practicar deporte septiembre

Consejos para volver al gimnasio después de las vacaciones  

Tras las vacaciones toca volver a la rutina, es lo que tiene el mes de septiembre. Si ya has empezado a poner en práctica los trucos que te dábamos en este artículo, pero sientes que te va a costar algo más lo de volver a practicar deporte, tenemos la solución. Guarda este artículo en favoritos para que puedas consultarlo siempre que estés a punto de abandonar. ¡No lo hagas! Tú puedes.

 

¿Qué es imprescindible para que volver al gimnasio no te dé pereza?

 

  1. Motivación.
  2. Objetivos realistas
  3. Buscar un gym cerca de casa.
  4. Intensidad progresiva.
  5. Complementarlo con una alimentación saludable.

 

Estos serían los tips básicos, te damos también las claves para que se convierta en una verdadera rutina.

 

5 consejos si quieres que tu relación con el gimnasio sea duradera

 

Septiembre es junto a enero, uno de los dos meses del año en los que más personas se plantean objetivos saludables para mejorar su estilo de vida. Quizás quieras empezar a comer más sano, a llevar una vida activa o a practicar algún deporte, pero en realidad, todo es lo mismo, porque está conectado.

 

Sin una buena alimentación no puede haber una buena práctica de deporte con garantías y energía suficiente. Y al revés, lo mismo. Así que el primer consejo sería cambiar el estilo de vida en general. Pero como por algo hay que empezar, nos centramos en el deporte y te contamos algunas pautas para poder volver al redil del gym:

 

  1. Sal a caminar. Es imprescindible antes de ponerte a practicar deporte de nuevo. Conseguirás despertar a tus músculos del largo letargo veraniego y evitarás las indeseadas y dolorosas agujetas.
  2. Planifica tus días de práctica deportiva. Es imprescindible para poder crear una verdadera rutina que sigas más allá de las primeras semanas. Así podrás organizarte tus horas de práctica teniendo en cuenta tus horarios laborales y otras responsabilidades diarias. Un ejemplo, busca los huecos libres, si los lunes y los miércoles a las 20h de la tarde sabes que habrás terminado con tus obligaciones laborales y familiares, es un buen momento para practicar deporte.
  3. Apúntate al gimnasio o a las clases que te interesen. Una vez planificados tus horarios podrás valorar si te interesa regresar al gimnasio o apuntarte a clases específicas en centros deportivos especializados. Consulta los horarios de las actividades dirigidas, las salas de fitness, piscina, etc.
  4. Convence a un amig@. Estamos de acuerdo en que en el caso de la práctica de deporte no puedes depender de nadie y la iniciativa debe ser tuya para evitar las excusas. Pero es cierto que un acompañante es una dosis muy alta de motivación que no debes desaprovechar.
  5. Busca la diversión. Si eres un amante del deporte seguramente te habrías saltado los 4 pasos anteriores. Pero si la actividad deportiva te cuesta y nunca ha sido tu fuerte será difícil incorporarlo a tus hábitos, así que tienes que buscar la parte divertida o positiva. Practica solo los deportes en los que se sientas más a gusto o se te den mejor, eso te motivará. Por el contrario, si te empeñas en hacer algo que odias, acabará en fracaso.
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *