Entradas

Rotura de menisco, ¿qué puedo hacer?

La rotura de menisco es una de las lesiones más frecuentes entre los deportistas. Muchas veces esta lesión sucede de la forma más tonta y sin que la persona llegue a saber que se lo ha roto hasta años después.

¿Qué son los meniscos? ¿Qué función cumplen?

Los meniscos son estructuras fibrocartilaginosas en forma de cuña. Poseen una cara superior cóncava y una inferior plana. Los meniscos cumplen las siguientes funciones fundamentales:

  • Soporta las cargas del cuerpo. Ayudan a repartir las cargas del cuerpo en las diferentes actividades de la vida cotidiana
  • Por otra parte, los meniscos son el nexo perfecto para las dos superficies óseas que conforman la articulación de la rodilla
  • Brindan estabilidad articular
  • Participan en la regulación de la dirección y el movimiento del cuerpo
  • Contribuyen en el deslizamiento articular

Causas y diagnóstico de la rotura de menisco

Una rotura de menisco se produce por un giro brusco o una rotación de manera agresiva de la rodilla. Incluso arrodillarse, ponerse en cuclillas o levantar algo pesado puede causar esta lesión.

Para saber si, efectivamente, sufres de una lesión o rotura de menisco, lo mejor es realizar una resonancia magnética nuclear para descubrir con total seguridad si existe o no rotura. Además, los síntomas siguientes pueden indicarnos muchas veces que puede existir una rotura de menisco:

  • Dolor en la rodilla, específicamente al caminar
  • Dolor intenso a la palpación
  • Inflamación en la rodilla
  • Pinchazos a la flexión o extensión de rodilla

Tratamiento de la lesión de menisco

Después de una operación para la reconstrucción del menisco, es recomendable la aplicación de frío en la zona (crioterapia). También se hace imprescindible hacer reposo y realizar ejercicios suaves para mantener la fuerza y tonicidad muscular de la zona. Estas son las claves para una buena recuperación y una rehabilitación posterior a la operación.

Por eso, para cualquier duda acerca de la operación o del tratamiento de rehabilitación posterior se recomienda consultar tu médico de confianza. Seguro que te aconsejará lo mejor para que puedas continuar con tu ritmo de vida normal.

¿Cómo detectar el Alzheimer?

La pérdida de memoria que afecta a la vida cotidiana puede ser un síntoma del Alzheimer u otra demencia. Y es que esta es la principal consecuencia del Alzheimer, una enfermedad cerebral que causa una disminución en la memoria, el pensamiento y la capacidad de razonamiento. Según la Alzheimer’s Association existen 10 síntomas que nos pueden servir para realizar una detección precoz de la enfermedad. Esto no quiere decir que la misma persona deba experimentar los 10 síntomas a la vez, sino que cada individuo puede sufrir uno o más de estos síntomas en mayor o menor grado.

Pérdida de memoria que interrumpe la rutina diaria

Uno de los síntomas más comunes del Alzheimer es la pérdida de memoria, especialmente en lo que respecta a la memoria a corto plazo: olvidar cosas que han pasado hace un periodo de tiempo muy reciente. También puede un síntoma el olvido de fechas o eventos importantes, preguntar por lo mismo una y otra vez o la dependencia de ayudas para recordar, como alarmas, notas en la nevera, etc.

No hay que preocuparse demasiado por los olvidos de nombres o fechas, si más tarde vienen a la memoria, ya que es un cambio relacionado con la edad.

Dificultades para planificar o resolver problemas

Ciertas personas pueden desarrollar cambios en su capacidad para desarrollar y seguir una planificación o trabajar con números. Quizás tenga problemas para seguir una receta que antes conocía muy bien o hacer el seguimiento de la contabilidad familiar. Puede tener problemas con la capacidad de concentración y tardar mucho más tiempo en hacer actividades cotidianas que antes desarrollaba con mayor rapidez.

Problemas para realizar tareas cotidianas

Las personas con Alzheimer a menudo tienen problemas para llevar a cabo tareas cotidianas. A veces, se presentan problemas para reconocer el camino a un lugar conocido o recordar las reglas de un juego al que lleva jugando toda la vida.

Confundir el tiempo o los lugares

Otro de los síntomas más frecuentes es confundir fechas, estaciones, el paso del tiempo en general. Pueden tener problemas para entender algo si no está ocurriendo en el mismo momento. Incluso es posible que se olviden de dónde están, cómo llegaron hasta allí y del camino de vuelta a casa.

Problemas de visión

Para algunas personas, tener problemas de visión puede ser un síntoma de que padecen la enfermedad del Alzheimer. Pueden tener dificultades para leer, jugar a cierta distancia o diferenciar los colores. Todo ello provoca, además, problemas a la hora de conducir. Si esto ocurre, habrá que consultar con un oftalmólogo para descartar posibles enfermedades de la vista como las cataratas.

Dificultades con el habla y la escritura

Las personas con Alzheimer pueden tener dificultades a la hora de seguir o participar en una conversación. Quizás estén hablando y paren de repente sin saber cómo seguir o repetir lo que acaban de decir. Pueden olvidarse de algunas palabras comunes, tener problemas para elegir la palabra adecuada o llamar a las cosas por un nombre equivocado.

Colocar cosas en lugares erróneos y no recordar dónde las puso

Un enfermo de Alzheimer puede colocar las cosas en sitios inusuales y ser incapaz de volver sobre sus pasos para recuperarlas. A veces, puede acusar a otros de haberlas robado.

No habría que preocuparse si la persona tiende a ser despistada, si olvida dónde puso algo siempre que sea capaz de volver sobre sus pasos.

Disminución de la capacidad de razonar

Es frecuente que las personas con Alzheimer experimenten cambios en su raciocinio. Por ejemplo, puede tener problemas con el dinero, donando grandes cantidades de dinero o gastándolas en cosas que no va a necesitar.

Pérdida de sociabilidad

Una persona con Alzheimer puede empezar a dejar de lado actividades sociales, pasatiempos, proyectos de trabajo o el deporte. Puede tener problemas para mantenerse al día con su equipo favorito o recordar cómo ejecutar un pasatiempo al que estaba acostumbrado. También puede tender al aislamiento, dejando de lado a los amigos.

Cambios en el humor y la personalidad

El estado de ánimo y la personalidad de las personas con Alzheimer pueden cambiar. Se sienten confusos, sospechosos, deprimidos, miedosos o ansiosos. Y pueden molestarse con facilidad y ser irritables sin motivo alguno.

Consejos para la elección de pediatra

Una de las preocupaciones que acostumbra a surgir durante el embarazo es la elección de pediatra. Queremos estar seguros de que nuestro hijo estará en las mejores manos y, a priori, no acostumbramos a tener excesivas referencias.

Es por este motivo que, en este artículo te damos una serie de recomendaciones que tanto padres como especialistas recomiendan a la hora de elegir pediatra.

Consejos para la elección de pediatra

Buscar un pediatra de nuestro cuadro médico

Lo primero que se recomienda hacer en estos casos es buscar pediatras que aparezcan en nuestro cuadro médico de la mútua y hacer una lista.

Preguntar a familia, amigos y médicos

Una vez tenemos la lista de los médicos que entran en el cuadro médico del seguro que tenemos contratado se recomienda preguntar a amigos y familiares con niños pequeños sobre los pediatras de sus hijos y pedirles referencias sobre ellos.

También es conveniente pedirle referencias al obstetra que nos lleve el embarazo y el parto sobre algún colega pediatra.

Buscar información

Una vez recopilada toda la información anterior, es conveniente buscar referencias en internet sobre los pediatrías que hemos preseleccionado para obtener datos básicos como la ubicación.

Tener un pediatra ubicado cerca de casa es importante porque tendremos que ir en diversas ocasiones, tanto para visitas rutinarias como para urgencias, y nos resultará cómodo tenerlo cerca.

También podemos centrarnos en otros parámetros como, por ejemplo, opiniones de otros usuarios o tiempo de espera para obtener visita médica ordinaria.

Programar una visita

Se recomienda llamar para concertar una entrevista y conocerlo. Antes de asistir a esta entrevista está bien que nos preparemos una lista con todas aquellas preguntas que le queramos hacer.

Normalmente las cualidades que se buscan con estas preguntas son las siguientes:

  • Accesibilidad. Queremos saber, en caso de urgencia, cuál es su disponibilidad para que nos pueda atender con rapidez
  • En caso de no visitar en un hospital, saber si está adscrito a algún hospital, cuál es y si esté está bien ubicado y es de nuestra confianza.
  • Conocer, como se ha apuntado con anterioridad, el tiempo de espera para las visitas y para las pruebas
  • El programa de vacunación que sigue también suele ser una pegunta que se incluye en esta primera toma de contacto.

Acudir al consultorio

Acudir al consultorio del pediatra es la prueba definitiva para saber si el pediatra nos convence.

Normalmente la decisión se toma basándose en la respuesta a las preguntas que hemos enumerado anteriormente ya que lo que se acostumbra a buscar es una persona que nos tramita confianza, sea cálida, accesible y buen profesional.