Entradas

Riesgos asociados a no desayunar bien por las mañanas

El estrés y las prisas por la mañana, son algunos de los motivos por los cuales muchas personas obvian desayunar bien por las mañanas. Entre el 20 y el 30 por ciento de los adultos no desayunan. Esta tendencia es la responsable directa del aumento de la obesidad y las anomalías cardiometabólicas entre las personas. Expertos nutricionistas y sanitarios apuntan que el desayuno es la comida más importante del día. No desayunar bien por las mañanas puede acarrear problemas de salud física y mermar las habilidades y capacidades mentales y provocar obesidad, infarto o problemas de concentración y estomacales.

 

Problemas asociados a no desayunar bien

No hay nada mejor que empezar el día cargando pilas para afrontar el comienzo de la jornada. Los estudios demuestran que las primeras ingestas de alimentos del día nos aportan el 25% de la energía diaria. No desayunar bien y pasar por alto este aporte de energía nos puede pasar factura. Los principales problemas asociados a la falta de nutrientes por la mañana son:

 

Problemas de obesidad

Estos casos son preocupantes entre la infancia y la adolescencia. Las personas que no desayunan por las mañanas, suelen tener más hambre a la tarde y noche, provocando que cenen en exceso y se levanten sin apetito. El ayuno prolongado es el causante directo de la acumulación de calorías en forma de grasa, ya que comemos mucho en un periodo muy corto.

 

Riesgo de infarto

Saltarse el desayuno eleva el riesgo de padecer un infarto. Además, no desayunar conduce a otros factores de riesgo como obesidad, presión arterial elevada, colesterol alto y diabetes.

 

Dificultades de concentración

Los niños que no desayunan bien y tienen hambre durante la escuela, pueden presentar problemas de comportamiento y académicos. Además, la falta de energía les hace sentir más cansados a lo largo del día.

 

Problemas de estómago

La falta de alimento por la mañana provoca que los jugos gástricos estomacales, ante la ausencia de alimentos, liberen ácidos. Estos ácidos pueden inflamar las paredes estomacales y desatar la gastritis.

 

Desequilibrios con la glucosa

Saltarse el desayuno puede llegar a desarrollar diabetes tipo 2. Por lo tanto, desayunar mantiene los niveles buenos de azúcar en sangre.

 

Ateroesclerosis

Otro problema grave asociado a la falta de ingesta de alimentos por la mañana es la aterosclerosis. Esta enfermedad provoca o el endurecimiento de las arterias o el estrechamiento de las arterias por acumulación de placa en ellas.

 

En conclusión, los estudios demuestran que saltarse el desayuno es síntoma de una dieta o estilo de vida insalubre en general. ¡No te olvides de desayunar y coger buenos hábitos! Tu salud te lo agradecerá con el tiempo.

¿Cómo podemos mejorar la salud en el ámbito laboral?

Para ser más productivos en el trabajo y, a la vez, ser más felices en nuestra vida personal, hay que tener muy en cuenta la salud. Es un factor importante para el día a día de las personas. Por eso, queremos proponer algunas ideas sencillas para mejorar la salud en el ámbito laboral.

Los estudios recientes revelan que 6 de cada 10 adultos pasan más del 70% del tiempo en una posición sedentaria. Este hecho tiene un efecto negativo sobre el cuerpo en general. Al estar sentados tantas horas, mermamos la capacidad del cuerpo para procesar las grasas que ingerimos a lo largo del día. Además, incrementamos su resistencia a la insulina, que es la hormona encargada de procesar los azúcares.

 

Maneras de mejorar la salud en el ámbito laboral

Teniendo en cuenta que pasamos muchas horas en la oficina, os damos los siguientes consejos que pueden ayudarte a mejorar la salud en tu puesto de trabajo.

