Entradas

Previsora General, mutualidad certificada con el sello EthSI E3 Insurance

Previsora General es la mutualidad que trabaja para ser una alternativa al seguro tradicional. La conciencia mutualista se basa en los vínculos de solidaridad entre las personas, y el sentido original de los seguros es, precisamente, establecer estos vínculos entre los miembros de una comunidad. Por esta razón, Previsora General obtiene el sello EthSI E3 Insurance.

Los principales criterios analizados que avalan esta certificación EthSI E3 han sido los siguientes:

  • Orientación social y solidaria de sus productos
  • Responsabilidad con la comunidad y el territorio
  • Responsabilidad económica con el comercio social y solidario
  • Cumplimiento de las políticas de sostenibilidad
  • Políticas laborales responsables e igualitarias

¿Qué es el sello EthSI?

El sello europeo EthSI (Ethical and Solidarity Based Insurance) es un distintivo que valora la calidad en la gestión de las compañías de seguros, las corredurías y los gestores. También certifica los productos aseguradores de las entidades. El sello pone en valor la gestión ética de la organización respecto las inversiones y la responsabilidad social, el fomento de la sostenibilidad social y ambiental y la transparencia.

Dentro del mundo de las aseguradoras, el sello EthSI promueve los seguros éticos y solidarios. Valora criterios con el objetivo de ofrecer transparencia en el mercado de los seguros. También valora el desarrollo de los seguros éticos al facilitar a los usuarios una herramienta para escoger el producto que mejor se ajuste a sus valores.

¿Qué impulsa el sello EthSI?

El sello EthSI es una herramienta facilitadora para la progresiva implantación del Seguro Ético y Solidario, impulsando:

  • Los vínculos de solidaridad entre las personas
  • El hecho asegurador como bien socialmente útil
  • El establecimiento de un círculo que favorezca el respeto recíproco de las partes implicadas: entidades aseguradoras, gestores y personas físicas o jurídicas aseguradas
  • La transparencia en el mercado de los seguros, para facilitar al usuario final la elección del seguro que más se ajuste a los valores asociados a prácticas comprometidas con la sostenibilidad social y ambiental

Proceso de certificación para conseguir el sello EthSI

El proceso que las empresas deben seguir para la obtención de este sello se describe a continuación:

1. Solicitud de registro
El proceso de certificación se inicia en el momento de recibir la solicitud formal por parte de la entidad solicitante. A partir de ese momento el Observatorio de las Finanzas Éticas se pone en contacto con la entidad para continuar con el proceso.

2. Recogida de información
Se solicitará un conjunto de datos y documentación a la entidad solicitante sobre los diferentes aspectos que se analizarán.

3. Elaboración de un informe para el Comité evaluador
Se elaborará un informe donde se recogerán los datos más destacados y se comprobará que la entidad solicitante se ajusta a los requisitos para obtener el sello.

4. Presentación del informe al Comité evaluador
Se presentará el informe al Comité evaluador y se decidirá si se otorga la certificación. El Comité evaluador puede proponer consideraciones de mejora sobre diferentes aspectos a la entidad solicitante.

5. Formalización del contrato
En caso de ser concedido el sello EthSI, la resolución se comunicará a la entidad solicitante y formalizarán el registro del sello EthSI mediante el pago de la tasa correspondiente.

¿Qué beneficios presenta la maternidad tardía en la mujer?

Cada vez más, la mujer se encuentra más madura para asumir la maternidad tardía y todas sus consecuencias. Las mujeres atrasan su maternidad más allá de la frontera fisiológica normal (de 20 a 30 años). Generalmente, por razones económicas o sociales como las dificultades para encontrar un trabajo o una pareja estables, consolidar la carrera profesional o, sencillamente, por querer disfrutar de la vida.

Problemas que pueden surgir en un embarazo tardío

Pasados los 35 años, suelen aparecer más problemas para concebir hijos. Nuevos riesgos aparecen en una edad tardía: abortos, partos prematuros, malformaciones y anomalías cromosómicas en el niño. También surgen riesgos para la madre como la hipertensión y la diabetes gestacional.

Aun así, en los últimos años se han producido grandes avances médicos gracias a los cuales el embarazo tardío es hoy viable y mucho más seguro. A ello se le suma que las mujeres se encuentran generalmente en excelente estado de salud, por lo que se esperan embarazos saludables.

Beneficios de la maternidad tardía

Biológicamente, entre los 20 y los 30 años, la mujer presenta su máximo de fertilidad. Los embarazos presentan menos complicaciones y la mujer se encuentra con más fuerzas para emprender la gestación. Sin embargo, embarazos a los 40 o más allá también tiene sus ventajas:

  • Los bebés nacidos de madres maduras son especialmente deseados. Las parejas a esta edad suelen planificar más el momento de formar una familia. La mujer establece un vínculo muy fuerte con su futuro hijo incluso antes del embarazo.
  • La gestación la sienten y viven de una manera especial porque les ha costado más que se produzca. En muchos casos tras largos tratamientos de reproducción asistida ya que pasados los 40, la fertilidad de la mujer disminuye.
  • La formación de una unidad familiar tardía implica que los progenitores tienen ya una carrera profesional consolidada. Su seguridad económica y la flexibilidad horaria en los trabajos hace más fácil la paternidad.
  • La preparación emocional es mejor a una edad avanzada. Los padres son más maduros y con las ideas más claras frente a las inseguridades, dudas y otros problemas de la gestación en edades tempranas.

Por lo tanto, las ventajas de esta maternidad tardía se pueden resumir en una mejor preparación emocional y estabilidad económica. Entre las desventajas, la principal es el tener que recurrir con frecuencia a técnicas de reproducción asistida bastante caras. También influye las dificultades para ampliar la familia o una menor energía para la crianza del hijo.

¿Cuál es el balance de los riesgos/beneficios de una maternidad tardía?

Según un estudio de la revista Population and Development Review, publicada en marzo del 2016, se llegaron a las siguientes conclusiones:

  • los niños nacidos de madres mayores son más altos
  • son menos propensos a abandonar la escuela
  • tienen más probabilidades de asistir a la universidad que sus hermanos nacidos antes que ellos

Por lo tanto, los riesgos o los beneficios que puedan ofrecer una maternidad tardía hay que tenerlos en cuenta. Los riesgos no se pueden pasar por alto y los padres deben estar informados. Sin embargo, en una sociedad en la que se tienen los hijos cada vez más tarde, con una esperanza de vida mayor y técnicas de reproducción asistida, habrá que replantearse muchas cuestiones de la maternidad tardía.

El efecto que producen las bebidas azucaradas en nuestro cuerpo

Si eres de las personas que consumen bebidas azucaradas de forma habitual, es importante saber el daño que puede llegar a hacer a tu organismo. Reducir o eliminar de forma definitiva su consumo puede tener grandes beneficios para tu salud.

¿Por qué se deben evitar las bebidas azucaradas?

Existe una relación directa entre el consumo de bebidas azucaradas, refrescos y zumos envasados, y la obesidad en las personas. Tal problema es así, que el Ministerio de Sanidad aprobó la Ley de Seguridad Alimentaria y Nutrición, que limitaba los refrescos y la bollería industrial en colegios e institutos.

Las bebidas azucaradas contienen demasiadas dosis de azúcar

La gran mayoría de los refrescos y bebidas energéticas contienen una gran cantidad de azúcar. Por ejemplo, una lata de refresco tiene más o menos 30 gramos de azúcar. Esto se traduce a unas seis cucharadas aproximadamente, cuando la dosis diaria recomendada en un niño son 25 gramos. Así que con un solo refresco ya superas la cantidad de azúcar que debes tomar en un día.

Efectos que provocan las bebidas azucaradas en nuestra salud

  • La primera consecuencia más visible es el aumento de peso debido a la cantidad de azúcares que se llegan a ingerir.
  • Se desarrolla en el organismo lo que se denomina resistencia a la insulina. Aparece cuando nuestro cuerpo no es capaz de fabricar la cantidad necesaria de esa hormona para metabolizar todo el azúcar que ingerimos. Esto provoca que aumente el riesgo de padecer diabetes tipo 2.
  • Las bebidas azucaradas provocan también la alteración del metabolismo de las grasas, concentrándose en la zona abdominal. Consecuencia directa, incrementa el riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares.
  • Pero ahí no queda la cosa, el consumo de azúcar de forma habitual incide en las células de las paredes de los vasos sanguíneos. Esto favorece el desarrollo de aterosclerosis, lo que aumenta el riesgo de padecer un infarto agudo de miocardio o ictus.

Qué recomendaciones aconsejan los especialistas

La Organización Mundial de la Salud aconseja cambiar los hábitos de consumo de este tipo de bebidas. Estas bebidas ricas en azúcares libres son una fuente de calorías innecesarias, especialmente para los niños, los adolescentes y los adultos jóvenes.

Precisamente las bebidas azucaradas contienen esos azúcares libres, los monosacáridos, como la glucosa y la fructosa, y los disacáridos, como la sacarosa o el azúcar refinada, que se añaden a los zumos, refrescos, miel, etc.

La recomendación, tanto de las organizaciones como de los profesionales de la salud, es optar por los zumos naturales, el agua y las infusiones. Son una alternativa mucho más saludable para mitigar la sed y mantener el cuerpo hidratado.

Bruxismo infantil: qué debo hacer si mi hijo rechina los dientes

Seguramente habrás escuchado alguna vez cómo el rechinar de los dientes de nuestros hijos puede acarrear problemas devastadores en sus dientes, lo que comúnmente se conoce como bruxismo infantil.

El bruxismo infantil es una dolencia en la que el niño aprieta la mandíbula y/o frota el arco inferior y superior de los dientes entre sí. La consecuencia directa es el desgaste de las piezas de manera inconsciente. No se considera una patología, como sí lo es en el caso de los adultos, sino que tiende a desaparecer con la adolescencia.

¿Qué es el bruxismo infantil?

El bruxismo infantil suele aparece entre los seis y los diez años y, generalmente, coincide con la caída de los dientes de leche y la aparición de las piezas definitivas. Como ya hemos comentado, consiste en la acción de apretar los dientes, especialmente durante la noche, y es una forma natural de estimular la dentición. Este hábito disminuye con la aparición de los incisivos y muelas permanentes.

Se recomienda llevar un mínimo de control de este hábito porque si no disminuye, es posible que el pequeño tenga problemas en el futuro inmediato. Entre los problemas más frecuentes se encuentran los dolores en los músculos de la cara, desgaste de las piezas, las migrañas y los dolores en el oído. Llegado ese caso, se recomienda visitar al odontopediatra para evitar mayores dolores.

Las posibles causas de esta dolencia

Aparte del proceso de dentición, como comentábamos, también existen otras razones de tipo mental o emocional como causas del rechinar de los dientes de nuestros hijos. El estrés es una de las más habituales, relacionada principalmente con la carga de trabajo excesiva en el colegio, la separación de los padres, mudanzas, hiperactividad, bullying, etcétera. Las alteraciones del sueño también influyen en el desarrollo de esta dolencia.

Respecto a motivos físicos, las principales causas son la mala alineación de los dientes que les impide cerrar la mandíbula (maloclusión) y los parásitos intestinales que provocan tensión y nerviosismo por culpa de su incomodidad.

Diagnóstico y soluciones

A la hora de diagnosticar el bruxismo infantil se deben tener en cuenta todas las situaciones comentadas anteriormente, tanto si el niño se encuentra en una situación que le esté causando ansiedad, como si el bruxismo se da de manera ocasional o permanente. A su vez, el odontopediatra tendrá que valorar los daños causados por el bruxismo desde el punto de vista de los dientes y de la tensión muscular producida.

Una de las soluciones más comunes es la elaboración de una férula de descarga de silicona. Existen de muy cómodas y ayudarán al niño a paliar los daños durante la noche. No obstante, la idea es lograr que se relaje, por lo que es imprescindible trabajar con terapias antiestrés o similares, así como utilizar la fisioterapia para ayudar a reducir la tensión de la musculatura y bucodental.

Pruebas médicas que todo hombre debería hacerse

Cada vez más se están extendiendo, dentro del ámbito de la analítica, las pruebas médicas específicas a través de las cuales el médico de cabecera controla de manera personal el estado del paciente y puede predecir un diagnóstico de futuro. En contraposición, todavía existen esos chequeos médicos generales que, en muchas ocasiones, provocan más alarma en el paciente que otra cosa.

Para prevenir un mal mayor, todo hombre debería realizarse a partir de cierta edad una serie de pruebas médicas como medida de control y prevención.

Pruebas médicas imprescindibles como medida de prevención

  • Diabetes

Edad recomendada: normalmente a partir de los 45 años a menos que existan síntomas de riesgo en el paciente (sobrepeso, colesterol o antecedentes familiares).

Cómo se realiza la prueba: con la medición de la glucosa en plasma o mediante una prueba donde se mide la hemoglobina A1C.

  • Índice de masa corporal

Edad recomendada: no existe una edad predeterminada porque es un índice esencial para conocer nuestro estado de salud.

Cómo se realiza la prueba: la puede realizar un facultativo mediante los chequeos universales que realiza el paciente o calculándolo en casa de una manera muy sencilla: dividiendo el peso (en kilogramos) por la estatura (en metros) al cuadrado.

  • Enfermedades de transmisión sexual (ETS)

Edad recomendada: en la adolescencia, a partir de los 15 años o cuando se haya realizado sexo sin protección.

Cómo se realiza la prueba: con un rutinario análisis de sangre.

  • Presión arterial

Edad recomendada: a partir de los 18 años.

Cómo se realiza la prueba: se puede acudir a la farmacia o optar por comprar una tensiómetro de uso personalizado.

  • Colesterol

Edad recomendada: a partir de los 20 años y con una periodicidad cada 4 años. En el caso de ser una persona fumadora, diabética o con la presión alta, este control debe realizarse con más asiduidad.

Cómo se realiza la prueba: con un simple análisis de sangre.

  • Colonoscopia

Edad recomendada: se recomiendo a partir de los 50 años y con una periodicidad de 10 años. En el caso de antecedentes familiares con enfermedades, se debe aumentar la frecuencia del control.

Cómo se realiza la prueba: consiste en la exploración del intestino en busca de indicadores anormales por medio de la introducción de una cámara por el ano. Es una prueba sencilla y menos dolorosa de lo que parece.

  • Examen de cáncer de próstata

Edad recomendada: generalmente a partir de los 50 años con un frecuencia cada 2 años o a partir de los 45 años en caso de antecedentes familiares.

Cómo se realiza la prueba: de manera estandarizada se controla por medio de un análisis de sangre donde se miden los antígenos de la próstata, pero en muchas ocasiones es una prueba errónea porque marca niveles inexactos. Ante una situación así, lo mejor es acudir a un especialista que realizará un examen digital del recto.

¿Cómo detectar el Alzheimer?

La pérdida de memoria que afecta a la vida cotidiana puede ser un síntoma del Alzheimer u otra demencia. Y es que esta es la principal consecuencia del Alzheimer, una enfermedad cerebral que causa una disminución en la memoria, el pensamiento y la capacidad de razonamiento. Según la Alzheimer’s Association existen 10 síntomas que nos pueden servir para realizar una detección precoz de la enfermedad. Esto no quiere decir que la misma persona deba experimentar los 10 síntomas a la vez, sino que cada individuo puede sufrir uno o más de estos síntomas en mayor o menor grado.

Pérdida de memoria que interrumpe la rutina diaria

Uno de los síntomas más comunes del Alzheimer es la pérdida de memoria, especialmente en lo que respecta a la memoria a corto plazo: olvidar cosas que han pasado hace un periodo de tiempo muy reciente. También puede un síntoma el olvido de fechas o eventos importantes, preguntar por lo mismo una y otra vez o la dependencia de ayudas para recordar, como alarmas, notas en la nevera, etc.

No hay que preocuparse demasiado por los olvidos de nombres o fechas, si más tarde vienen a la memoria, ya que es un cambio relacionado con la edad.

Dificultades para planificar o resolver problemas

Ciertas personas pueden desarrollar cambios en su capacidad para desarrollar y seguir una planificación o trabajar con números. Quizás tenga problemas para seguir una receta que antes conocía muy bien o hacer el seguimiento de la contabilidad familiar. Puede tener problemas con la capacidad de concentración y tardar mucho más tiempo en hacer actividades cotidianas que antes desarrollaba con mayor rapidez.

Problemas para realizar tareas cotidianas

Las personas con Alzheimer a menudo tienen problemas para llevar a cabo tareas cotidianas. A veces, se presentan problemas para reconocer el camino a un lugar conocido o recordar las reglas de un juego al que lleva jugando toda la vida.

Confundir el tiempo o los lugares

Otro de los síntomas más frecuentes es confundir fechas, estaciones, el paso del tiempo en general. Pueden tener problemas para entender algo si no está ocurriendo en el mismo momento. Incluso es posible que se olviden de dónde están, cómo llegaron hasta allí y del camino de vuelta a casa.

