Entradas

Beneficios de usar la bicicleta como medio de transporte

Los beneficios de usar la bicicleta como medio de transporte son muy importantes tanto a nivel medioambiental como para la salud de la persona. En artículos anteriores hemos visto que los beneficios son tan grandes que incluso hay empresas que se acogen a planes gubernamentales que premian a los trabajadores que usan este medio de transporte para desplazarse.

Beneficios de usar la bicicleta para la salud

Ejercicio cardiovascular

Ir en bicicleta es una de las mejores actividades cardiovasculares que existen. Contribuye activamente en los siguientes aspectos de nuestra salud:

  • Reduce el colesterol en sangre, que es una de las primeras causas de muerte por accidente cardiovascular en el mundo.
  • Combate el riesgo de sobrepeso y obesidad. Como todo ejercicio aeróbico, contribuye a quemar grasas, y ello contribuye a no engordar. Es importante tenerlo en cuenta porque la obesidad actualmente también ocupa, desgraciadamente, un lugar destacado en el ranking de causas de muerte.

Reduce el estrés

El hecho de hacer ejercicio contribuye directa y positivamente en nuestro estado de ánimo y contribuye a relajarnos.

Tonifica la musculatura

Ir en bicicleta tonifica músculos de las piernas como los cuádriceps o los isquiotibiales. La tonificación dependerá, igual que todos los demás puntos tratados, de la intensidad y la cantidad de ejercicio que realicemos.

En este sentido, también contribuye, por la posición que adquirimos, a tonificar la zona lumbar. Este fortalecimiento de la musculatura tiene incidencia en que tengamos mejor posición y disminuyan nuestras dolencias.

Beneficios de usar la bicicleta para el medio ambiente

Los beneficios del uso de la bicicleta para el medio ambiente también son muchos.

Menor contaminación

La bicicleta no emplea ningún tipo de combustible y, por tanto, no emite ningún gas nocivo. Es, en este sentido, junto a andar, el medio de transporte más sostenible que existe.

Mayor disfrute de la vida pública

Un mayor uso de la bicicleta comporta una reducción de vehículos, con los que espacios urbanos quedan liberados para el uso y disfrute de los transeúntes.

Además, estas zonas, en algunos casos, se pueden convertir en parques y áreas verdes.

40 euros extra mensuales por ir a trabajar en bicicleta

Desde hace ya más de un año en Francia se ha puesto en marcha una iniciativa que consiste en pagar a los empleados para ir a trabajar en bicicleta. Con la finalidad de motivar el uso de la bici, 18 empresas fueron voluntarias para pagar a los empleados que se sumasen a la iniciativa 0,25 céntimos por cada kilómetro que separa su hogar de su puesto de trabajo de ida y vuelta.

Esta iniciativa, financiada por la Agencia del Medio Ambiente y Control de la Energía del país vecino, fue todo un éxito. En sólo cinco meses desde su implantación aseguran que consiguió aumentar el 2% al 3.6% el uso de la bicicleta entre los trabajadores.

De los 8000 empleados que formaban parte de las 18 empresas adscritas al proyecto, 380 empleados decidieron sumarse a la iniciativa. La adhesión les comprometía a ir al trabajo en bicicleta, especificando el número de kilómetros que iban a hacer en cada recorrido.

Cabe destacar que esta iniciativa también contribuyó a que trabajadores de otras empresas se sumasen al proyecto. Ya que esta medida forma parte de un plan global de la ley sobre transición energética de Francia. Ésta tiene como finalidad disminuir el tráfico en transporte contaminante y su consiguiente beneficio en la salud de los ciudadanos.

Se calcula, como se anuncia en el titular, que con esta media, cada empleado que va trabajar en bicicleta puede ingresar 40 euros de media al mes. Además, muchos de éstos, han pasado a usar la bicicleta para usos que van más allá de ir al trabajo porque se ha convertido en un saludable hábito.

Y, además, los trayectos son cada vez más largos. En 2008, según Cicloesfera, la distancia media de los desplazamientos era de 3,4 kilómetros, y en enero de 2015, rondaba los cinco kilómetros.

Ir a trabajar en bicicleta también se incentiva en otros países

Experimentos similares se habían llevado a cabo con anterioridad en otros países como Gran Bretaña, Dinamarca, Países Bajos, Bélgica y Alemania. En todos estos países existen diferentes incentivos para incrementar el uso de la bicicleta y disminuir el uso de vehículos a motor. Algunas de las recompensas que se han implantado para aumentar el uso de la bicicleta como medio de transporte son: exenciones de impuestos, subvenciones para la compra de bicicletas o, como en Francia pago por kilómetro recorrido.