Saltear al contenido principal

Se garantiza mediante la Política de Idoneidad de Consejeros y Personal Clave, la aptitud de las personas que dirigen de manera efectiva la Entidad y de aquellas personas que desempeñan las Funciones clave, incluidos los miembros de la Junta Directiva, y, atendiendo a las obligaciones que corresponden individualmente a cada persona, se garantiza una adecuada diversidad de calificaciones, conocimientos y experiencia.

Asimismo, se garantiza que los miembros de la Junta y de la Alta Dirección, manifiesten de forma colectiva, la calificación, experiencia y conocimientos apropiados al menos sobre mercados de seguros y financieros, estrategia empresarial y modelo de empresa, sistema de gobernanza, análisis financiero y actuarial y conocimientos del marco regulador.

Los miembros de la Junta Directiva cuentan colectivamente con las calificaciones, competencia, aptitudes y experiencia profesional necesarias en las áreas de actividad pertinentes para dirigir y supervisar la Entidad de modo eficaz y profesional, así como para desempeñar las tareas encomendadas de forma individual en cada caso.

La Entidad notificará oportunamente a la Autoridad Supervisora, a petición de esta, la información relativa a todas las personas que dirigen de manera efectiva la empresa o que sean responsables de otras funciones fundamentales para que pueda evaluar la aptitud y honorabilidad de tales personas.

Asimismo, se notificará a las autoridades de supervisión todo cambio en la identidad de las personas que dirijan de manera efectiva la empresa o sean responsables de otras funciones fundamentales, junto con toda la información necesaria para evaluar si las nuevas personas que, en su caso, se hayan nombrado a efectos de la Dirección de la empresa cumplen las exigencias de aptitud y honorabilidad.

De igual forma se informará a la Autoridad de Supervisión en el supuesto de que alguna de las personas que desarrolla una Función Clave haya sido sustituida por no cumplir ya los requisitos mencionados de aptitud y honorabilidad.

La Entidad tiene definido el siguiente procedimiento para valorar la aptitud y honorabilidad de las personas que dirigen la Entidad y desempeñan funciones clave, tanto para el momento de ser designada para un cargo específico como durante el desempeño del mismo.

La evaluación de la aptitud de una persona debe incluir una evaluación de sus calificaciones formales y profesionales, conocimientos y experiencia pertinente en el sector de los seguros, otros sectores financieros u otras actividades, y tendrá en cuenta las obligaciones asignadas a dicha persona y, cuando proceda, su competencia en los ámbitos asegurador, financiero, contable, actuarial y de gestión.

La evaluación de la honorabilidad de una persona incluye una evaluación de su honestidad y solvencia financiera basada en información fehaciente sobre su reputación, su comportamiento personal y su conducta profesional, incluido cualquier aspecto penal, financiero y de supervisión que sea pertinente a efectos de la evaluación.

Volver arriba