Problemas de visión

Para algunas personas, tener problemas de visión puede ser un síntoma de que padecen la enfermedad del Alzheimer. Pueden tener dificultades para leer, jugar a cierta distancia o diferenciar los colores. Todo ello provoca, además, problemas a la hora de conducir. Si esto ocurre, habrá que consultar con un oftalmólogo para descartar posibles enfermedades de la vista como las cataratas.

Dificultades con el habla y la escritura

Las personas con Alzheimer pueden tener dificultades a la hora de seguir o participar en una conversación. Quizás estén hablando y paren de repente sin saber cómo seguir o repetir lo que acaban de decir. Pueden olvidarse de algunas palabras comunes, tener problemas para elegir la palabra adecuada o llamar a las cosas por un nombre equivocado.

Colocar cosas en lugares erróneos y no recordar dónde las puso

Un enfermo de Alzheimer puede colocar las cosas en sitios inusuales y ser incapaz de volver sobre sus pasos para recuperarlas. A veces, puede acusar a otros de haberlas robado.

No habría que preocuparse si la persona tiende a ser despistada, si olvida dónde puso algo siempre que sea capaz de volver sobre sus pasos.

Disminución de la capacidad de razonar

Es frecuente que las personas con Alzheimer experimenten cambios en su raciocinio. Por ejemplo, puede tener problemas con el dinero, donando grandes cantidades de dinero o gastándolas en cosas que no va a necesitar.

Pérdida de sociabilidad

Una persona con Alzheimer puede empezar a dejar de lado actividades sociales, pasatiempos, proyectos de trabajo o el deporte. Puede tener problemas para mantenerse al día con su equipo favorito o recordar cómo ejecutar un pasatiempo al que estaba acostumbrado. También puede tender al aislamiento, dejando de lado a los amigos.

Cambios en el humor y la personalidad

El estado de ánimo y la personalidad de las personas con Alzheimer pueden cambiar. Se sienten confusos, sospechosos, deprimidos, miedosos o ansiosos. Y pueden molestarse con facilidad y ser irritables sin motivo alguno.

Diferencias entre Mutuas Aseguradoras y Compañías de Seguros

Entidades Aseguradoras es el término que mejor recoge tanto a las Mutuas como a las Compañías de Seguros (sociedades anónimas), según recoge la Asociación Empresarial del Seguro. Ambas entidades aseguradoras están reguladas por ley, sin embargo existen algunas diferencias importantes en el trato y la forma jurídica que adopta cada una de ellas.

Las Compañías de Seguros

Las Compañías de Seguros o Entidades Aseguradoras Privadas son empresas cuya actividad económica consiste en productos el servicio de seguridad, cubriendo determinados riesgos económicos a las personas físicas o jurídicas que lo contratan.

Se constituyen como sociedades anónimas y su capital está dividido en acciones. El objetivo es lograr el máximo beneficio para sus accionistas. Su actividad es una operación para acumular riqueza a través de las aportaciones de muchos sujetos expuestos a eventos económicos desfavorables, para destinar lo acumulado a los pocos a quienes se presente la necesidad. La Compañía de Seguros considera estos riesgos en su conjunto: solo unos pocos asegurados los sufren, frente a los muchos que contribuyen al pago de la cobertura.

Las Mutuas Aseguradoras

Las Mutuas de Seguros son entidades sin ánimo de lucro constituidas bajo los principios de la solidaridad y la ayuda mutua en las que unas personas se unen voluntariamente para tener acceso a unos servicios basados en la confianza y la reciprocidad. Los socios de la mutualidad, llamados mutualistas, contribuyen a la financiación de la institución con una cuota periódica. Con el capital acumulado a través de las cuotas de los mutualistas, la institución brinda sus servicios a aquellos socios que los necesiten.

Esto quiere decir que los beneficios obtenidos por las Mutuas de Seguros se reparten entre sus socios mutualistas, pero siempre con el objetivo de que el mayor beneficio para los miembros asegurados se obtenga a través de los servicios que presta la mutua. La principal consecuencia de ello es que las tarifas y bonificaciones suelen ser muy competitivas para los mutualistas y sus familiares.

Los principios básicos de las mutualidades son los siguientes:

  • adhesión voluntaria
  • organización democrática
  • neutralidad institucional: política, religiosa, racial y gremial
  • contribución acorde con los servicios a recibir
  • capitalización social de los excedentes
  • educación y capacitación social y mutual
  • integración para el desarrollo.

Además de las Mutuas Aseguradoras, existen otros dos tipos de mutualidades: las Mutualidades de Previsión Social y las Mutuas de Accidentes del Trabajo y Enfermedades Profesionales.

