naturaleza del mutualismo

Naturaleza del mutualismo. Principios y valores.

El mutualismo constituye una forma colectiva de organización social para conseguir fines que no se pueden lograr individualmente, sino mediante el esfuerzo y los recursos de muchos. A continuación, vamos a dar detalles de los principios, valores y naturaleza del mutualismo.

Naturaleza del mutualismo de previsión

Las Mutualidades de Previsión Social son entidades aseguradoras con características muy especiales. Son entidades independientes y con personalidad jurídica propia, formadas por una comunidad de individuos. Éstos comparten un patrimonio destinado a cubrir los riesgos inherentes a la vida laboral o cotidiana.

Esa condición las diferencia de las Compañías de Seguros. Mientras éstas se rigen por el principio de maximización de beneficios, en la naturaleza del mutualismo, que carece de ánimo de lucro, la cobertura de riesgos alcanza al colectivo formado por los propios mutualistas.

El gobierno y gestión de las Mutualidades se rige por el principio de participación democrática. El fin último de estas entidades es ofrecer servicios de calidad a los asegurados; no obstante, pueden producirse excedentes, en cuyo caso no se repartirán entre los socios, sino que se destinarán a reservas.

La función básica de las Mutualidades es la de abonar pensiones complementarias a las del sistema público. No obstante, también ofrecen otros servicios de marcado carácter benéfico social relacionadas con la salud, la tercera edad, la educación o la cultura.

Principios y valores del mutualismo

Las Mutualidades de Previsión Social asumen los principios de las entidades de la Economía Social, que se pueden sintetizar en los siguientes términos:

  • finalidad de servicio a los miembros más que la obtención de beneficios
  • autonomía de gestión
  • procesos de decisión democrática
  • primacía de las personas y del trabajo sobre el capital en el reparto de beneficios

La esencia en la reciprocidad y solidaridad mutua entre los miembros de la Mutualidad, se traduce en los dos grandes principios que inspiran el comportamiento de estas entidades:

1. Ausencia de ánimo de lucro

Las Mutualidades son agrupaciones de personas con una finalidad social, en las que los principios de ayuda mutua y solidaridad están por encima del beneficio personal. La ausencia de ánimo de lucro se interpreta como un criterio en el reparto de los resultados obtenidos.

2. Democracia, autogestión y solidaridad.

Todos los socios mutualistas tienen los mismos derechos y obligaciones en cuanto a participación en los órganos sociales de decisión y en la distribución de los excedentes. Los mutualistas son los únicos responsables de la gestión de la entidad.

La solidaridad entre los miembros alcanza su máxima expresión con el sistema de reparto entre sus miembros. También se refleja en el sistema de aportaciones y cuotas que se establece teniendo en cuenta las circunstancias personales de cada mutualista.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *