Entradas

Tendencias de la economía colaborativa

La economía colaborativa está en constante evolución, adecuándose y adaptándose a las necesidades que surgen entre la sociedad día a día. Por este motivo, os explicamos en este artículo las diferentes tendencias de la economía colaborativa, para tener una visión global de hacia donde evoluciona el sector.

Para poder funcionar y crecer dentro del marco de la economía colaborativa, es imprescindible superar ciertas barreras y adentrarse a los nuevos conceptos que han evolucionado dentro del sector económico:

  • confianza entre extraños
  • apuesta por el procomún y por una buena gestión de los bienes comunes
  • existencia de capacidad ociosa o no utilizada que la tecnología va a utilizar de forma eficiente
  • llega a la masa crítica de consumidores productores, clientes, usuarios y otros miembros

Tres grandes tendencias de la economía colaborativa

Dentro de todas las tendencias de la economía colaborativa actuales, destacan tres movimientos cada vez más arraigados entre los consumidores:

1. El movimiento “makers”. Quieren impulsar una nueva revolución industrial en cuanto a la producción. Es más importante la personalización del servicio o el producto que la estandarización de la globalización industrial.

2. El conocimiento en abierto. Principalmente acelera el desarrollo global conjunto de las iniciativas de la economía colaborativa. Podemos encontrar ejemplos de crowdsourcing, como Wikipedia, o de coworking, trabajo en espacios abiertos donde se fomenta la transversalidad, la conectividad y las sinergias.

3. Peer-to-peer o la financiación entre particulares. Fomentan alternativas de financiación para el intercambio de valor gracias a monedas alternativas, bancos de tiempo o economía del regalo. El más conocido es el crowdfunding, que permite a particulares conseguir un retorno económico, social o un producto o servicio a cambio de una pequeña inversión.

 

Otras tendencias actuales del mercado económico

No solo existen las tres tendencias definidas en el apartado anterior, sino que dentro de la economía colaborativa surgen diferentes movimientos según las necesidades del momento:

1. Car-sharing. Consiste en optimizar el uso de un vehículo que transporta varias personas con un itinerario en común. Una manera de compartir ruta y gastos.

2. Viajes colaborativos. Una manera de hacer turismo más barato. Cambias los alojamientos tradicionales, hoteles, hostales, etc., por alojamientos en casas particulares a través de plataformas colaborativas. Una manera de proporcionar ingresos a establecimientos de barrio.

3. Bancos de tiempo y microtasting. Estas plataformas intercambian favores entre usuarios. Se recupera el concepto de la vecindad y el compañerismo entre las personas.

4. Freecycle. Esta plataforma centra su punto principal en la preservación del medio ambiente y la calidad de las grandes ciudades.

Ahora ya no tenemos excusas para apuntarnos al nuevo rumbo de la economía global. Las diferentes tendencias de la economía colaborativa se están implantando poco a poco entre la sociedad, cansados del consumismo excesivo y el individualismo de las personas. Ayudamos no solo al conjunto de la sociedad sino también al impacto del hombre sobre el medio ambiente.

La economía colaborativa camina hacia una realidad de futuro

La revolución en la sociedad ha llegado y se llama economía colaborativa. Este modelo de negocio pone en contacto individuos para compartir o vender servicios y bienes. Sin embargo, en poco tiempo, esta actividad económica ha pasado de estar en pequeña escala a expandirse a nivel global. La economía colaborativa camina hacia una realidad de futuro.

 

Nuevo marco económico y los cambios en la sociedad

Actualmente, la sociedad relaciona economía colaborativa con los casos más mediáticos como, por ejemplo, Uber, Airbnb, etc. Sin información de calidad respecto a estos casos, esta realidad de futuro puede provocar prejuicios y vincular la economía colaborativa con la competencia desleal.

Este modelo de economía emergente tendrá gran impacto en las empresas y en las próximas generaciones. Sobre todo, gracias a la irrupción de las nuevas tecnologías de la información. Estas tecnologías han ayudado a encontrar diferentes tendencias para aprovechar más los recursos y generar rentas extras entre los consumidores. Además, los consumidores son los encargados de valorar los servicios, a través de sus comentarios en las redes. En este contexto global, la reputación digital está ganando importancia.

Se está produciendo el paso de una economía organizada de forma vertical, a un modelo horizontal. En este nuevo modelo económico, el ciudadano es productor y consumidor de bienes a la vez. Un ejemplo claro lo encontramos con Airbnb. En el pasado, si alguien quería alquilar habitaciones, tenía que construir un hotel. A día de hoy, se pueden alquilar las habitaciones en las propias casas de los particulares.

