hipertiroidismo

¿No controlas tu peso? Podrías padecer hipertiroidismo

El cuerpo humano reacciona acelerando la actividad metabólica del organismo cuando hay un aumento de los niveles de las hormonas tiroideas en sangre. Si notas los síntomas que a continuación te explicamos, es probable que puedas sufrir de hipertiroidismo.

 

¿Qué es el hipertiroidismo?

El hipertiroidismo es una condición por la que la glándula tiroides produce una cantidad superior de hormonas tiroideas (T4 y T3). Este aumento hormonal puede acelerar significativamente el metabolismo del cuerpo. En la mayoría de los casos causa una pérdida de peso repentina, un latido del corazón rápido o irregular, sudoración y nerviosismo o irritabilidad. La glándula tiroides, que se encuentra en la parte más baja del cuello, es la encargada de crear las hormonas tiroideas. Su principal función es estimular el funcionamiento de diferentes órganos, en especial el cerebro, los músculos, el corazón y el riñón.

Este trastorno es más frecuente de lo que uno se puede imaginar, afectando aproximadamente al 1% de la población, sobre todo a mujeres de entre 30 y 40 años.

 

Causas que provocan este trastorno hormonal

Las causas más comunes de hipertiroidismo son las siguientes:

  • Alteraciones del control cerebral. La glándula hipófisis, que crea la hormona TSH en el cerebro, es capaz de estimular la glándula tiroides para que sintetice más hormonas.
  • Enfermedad de Graves. Se produce por una respuesta anormal del sistema inmunitario. Las defensas del cuerpo humano se vuelvan contra la glándula tiroidea pero no la destruyen, sino que estimula la síntesis de sus hormonas.
  • Bocio multinodular tóxico. Ante la falta de yodo en el organismo, la glándula tiroidea aumenta su tamaño para suplir esta falta e intentar captar todo el yodo posible. En ocasiones este crecimiento se descontrola.
  • Adenoma tóxico. Ocurre dentro de un bocio multinodular cuando sufre mutaciones y se sintetizan hormonas tiroideas sin control.
  • Una infección vírica. Esta provoca la inflamación de la glándula tiroides y la expulsión de todas las reservas provocando un aumento repentino de estas en la sangre.

Síntomas

En general, todas las personas afectadas por este trastorno hormonal sufren un aumento de la excitación en sus órganos. Estas alteraciones se suceden poco a poco. Por eso, al principio se le suele achacar al estrés y al nerviosismo. Los síntomas más importantes son:

  • Pérdida de peso repentina
  • Latidos cardíacos rápidos o irregulares
  • Aumento del apetito
  • Nerviosismo, ansiedad e irritabilidad
  • Temblor en manos y dedos
  • Transpiración
  • Alteraciones en la menstruación
  • Aumento de la sensibilidad al calor
  • Cambios en los patrones intestinales
  • Un agrandamiento de la tiroides
  • Fatiga, debilidad muscular
  • Dificultad para dormir

Tratamiento para controlar este trastorno

Los recursos más utilizados para su tratamiento son:

  • Medicamentos. Disminuyen los niveles de producción de hormonas tiroideas. Los más utilizados son el propiltiouracilo y el metimazol. Como cualquier medicamento, puede provocar efectos secundarios: picor, rojeces en la piel, fiebre, etc.
  • Yodo radioactivo. Utilizando dosis controladas se destruye parte de la glándula tiroides, paralizando la sobreproducción de hormonas tiroideas. Es un tratamiento que no se puede utilizar ni en niños ni en embarazadas.
  • Cirugía. En ocasiones es necesario extirpar la glándula tiroides. Ya sea en parte o totalmente, siempre se intenta respetar la mayor cantidad de glándula tiroides sana posible.
  • Levotiroxina. Es un medicamento que sustituye a las hormonas tiroideas. Solo se utiliza para corregir el hipotiroidismo provocado por los tratamientos anteriores.
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *