Entradas

Previsora General, mutualidad certificada con el sello EthSI E3 Insurance

Previsora General es la mutualidad que trabaja para ser una alternativa al seguro tradicional. La conciencia mutualista se basa en los vínculos de solidaridad entre las personas, y el sentido original de los seguros es, precisamente, establecer estos vínculos entre los miembros de una comunidad. Por esta razón, Previsora General obtiene el sello EthSI E3 Insurance.

Los principales criterios analizados que avalan esta certificación EthSI E3 han sido los siguientes:

  • Orientación social y solidaria de sus productos
  • Responsabilidad con la comunidad y el territorio
  • Responsabilidad económica con el comercio social y solidario
  • Cumplimiento de las políticas de sostenibilidad
  • Políticas laborales responsables e igualitarias

¿Qué es el sello EthSI?

El sello europeo EthSI (Ethical and Solidarity Based Insurance) es un distintivo que valora la calidad en la gestión de las compañías de seguros, las corredurías y los gestores. También certifica los productos aseguradores de las entidades. El sello pone en valor la gestión ética de la organización respecto las inversiones y la responsabilidad social, el fomento de la sostenibilidad social y ambiental y la transparencia.

Dentro del mundo de las aseguradoras, el sello EthSI promueve los seguros éticos y solidarios. Valora criterios con el objetivo de ofrecer transparencia en el mercado de los seguros. También valora el desarrollo de los seguros éticos al facilitar a los usuarios una herramienta para escoger el producto que mejor se ajuste a sus valores.

¿Qué impulsa el sello EthSI?

El sello EthSI es una herramienta facilitadora para la progresiva implantación del Seguro Ético y Solidario, impulsando:

  • Los vínculos de solidaridad entre las personas
  • El hecho asegurador como bien socialmente útil
  • El establecimiento de un círculo que favorezca el respeto recíproco de las partes implicadas: entidades aseguradoras, gestores y personas físicas o jurídicas aseguradas
  • La transparencia en el mercado de los seguros, para facilitar al usuario final la elección del seguro que más se ajuste a los valores asociados a prácticas comprometidas con la sostenibilidad social y ambiental

Proceso de certificación para conseguir el sello EthSI

El proceso que las empresas deben seguir para la obtención de este sello se describe a continuación:

1. Solicitud de registro
El proceso de certificación se inicia en el momento de recibir la solicitud formal por parte de la entidad solicitante. A partir de ese momento el Observatorio de las Finanzas Éticas se pone en contacto con la entidad para continuar con el proceso.

2. Recogida de información
Se solicitará un conjunto de datos y documentación a la entidad solicitante sobre los diferentes aspectos que se analizarán.

3. Elaboración de un informe para el Comité evaluador
Se elaborará un informe donde se recogerán los datos más destacados y se comprobará que la entidad solicitante se ajusta a los requisitos para obtener el sello.

4. Presentación del informe al Comité evaluador
Se presentará el informe al Comité evaluador y se decidirá si se otorga la certificación. El Comité evaluador puede proponer consideraciones de mejora sobre diferentes aspectos a la entidad solicitante.

5. Formalización del contrato
En caso de ser concedido el sello EthSI, la resolución se comunicará a la entidad solicitante y formalizarán el registro del sello EthSI mediante el pago de la tasa correspondiente.

Trabajar a tiempo completo puede ser malo para el cerebro

El trabajo es un estimulante de la actividad que se produce en el cerebro y ayuda a mantener las funciones cognitivas en las personas adultas. Sin embargo, trabajar a tiempo completo o en exceso puede ser una de las principales causas de fatiga y estrés físico o mental.

El Instituto Melbourne de Economía Aplicada e Investigación Social publicó un estudio donde confirmaba que trabajar más de 25 horas semanales podía afectar la inteligencia en personas de más de 40 años. De acuerdo con el estudio, 25 horas a la semana es el tiempo óptimo que debe dedicarse al trabajo para el funcionamiento cognitivo. Pero trabajar menos también es nocivo para la agilidad del cerebro, tanto de hombres como de mujeres.

Trabajar a tiempo completo a partir de los 40 años

Conforme una persona se hace adulta, su desarrollo del intelecto también evoluciona de manera diferente. A partir de los 20 años, procesamos información externa pero no al mismo ritmo que en la adolescencia. Al cumplir los 30 años, empieza a decrecer la capacidad para utilizar habilidades, conocimiento y experiencias.

Es a partir de los 40 años, cuando la mayoría de las personas comienzan a obtener resultados relativamente menos buenos en la memoria, el reconocimiento espacial y la agilidad mental. Antes de los 40, el cuerpo puede resistir todas las horas extra que se le quieran pedir. Después, ni siquiera el horario habitual de 40 horas semanales resulta ser una buena idea.

La ciencia detrás de esto

La economía actual nos está forzando a trabajar más horas que generaciones anteriores, pero la mente a partir de los 40 años, no está preparada para el estrés o la rutina laboral para trabajar a tiempo completo.

El efecto negativo del estrés en nuestra mente nos afecta a través de hormonas, producidas por la glándula suprarrenal en respuesta al estrés. Estas hormonas pueden afectar la memoria a corto plazo, la concentración y el pensamiento racional.

No obstante, otros factores se atribuyen a este proceso de decrecimiento intelectual a partir de los 40 años. El más importante de estos factores es el cuidado o la responsabilidad hacia al menos una persona (su padre o su hijo), además de trabajar tiempo completo. Es decir, como tener un empleo después del empleo habitual, en el que pocas veces hay oportunidad para descansar.

El factor sueño

Dormir y descansar la mente es importante para soportar una semana completa de trabajo. La recomendación más extendida entre los profesionales es la de dormir entre 7 o 8 horas diarias. La capacidad para aprender y recordar conceptos o situaciones dependen de cuánto dormimos y del tiempo que tenemos para divertirnos.

El trabajo es necesario

Trabajar menos horas suena bastante tentador, pero hay una economía personal de la que dependemos que generalmente nos obliga a realizar grandes jornadas de trabajo. Además, muchas personas con 40 años o más no se plantean trabajar menos aunque pudieran, ya que para ellos es un estímulo necesario.

Por eso muchas empresas se plantean la flexibilidad horaria de sus empleados para lograr una mayor productividad. Porque cuando una persona valora la calidad de vida, también tiene en cuenta valorar su felicidad dentro del puesto de trabajo.

La economía colaborativa impacta en el mundo de las aseguradoras

La economía colaborativa aparece como una oportunidad sostenible de desarrollo económico permitiendo una mayor participación de los ciudadanos. Está experimentando tasas de crecimiento muy rápidas obligando a muchos negocios a reinventarse. Y las aseguradoras son uno de estos negocios, donde ven la economía colaborativa como una oportunidad de negocio y no como un enemigo a batir.

De dónde surge el concepto de economía colaborativa en los seguros

Actualmente están teniendo un gran auge los seguros P2P (peer-to-peer), como un nuevo concepto de seguro que permite a un grupo de asegurados reducir los costes de su seguro. Gracias a las redes sociales, se buscan y forman grupos de personas que tienen un mismo tipo de seguro. Todos sus miembros acuerdan compartir la prima de su seguro para apoyarse económicamente si un miembro del grupo da un parte. Si al final del año los partes no exceden la prima habitual, entonces todo el grupo se beneficia de un ahorro en las prima de su seguro personal.

Todo hacía entender que el concepto de seguros colaborativos había surgido por la necesidad de ahorrar en los costes. Pero la realidad es que este concepto surgió por el elevado número de partes de daños (incluidos los fraudes) que se dieron en Alemania en 2010.

Este concepto de seguros P2P lo que implica es un menor número de asegurados con un perfil de riesgo similar. Por lo tanto, florece un mayor sentido de responsabilidad hacia el grupo al que pertenecen los asegurados que automáticamente hace reducir el número de fraudes.

La virtud que presenta este modelo de seguro es que tiene menores costes para la aseguradora ya que las reclamaciones pequeñas se solucionan con la prima del grupo y la venta de seguros es más económica gracias un crecimiento viral que facilita la red social.

El futuro de la economía colaborativa en los seguros

En el futuro, todos estos modelos de seguros P2P se personalizarán cada vez más para cubrir mejor las necesidades de cada cliente. Abarcarán todos los ámbitos de seguros: médicos, del automóvil, del hogar, entre otros.

Como comentábamos antes, la economía colaborativa supone una revolución porque la idea de las compañías produciendo y personas consumiendo se está rompiendo y ahora cualquiera puede erigirse ya sea en consumidor o productor. El eje ahora es el acceso, no el tener.

El poseer es visto solo como algo positivo si es con la intención de compartirlo a través de las redes P2P. Surgen así estos nuevos modelos de negocio muy rentables, donde los productos o los servicios ya no son los pilares de las empresas sino que deberían disponer de plataformas donde los “prosumidores” puedan ofrecer o consumir ayudando así a la comunidad.

Cosas que si no aseguras te pueden llevar a la ruina

Hay ciertos aspectos de la vida de todas las personas que son básicas. Pensemos qué ocurriría con nosotros o con nuestras familias si nos faltara la salud, la capacidad de trabajar o la vida misma. Bastantes problemas tenemos ya diariamente para mantener a flote la economía familiar como para pensar en el desequilibrio que nos supondría la falta de previsión.

Y es que es una realidad que el número de seguros en nuestro país sigue siendo bajo respecto a otros países, en lo que a seguros no obligatorios se refiere. No tenemos problema a la hora de contratar un seguro para nuestro Smartphone de última generación, pero somos bastante reticentes a la hora de asegurar aspectos de nuestra vida para evitar la bancarrota de la economía doméstica.

La salud

Un seguro de salud nos asegura una asistencia sanitaria más cómoda y rápida, así como mayor facilidad para acceder a analíticas, pruebas y hospitalización en el momento en el que las necesites. Puede parecer que en España no necesitamos este tipo de seguros dada la sanidad pública con la que contamos. Sin embargo, echemos un vistazo a la actualidad política y veremos que la sanidad pública está en periodo de reformas. Copagos, reducciones de plantilla, disminución de los servicios que ofrece y aumento de los tiempos de espera al pedir cita a un médico.

Además, la sanidad pública no ofrece ciertas coberturas y especialidades que sí contemplan los seguros de salud privados. Por eso, los seguros de salud, se sitúan como la solución si se quiere disponer de atención sanitaria especializada además de otros servicios sin necesidad de extensas esperas o de pagar extensas sumas de dinero.

La incapacidad

El seguro por incapacidad está muy asociado a los autónomos pero se ha extendido más allá y ahora también contempla a los trabajadores por cuenta ajena. Con este tipo de seguros seguiremos percibiendo un salario en caso de que caigamos en una condición de incapacidad que impidiera hacer frente a la vida laboral.

Este tipo de seguros tiene varias versiones. Por un lado nos encontramos con la incapacidad temporal, que sería algo similar a una indemnización por baja laboral, y, por otro, la incapacidad permanente, que daría lugar al pago de una prima tal y como se hubiera especificado en la póliza del seguro.

La vida

Este es un tema complicado. A nadie le gusta pensar que la propia ausencia pero debiera parecer una obviedad cuando tenemos personas dependientes de nosotros o deudas que pudieran repercutir en personas de la familia. En estos casos, tener un seguro de vida es mucho más que recomendable.

Guía para elegir un seguro médico

Elegir un seguro médico no es una tarea sencilla. Las necesidades varían en función de las personas y para satisfacerlas existen múltiples modalidades de seguros. A la hora de elegir el seguro médico que vamos a contratar debemos prestar atención a diversos puntos y conceptos. De este modo, antes de decantarnos por contratar un seguro u otros, conseguiremos tener claro los pros y los contras.

En primer lugar vamos a ver qué clases de seguros médicos existen. A nivel general, podemos encontrar tres clases de seguros:

Tipos de seguro médico

Seguros médicos de cuadro médico o reembolso

Los seguros de cuadro médico son aquellos donde el asegurado puede elegir el médico y los hospitales que más le convenga dentro de los concertados por la entidad aseguradora a través del cuadro médico.

Los seguros de reembolso de gastos son aquellos seguros que permiten que el asegurado elija libremente el centro y el médico, fuera del cuadro médico de la compañía. El asegurado abonará la factura y la compañía le reembolsará un porcentaje elevado de los gastos.

Los seguros mixtos de reembolso permiten acudir a cualquier médico dentro del cuadro médico de la compañía. En estos casos el asegurado no deberá hacerse cargo de los gastos ya que lo hace directamente la entidad aseguradora, cubriendo el 100% de los gastos. Mientras que se mantiene el seguro de reembolso para ciertos especialistas como pueden ser ginecología o pediatría.

Seguros médicos básicos o completos

Los seguros médicos completos son los que ofrecen la máxima cobertura asistencial, incluida la hospitalización e intervenciones quirúrgicas.

Los seguros médicos básicos ofrecen coberturas más limitadas y normalmente no incluyen la hospitalización ni las operaciones.

Seguros médicos con copagos o sin copagos

El copago está cada vez está más extendido. Se trata de una cantidad monetaria que el asegurado deberá abonar por cada servicio médico realizado. Las primas de los seguros variarán en función de si se opta por un seguro médico con copago o sin él. El sistema de copagos depende también de cada aseguradora. Algunas apuestan por un copago fijo, otras ofrecen sistema de copagos progresivo, donde el coste a pagar varía en función del número de actos o servicios médicos realizados.

Seguro de vida y seguro de accidentes, ¿es lo mismo?

Si hablamos de seguro de vida y seguro de accidentes podemos caer en la confusión. De hecho, es bastante habitual confundirlos o pensar que tienen las mismas coberturas. Es cierto que ambos tienen algunas similitudes, pero son seguros muy diferentes. Aunque podríamos tratarlos de complementarios: para tener una cobertura completa, a menudo es recomendable contar con ambos seguros.

Por eso, antes de contratar un seguro debemos ser conscientes de que seguro de vida y seguro de accidentes no son lo mismo. A continuación analizaremos en qué consiste cada tipo de seguro y cuáles son sus diferencias. Así podrás conocer qué coberturas tiene cada uno de ellos para que elijas el que te ofrece la protección más adecuada.

Diferencias entre seguro de vida y seguro de accidentes

  • Seguro de vida: este tipo de seguros actúa como resguardo económico para las personas que el asegurado tiene a su cargo. En caso de fallecimiento o incapacidad permanente total de este, sus beneficiarios reciben una indemnización.
  • Seguro de accidentes: este seguro cubre los gastos de un accidente, así como indemnizaciones en caso de accidentes que provoquen la muerte o incapacidad del asegurado.

Causas de fallecimiento o invalidez

El seguro de vida cubre el fallecimiento y la invalidez del asegurado por cualquier causa, independientemente de que se produjera por accidente, por enfermedad o por causas naturales. Por su parte, el seguro de accidentes solo prevé la prestación de indemnizaciones por muerte o incapacidad del asegurado, cuando estas han sido motivadas por un accidente.

Coberturas y prestación de servicios

El seguro de vida suele incluir la gestión de los trámites del fallecimiento, mientras que el seguro de accidentes cubre los gastos sanitarios de la atención del asegurado por un accidente, así como los traslados al hospital.

En el caso de los seguros de vida, existe una tendencia generalizada de incluir entre sus coberturas el pago de una indemnización adicional en caso de que la muerte del asegurado sea producida por un accidente.

Invalidez parcial

El seguro de accidente es el único que cubre situaciones de invalidez parcial sobrevenidas por un accidente. Dependiendo de cada caso y en base a un baremo que cada aseguradora aplica en situaciones de invalidez parcial, en estas situaciones se calcula la indemnización del seguro aplicando un porcentaje sobre el capital asegurado en la póliza.

Cabe destacar, no obstante, como invalidez permanente por accidente, subsidio diario por Incapacidad Temporal por accidente y muchas más.

Comparación de precios

El seguro de accidentes es mucho más económico que el seguro de vida. Esto es porque solo ofrece coberturas en caso de accidentes. Sin embargo, la decisión de contratar uno u otro también debe estar motivada por las necesidades de cada persona y el riesgo percibido. En todo caso, ambos seguros pueden ser complementarios.

Diferencias entre Mutuas Aseguradoras y Compañías de Seguros

Entidades Aseguradoras es el término que mejor recoge tanto a las Mutuas como a las Compañías de Seguros (sociedades anónimas), según recoge la Asociación Empresarial del Seguro. Ambas entidades aseguradoras están reguladas por ley, sin embargo existen algunas diferencias importantes en el trato y la forma jurídica que adopta cada una de ellas.

Las Compañías de Seguros

Las Compañías de Seguros o Entidades Aseguradoras Privadas son empresas cuya actividad económica consiste en productos el servicio de seguridad, cubriendo determinados riesgos económicos a las personas físicas o jurídicas que lo contratan.

Se constituyen como sociedades anónimas y su capital está dividido en acciones. El objetivo es lograr el máximo beneficio para sus accionistas. Su actividad es una operación para acumular riqueza a través de las aportaciones de muchos sujetos expuestos a eventos económicos desfavorables, para destinar lo acumulado a los pocos a quienes se presente la necesidad. La Compañía de Seguros considera estos riesgos en su conjunto: solo unos pocos asegurados los sufren, frente a los muchos que contribuyen al pago de la cobertura.

Las Mutuas Aseguradoras

Las Mutuas de Seguros son entidades sin ánimo de lucro constituidas bajo los principios de la solidaridad y la ayuda mutua en las que unas personas se unen voluntariamente para tener acceso a unos servicios basados en la confianza y la reciprocidad. Los socios de la mutualidad, llamados mutualistas, contribuyen a la financiación de la institución con una cuota periódica. Con el capital acumulado a través de las cuotas de los mutualistas, la institución brinda sus servicios a aquellos socios que los necesiten.

Esto quiere decir que los beneficios obtenidos por las Mutuas de Seguros se reparten entre sus socios mutualistas, pero siempre con el objetivo de que el mayor beneficio para los miembros asegurados se obtenga a través de los servicios que presta la mutua. La principal consecuencia de ello es que las tarifas y bonificaciones suelen ser muy competitivas para los mutualistas y sus familiares.

Los principios básicos de las mutualidades son los siguientes:

  • adhesión voluntaria
  • organización democrática
  • neutralidad institucional: política, religiosa, racial y gremial
  • contribución acorde con los servicios a recibir
  • capitalización social de los excedentes
  • educación y capacitación social y mutual
  • integración para el desarrollo.

Además de las Mutuas Aseguradoras, existen otros dos tipos de mutualidades: las Mutualidades de Previsión Social y las Mutuas de Accidentes del Trabajo y Enfermedades Profesionales.

Consejos para elegir el mejor seguro de empresa

Escoger el mejor seguro de empresa no es una tarea fácil. Para ello debemos tener en cuenta las características propias de nuestro negocio, el presupuesto con el que contamos, así como detalles específicos sobre las pólizas que nos ofrecen las compañías aseguradoras.

¿Cómo elegir el mejor seguro de empresa?

Todos los empresarios y emprendedores se han hecho esta pregunta al menos una vez. Y es que no se trata de una cuestión banal. Los seguros son instrumentos que tiene el objetivo de transferir el riesgo de un siniestro. De este modo, si tenemos un imprevisto o alguno de nuestros empleados sufre un accidente, tendremos un respaldo económico que cubrirá los gastos originados.

Así pues, el seguro que finalmente elijamos para nuestro negocio puede suponer una auténtica ayuda para el desarrollo de sus actividades, pero también puede ser un problema si escogemos un seguro de empresa que no se adapta a nuestras necesidades.

Aquí tiene algunos consejos para que elijas el mejor seguro de empresa para tu negocio:

Analiza tu negocio

Antes de embarcarte en la ardua tarea de investigar qué seguros existen, deberás conocer profundamente las necesidades de tu empresa. ¿Qué productos o servicios ofrece? ¿Cuáles son sus necesidades actuales? ¿Qué planes de futuro tienes y qué otras necesidades pueden surgir a medida que se vayan implantando estos planes? Una vez respondas a todas estas preguntas estará en condiciones de discernir qué tipo de seguro de empresa necesitas.

Establece un presupuesto

Lógicamente no podrás gastar lo mismo si tu negocio es una start up con pocos trabajadores, que si tu empresa ya está consolidada en el mercado o se trata de una multinacional con cientos de trabajadores. Analiza los posibles riesgos que podrías tener y cuánto dinero podrías perder si esos riesgos no estuvieran cubiertos. Calcúlalo bien. De este modo evitarás problemas y te dará una idea más objetiva sobre qué necesitas, por qué y para qué.

Investiga el mercado de seguros de empresa

Ya tienes un presupuesto y tienes claro qué es lo que necesitas. Ahora ya puedes salir al mercado e investigar sobre los diferentes tipos de seguros para empresas que existen y las características de cada uno de ellos.

Lee la letra pequeña

¡Importantísimo! Asegúrate de que lees y de que entiendes absolutamente todas las cláusulas del contrato antes de firmar. Cerciórate de que estás contratando lo que has negociado y fíjate, sobre todo, en los límites y en las exclusiones. Es la mejor forma de evitar problemas a largo plazo.

Elegir el mejor seguro de empresa es una cuestión muy delicada que puede conllevar mucho tiempo y esfuerzo. Pero los beneficios de contar con una buena protección adaptada a las necesidades de tu negocio, superan por mucho todas las incomodidades.

Las pólizas de seguros más extrañas

Cuando pensamos en seguros seguro que nos vienen a la mente los típicos: seguros de coches, de casa, seguros de vida, seguros de accidentes, etc. Pero en el mundo de los seguros casi todos los riesgos se pueden asegurar. Esta es una lista de las 6 pólizas de seguros más extrañas y reales que hemos encontrado.

Seis de las pólizas de seguros más extrañas del mundo

Pólizas peludas

Con las cosas de la belleza no se juega y con los bigotes tampoco, pueden ser muy valiosos. El jugador de cricket Merv Hughes aseguró su bigote por valor de 370 000 dólares. Una cifra irrisoria si tenemos en cuenta que Tom Jones aseguró el vello de su pecho por valor de 7 millones de dólares.

Lenguas y papilas gustativas

Lo creas o no existe una póliza de seguros que cubre las papilas gustativas. El crítico gastronómico Egon Ronay se las aseguró por la friolera de 393 000 dólares. Gennaro Pelliccia, reconocido experto en degustación de café se aseguró su lengua por 10 millones de dólares.

Una de las lenguas más interesantes es la del bajista de Kiss, Gene Simmons, que tenía un seguro sobre su lengua por un millón de dólares. También se aseguró la lengua la cantante Miley Cyrus por otro millón de dólares.

El pene de David Lee Roth

El cantante de la mítica banda de rock Van Halen, David Lee Roth, aseguró su pene, a quien él llamaba cariñosamente “Little Elvis”. En una entrevista  le preguntaron por ello y el cantante contó: “Estábamos por salir de gira con Van Halen por primera vez. Y tuvimos que asegurar los dedos de Edward, ya que los iba a usar mucho tocando la guitarra. También aseguramos los codos del baterista Alex Van Halen. Así que les dije: ‘¿qué pasa con Little Elvis’? Lo voy a usar mucho en la gira…”. Increíblemente, alguien tomó en serio esa broma y aseguró el pene de David Lee Roth.

No se puede comprar el amor

Cierto es que no se puede comprar el amor, pero sí que puedes hacer una póliza de seguros contra él. El banco Lloyd’s de Londres emitió una póliza por valor de 100 000 dólares para proteger a un fotógrafo contra el matrimonio de una de sus modelos. Finalmente ella se casó, pero solo cuando la póliza hubo expirado.

Contra la inmaculada concepción

En 2006, tres hermanas en Escocia fueron aseguradas contra la posibilidad de un nacimiento virginal en el caso de la segunda venido de Jesucristo. La Iglesia Católica se levantó en su contra y la familia retiró la póliza. En 1999, una mujer llamada Mary Murphy contrató un seguro contra la inmaculada concepción, provocado por la llegada del milenio. Si le sucedía al año siguiente, la compañía de seguros debía pagarle ¡un millón de libras esterlinas. Obviamente, esto no ocurrió.

Apocalipsis zombi

En los mercados anglosajones, existen algunas empresas que ofrecen distintos tipos de pólizas para cubrir los daños que dejaría un eventual ataque zombie. Tal es el caso de Zaico, una compañía fundada en 2010. Zaico ofrece una cobertura completa de todos los aspectos de la reconstrucción y la recuperación tras el apocalipsis zombi. De la A (reposición municiones) a la Z (servicios de incineración del zombie).

Qué enfermedades vas a desarrollar en función del mes de nacimiento

A lo largo de la historia siempre se ha querido buscar en la fecha de nacimiento una especie de marca capaz de determinar cómo va a ser nuestra vida futura. Para ello se ha recorrido a la astrología y a otras técnicas similares pero siempre se ha considerado como algo carente de base científica. No obstante, la ciencia se ha mostrado cada vez más interesada en la relación entre el mes de nacimiento y el efecto de esto en nuestra manera de ser y han realizado diferentes estudios. En el que aquí presentamos se determina qué enfermedades vas a desarrollar en función del mes de nacimiento.

Cómo saber qué enfermedades vas a desarrollar en función del mes de nacimiento

Investigadores de la Universidad de Alicante han llevado a cabo un estudio publicado en la revista Medicina Clínica en el que determinan que hay factores ambientales que pueden incidir en el desarrollo de los más pequeños y ello puede tener consecuencias en su vida adulta. Las causas ambientales que pueden influir en el desarrollo son algunos como los rayos ultravioleta, la temperatura ambiente o la vitamina D.

Este estudio, realizado con los datos de la Encuesta Nacional de Salud, se focaliza en 27 enfermedades crónicas en unas 30.000 personas y cruza las enfermedades sujeto de estudio con el mes de nacimiento. A partir de aquí llega a algunas de las siguientes conclusiones:

  • Los varones nacidos en el mes de septiembre tienen 3 veces más de posibilidades de sufrir cáncer de tiroides que los nacidos en el primer mes del año.
  • Los hombres que vienen al mundo el mes de junio parece que tendrán el 34% menos de posibilidades de tener depresión.
  • Las mujeres alumbradas en el mes de julio podrían tener un 27% más de posibilidades de ser diagnosticadas de hipertensión.

Meses y enfermedades asociadas

El estudio, tal como hemos indicado, establece una causalidad entre el mes de nacimiento y determinadas enfermedades y dolencias.

Enero
Mujeres: Trombosis, problemas de tiroides y migrañas.
Hombres: Dolor de lumbares, úlcera de estómago y estreñimiento.

Febrero
Mujeres: Trombosis, artritis y problemas de tiroides.
Hombres: Enfermedades cardiovasculares, artritis y problemas de tiroides.

Marzo
Mujeres: reumatismo, artritis y estreñimiento.
Hombres: enfermedades cardiovasculares, asma y cataratas.

Abril
Mujeres: bronquitis, tumores y osteoporosis.
Hombres: problemas de tiroides, asma y osteoporosis.

Mayo
Mujeres: alergias crónicas y estreñimiento.
Hombres: diabetes, asma y depresión.

Junio
Mujeres: reumatismo, incontinencia urinaria y artritis.
Hombres: cataratas, bronquitis crónicas y enfermedades cardiovasculares.

Julio
Mujeres: asma, tumores y dolor cervical.
Hombres: tumores, asma y artritis.

Agosto
Mujeres: artritis, trombosis y reumatismo.
Hombres: problemas de tiroides, osteoporosis y asma.

Septiembre
Mujeres: problemas de tiroides, tumores y osteoporosis.
Hombres: osteoporosis, asma y problemas de tiroides.

Octubre
Mujeres: anemia, hipercolesterolemia y osteoporosis.
Hombres: problemas de tiroides, migrañas y osteoporosis.

Noviembre
Mujeres: trombosis, estreñimiento y varices.
Hombres: enfermedades de la piel; problemas de tiroides y enfermedades cardiovasculares.

Diciembre
Mujeres: asma, trombosis y bronquitis crónica.
Hombres: depresión cataratas e infarto.