Consejos para unas vacaciones saludables

Las vacaciones son una gran oportunidad para disfrutar con la familia y los amigos. Es tiempo de relajarnos, despejarnos y liberarnos de las obligaciones. Pero, ¿qué pasaría si te pusieras enfermo en plenas vacaciones? Aquí te damos unos consejos muy básicos para hacer que tus vacaciones sean lo más saludables posible.

Consejos básicos para unas vacaciones saludables

Cuidado con el sol

Aplícate crema solar siempre. Para proteger la piel de los efectos dañinos de los rayos UVA, es importante utilizar un factor de protección solar de, al menos, 30. Y aplicar la crema cada dos horas para que no se pierda el efecto protector. Además, aunque ya estemos hartos de oírlo, es fundamental evitar la exposición al sol durante las horas centrales del día, especialmente de 12 a 16 horas.

No expongas de forma directa al sol a los niños menores de tres años; usa también protección física como camisetas, gorras o gafas, y consulta al dermatólogo si te encuentra que un lunar o una peca cambia de forma, tamaño o color. Ten muy presente que en Europa la incidencia del cáncer de piel se ha duplicado en las últimas décadas y en España el melanoma aumenta un 10% cada año. El mejor método para luchar contra de piel el cáncer es la prevención.

Bebe mucha agua

Durante los meses de verano, el calor y el sudor pueden dejar tu cuerpo deshidratado de agua es perjudicial para tu cuerpo y también puede hacer que desees comer aun cuando no tengas hambre. Por eso es muy importante mantenerse hidratado bebiendo, al menos, 2,5 litros de agua al día. Bebe aunque no tengas sed Y si te cansas de tanta agua, siempre puedes añadir algo de sabor: unas gotas de limón u optar por alternativas saludables como el té verde; eso sí, siempre sin azúcar.

Presta especialmente cuidado con los niños y las personas mayores ya que son los que más probabilidades tienen de sufrir golpes de calor.

Vacunas y precauciones para viajar al extranjero

El verano es la época por excelencia para recorrer rincones alejados del mundo. En este sentido, se recomienda hacer una análisis previo de cómo está la situación sanitaria del país que vamos a visitar y las necesidades de vacunación.

Además, deberás tener especial cuidado con la higiene de los alimentos y el agua. En muchos países no es recomendable beber agua del grifo, ni siquiera comer verduras o frutas crudas, ya que estas habrán sido lavadas con agua no saludable. Lo ideal es que la comida esté cocinada y que llegue caliente al plato ya que la temperatura a más de 70 grados combate los virus y bacterias.

Asimismo, deberás protegerte de las picaduras de los insectos, ya que estos son los mayores transmisores de enfermedades. Y acudir a urgencias en el caso de que una picadura pueda desencadenar una reacción alérgica con síntomas como enrojecimiento de la piel, acompañado de malestar generalizado, palpitaciones, sensación de ahogo e hinchazón en zonas alejadas de la picadura inicial.

No te olvides del sentido común

El estar de vacaciones hace que estemos más desinhibidos y nos expongamos a condiciones a las que no estamos habituados. Es fundamental ser prudentes en todo. El viaje debe ser una situación placentera, sin terminar cayendo en riesgos innecesarios.

5 consejos para el cuidado de tu bebé

La posibilidad de que los bebés se conviertan en adolescentes y adultos sanos, dependerá en gran medida de la forma en la que los eduquemos, protejamos y atendamos a sus necesidades más primordiales. Aquí te dejamos unos consejos para el cuidado de tu bebé.

La alimentación

La lactancia es más que una elección: es una importante decisión que va a tener mucha incidencia en la salud de tu bebé. Independientemente del tiempo que puedas hacerlo, la recomendación de la Organización Mundial de la Salud es hacerlo hasta los 2 años. Lo cierto es que son pocos los niños que llegan a esta edad siendo amamantados, pero la OMS indica que incluso después de los dos años de edad la leche materna sigue siendo un excelente aporte de calorías y nutrientes.

También es importante que inicies a tu hijo en la alimentación a base de verduras y hortalizas, en lugar de frutas dulces. A partir de los seis meses, las hortalizas deben forman parte de la dieta del bebé, complementando a la leche materna.

El juego

No hay nada de malo con lo básico: las palmadas y el escondite son juegos que se han utilizado durante años para entretener a los bebés, ya que ayudan a que sus cerebros se vayan desarrollando. Tu hijo responderá a la estimulación y disfrutará de la interacción.

A través del juego, los bebés empiezan a aprender lo que puede o no puede hacerse con los objetos que le rodean, experimentan y descubren por medio de la acción. Al bebé le produce placer y satisfacción comprobar que puede manipular su entorno y obtener respuesta de los padres, por ejemplo, cuando tira un objeto al suelo y le es devuelto. Ese placer hará que el bebé tenga energía e ilusión de buscar nuevas interacciones y repetirlas. Así, el juego ayuda a adquirir hábitos como la perseverancia, tan importante para el desarrollo intelectual.

El sueño

Es fundamental establecer una rutina de sueño, tanto por la noche como a la hora de la siesta. La importancia de la siesta está comprobada, ya que los bebés que están muy cansados tienen más dificultades para dormirse y tienden a despertarse con más frecuencia por la noche. Prepara un calendario del sueño y empieza a establecerlo a partir de las dos semanas de vida del bebé. Al principio puede que no sea factible, pero si mantienes la rutina, el bebé se ira acostumbrado a descansar adecuadamente.

El cuidado de la piel

La crema solar no se recomienda a los niños menores de 6 meses de edad. Por ello es fundamental que mantengas a tu hijo en la sombra hasta que puedas protegerlo contra los efectos negativos del sol.

Los pañales

La mayoría de los bebés de entre 4 a 15 meses de edad experimentan la dermatitis del pañal. Es posible que se note más cuando los bebés empiezan a comer alimentos sólidos y se manifiesta con sarpullidos, descamaciones, granitos, ampollas, úlceras, etc. El mejor tratamiento es mantener la piel limpia y seca. Asegúrate de que tu niño está completamente seco después de un cambio de pañal y déjale sin pañal todo el tiempo que puedas.

Consejos para evitar que los niños se mareen en el coche

Llega el verano y con él las vacaciones y los desplazamientos medios y largos en el coche para poder disfrutar de unos días de relax y diversión. Estos trayectos pueden convertirse en una pesadilla si tenemos niños y se marean. Para evitar esta agonía en este artículo te damos una serie de consejos para evitar que los niños se mareen en el coche.

¿Por qué los niños se marean en el coche?

El mareo cinético o cinetosis, que es el que se produce en el coche y otros tipos de transporte en movimiento, es un trastorno que se ocasiona en el sistema que regula nuestra percepción del equilibrio.

Tanto niños como adultos nos mareamos porque la información que recibe el sistema nervioso central desde el oído, desde la vista y desde el sistema osteomuscular no se corresponde. Es decir, la sensación de movimiento que percibe la vista no cuadra con la de aceleración captada por el oído interno ni con la sensación de posición del cuerpo proveniente de nuestro sistema osteomuscular. Esta falta de entendimiento entre las diferentes partes del cuerpo nos provoca la pérdida de equilibrio y orientación que conocemos como mareo cinético.

Los síntomas de este mareo son palidez, salivación, bostezos, sudores fríos, náuseas e, incluso, vómitos.

Consejos para evitar que los niños se mareen en el coche

  • Mantener la vista fija en el horizonte. Es aconsejable mirar al frente, pero también se puede mirar por las ventanas laterales fijando la vista en un punto lejano como, por ejemplo, las nubes o una montaña.
  • Viajar a las horas que no haga calor intenso. Y, siempre que sea posible, hacerlo en horas en las que los más pequeños puedan dormir.
  • Evitar que los niños y niñas vayan leyendo, escribiendo, pintando, dibujando, jugando a videojuegos o cualquier otra actividad que requiera evadirnos del movimiento externo. A pesar de que a priori puede parecer pertinente, no lo es porque cuando el niño levanta la cabeza, el cambio es muy brusco y no da tiempo a la adaptación.
  • Parar cada dos horas para que los niños se puedan airear y mover. El hecho de moverse es muy positivo porque contribuye a reconciliar el sistema osteomuscular con el oído interno.
  • Evitar que los niños vayan con el estómago vacío o que hayan comido mucho. Es aconsejable comer algo ligero en el coche o en las paradas que se realicen.
  • Debemos evitar la conducción brusca poniendo especial atención en las frenadas y las curvas.

En caso de que el niño sea muy propenso al mareo debemos visitar al médico pediatra para que valore si es conveniente darle algún fármaco.