Entradas

Posturas correctas delante del ordenador

Cada vez somos más dependientes de los ordenadores y somos muchos los que, por cuestiones laborales, nos pasamos muchas horas sentados delante del ordenador. A esto le tenemos que sumar, en muchos casos, las horas de ocio que también pasamos delante del ordenador jugando o con las redes sociales. Es por este motivo que es muy importante adoptar posturas correctas delante del ordenador.

No seguir unas ciertas pautas a la hora de sentarnos delante del ordenador nos puede provocar problemas graves de espalda ya que, cuando estamos sentados delante dela computadora, es la columna vertebral la que se resiente de las malas posturas que adoptamos. Debemos tener en cuenta, en este sentido, que el ser humano está anatómicamente diseña para estar de pie y en movimiento, en ningún caso sentado y sin moverse.

Posturas correctas delante del ordenador

Distancia y posición de la pantalla

La pantalla tiene que estar centrada, a la altura de nuestros ojos –nos podemos ayudar de libros u otros enseres para subirla- y entre 45 y 75 centímetros de distancia de nuestra cara. Una pantalla muy pequeña o muy lejana nos haría tomar una mala postura que tendría incidencia negativa directa sobre nuestras cervicales.

Realizar descansos

Es conveniente que, aproximadamente, cada 45 o 50 minutos nos levantemos para estirar las piernas y descansemos nuestra espalda y, también, la vista.

Pies en el suelo

Muchas veces, cuando empezamos la jornada, tomamos consciencia de la importancia de tener una buena postura delante del ordenador y nos sentamos correctamente con los dos pies en el suelo. Pero, a medida que van pasando las horas, la tendencia es a poner a cruzar las piernas, ponerlas encima de cualquier superficie e, incluso, acabar sentados con posturas de las que nuestro profesor de yoga estaría orgulloso.

En caso de que estar todo el rato con los dos pies en el suelo nos resulte incómodo, podemos optar por un reposapiés. Pero debemos evitar, siempre, cruzar las piernas porque no es bueno ni para nuestra espalda ni para nuestra circulación.

Silla

La elección de la silla en la que nos vamos a pasar tantas horas sentados tampoco es banal. No debemos escatimar en gastos y debemos optar por una silla ergonómica con un buen asiento y un buen respaldo que nos permita mantener la curvatura natural de nuestra espalda en forma de S.
Lo más importante es que apoyemos la zona lumbar.

Por qué escoger Previsalud de Previsora General

Elegir un seguro no siempre es una tarea fácil porque existen diferentes tipologías que debemos tomar en cuenta en función de nuestras necesidades y preferencias. Y dentro de cada tipología hay una serie de extras que también pueden ser básicos a la hora de optar por otro seguro. En este artículo vamos a detallar qué características diferencian a Previsalud, seguro médico de Previsora General, de otro seguros de la competencia.

Por qué escoger Previsalud

La misión de Previsora General y de su gama de seguros Previsalud es asegurar el bienestar de toda la familia.

Previsalud tiene en común con otros seguros de asistencia sanitaria privada –siempre teniendo en cuenta que todos los seguros cuentan con diferentes modalidades de contratación, desde básicas hasta muy completas que incluyen reembolso de gastos- que actualmente están en el mercado, aspectos como la asistencia primaria, las consultas de especialidades médicas, la atención médico hospitalaria; orientación médica y servicios a domicilio; etc.

Pero además Previsora General, en la misma póliza de salud, incluye una serie de coberturas gratuitas que la hacen única en el mercado y que, a continuación, vamos a detallar:

Defensa jurídica

Previsora General ofrece a todos sus mutualistas un servicio gratuito de defensa jurídica. Este consiste en:

– Asistencia Jurídica Telefónica gratuita
– Asistencia Jurídica Presencial con un máximo de 3 consultas anuales
– Defensa penal hasta 1500 euros
– Reclamación de daños, también hasta 1500 euros
– Redacción y Reclamación de Documentos y Contratos

Protección de Pagos

Esta cobertura asegura el reembolso del recibo de la póliza durante un periodo máximo de 6 meses en caso de situación de desempleo si el tomador de la póliza es trabajador por cuenta ajena o de baja laboral si es profesional autónomo.

Qué es lo que diferencia a Previsalud de otros seguros

Que además de las coberturas gratuitas comentadas anteriormente, Previsalud incluye :

Cobertura vitalicia

El asegurado tiene cobertura vitalicia desde el primer día en el que contrata la póliza. Es decir, en ningún caso, se contempla la expulsión del asegurado en detrimento del gasto que se puede derivar de sus enfermedades o accidentes.

Seguro dental

Previsalud incluye cobertura dental básica en la que quedan cubiertas limpiezas, revisión, pulido y radiografías intrabucales.

Otras coberturas complementarias

Previsalud incluye otras coberturas complementarias como servicio de asistencia en viaje en el extranjero o segundo diagnóstico internacional . Es decir, en caso de enfermedad grave o de alto riesgo, el asegurado podrá disponer de una segunda opinión médica de aquellos expertos especialistas en la patología en cuestión.

Y además Previsalud ofrece la posibilidad de incorporar, dentro de la misma póliza, una cobertura de decesos a un precio muy competitivo, ya que la mutualidad asume una parte del coste de esta cobertura que incluye la gestión y gastos de sepelio y garantías complementarias de asistencia en viaje y traslados.

Para cualquier duda o más información sobre Previsalud, ¡no dudes en contactarnos!

Convertirse en autónomo: pasos a seguir

Convertirse en autónomo no es sencillo. Requiere muchos trámites y papeleo para los cuales es necesario conocer la normativa y los pasos fiscales que se deben seguir. Para las personas que no están acostumbradas a hacer este tipo de trámites y no tienen conocimientos al respecto puede ser pesado.

A continuación detallamos los pasos que debe seguir una persona que quiera convertirse en trabajadora autónoma, una situación cada vez más habitual en la actualidad.

Alta en Hacienda para convertirse en autónomo

Antes de iniciar la actividad, lo primero que se tiene que hacer es darse de alta en Hacienda. Se debe rellenar el formulario 036 en el que se deben hacer constar los datos personales, la actividad a la que se va a dedicar y la ubicación del negocio.

También existe el modelo 037. Éste es una versión simplificada del formulario anterior y se diferencia en que lo pueden utilizar casi todos los autónomos (las excepciones son muy pocas). Los requisitos para presentarlo es disponer de un NIF y que la dirección del domicilio fiscal sea coincidente con la de gestión administrativa. En este caso quedan excluidos los que están exentos de IVA, las grandes empresas, los operadores comunitarios o los que constan en el REDEMEI (registro de devolución mensual).

También es importante al alta en el impuesto de actividades económicas (IAE) que es una tasa que grava el ejercicio de la actividad profesional. Lo más habitual es estar exento del pago de este impuesto porque sólo se debe pagar cuando se factura más de un millón de euros anuales. Pero, en caso de tenerlo que pagar se debe presentar el modelo 840/848.

Alta en la Seguridad Social para convertirse en autónomo

La afiliación en el Régimen Especial de Trabajadores Autónomos de la Seguridad Social se realiza en la Tesorería General de la Seguridad Social. Se dispone de 30 días naturales desde el alta censal para realizar la inscripción.

Para realizar el alta la documentación que se debe llevar es el DNI, el modelo 036 o 037 y el modelo TA521/1 de alta en el Régimen Especial de Trabajadores Autónomos.

En el momento del alta se debe definir la base de cotización y las coberturas por las que se va a cotizar. En función de la actividad es o no obligatorio cotizar por contingencias de accidentes de trabajo y enfermedades profesionales. Uno de estos casos es el sector de la construcción.

Además de estos trámites, que son los indispensables, hay otros como la licencia de apertura que se tiene que pedir en el Ayuntamiento para abrir un local en el que llevar a cabo un negocio. Y, en el caso que proceda, también es necesario pedir el permiso de obras oportuno para adaptar el local a la actividad que se desea desarrollar.

Ventajas de un seguro de salud para autónomos

El tiempo es uno de los recursos más escasos del autónomo. Si eres empresario seguro que alguna vez has dicho eso de “no tengo tiempo ni de ponerme enfermo”.

Pero no solo está comprobado que los autónomos trabajan de media más horas que los empleados por cuenta ajena, sino que además lo hacen en horarios que dificultan la visita al médico o lo tienen más complicado para ausentarse del trabajo.

A todo esto, cabe añadir el tiempo que exige ir al médico, ya que a veces tenemos que esperar días e incluso meses para que nos atiendan, especialmente en la Seguridad Social. Y en la mayoría de los casos, tendremos que pasar media mañana en el centro de salud.

Por todos estos motivos, los autónomos son uno de los colectivos más interesados en contratar un seguro de salud.

Ventajas de un seguro de salud para autónomos

  • Mayor agilidad y rapidez en la atención del médico y en las pruebas o en los procesos hospitalarios y quirúrgicos.
  • Posibilidad de elegir el médico y el hospital.
  • Posibilidad de acudir al especialista sin pasar por el médico de cabecera.
  • Habitaciones individuales en caso de hospitalización.
  • Acceso a tratamientos innovadores y nuevas técnicas sanitarias.

Prestaciones más comunes del seguro de salud para autónomos

  • Amplios cuadros de médicos concertados: los seguros de salud para autónomos cuentan con excelentes profesionales de la salud que cubren todas las especialidades médicas.
  • Servicios de urgencia: acceso a urgencias propias mucho menos masificadas que las de la sanidad pública.
  • Servicio de diagnóstico: la sanidad privada cuenta con medios sanitarios muy avanzados. Además, las pruebas y diagnósticos de la sanidad privada se realizan en una media de 8 días, mientras que en la sanidad pública, se suele esperar unos 47 días.
  • Hospitalización: el seguro de salud para los autónomos incluye este servicio.
  • Asistencia dental: las pólizas incluyen servicios básicos de atención dental y precios especiales para los servicios más avanzados, siempre más baratos que los que cobran los dentistas.
  • Seguro de accidentes.
  • Cobertura territorial nacional: esto garantiza la seguridad de recibir el servicio estés donde estés, así como la posibilidad de acudir a centros más avanzados de otras provincias.
  • Cobertura internacional: en la Unión Europea podrás contar con la Tarjeta Sanitaria Europea, pero para tener cobertura en otros países tendrás que contratar algún seguro privado, que cuente con convenios que garanticen la asistencia, normalmente sin coste adicional.

La baja laboral del autónomo por enfermedad común

Parece que los autónomos sean una especie de superhéroes y superheroínas que nunca se ponen enfermos. Lo cierto es que, a pesar de estar enfermos, la mayoría de los trabajadores por cuenta propia deciden continuar trabajando y no solicitar la baja debido a las características propias de su actividad laboral. La privación de ingresos causada por el cierre, aunque temporal, del local comercial, o el miedo a perder clientes desanima a la hora de elegir si seguir en la actividad o pedir la baja laboral del autónomo por enfermedad común. Pero hay situaciones en las que no hay más remedio.

Ante la pregunta: ¿puede cogerse la baja laboral un autónomo? La respuesta es sí y la razón está en su cotización por el concepto de incapacidad temporal. Y es que la incapacidad temporal es un subsidio diario que cubre la pérdida de rentas mientras el trabajador está imposibilitado temporalmente para trabajar y recibe asistencia sanitaria de la Seguridad Social.

Requisitos para tener subsidio por Incapacidad Temporal

El autónomo tiene que cumplir una serie de requisitos para recibir la prestación por incapacidad temporal por enfermedad común o accidente no laboral:

  1. Estar dado de alta en el Régimen Especial de Trabajadores Autónomos (RETA).
  2. Tener cotizado un mínimo de 180 días en los 5 años anteriores a la solicitud.
  3. Estar al día en el pago de las cuotas de autónomos. En el caso de no estarlo, tiene hasta 30 días para efectuar todos los pagos.

¿Cómo se calcula el importe de la prestación?

