accidente laboral

¿Qué se considera accidente laboral según la legislación vigente?

La definición de accidente laboral queda recogido en el artículo 115 del Real Decreto Legislativo 8/2015, de 30 de octubre, texto refundido Ley General de la Seguridad Social.

¿Qué es un accidente laboral?

Un accidente de trabajo es toda lesión corporal del trabajador. Para que un accidente sea considerado como tal, debe cumplir los siguientes puntos:

  • Que el trabajador sufra una lesión corporal. Se entiende por lesión todo daño corporal causado por una herida, golpe o enfermedad. Se considera también lesión corporal las secuelas o enfermedades psíquicas o psicológicas.
  • Que la lesión sea causada con ocasión de un trabajo por cuenta ajena.
  • Que exista una relación de causalidad entre la lesión y la realización del trabajo.

En la legislación se establece que la simple presencia de una lesión no constituye, por sí sola, accidente de trabajo.

¿Qué es considerado accidente laboral?

Tienen consideración de accidente laboral los siguientes supuestos:

  • El que se sufra durante el trayecto de ir al trabajo o volver del trabajo.
  • Los que sufra la persona trabajadora desempeñando cargos electivos de carácter sindical.
  • Los ocurridos cumpliendo las tareas ordenadas por el empresario o bien espontáneamente en interés del buen funcionamiento de la empresa.
  • Los ocurridos en actos de salvamento.
  • Las enfermedades que se contraigan con motivo de la realización del trabajo.
  • Las enfermedades que se agraven como consecuencia de una lesión laboral.
  • Las lesiones psíquicas que sufra la persona trabajadora durante el tiempo y en el lugar del trabajo como, por ejemplo, el estrés laboral, el agotamiento psíquico y el mobbing laboral.

Cuando no se consideran accidentes laborales

No son considerados accidentes de trabajo los siguientes supuestos:

  • Aquellos accidentes debidos a imprudencia temeraria del trabajador. Por imprudencia se considera cuando el accidentado ha actuado de manera contraria a las normas de forma reiterada y notoria en materia de seguridad e higiene.
  • Los debidos a fuerza mayor al trabajo, es decir, cuando no guarde relación alguna con el trabajo que se realiza en el momento del accidente.
  • Accidentes provocados voluntariamente por el trabajador para recibir la prestación correspondiente.
  • Accidentes derivados de la actuación de otra persona.
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *