Entradas

Fisioterapia: Una opción para tratar la fibromialgia y el síndrome de fatiga crónica

La fisioterapia es una de las disciplinas más utilizadas hoy en día en el primer mundo. El adelanto de las nuevas tecnologías y el progreso de las sociedades también comportan algunos efectos negativos como el incremento de los niveles de estrés, ansiedad, insatisfacción… Estados de ánimo que derivan en muchas ocasiones en problemáticas musculares, normalmente a la zona de las cervicales y la espalda. Más allá de las patologías menos preocupantes, la fisioterapia puede servir para tratar dolencias crónicas e invalidantes como la fibromialgia y el síndrome de fatiga crónica. Precisamente hoy 12 de mayo se celebra el Día Mundial de la Fibromialgia y el síndrome de fatiga crónica, te explicamos cómo aliviar sus síntomas con fisioterapia.

 

¿Qué es la fisioterapia y cómo se trata?

Se considera que una persona está afectada por fibromialgia cuando presenta un dolor generalizado durante más de tres meses sin ninguna causa aparente. Casi todos los afectados presentan también el síndrome de fatiga crónica que se reconoce por la presencia de fatiga, tanto física como mental más allá de los seis meses y que tampoco tiene un origen o causa concreta. Hasta el momento estas dolencias no se pueden curar, son crónicas y se consigue aliviar sus síntomas con:

  • Tratamiento farmacológico: Analgésicos, antidepresivos y ansiolíticos. La fibromialgia también puede provocar estados de depresión y trastornos del sueño, por eso se recetan antidepresivos y relajantes musculares.
  • Terapia cognitiva-conductual. Es importante la parte psicológica, ya que sirve para detectar aquello que desencadena las crisis o hace incrementar el dolor y nos permite poder ser conscientes y evitarlo.
  • Ejercicio físico y buena alimentación. La práctica siempre tiene que ser moderada para no incrementar el dolor, si se hacen ejercicios que no sean de impacto está demostrada la mejora de la calidad de vida. También con una dieta equilibrada que aporte todos los nutrientes necesarios prescindiendo de los productos ultra procesados.

 

Fisioterapia para enfermos de fibromialgia

Al margen del tratamiento clásico también se recomiendan las sesiones de fisioterapia que pueden minimizar el dolor y mejorar la calidad de vida. De todos modos, los profesionales advierten que el tratamiento de dolencias como la fibromialgia siempre se tiene que hacer desde un punto de vista multidisciplinar, siempre siguiendo los consejos del profesional cualificado. Esto quiere decir que no se tendría que hacer un tratamiento exclusivo de fisioterapia y abandonar el resto, tu médico te guiará en la toma de este tipo de decisiones:

  • La fisioterapia en fibromialgia trata síntomas como las contracturas, alteraciones musculares, puntos gatillo…
  • El objetivo es conseguir cambios que permitan reducir el cansancio y la falta de energía, conseguir un sueño reparador; que el estado de ánimo sea más positivo…
  • La fisioterapia ayuda a aliviar los síntomas, así que se recomienda un tratamiento continuado en el tiempo.
  • Se pueden aplicar diferentes técnicas: Manual, termoterapia (aplicación de calor), electroterapia (aplicación de corrientes), etc.

Conoce los síntomas de la fibromialgia: una enfermedad silenciosa

La fibromialgia es una enfermedad relativamente joven en lo que a su diagnóstico respecta. La Organización Mundial de la Salud la reconoció en 1992, no hace ni 30 años. Pero no ha sido hasta la última década cuando se ha empezado a hablar más de esta dolencia que cuesta detectar, ya que los síntomas de la fibromialgia pueden asociarse a múltiples enfermedades.

 

¿Qué es la fibromialgia?

 

La fibromialgia es una enfermedad crónica que causa un dolor generalizado (no articular) y agotamiento, entre otros síntomas. Además, ese dolor aparece y se va sin seguir ningún patrón. También es habitual que los afectados (se calcula que lo están entre el 2 y el 4% de la población mundial) tengan dificultades para conciliar el sueño, en su mayoría mujeres. El género femenino es el que se ve más afectado por la fibromialgia.

 

¿Cómo se diagnostica?

 

La enfermedad puede detectarse a través de un examen médico muy minucioso en el que se presionan algunos puntos sensibles y específicos del cuerpo que permiten conocer la reacción de la persona a esa presión. Los criterios de diagnóstico que establece el American College of Rheumatology establece lo siguiente:

 

  1. Dolor y síntomas presentes durante la semana anterior, basado en el total de: Cantidad de zonas doloridas de 19 partes del cuerpo

Más un nivel de gravedad de estos síntomas:

  1. cansancio;
  2. despertar con cansancio;
  3. problemas cognitivos (de memoria o del pensamiento);

 

Más varios otros síntomas físicos generales.

 

  1. Síntomas que permanecen tres meses como mínimo en un nivel similar.

 

  1. No hay otro problema de salud que pudiera explicar el dolor y otros síntomas.

 

¿Cuáles son los síntomas de la fibromialgia?

 

Como ya hemos dicho, la fibromialgia causa dolor en todo el cuerpo, y lo hace de forma crónica. Sus afectados deben aprender a vivir con ella. Aunque está declarada como enfermedad benigna (ya que no causa la muerte ni otros problemas de salud) lo cierto es que se trata de una dolencia que resta calidad de vida a sus afectados. A continuación, te detallamos las señales más habituales que indicarían que padeces esta enfermedad:

 

  • Sensibilidad al tacto
  • Cansancio
  • Dificultades para conciliar el sueño
  • Despertarse con cansancio
  • Dificultades para pensar con claridad
  • Problemas de memoria

 

También existen otros síntomas que tienen algunas de las personas con esta dolencia diagnosticada:

 

  • Depresión
  • Angustia
  • Migrañas y cefaleas tensionales
  • Problemas digestivos (colon irritable, reflujo…)
  • Vejiga irritable y/o hiperactiva
  • Dolor pélvico

 

En la actualidad no existe un tratamiento que cure esta enfermedad y se sigue investigando para detectarlo de forma más rápida y también para disminuir los síntomas de dolor que padecen sus enfermos. Asimismo, diferentes asociaciones de afectados por la fibromialgia actúan en diferentes puntos del país prestando ayuda y colaboración a todos los diagnosticados. De hecho, desde la Sociedad Española de Fibromialgia y Síndrome Fatiga Crónica gestionan proyectos de investigación y también coordinan cursos de formación dirigidos a profesionales de la salud.