trasplante de córnea

Riesgos del trasplante de córnea

Para una buena visión se debe tener una córnea sana y transparente. Esta membrana cristalina con forma de disco es muy delicada y se puede producir en ella heridas o enfermedades que dejan lesiones importantes. Las consecuencias de estas alteraciones pueden producir: disminución de la visión, visión borrosa, deslumbramientos o dolor por alteraciones de la superficie ocular. Esta patología se puede corregir gracias a un trasplante de córnea.

 

El trasplante de córnea

El trasplante de córnea es la cirugía que reemplaza la córnea dañada por otra córnea sana de un donante. Antes de poder realizar el trasplante, es necesario realizar varias pruebas, tanto en el donante como en el receptor, para garantizar que la córnea es segura para efectuar la cirugía.

 

Cuando es necesario un trasplante de córnea

Un trasplante de córnea es necesario cuando su transparencia disminuye de forma progresiva. El trasplante de córnea solo es viable cuando las patologías no se pueden corregir con el uso de gafas o lentillas. Las principales causas para la intervención quirúrgica son:

  • Infecciones y lesiones causadas por algunos virus. Se producen cicatrices corneales como el herpes.
  • Distrofias de la córnea.
  • El queratocono. Esta enfermedad degenerativa de la córnea causa mala visión de forma progresiva. La córnea se adelgaza y se vuelve más débil, en forma de cono.
  • Descompensación de la córnea tras una cirugía de cataratas.

Tipos de trasplante que existen

En la actualidad, los dos tipos de trasplante de córnea son los siguientes, pero no los únicos:

   1. Queratoplastia penetrante

Es una operación de trasplante de espesor completo. Se extrae una porción circular del centro de la córnea y se sustituye por una de un donante sano. Las dos partes deben ser coincidentes, se colocan y se suturan.

   2. Trasplante corneal lamelar

Esta operación es un trasplante selectivo. Sólo afecta a la capa dañada manteniendo aquellas que están sanas. La recuperación visual tras la operación es más rápida y presenta menos complicaciones.

 

Riesgos de la operación

A pesar de que es un procedimiento seguro, siempre puede conllevar algún pequeño riesgo:

  • Infección ocular
  • Glaucoma o aumento en la presión dentro del globo ocular
  • Cataratas o riesgo de opacidad del cristalino del ojo
  • Problemas con las suturas que fijan la córnea
  • Edema o defecto epitelial de la córnea donada
  • Rechazo de la córnea donada
  • Astigmatismo post-quirúrgico

Principales síntomas de su rechazo tras la operación

El rechazo de la córnea se produce cuando el sistema inmunitario del cuerpo ataca por error la córnea donada. Se produce aproximadamente en el 10% de los trasplantes que se realizan. En el caso que ocurra el rechazo, se precisa de una nueva intervención quirúrgica para solucionar el problema. Los síntomas que provoca el rechazo de la córnea son:

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *