efecto fiscal cuando el que contrata el seguro es un particular sin actividad empresarial o profesional.

Sin embargo, indirectamente, los trabajadores por cuenta ajena también pueden conseguir una importante ventajas fiscal si negocia con la empresa la contratación de un seguro de salud para él y/o los miembros de sus unidad familiar. Más abajo te lo explicamos.

De este modo, podemos concluir que los beneficiados de las ventajas fiscales son las empresas, los trabajadores por cuenta ajena y los trabajadores por cuenta propia junto con sus familiares de primer grado. En el siguiente artículo os explicamos más detalladamente todo lo relacionado con las deducciones de los seguros de salud.

Previsora General participa en Forinvest 2017

Previsora General participa en Forinvest los próximos días 8 y 9 de marzo en Valencia. Tendrá un stand y también realizará charlas, talleres y sesiones de formación.

Qué es Forinvest

Forinvest es, según explican ellos mismos, el mayor espacio de networking del sector financiero y empresarial del país. “Un evento en el que los mejores expertos reflexionarán sobre el presente y futuro del sector”, según explican en su página web.

Este espacio está dirigido a empresarios, mediadores de seguros, profesionales del sector financiero, emprendedores y, también, estudiantes.

La presencia de Previsora General en el Forinvest 2017

Previsora general participa en Forinvest por séptima vez. En esta ocasión lo hará con un stand, ubicado en el stand 30 del pabellón 5 de la Feria de Valencia durante los días 8 y 9 de marzo.

Durante el miércoles día 8 tendrán lugar diferentes charlas y actos que se organizaran de la siguiente manera:

Apertura

A las 4 de la tarde se hará la apertura con la presencia de:

  • Sergio Alonso. Director Territorial Levante – Baleares.
  • Miguel Marchante. Responsable de Cuentas.
  • Fernando G. Haine. Responsable de Cuentas.
  • El equipo de Correduídea.

Seguidamente, a las 16.20 se realizará un Coffe Break en la sala en la que se celebrarán las ponencias. Durante el transcurso de toda la jornada los asistentes tendrán a su disposición café y pastas.

Charla de Sergio Alonso Carbó

Sergio Alonso, Director Territorial de Levante y Baleares de Previsora General, dará la charla “Valor añadido de Previsora General para los mediadores de Seguros” a las 16.30 horas.

Charla de Alfonso Linares de Correduídea

Alfonso Linares, especialista en Desarrollo de Negocio y potenciación de Equipos y Redes Comerciales, encargado de Desarrollo e Innovación en Correduídea y Coordinador del Área de Seguros de la Asociación Española Multisectorial de Microempresas, dará la charla “Valores diferenciales para tu cliente empresa”. Este acto será a las 16.45 horas.

Debates, ruegos y preguntas

Después de la charla de Alfonso Linares, se abrirá un turno de debate, ruegos y preguntas. Una vez acabado éste, se dará por finalizada la jornada.

Durante el miércoles día 9 también habrá actividades

Encuentro de mediadores en el stand

El miércoles a las 12 se hará un encuentro de mediadores de en el stand para intercambiar opiniones y puntos de vista sobre el sector asegurador. Se ofrecerá un aperitivo.

Mentir al contratar tu seguro de vida te puede acarrear problemas graves

Desgraciadamente no es una práctica poco habitual que, algunas personas, al contratar su seguro de vida mientan para conseguir pólizas más baratas o, incluso, no ser rechazados como tomadores del seguro. No obstante, mentir al contratar tu seguro de vida te puede acarrear problemas que pueden llegar incluso a ser pagados con privación de libertad porque constituyen un Delito Penal.

Leer más

El seguro de vida, ¿qué cubre?

El seguro de vida es uno de los productos más populares y demandados a las compañías de seguros. La característica básica de este seguro, a diferencia de otros, es que cubre algo por lo que inevitablemente acabaremos pasando todos: el hecho de dejar de estar aquí. En este momento este seguro es de gran importancia porque supone una importante ayuda para dejar cubiertas las necesidades de la familia o los beneficiarios que se hayan estipulado si ese momento llega antes de lo previsto.

Pero el seguro de vida no cubre sólo el fallecimiento, puede cubrir otros riesgos adicionales.

Riesgos que cubre un seguro de vida

Riesgo principal de un seguro de vida

Como se ha apuntado en el párrafo inicial, el riesgo principal, o base, que cubre un seguro de vida es el fallecimiento. A priori, cubre el fallecimiento por cualquier causa, pero debemos tener presente que hay pólizas que excluyen, por ejemplo, el fallecimiento durante la práctica de los que son considerados como deportes de riesgo. Es decir, en el caso, por ejemplo, que el tomador de un seguro en el que conste esta cláusula muera practicando barranquismo o escalada, no quedaría cubierto por el seguro.

También se debe tener en cuenta que en un seguro de vida también pueden existir los períodos de carencia. La finalidad de esta es limitar temporalmente la cobertura de un seguro. Estas cláusulas se aplican para evitar que, por ejemplo, una persona que tiene pensado quitarse la vida se haga un seguro de vida para que su familia o el destinatario escogido pueda cobrar la cantidad establecida cuando fallezca.

Riesgos adicionales de un seguro de vida

El seguro de vida, en función de lo que contratemos, puede cubrir riesgos adicionales como los que se enumeran a continuación:

Incapacidad temporal o permanente

Si la persona tomadora del seguro sufre un accidente o enfermedad, vinculada o no al ámbito laboral, puede tener una cobertura adicional que le cubra si las secuelas no le permiten desarrollar su actividad profesional habitual.

Enfermedad

También hay seguros que cubren el riesgo de padecer una enfermedad grave –las enfermedades consideradas graves están estipulada en la póliza-.

No obstante, cabe destacar que este tipo de seguros no acostumbran a estar vinculados a personas de edades avanzadas que tienen más riesgo de padecer alguna de las enfermedades tipificadas.

Incapacidad o fallecimiento por accidente

Otra de las coberturas adicionales que ofrecen muchos seguros de vida es una compensación extra en caso de fallecimiento o incapacidad por accidente. En muchos casos, la cuantía económica que perciben la familia o destinatarios designados por el tomador de la póliza puede duplicar o triplicar la que percibirían en el caso de que el fallecimiento se produjera en otras circunstancias. Por ejemplo, en caso de fallecimiento por accidente de tráfico la cuantía se suele duplicar.

Qué debes saber antes de contratar un seguro de vida

Seguro que muchas veces te has preocupado de cómo vivirá tu familia si te ocurre algo. La verdad es que nadie sabe qué puede pasarnos el día mañana, pero lo que sí podemos hacer es elegir la seguridad de contratar un seguro de vida para que, ante cualquier imprevisto, nuestros familiares estén protegidos. Antes de lanzarte a contratarlo, hay unas cuestiones que debemos tener en cuenta para elegir el seguro de vida que más se ajuste a nuestras necesidades.

5 preguntas para elegir tu mejor seguro de vida

¿Qué tipos de seguro de vida existen?

Existen 3 tipos de seguros de vida y cada uno responde a unas necesidades diferentes. Así que lo primero que tienes que evaluar antes de contratar un seguro de vida es para qué lo quieres, qué cobertura buscas.

  • Seguro de vida riesgo: En este tipo de seguro de vida el fallecimiento es el desencadenante de la prestación del seguro cuyo resultado es el pago de un capital a los beneficiarios del asegurado.
  • Seguro de vida ahorro: Se va acumulando un capital que podremos hacer efectivo llegada la fecha de terminación del contrato. Por ejemplo, cuando llegue el momento de la jubilación o cuando tu hijo comience la universidad.
  • Seguro de vida mixto: Combina las dos modalidades anteriores. En caso de fallecimiento antes de la finalización del contrato, los beneficiarios cobraran el capital convenido. En caso contrario es el propio asegurado quien recibe el importe acumulado del ahorro.

¿Qué recursos tengo?

Lo segundo que debemos hacer es una auditoría personal. Para ello es necesario calcular cuáles son nuestros gastos actuales y cuáles serán en el futuro, así como los recursos y el patrimonio de que disponemos. Es importante que no te centres solo en los gastos e ingresos actuales, sino que hagas una proyección de futuro: ¿tienes hipotecas o préstamos? ¿Cuál es tu patrimonio y qué rendimientos puede generar?

Estos cálculos nos servirán para saber qué capital debemos asegurar.

¿Cómo estás de salud?

Para contratar un seguro de vida deberás rellenar un cuestionario médico con una serie de preguntas sobre tu estado de salud, donde no deberás ocultar ninguna información. Y si la aseguradora lo considera oportuno tendrás que pasar un examen médico. Cuanto mayor sea el capital asegurado, más posibilidades de que este chequeo sea un requisito indispensable.

La edad, el estado de salud y la profesión determinan las primas a pagar en el seguro ya que son aspectos que determinan el riesgo que la entidad asume validando la póliza de seguro de vida con nosotros.

¿Cuál es el producto más adecuado?

Al igual que en todos los mercados, en el mundo del seguro también vas a encontrar mucha oferta.  Algunos de ellos se ajustarán mejor a tus necesidades que otros. Así que ten en cuenta qué te ofrece cada producto, las diversas formas de indemnización que tiene, las limitaciones que pueda tener o si puedes personalizarlo añadiendo o quitando coberturas.

¿Está correcto el contrato?

Una vez que hayas elegido el mejor seguro de vida para ti, no tengas prisa por terminar. Debes leer bien todo el contrato y asegurarte de que todo esté correcto. Aclara las dudas que te vayan surgiendo y presta especial atención a que los datos personales y las fechas sean correctos.

También debes tener presente la fiscalidad, ya que dependerá del seguro de vida que hayas contratado.