Esta dinamización del sector económico se aleja de lo que se conocía como negocio tradicional. Por este motivo, es necesaria una revisión del marco legal, para dar cabida a toda esta nueva manera de visionar el futuro de la economía.

 

Problemática surgida en el camino hacia esta realidad de futuro

La economía colaborativa se está encontrando con muchos problemas. El principal problema es por ser disruptiva, es decir, por haber irrumpido de forma tan rápida en el mercado. El segundo problema, por la falta de legislación que regule su actividad. A pesar de estos inconvenientes, los analistas creen que la economía compartida es una realidad de futuro. Gracias también a la buena sintonía con las tecnologías, en especial con el ecosistema móvil.

La solución a este problema recae en establecer una regulación flexible que de un mayor protagonismo a los ciudadanos. En resumen, establecer un marco legal que cuente con las nuevas tecnologías y que sea participativa gracias a la aportación de los ciudadanos, máximos impulsores de esta nueva realidad económica.

La economía colaborativa ha llegado para quedarse. Su evolución es incierta porque no sabemos a qué ritmo evolucionará ni si el marco legal lo hará a la misma velocidad que el marco tecnológico. Lo único cierto es que es parte del futuro próximo.

4º Encuentro de Mutualidades de Cataluña, 8-9 de Noviembre

Los próximos días 8 y 9 de Noviembre se celebra el 4º Encuentro de Mutualidades de Cataluña. Es una nueva jornada para afianzar los vínculos mutualistas y desarrollar nuevos proyectos con la participación de todos.

Objetivos del Encuentro de Mutualidades de Cataluña

El encuentro anual de las Mutualidades de Cataluña se realiza para trabajar unidos y buscar caminos que permitan continuar el viaje mutualista comenzado hace años desde diferentes lugares de Cataluña.

Los objetivos principales del encuentro se pueden resumir en los siguientes puntos:

  1. Intensificar las relaciones entre las personas de las diferentes entidades
  2. Crear un espacio idóneo de confianza para poder desarrollar proyectos conjuntos

Estos encuentros sirven para reforzar los vínculos y conseguir desarrollar nuevos proyectos como mutualidades de previsión social. Por lo tanto, es importante la participación activa de todas las personas vinculadas a las Mutualidades, para dar continuidad en el tiempo y que cada vez sea amena y profesional.

Implicación de las Mutualidades de Cataluña

Las mutualidades catalanas siempre han demostrado tener un gran nivel de implicación y una capacidad de aptitud importante.

En estas jornadas del sector de las mutualidades de previsión social, se ponen en común cuestiones de interés mutuo, en aspectos como productos, gestión de riesgos, entorno económico y normativo.

Todo responde a cooperar conjuntamente para competir. Cada cual tiene unos intereses y prioridades, pero permite que el conjunto obtenga cosas en común y, gracias a este tipo de organizaciones, esto es posible.

Nueva normativa: Solvencia II

El ámbito mutualista comporta importantes cambios en el tema regulador porque pide más exigencias en la gestión. Esta situación proviene de un proceso de concentración muy importante, iniciado en 2016.

Durante este periodo, las Mutualidades de Cataluña tuvieron que hacer un cambio mental, de control y de gestión de riesgos. Esto fue como consecuencia de la implantación de una nueva normativa: Solvencia II. 35 mutualidades, 565 millones activos y 119 millones de recaudación de cuota anual. Cada una con las peculiaridades de su vinculación territorial, de proximidad y fidelidad, unos valores que las diferencian.

El próximo encuentro servirá para confirmar que se han conseguido de manera satisfactoria la transición de entrada en este nuevo marco regulador. También que se han logrado todos los requerimientos con superávits en todos ellos.

Ventajas fiscales del seguro de salud

Los seguros de salud nacen como alternativa a las coberturas de la sanidad pública, ofreciendo múltiples ventajas a los asegurados, como la libre elección de profesionales sanitarios, de hospitales y clínicas privadas, una mayor rapidez en las pruebas diagnósticas y una importante desgravación fiscal.

¿A quién beneficia el seguro de salud?

Las ventajas fiscales de contratar un seguro de salud repercuten en las empresas y en los autónomos. Existen ventajas fiscales cuando la contratación la realiza un autónomo o empresario para él, su familia o sus empleados.

¿Cuáles son los beneficios fiscales de un seguro de salud?

Las primas de seguro de enfermedad satisfechas por el contribuyente serán consideradas gastos deducibles en el Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF).

Ventajas fiscales del seguro de salud para los autónomos

Se establece que el límite máximo de deducción será de 500 euros o de 1500 para los miembros de la familia que tengan discapacidad.

La deducción se aplica a los seguros contratados por el autónomo, como también a los de sus familiares directos (cónyuge e hijos menores de 25 años) y el límite es individual, es decir, los 500 o 1500 euros anuales son para cada persona.

Igualmente se considerará gasto fiscalmente deducible el seguro de salud que contrate el autónomo para sus empleados.

Ventajas fiscales del seguro de salud para las empresas

Las empresas que contraten un seguro médico para sus empleados pueden deducir las pólizas de los seguros pagadas hasta un límite de 500 euros anuales por persona.

Este es un gasto fiscalmente deducible, como un gasto social en la declaración del Impuesto de Sociedades, pero no es considerado como un rendimiento del trabajador. Por lo tanto, sobre el coste o la cuantía del seguro se ahorrará el 30% de las cuantías sociales.

Se debe tener muy en cuenta que para poder obtener los beneficios fiscales correspondientes, el tomador del seguro debe ser obligatoriamente la empresa, a través de un seguro colectivo que incluya unas determinadas coberturas. Se admite la posibilidad de que al seguro base cada trabajador pueda aplicar una ampliación de esas coberturas, corriendo este con la sobre-prima correspondiente.

En el primer caso, el pago del seguro no se considerará retribución en especie salvo por los importes que excedan el límite de los 500 euros anuales. Si se aplicara la segunda opción, el límite de los 500 euros se mantiene pero, además, las primas pagadas por el trabajador para ampliar el seguro no serán desgravables.

Seguros obligatorios y convenientes para la empresa

Existen multitud de seguros para la empresa; pero no todos son obligatorios, los hay voluntarios. Es por ello que debemos conocer las diferencias entre seguros obligatorios y convenientes para la empresa para tener una cobertura que se ajuste perfectamente a nuestras necesidades.

Los seguros que se deben contratar dependerán mucho de factores como el sector de la empresa o el convenio colectivo por el que se rige.

A continuación detallaremos cuáles seguros son obligatorios y cuáles convenientes para una empresa.

Seguros obligatorios

Seguro de responsabilidad civil

El seguro de responsabilidad civil suele ser obligatorio. Generalmente la obligatoriedad viene determinada  por la actividad profesional. Por ejemplo, los profesionales sanitarios, por la actividad que desarrollan, tienen que  contratar un seguro de responsabilidad civil profesional.

Si bien no es obligatorio cien por cien sí que es absolutamente recomendable contratarlo para poder hacer cargo a todas aquellas reclamaciones de tipo civil que puedan derivarse del desarrollo de la actividad profesional.

Seguro de accidentes

Todas las empresas  con trabajadores están obligadas a tener contratado un seguro de accidentes laborales. Este seguro está muy ligado al convenio colectivo de la empresa ya que éste establece cuáles son las coberturas e indemnizaciones que debe cubrir el seguro en caso de accidente. El sector será muy importante a la hora de determinar el precio del seguro juntamente con el número de trabajadores de la empresa y los capitales asegurados.

El seguro de accidentes cubre accidentes, incapacidad permanente o muerte del trabajador.

Seguro para los vehículos de la empresas

Como sucede en el caso de los vehículos particulares, todos los vehículos que formen parte de la flota de coches de la empresa deben estar convenientemente asegurados.  En el epígrafe vehículos también debemos incluir los vehículos industriales como, por ejemplo, grúas.

Seguros específicos

En el epígrafe de seguros obligatorios frecuentemente también se incluye el seguro decenal, que afecta directamente a la construcción. Este seguro obliga a  ofrecer una garantía de diez años a los compradores de los pisos o locales nuevos.

Seguros convenientes

Como se ha apuntado con anterioridad, son aquellos seguros que son voluntarios.

En los casos en los que un seguro de responsabilidad civil no es obligatorio,  sí que se aconseja contratar seguros de responsabilidad específicos que se ajusten a las características y necesidades de la empresa. Hay diferentes tipos de pólizas diseñadas para cubrir diversas contingencias

Existen los seguros de Responsabilidad Civil de Productos, relacionados con los daños que pueda causar el producto que debe ser entregado a su destinatario; los de Responsabilidad Civil Patronal, que se basan en los prejuicios que se puedan derivar de la relación de la empresa con los trabajadores y, también, los de Responsabilidad Civil de Explotación, que son los que están directamente relacionada con la actividad profesional que desarrolla la empresa.

Además de éstas también se aconseja, en muchas ocasiones, que la empresa contrate un seguro multirriesgo que cubra el piso o local en el que se encuentre la oficina o tienda. Este seguro cubrirá los daños de nuestro local y el que podamos ocasionar a los vecinos.