Prevención de Riesgos Laborales

Ley de Prevención de Riesgos Laborales para autónomos

La Ley de Prevención de Riesgos Laborales es obligatorio implantarla en la empresa. Los autónomos, en función de si tienen personas a su cargo o no, o la actividad a la que se dediquen, tiene que implantar la PRL de una u otra manera.

Qué es y cuándo se aplica la Ley de Prevención de Riesgos Laborales para autónomos

La PRL tiene la función de disminuir la siniestralidad laboral y la incidencia de las enfermedades profesionales.

Autónomos con trabajadores a su cargo

Los autónomos con trabajadores a su cargo tienen que implantar la Ley de Prevención de Riesgos Laborales. Es así porque, en este caso, el autónomo se equipara a un empresario y tiene las mismas obligaciones legales en materia de contratación que éste.

En empresas con menos de diez trabajadores será el empresario el que se podrá ocupar de organizar la prevención. Pero debe tener la capacidad de hacerlo en función de los riesgos del sector de la empresa.

El empresario está obligado a:

  • Elaborar el Plan de Prevención.
  • Integrar la Prevención de Riesgos Laborales en la gestión de la empresa.
  • Evaluar los riesgos y planificar las medidas preventivas oportunas.
  • Informar a los trabajadores de cuáles son sus riesgos y las medidas preventivas que se deben aplicar para su reducción o eliminación.
  • Garantizar la consulta y la participación de los empleados.
  • Formar a los trabajadores.
  • Crear procedimientos de actuación para casos de emergencia o de riesgo grave.

Autónomos con trabajadores a su cargo

En este caso no se aplica PRL. Es decir, no existe la obligación de contratar una organización que se encargue de la Ley de Prevención de Riesgos Laborales, hacer un plan de prevención de riesgos ni hacer la evaluación pertinente.

En este caso debemos tener en cuenta que sólo aplica si no se comparte centro de trabajo con otra empresa ni se realizan trabajos subcontratados por una empresa.

Autónomos sin trabajadores a su cargo afectados por la normativa sobre coordinación de actividades empresariales

En estos casos se ha de aportar información sobre los riesgos de las actividades que desarrollan y los equipos que utilizan para los trabajadores de las empresas con las que trabajan.

En el caso de autónomos con trabajadores a su cargo o que se vean afectados por la normativa sobre coordinación de actividades empresariales. El procedimiento más habitual es contratar a una persona o empresa especializada en la implantación de programas de prevención de riesgos laborales.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *