Entradas

¿Por qué escoger una banca ética para guardar nuestros ahorros?  

Nadie pone en duda que en la sociedad actual en la que vivimos es imprescindible contar con una entidad bancaria en la que depositar nuestros ahorros. Y ya no solo eso, cada día realizamos operaciones económicas que precisan de un banco para que se puedan llevar a cabo, el cobro de la nómina, los recibos de la luz, el agua y el gas, las compras online y con tarjeta, etc… Por eso, decidir en qué entidad financiera confiamos no es algo baladí. Si has pensado en elegir una banca ética, te damos algunas razones para que optes por esta decisión y no acudas a la banca tradicional.

 

La banca ética como forma de ver y entender la vida

 

Lo más importante antes de escoger una banca ética para depositar nuestros ahorros es analizar qué impacto queremos que tenga nuestra participación monetaria en la entidad en cuestión.

 

  • La elección de banco también es un acto de consumo responsable. Así que una de las principales ventajas de decantarse por esta opción es que conseguirás que el impacto social sea menor. ¿Por qué? Porque los beneficios de estas entidades revierten en la sociedad.
  • Si apuestas por la banca ética tu dinero estará al servicio de la economía real. Esto significa, que como decíamos antes, los beneficios de estas entidades revierten en proyectos reales para el bien común, para la sociedad. Es decir, no se utiliza en ningún caso la especulación.
  • Banca ética igual a transparencia. Este tipo de entidades proporcionan toda la información necesaria antes de contratar cualquier tipo de servicio que se ofrezca.

 

Una de las partes más importantes a la hora de decidirse por una banca ética, es su carácter no especulativo respecto al uso que le darán a nuestro dinero. Que suele ser algo que los usuarios de la banca nunca nos preguntamos, ¿en qué utilizarán los bancos el dinero de nuestros ahorros? Es habitual que queremos saber los intereses que nos generará y sin embargo no interiorizamos que con nuestro capital se puede invertir en cosas en las que nosotros jamás lo haríamos como, por ejemplo, la producción de armas o especulaciones inmobiliarias. Todo esto con la banca ética desaparece, ya que se caracterizan por un uso exclusivo para fines sociales y por la máxima transparencia.

¿Qué es la banca ética?  

La crisis económica nos ha dejado nuevos conceptos y prácticas que antes apenas conocíamos, uno de ellos es la banca ética. Las dificultades hacen que surjan nuevas ideas y se ponga el foco en las personas, el medio ambiente y todo aquello con un cariz social. Te ayudamos a conocer a fondo qué es la banca ética y en qué puede beneficiarte.

 

La banca ética

 

Es un tipo de entidad bancaria que prioriza los proyectos sociales por delante de los beneficios económicos. El objetivo es conseguir una utilidad social con todo el dinero que generan por sus servicios. Y no sólo eso, en la banca ética los clientes tienen mucho que decir y son ellos los que demandan este tipo de prácticas responsables. Es una forma de gestionar los ahorros de forma consciente siguiendo el denominado modelo de desarrollo humano y social sostenible.

 

  • Los clientes tienen derecho a conocer a qué se destina su dinero (proyectos, financiación de otras empresas o ideas, etc).
  • Los recursos generados se destinan a la creación de empleo y la inserción laboral de personas en riesgo de exclusión social, por ejemplo.
  • Es importante la labor de apoyo en los casos de créditos e hipotecas al margen de la recuperación del dinero prestado o invertido.
  • Los proyectos sociales a los que se destine el dinero deben ser viables para evitar pérdidas de recursos e inversión.

 

Es posible que esta descripción pueda parecer algo utópica, y es que hasta ahora las cajas de ahorros ya se dedicaban a desarrollar proyectos sociales con una parte de los beneficios. La diferencia es que en el caso de las entidades que conforman la denominada banca ética, todos los beneficios de sus productos bancarios tienen un fin social y los propios productos tienen una naturaleza sostenible.

 

¿Qué ofrece la banca ética?

 

Los productos que comercializan las entidades de banca ética son parecidos a los que ofrecen los bancos tradicionales con la clara diferencia de que todas las comisiones van a parar a fines sociales.

 

  • Libretas y tarjeta solidarias.
  • Fondos de inversión solidarios.
  • Microcréditos: Préstamos a corto plazo y de pequeñas cantidades que se destinan a proyectos que generan renta.

 

Si hay bancos éticos, ¿los hay que no lo son?

 

La banca ética se refiere a las entidades que cumplen con los objetivos que hemos mencionado antes, pero eso no significa que las entidades convencionales carezcan de ética.

 

Algunos expertos apuntan que como ya ocurre con el comercio justo, el consumo responsable o la moda sostenible, el uso de estos adjetivos únicamente ayuda a remarcar un aspecto concreto frente a la forma de funcionar del sector en cuestión.