Entradas

La natación es el deporte más completo y saludable

Practicar regularmente deporte como correr, andar, nadar, montar en bicicleta, entre otros, nos ayuda a mantenernos en forma. Practicados con moderación aportan diferentes beneficios a la salud física y mental. Pero, de todos los enumerados al principio, ¿cuál es el deporte más completo? Te lo descubrimos aquí.

 

Practicar deporte con regularidad mejora nuestra salud

El objetivo principal de practicar deporte es mejorar la salud física y mental de nuestro organismo. La práctica regular de deporte refuerza los músculos y aumenta nuestra flexibilidad y fuerza. Con la mayoría de los deportes podemos conseguir todo lo comentado anteriormente, pero, ¿cuál de ellos proporciona más beneficios a nuestro cuerpo?

Actualmente, el running es uno de los deportes más practicados. Mejora la capacidad cardiovascular y fortalece los músculos, especialmente los de las piernas. Por el contrario, como es un deporte de impacto, su práctica no es apta para todos los públicos. Sobre todo, para todas aquellas personas que sufren alguna molestia en rodillas, pies o espalda.

En cambio, si existe un deporte completo recomendado para todas las edades gracias a sus múltiples beneficios. La natación es el deporte más completo y saludable. Desde los más pequeños, que tienen que aprender a nadar, hasta las persones adultas que quieren ejercitar el cuerpo sin riesgo de sufrir ninguna lesión. Si has escuchado hablar mucho de la natación, pero no conoces sus beneficios, ¡sigue leyendo!

 

La natación es el deporte más completo

Nadar, igual que andar, es una de las primeras actividades que aprendemos en edades más tempranas. La natación es el deporte más completo porque ayuda a desarrollar los músculos, los fortalece sin riesgo de impacto y, a la vez, potencia su flexibilidad. Siempre que se haga con la técnica apropiada, ayuda al desarrollo simétrico del cuerpo, puesto que en este deporte se implican todos los músculos. Por este motivo, es recomendable seguir los consejos de un entrenador para coger la técnica correcta.

Otro beneficio significativo es que es un deporte sin impacto, por lo tanto, puede ser practicado por cualquier persona sin importar su condición física. Las personas grandes, con rodillas, tobillos o caderas afectadas por la edad, pueden fortalecer todo el cuerpo sin sufrir. Al mismo tiempo refuerzan la musculatura y trabajan la flexibilidad. Las personas con sobrepeso pueden ejercitar su cuerpo sin sufrir ningún riesgo, mejorando su gasto calórico y entrenando todos los grupos musculares.

Por todas estas razones, la natación se convierte en el deporte más completo y saludable. No solamente ayuda a quemar calorías, sino también a fortalecer los músculos, trabajar la flexibilidad y mejorar la capacidad cardiorespiratoria.

Gracias al ritmo y al completo trabajo corporal, la natación mejora la coordinación y la memoria. La concentración para nadar con la técnica correcta y la respiración tienen beneficios muy positivos en todas las edades.

Sin duda, es el deporte favorito de muchos. ¿A qué esperas a apuntarte a nadar?

¿Cómo podemos mejorar la salud en el ámbito laboral?

Para ser más productivos en el trabajo y, a la vez, ser más felices en nuestra vida personal, hay que tener muy en cuenta la salud. Es un factor importante para el día a día de las personas. Por eso, queremos proponer algunas ideas sencillas para mejorar la salud en el ámbito laboral.

Los estudios recientes revelan que 6 de cada 10 adultos pasan más del 70% del tiempo en una posición sedentaria. Este hecho tiene un efecto negativo sobre el cuerpo en general. Al estar sentados tantas horas, mermamos la capacidad del cuerpo para procesar las grasas que ingerimos a lo largo del día. Además, incrementamos su resistencia a la insulina, que es la hormona encargada de procesar los azúcares.

 

Maneras de mejorar la salud en el ámbito laboral

Teniendo en cuenta que pasamos muchas horas en la oficina, os damos los siguientes consejos que pueden ayudarte a mejorar la salud en tu puesto de trabajo.

 

1. Olvidarse del tabaco

Es obvio que fumar es malo para la salud. Pero, además, empieza a ser mal visto por muchos compañeros de trabajo. Es una fuente de suciedad en los ceniceros de las entradas de los edificios de oficinas. También constituye una pérdida de horas de trabajo cuando se sale a la calle para echar un cigarro.

 

2. Adoptar una postura correcta frente al ordenador

Los puntos principales son: espalda erguida y estirada, mouse con soporte para la muñeca, teclado ergonómico, pies sobre el suelo y pantalla a 50 centímetros como mínimo, a la altura de la línea de los ojos.

 

3. Moverse más

Cuando una persona se siente atada a la mesa y está absorta en los quehaceres, existen pequeños trucos que obligan a moverse más. Por ejemplo, cambiar el vaso de agua por uno más pequeño hace que tengas que moverte más a por agua. Igual con tus compañeros de trabajo; vale más hablar en persona que por correo electrónico.

 

4. Ponerse más de pie

Al hablar por teléfono, intentar hacerlo de pie. Si de verdad preocupa el sedentarismo, siempre existen diferentes tareas que se pueden hacer durante día y que exigen levantarse.

 

5. Subir por las escaleras

No es cuestión de subir y bajar escaleras todo el día. Pero sí se puede intentar una vez al día utilizarlas. Si se practica esto todos los días, se puede mejorar mucho la forma física y sin darse cuenta.

 

6. Utilizar el transporte público

La sostenibilidad del planeta depende, en gran medida, del abandono del transporte privado por el público. No sólo se contribuye en su preservación, sino que ayudas a tu salud personal. Al utilizar metro o autobús, inevitablemente te obligas a caminar más, activando la circulación del organismo.