 

1. Olvidarse del tabaco

Es obvio que fumar es malo para la salud. Pero, además, empieza a ser mal visto por muchos compañeros de trabajo. Es una fuente de suciedad en los ceniceros de las entradas de los edificios de oficinas. También constituye una pérdida de horas de trabajo cuando se sale a la calle para echar un cigarro.

 

2. Adoptar una postura correcta frente al ordenador

Los puntos principales son: espalda erguida y estirada, mouse con soporte para la muñeca, teclado ergonómico, pies sobre el suelo y pantalla a 50 centímetros como mínimo, a la altura de la línea de los ojos.

 

3. Moverse más

Cuando una persona se siente atada a la mesa y está absorta en los quehaceres, existen pequeños trucos que obligan a moverse más. Por ejemplo, cambiar el vaso de agua por uno más pequeño hace que tengas que moverte más a por agua. Igual con tus compañeros de trabajo; vale más hablar en persona que por correo electrónico.

 

4. Ponerse más de pie

Al hablar por teléfono, intentar hacerlo de pie. Si de verdad preocupa el sedentarismo, siempre existen diferentes tareas que se pueden hacer durante día y que exigen levantarse.

 

5. Subir por las escaleras

No es cuestión de subir y bajar escaleras todo el día. Pero sí se puede intentar una vez al día utilizarlas. Si se practica esto todos los días, se puede mejorar mucho la forma física y sin darse cuenta.

 

6. Utilizar el transporte público

La sostenibilidad del planeta depende, en gran medida, del abandono del transporte privado por el público. No sólo se contribuye en su preservación, sino que ayudas a tu salud personal. Al utilizar metro o autobús, inevitablemente te obligas a caminar más, activando la circulación del organismo.

Rehabilitación después de una operación de prótesis de cadera

Después de una operación de prótesis de cadera, la rehabilitación es tan o más importante para conseguir una mejoría completa y mucho más rápida. A continuación, explicaremos una serie de consejos y ejercicios sencillos que pueden ayudar en la recuperación del movimiento en la cadera afectada.

 

¿Qué es una prótesis de cadera?

La prótesis de cadera consiste en la sustitución total o parcial de esta articulación. Esta operación es muy común en pacientes de edad avanzada. La consecuencia directa la degeneración del hueso, de problemas de desgaste o de inflamación de la articulación.

 

Consejos para prepararte antes de la operación

Si te vas a someter a una operación de prótesis de cadera, es recomendable prepararte un mes antes de la operación para que la recuperación sea satisfactoria. Lo primordial es preparar toda la musculatura que se verá afectada: la cadera y toda la pierna. Además, es importante desinflamar siempre que sea posible la articulación para disminuir el dolor. Otro punto que no podemos olvidar es fortalecer el tronco superior. Después de la operación utilizarás muletas para poder caminar, por lo que es importante fortalecer los músculos para soportar el peso de tu cuerpo.

 

Ejercicios prácticos para la recuperación de una operación de prótesis de cadera

Los ejercicios post-operatorios son muy importantes, ya que la musculatura después de la operación tiende a debilitarse con mucha facilidad. Debemos mantener la musculatura activa para prevenir atrofias y complicaciones posteriores. Completa la fisioterapia con estos ejercicios:

  1. Contracciones del cuádriceps. Tumbado en la cama y boca arriba, coloca una pequeña almohada bajo las rodillas y presiona hacia abajo contrayendo el músculo.
  2. Fortalecimiento de glúteos. Tumbado boca arriba con las rodillas flexionadas inhala mientras elevas la pelvis y contraes el glúteo. Baja lentamente mientras exhalas.
  3. Aductores de cadera. En la cama boca arriba con las caderas flexionadas aprieta con las rodillas una pelota pequeña 3 segundos.
  4. Flexión de cadera y rodilla. También en la cama boca arriba, dobla la rodilla mientras intentas llevar el talón hacia los glúteos deslizándolos sobre la cama.

Conforme la recuperación avance, dependiendo ya de cada persona, se podrán realizar ejercicios más complejos como, por ejemplo:

  • Elevaciones con escalera
  • Sentadillas
  • Apoyo con un solo pie
  • Fortalecimiento de brazos

De todas maneras, la recuperación de una prótesis de cadera puede variar por múltiples factores. La edad, el nivel de deterioro de la articulación, el estado de salud, peso, y composición corporal, son algunos de ellos. Generalmente, el tiempo de recuperación varía entre dos y cuatro meses con ciertas limitaciones, y entre seis y doce meses para lograr una recuperación total. Lo más importante es comenzar a mover la cadera cuanto antes, si se puede desde el primer día de la operación. Es una manera de evitar la atrofia muscular y la rigidez en la articulación.

 

Por último, y no menos importante, paciencia. Es un proceso lento y complejo. El éxito de una completa recuperación reside en la constancia y el esfuerzo personal de cada uno.

¿Qué nutrientes protegen el cerebro del envejecimiento?

La genética y el ejercicio son muy importantes para la salud cerebral de las personas. A estos factores hay que añadirle la dieta, también muy influyente. Determinados nutrientes protegen el cerebro del envejecimiento porque se les relacionan con la mejoría en la función cognitiva o de la memoria. Por este motivo, una dieta equilibrada que incluya estos nutrientes puede ayudarnos a proteger el cerebro.

 

Principales nutrientes que protegen el cerebro

A continuación, os dejamos con un listado de los principales alimentos y nutrientes que protegen el cerebro del paso del tiempo. Porque una salud mental es muy importante para afrontar un buen envejecimiento.

 

Omega 3

El omega 3 es fundamental para varias funciones del cuerpo: la relajación y contracción de los músculos, la fertilidad, la división celular, la coagulación, la digestión, el crecimiento y el control de la inflamación. Es un ácido graso esencial. Este nutriente también es esencial para el desarrollo cerebral, la capacidad de trabajo y la memoria. Su ausencia en el cerebro se relaciona con algunos trastornos psicológicos como la depresión o la hiperactividad. Su ingesta ayuda a prevenir la pérdida de memoria y el Alzheimer. Muchas veces la cantidad de este nutriente no es siempre suficiente. Los siguientes alimentos pueden ayudarte a cambiar la balanza: aceite de oliva, soja, aceite de pescado, nueces, albahaca, orégano, brócoli, espinaca, coliflor, col, anacardos, cordero, tofu, fresas, entre otros.

 

Omega 3 de origen marino

El omega 3 de origen marino es importante para el cerebro en desarrollo, la salud cerebral de los adultos y la protección frente al deterioro cognitivo en las personas mayores. Los alimentos que contienen estos nutrientes son: el marisco, la caballa, el salmón, las sardinas, las anchoas, el atún, el lenguado o la merluza.

 

Verduras crucíferas

Estos alimentos tienen potentes efectos anticancerígenos y, además, son buenos para el cerebro. Por su alto contenido en antioxidantes y sus nutrientes específicos ayudan a mejorar las funciones cognitivas y benefician el mantenimiento del cuerpo, la piel y la mente. Son ricos en potasio, fundamental para el correcto funcionamiento del sistema nervioso. Además, contienen un alto contenido en vitamina K, para la vitalidad y la longevidad. Las verduras con altos contenidos en estos nutrientes son: brócoli, coles de Bruselas, nabo, coliflor, rábano, col lombarda, berro, entre otros.

 

Magnesio

El aumento de magnesio en el cerebro ayuda a mejorar las capacidades de aprendizaje, la memoria y evita los derrames cerebrales. Por tanto, para retrasar el envejecimiento del cerebro es recomendable una dieta con los siguientes alimentos: el fletán (pescado), las espinacas, las pipas de calabaza, las alcachofas, las almendras, las nueces o la soja.

 

Té verde

El té verde es un potente antioxidante que estimula el cerebro y mejora las capacidades cognitivas sobre todo la memoria a corto plazo. Introducir este nutriente en la dieta tiene muchos efectos beneficiosos para el organismo. Ayuda a prevenir enfermedades del corazón y del cerebro, conservando la memoria, muy importante para evitar el daño causado por el paso del tiempo.

 

Curcumina

Esta sustancia, presente en la cúrcuma, es una ayuda valiosa para la prevención de la enfermedad de Alzheimer. La turmerona aromática, que es un compuesto bioactivo, ayuda a prevenir y tratar diversos problemas neurológicos al promover la multiplicación de las células madre en el cerebro.

 

Luteína

Este nutriente se encuentra de forma natural en muchas plantas y algas. Se acumula en los tejidos cerebrales y, además, posee propiedades anti-inflamatorias. Como el cuerpo humano no la produce de forma natural, solo la podemos obtener a través de los siguientes alimentos: pimientos rojos, col rizada, aguacate, repollo, lechuga, espinacas, maíz, yemas de huevo y kiwis.

Cuando es mejor hacer deporte, ¿por la mañana o por la tarde?

El ritmo circadiano es el que determina cuándo una persona se siente mejor para hacer deporte. El funcionamiento de cada individuo marca el momento para salir a correr, montar bicicleta o sumergirse en un gimnasio. Este ritmo biológico influye en la predisposición del cuerpo para hacer ejercicio. Por tanto, influye en la presión de la sangre, la temperatura corporal, el nivel de hormonas y la frecuencia cardiaca.

 

Cada persona es un mundo

Realizar cualquier actividad física depende exclusivamente de la disponibilidad de cada uno. Aunque, existen otros factores externos como dieta, descanso, disciplina deportiva, etc., que juegan un papel más importante que el momento del día en el que se realiza el ejercicio. Lo principal, si el objetivo es ponerse en forma, es intentar combinar estas variables. Gracias a ello y, a la constancia en la actividad deportiva, se pueden alcanzar los objetivos deseados del entrenamiento.

Muchos estudios defienden que los ejercicios por la mañana ofrecen más ventajas a las personas que los realizados por la noche. Pero esta investigación no es realmente concluyente. Sí queda claro que el mejor momento para hacer deporte dependerá de los objetivos de cada uno y de su nivel de exigencia.

 

Es mejor hacer deporte por la mañana

Se recomienda siempre hacer ejercicio físico alejado de las horas de las comidas. Por eso la mañana es el mejor momento, en este sentido. La mañana es el mejor momento para realizar trabajos de flexibilidad articular y de resistencia aeróbica, pero siempre después de un buen calentamiento y un desayuno correcto.

Además, la actividad matutina también favorece a las personas a establecer una rutina y hacer ejercicio con regularidad. Se evitan compromisos u obligaciones que pueden surgir durante el día que releguen los ejercicios a otro momento del día. Una vez realizas deporte por la mañana, se afronta el día mucho mejor, tanto psicológica como fisiológicamente hablando.

La parte negativa la encontramos en el mayor riesgo de padecer una lesión o en la reducción de la eficiencia de los ejercicios. Esto se debe a la baja temperatura corporal que tiene el organismo por la mañana.

 

O, por el contrario, es mejor hacer deporte por la tarde

Contrariamente a la mañana, la temperatura corporal y los niveles de hormonas alcanzan un nivel máximo por la tarde. Físicamente el organismo se encuentra en el mejor momento para practicar deporte. Se puede exigir más al cuerpo y así lograr mejores resultados tanto en resistencia como en masa muscular.

Por la tarde hay una mejora de la eficiencia energética y neuromuscular. El nivel de actividad del cuerpo y hormonal aumenta y eso limita el riesgo de lesiones.

Como contraindicaciones en la práctica de deporte a última hora de la noche, podemos decir que realizar ejercicios de alta intensidad puede afectar al ritmo del sueño y retrasar la necesidad de dormir. La producción de altos niveles de adrenalina puede jugar una mala pasada en forma de insomnio.

Los mejores consejos para tratar la fiebre

La temperatura media corporal de un humano es de 36,7 grados centígrados. En ocasiones el cuerpo puede verse invadido por un calor anormal que llamamos fiebre. Es en estos casos cuando se debe tratar la fiebre para evitar problemas mayores.

Generalmente nuestro cerebro tiene un termostato de control que se activa para evitar perder calor cuando la temperatura exterior desciende. Sin embargo, a veces se ve invadido por patógenos que provocan que la temperatura sobrepase los márgenes normales. La mayoría de las veces la fiebre se desencadena por infecciones provocadas por microorganismos (bacterias, virus u hongos). En otros casos, algunas enfermedades con inflamación o algunos medicamentos también pueden originar alteraciones en el organismo y provocar fiebre.

 

Cómo tratar la fiebre

Para combatir la fiebre, es suficiente con guardar reposo y tomar líquidos en abundancia para evitar la deshidratación. En casos donde la fiebre es elevada o persiste durante muchas horas o días, se recomienda:

  • una temperatura ambiente de entre 21 y 22 grados
  • evitar el exceso de abrigo en la cama
  • usar ropas ligeras para facilitar la pérdida de calor
  • mantener las mucosas húmedas y limpias
  • dieta blanda

Ocasionalmente, también se recomienda tomar baños con agua tibia o templada. Sobre todo, evitar baños de agua fría porque la vasoconstricción que se produce impide la pérdida de calor.

 

Medicamentos para tratar la fiebre

Para bajar la temperatura y aliviar las molestias de la fiebre, podemos recurrir a fármacos. Los más recomendables son los anti-inflamatorios no esteroideos, que a su vez son antitérmicos. En este grupo de fármacos los más utilizados son el ácido acetilsalicílico o el paracetamol.

El ácido acetilsalicílico posee acciones analgésicas y antiinflamatorias. El paracetamol posee una escasa acción antinflamatoria, pero tiene menos efectos adversos que el ácido acetilsalicílico. Otro antiinflamatorio que se puede tomar para combatir la fiebre es el ibuprofeno.

 

Consejos útiles para tratar y bajar la fiebre en niños

Los niños pequeños tienen un sistema inmunológico menos desarrollado. Por eso, son más propicios a ser contagiados por muchas más infecciones y enfermedades. Los episodios de fiebre pueden ser más comunes y duraderos. Un niño tiene fiebre cuando su temperatura se encuentra por encima de los siguientes niveles:

  • 38° C medida en las nalgas
  • 37.5° C medida en la boca
  • 37.2° C medida en la axila

Los fármacos recomendados en estos casos también son el paracetamol e ibuprofeno especiales para niños. Se desaconseja el uso de aspirinas. Si la fiebre es muy alta en un bebé de menos de tres meses, se recomienda acudir al hospital.

Otros remedios caseros para niños pueden ser:

  • Vestirlo con menos ropa
  • Evitar temperaturas altas en la habitación
  • Recurrir a un baño caliente o tibio
  • Utilizar compresas frías en la frente
  • Hacer una dieta líquida para facilitar la rehidratación

Alimentos que ayudan a mantener una buena salud bucodental

Para tener una dentadura sana no solo debemos cepillarnos los dientes después de cada comida y usar seda dental. La alimentación también influye en la salud bucodental. Los alimentos que comemos y su frecuencia de ingesta afectan al estado de salud general y, consecuentemente, a los dientes y encías. Comer dulces o tomar bebidas azucaradas puede desembocar en caries. Llevar una dieta carente de ciertos nutrientes también puede hacer que la boca no resista a determinadas infecciones.

Los mejores alimentos para una buena salud bucodental

Una dieta equilibrada y una correcta higiene oral, es fundamental para mantener unos dientes fuertes y buena salud bucodental. Los alimentos y bebidas beneficiosos para nuestra boca son los siguientes:

1. La leche y todos sus derivados

Aportan calcio a los dientes, elemento indispensable para la reparación del esmalte dental. El queso ayuda a reforzar la superficie del diente y el yogur es muy útil para remineralizar el diente. Eso sí, lo ideal es tomarlo sin azúcares añadidos.

2. Frutas y verduras

Las manzanas, las zanahorias y el apio tienen un efecto de barrido sobre la placa bacteriana. Limpia los dientes y contribuye a que las encías no se inflamen. En general, las frutas y verduras facilitan la eliminación de la placa bacteriana y los restos de comida adheridos a los dientes porque potencian la producción de saliva.

3. Agua

Estimula la salivación. Si no estamos bien hidratados, el organismo ahorra agua y genera menos saliva. Se recomienda beber entre unos 1,5 y 2 litros de agua al día.

4. Chicles sin azúcar y con xilitol

Todos estos productos favorecen la limpieza de los dientes porque potencian la secreción de saliva. Además, el xilitol, un edulcorante natural, tiene importantes efectos contra las caries y las bacterias manteniendo una óptima salud bucodental.

5. Alimentos sin color

Los alimentos con color, al contener pigmentos, pueden teñir los dientes. Por eso, es conveniente tomar alimentos como el arroz blanco y las carnes y los pescados blancos.

6. Alimentos con fibra

Los cereales integrales o las legumbres promueven la producción de saliva porque exigen un mayor esfuerzo de masticación.

7. Frutos secos y semillas

Son alimentos ricos en vitaminas y minerales, entre los que destacan el calcio (almendras, avellanas, pistachos). Se recomienda tomarlos naturales y sin azúcar o miel.

8. Té

El té tiene una doble aportación: flúor, para el refuerzo del esmalte, y polifenoles, para combatir las bacterias. La única pega es que mancha con facilidad los dientes. Sin embargo, con una buena higiene diaria se puede disfrutar de él con total tranquilidad.

Incluyendo estos alimentos y bebidas en cantidad suficiente dentro de una rutina alimentaria, obtendrás grandes beneficios en el cuidado de tu boca. Si generalmente comes entre horas, selecciona queso, hortalizas crudas, frutas y yogur. Y nunca olvides cepillarte los dientes después de cada comida con pasta dentífrica flourada, utilizar la seda dental y visitar al dentista con regularidad.

Comida saludable para estas navidades

La Navidad ya llega y, con ella, las comidas copiosas y los excesos en la alimentación. Durante estos días tendemos a no privarnos de nada y a comer todo tipo de alimentos; da igual la hora y el día de la semana. La comida siempre está presente en estas fiestas, pero esto no implica que no podamos apostar por cocinar comida saludable.

Consejos para evitar los excesos navideños

Las grandes comilonas suelen ocasionar molestias digestivas. El organismo no está acostumbrado a enlazar comidas copiosas con cenas y luego irse directamente a dormir. Por eso, es aconsejable seguir estas pautas de comida saludable para tener unas fiestas tranquilas.

1. Planifica bien las fiestas

Lo primero de todo es preparar con antelación la lista de la compra para organizar bien los menús. Evitarás caer en la tentación de llenar el carro con alimentos de picoteo poco saludable.

2. Sigue una dieta equilibrada

Si habitualmente mantienes una dieta equilibrada, el cuerpo compensará estos pequeños excesos de las fiestas. Un gran error es ponerse a dieta justo antes de la llegada de la navidad. Desde el punto de vista nutricional es un hábito poco saludable. La clave para no pasarse estas fiestas está en la moderación en las comidas y realizar cinco comidas al día.

3. Consume frutas y verduras

Es importante no olvidar la ración diaria de frutas y verduras, aunque los dulces nos hagan caer en la tentación.

4. Toma infusiones

Las infusiones aportan múltiples beneficios a la salud. Después de comidas y cenas copiosas, tomar una infusión puede ayudar a depurar el cuerpo y a eliminar líquidos. Te sentirás menos pesado.

5. Come despacio

Masticando lentamente, además de degustar los alimentos, sentirás la sensación de estar lleno. Así evitarás los atracones de comida y ayudarás al cuerpo a realizar mejor la digestión.

Cocinar comida saludable en Navidad

Generalmente, en Navidad se consumen alimentos con alta contenido en grasas. Por eso, sólo tienes que modificar un poco el menú y cambiar algunos alimentos por otros más saludables. Cocinar comida saludable en estas fiestas te va a permitir tener una digestión más saludable:

  • Sustituir algunos alimentos por otros similares con menor contenido calórico y de grasa. La preparación también puede marcar la diferencia, mejor los alimentos al vapor que fritos. Además, también es importante controlar las cantidades de sal.
  • Incluir entre los platos principales ensaladas o mariscos.
  • Como primeros platos incluir cremas o sopas y alimentos horneados con verduras. Es una manera de eliminar una alta cantidad de grasas saturadas del menú navideño.
  • De postre introduce frutas como la piña, que contiene propiedades diuréticas. Pero si tu debilidad son los dulces, compra aquellos sin azúcares añadidos.

Ahora ya tienes unos tips para disfrutar de estas fiestas de una forma un poco más saludable. ¡Cuida siempre la alimentación, incluso en Navidad!

Alimentos que debes evitar si estás embarazada

El tipo de alimentación a seguir, si estás embarazada, es un factor importante porque algunas comidas y bebidas podrían acabar por no ser buenos para el bebé. Y no nos referimos simplemente al alcohol, sino a otro tipo de ingredientes. En apariencia son inocuos pero afectan negativamente al organismo. A continuación, te queremos indicar los alimentos que debes evitar si te encuentras embarazada, así como otros errores frecuentes que no querrás cometer.

Listado de alimentos que debes evitar

En realidad, son muy pocos los alimentos que debes evitar si estás embarazada. Más que alimentos en si mismos, se trata más bien de ingredientes poco recomendables o que no pueden consumirse de determinados modos. Los siguientes alimentos son perjudiciales para el desarrollo del feto:

  • Las bebidas alcohólicas se encuentran absolutamente prohibidas.
  • Los pescados que puedan contener mercurio. Ese es el caso de los peces grandes y depredadores que tienden a vivir más tiempo y pueden adquirir más cantidad de mercurio. Entre ellos encontramos: el tiburón, el pez espada, la caballa, el atún fresco o congelado, la lubina, jurel, marlín y mojarra. No es recomendable comerlo crudo, por lo que, durante un temporada debes evitar el sushi y los ahumados.
  • Esta condición también se extiende al marisco, los huevos y la carne. Los alimentos poco hechos pueden ser portadores de la toxoplasmosis. También aconsejable prescindir del hígado, porque el exceso de vitamina A puede ser dañina para el embrión.
  • Los patés y los embutidos, así como los quesos frescos y los elaborados con leche cruda.
  • La cafeína y los refrescos azucarados tampoco son recomendables.
  • Las frutas y hortalizas crudas siempre bien lavadas porque pueden contener pesticidas.
  • La leche siempre mejor pasteurizada.

Comer de forma saludable durante el embarazo

No todo son alimentos prohibidos para las embarazadas. Además, a medida que el embarazo avanza, la dieta se debe ir modificando para hacer llegar al bebé aquellos alimentos óptimos para su desarrollo. Se trata de comer de forma saludable, manteniendo una dieta sana y equilibrada.

Como hemos comentado anteriormente, con el avance del embarazo la dieta debe modificarse. A partir del cuarto mes se recomienda incrementar el consumo de carne, pescado, huevos y proteínas en general. También aumentar el consumo de productos ricos en calcio para prevenir problemas óseos. No te olvides de tomar Omega 3, que es un ácido graso muy beneficioso para el embarazo y la lactancia.

Llevar un control de los alimentos que ingieres, no debería conducir a una obsesión por seguir una dieta estricta para no engordar. Lo ideal en una embarazada sería incrementar la ingesta calórica entre 200 y 300 calorías por día. De esta manera aumentarás entre 9 y 15 kilos durante todo el embarazo.

Otros hábitos poco recomendables para las embarazadas

Los antojos y el ejercicio son hábitos a controlar cuando se está embarazada. Por una parte, los antojos son fruto de la ansiedad y los cambios hormonales. Suelen presentarse en ingestas de alimentos ricos en azúcares e hidratos de carbono. Por este motivo no hay que obsesionarse con los antojos. Por otra parte, no se recomienda dejar por completo de hacer ejercicio. Solamente tendrás que adaptarlo para seguir disfrutando de sus beneficios para la salud.

Ante cualquier duda sobre el embarazo, consulta a tu médico particular y plantéale tus preocupaciones.

¿Qué es el queratocono? Síntomas y tratamiento

El queratocono no es una inflamación del ojo, sino que es una modificación progresiva de la córnea. Ésta va perdiendo su forma esférica y va adquiriendo un aspecto cónico e irregular como consecuencia de un problema en el colágeno del que está hecho la córnea.

Esta deformación hace que aparezcan problemas de visión. La córnea es la responsable de refractar la mayor parte de la luz que entra. Si hay problemas estructurales en la córnea es cuando aparecen anomalías en la visión.

¿Cuál es el primer síntoma para la detección del queratocono?

El primer síntoma que anuncia un problema es la reducción de la visión. La sensación es como si la persona viera borroso. Según la Academia Americana de Oftalmología, una de cada diez personas con queratocono lo ha heredado de sus progenitores.

Dos etapas bien diferenciadas de esta patología

En el queratocono se pueden diferenciar dos etapas de desarrollo de la patología. Por eso es importante anticiparse y consultar al oftalmólogo para evitar mayores daños.

En las etapas más tempranas, aparecen pequeñas distorsiones que muchas veces pasan desapercibidas. Generalmente suelen aparecer en la etapa final de la adolescencia y en la mayoría de los casos se estabiliza. Los síntomas son: visión un poco borrosa, las líneas rectas se ondulan, una mayor sensibilidad a la luz y ojos inflamados.

Cuando avanza la patología, aparecen otros problemas mayores: visión borrosa generalizada, aumento de la miopía y cambio en las dioptrías del astigmatismo. El cambio en la forma de la córnea provoca que no se puedan usar lentes de contacto estándar porque su inadaptabilidad.

Causas de la aparición del queratocono

La teoría principal en la que los investigadores se centran es en el origen genético. Como decíamos anteriormente, uno de cada diez casos puede ser de origen genético. Otra vía de investigación es el origen alérgico.

Ante cualquier indicio de duda, lo principal es consultar al oftalmólogo para saber si tenemos esta patología. La forma más fácil de diagnosticarlo es midiendo la curvatura del ojo. También se puede detectar con un análisis exhaustivo de la córnea.

Tratamiento cuando se padece esta patología

El tratamiento siempre va a depender de los síntomas que tenga cada persona. La miopía y el astigmatismo se pueden corregir con gafas. Si los problemas de visión son más graves, entonces es recomendable implantar dispositivos corneales para reducir la curva de la córnea.

Otro tratamiento es la utilización del Cross-Linking del colágeno para aplanar la córnea. En los casos más extremos se puede valorar la práctica de cirugía con anillos intracorneales o, directamente, realizar un trasplante de córnea.

Todos estos tratamientos se utilizan para conseguir mantener la visión lo mejor posible, dando estabilidad a la estructura de la córnea para evitar una lesión mayor.