El inicio del derecho a recibir un subsidio se origina a partir del cuarto día de baja y el importe depende de la base de la cotización: se percibe el 60% de la base del mes anterior; a partir del día 21 y hasta el momento del alta el importe sube hasta el 75%.

Dado que los trabajadores por cuenta propia pueden elegir su base de cotización, la mayoría de los autónomos tiene seleccionada la base de cotización mínima (893,10 €) a fin de no pagar mayor cuota a la Seguridad Social. Por ello, muchos trabajadores autónomos son reticentes a pedir la baja porque la cantidad que cobrarían en concepto de subsidio es muy baja.

Al cotizar por la base mínima, el subsidio por incapacidad temporal serían 535,86 € y a partir del día 21 ascendería a 669,8 €. Sin embargo, el autónomo debería seguir pagando las cuotas de autónomos: 267,04 € sin bonificación. Así, el subsidio quedaría en 268,82 € durante los primeros 20 días y después, 402,76 €.

¿Es conveniente un seguro privado?

Acabamos de ver la escasa cuantía de la que disponen los autónomos al solicitar un baja por incapacidad temporal. Y es por esta razón por la que los trabajadores por cuenta propia son tan reacios a solicitarla.

Para paliar esta situación existen seguros privados complementarios que cubren la enfermedad. La oferta es amplia, desde seguros de incapacidad temporal que abonan una cantidad diaria prefijada en el contrato, hasta los que cubren gastos de hospitalización, visitas de especialistas o proporcionan protección también en caso de accidente.

Los seguros de salud aumentan la productividad laboral

Para los gestores de pequeñas y medianas empresas, decidir si vale la pena ofrecer un seguro de salud para los trabajadores es un dilema común. Una duda que suele surgir es: ¿qué ventajas ofrece este recurso al negocio? La realidad es que la salud de los empleados también conlleva ventajas para los empresarios y es que los seguros de salud aumentan la productividad laboral.

 

Seguro de salud y productividad

Una empresa que concede un seguro de salud está mostrado que sus empleados le importan. De este modo, se pasa de ese concepto de trabajadores como meros recursos, para acercarse a la nueva concepción de recursos humanos que considera al empleado como algo valioso que hay que cuidar. Aquí está el origen del aumento de la productividad cuando se ofrece un seguro de salud: la medida da a los trabajadores la sensación de que el dueño de la empresa se preocupa por ellos, lo que aumenta su satisfacción y los convierte en colaboradores felices.

Tener trabajadores motivados y satisfechos, además de mejorar la productividad en el trabajo, también incentiva la permanencia de los buenos profesionales. Sentirse valorado contribuye a que los empleados tengan una actitud positiva con respecto a la empresa para la que trabajan y, por tanto, sus necesidades de cambio de trabajo se reducirán.

 

Seguro de salud y absentismo laboral

Además, un seguro de salud privado incide en la reducción del absentismo laboral por dos motivos. En primer lugar, y gracias al incremento de la motivación de los trabajadores, se reducen las “falsas” bajas laborales. Es menos probable que un empleado feliz enferme, no nos olvidemos que muchas enfermedades están relacionadas con la felicidad de la persona: depresión, estrés e incluso enfermedades físicas. Por otro lado, se reduce el absentismo por el mero hecho de que los empleados pueden acudir al médico en horarios más flexibles.

El aumento de la productividad unido a la reducción del absentismo laboral se refleja en un retorno de la inversión y, además, cuenta con importantes ventajas fiscales para la empresa y los empleados.

 

Seguro de salud para prevenir gastos

No hay que olvidarse tampoco de la capacidad del seguro de salud para prevenir gastos eventuales. Imaginemos una situación de emergencia en el trabajo en el que es necesario auxiliar a un empleado. ¿Cuánto gastaría la empresa con y sin el seguro de salud? La respuesta es clara: disponiendo de un seguro de salud, el desembolso sería menor.

Por último, destacar que el seguro de salud privado es actualmente el beneficio social más demandado y mejor valorado por 6 de cada 10 empleados. Un 70% de las empresas ya ofrece estas coberturas a sus empleados.