Cuando es mejor hacer deporte, ¿por la mañana o por la tarde?

El ritmo circadiano es el que determina cuándo una persona se siente mejor para hacer deporte. El funcionamiento de cada individuo marca el momento para salir a correr, montar bicicleta o sumergirse en un gimnasio. Este ritmo biológico influye en la predisposición del cuerpo para hacer ejercicio. Por tanto, influye en la presión de la sangre, la temperatura corporal, el nivel de hormonas y la frecuencia cardiaca.

 

Cada persona es un mundo

Realizar cualquier actividad física depende exclusivamente de la disponibilidad de cada uno. Aunque, existen otros factores externos como dieta, descanso, disciplina deportiva, etc., que juegan un papel más importante que el momento del día en el que se realiza el ejercicio. Lo principal, si el objetivo es ponerse en forma, es intentar combinar estas variables. Gracias a ello y, a la constancia en la actividad deportiva, se pueden alcanzar los objetivos deseados del entrenamiento.

Muchos estudios defienden que los ejercicios por la mañana ofrecen más ventajas a las personas que los realizados por la noche. Pero esta investigación no es realmente concluyente. Sí queda claro que el mejor momento para hacer deporte dependerá de los objetivos de cada uno y de su nivel de exigencia.

 

Es mejor hacer deporte por la mañana

Se recomienda siempre hacer ejercicio físico alejado de las horas de las comidas. Por eso la mañana es el mejor momento, en este sentido. La mañana es el mejor momento para realizar trabajos de flexibilidad articular y de resistencia aeróbica, pero siempre después de un buen calentamiento y un desayuno correcto.

Además, la actividad matutina también favorece a las personas a establecer una rutina y hacer ejercicio con regularidad. Se evitan compromisos u obligaciones que pueden surgir durante el día que releguen los ejercicios a otro momento del día. Una vez realizas deporte por la mañana, se afronta el día mucho mejor, tanto psicológica como fisiológicamente hablando.

La parte negativa la encontramos en el mayor riesgo de padecer una lesión o en la reducción de la eficiencia de los ejercicios. Esto se debe a la baja temperatura corporal que tiene el organismo por la mañana.

 

O, por el contrario, es mejor hacer deporte por la tarde

Contrariamente a la mañana, la temperatura corporal y los niveles de hormonas alcanzan un nivel máximo por la tarde. Físicamente el organismo se encuentra en el mejor momento para practicar deporte. Se puede exigir más al cuerpo y así lograr mejores resultados tanto en resistencia como en masa muscular.

Por la tarde hay una mejora de la eficiencia energética y neuromuscular. El nivel de actividad del cuerpo y hormonal aumenta y eso limita el riesgo de lesiones.

Como contraindicaciones en la práctica de deporte a última hora de la noche, podemos decir que realizar ejercicios de alta intensidad puede afectar al ritmo del sueño y retrasar la necesidad de dormir. La producción de altos niveles de adrenalina puede jugar una mala pasada en forma de insomnio.

Cómo compensar los excesos de las fiestas navideñas

Ya se han acabado las fiestas y ahora, quien más, quien menos, tiene en mente cuidarse para depurar el cuerpo de los excesos típicos de estos días y, en muchos casos, también, perder algún que otro kilo ganado. Es por ello que consideramos oportuno dar una serie de consejos sobre cómo compensar los excesos de las fiestas navideñas.

¿Cómo compensar los excesos de las fiestas navideñas?

Existen infinidad de consejos para compensar los excesos de las fiestas navideñas, en las que normalmente comemos y bebemos más de lo que estamos habituados, y aquí sólo daremos algunos básicos. La base de todos ellos, no obstante, reside en una buena alimentación y ejercicio físico.

Ejercicio físico para compensar los excesos de las fiestas navideñas

Como en todo, hay diferentes opiniones al respecto, pero, por norma general, los expertos recomiendan caminar a un ritmo ligero sobre 45 minutos o una hora al día o correr entre 25 y 35 minutos. Estos datos son orientativos y pensados para personas que habitualmente no se someten a ningún entreno deportivo.

También se recomienda evitar los ascensores y subir por las escaleras y hacer los trayectos cortos a pie.

Alimentación para compensar los excesos de las fiestas navideñas

A continuación se listan algunos consejos que la mayoría de expertos y especialistas en nutrición coinciden en recomendar.

Estos consejos no sirven sólo para estos días post fiestas de navidad. Lo ideal es que los apliquemos durante todo el año.

  1.  Comer 5 veces al día. Comiendo cada 3 horas el cuerpo realiza mayor gasto calórico y disminuye la ansiedad propia del hambre. No es conveniente, en ningún caso, saltarse ninguna comida.
  2.  Beber agua abundante. Es muy importante beber mucha agua para estar hidratados y depurarnos.
  3.  Comer, al menos, un yogur al día porque éste favorece la digestión.
  4.  Incluir la fibra en nuestra dieta en forma de fruta, pan, cereales etc.
  5.  Cocinar al vapor, al horno o la plancha es una buena forma de evitar grasas innecesarias.
  6.  Evitar el azúcar. El azúcar aporta pocos nutrientes y muchas calorías
  7.  No cenar fruta. Muchas veces pensamos que cenando fruta estamos compensando una comida copiosa, pero no es aconsejable por la gran cantidad de azúcar que contiene.
  8.  Reducir el consumo de embutidos, quesos y patés. Éstos son alimentos ricos en grasas.
  9.  En caso de beber alcohol optar por un vino de buena calidad antes de por una cerveza o un alcohol de alta graduación.
  10.  Aumentar el consumo de verduras; proteína vegetal (legumbres; etc.) y proteína animal (pescado, preferiblemente azul, y, como primera opción, pollo o pavo)