equilibrio entre la vida personal y la vida laboral

Cómo lograr el equilibrio entre la vida personal y la vida laboral

Mucha gente entra en el hábito de pasar horas y horas en el trabajo y no tener ningún equilibrio entre la vida personal y la vida laboral. Puede ser una buena opción para conseguir un sueldo más alto o un ascenso, pero ¿te has preguntado alguna vez si estás trabajando mucho? ¿Supone algún riesgo para tu salud?

 

Por qué es importante equilibrar vida personal y laboral

Equilibrar vida personal y laboral es importante porque el exceso de trabajo afecta negativamente a la salud física y mental, a los niveles de estrés, satisfacción en las relaciones personales y en la capacidad para realizar un buen trabajo. El esfuerzo por conseguir un equilibrio saludable entre el trabajo y los objetivos personales de vida, ayuda en mejorar la salud de la persona. Lo importante es conseguir ser feliz consigo mismo y con las personas que te rodean.

 

Riesgos para tu salud de una mala conciliación

No conseguir un equilibrio entre la vida personal y la vida laboral puede provocar riesgos para tu salud:

  • Trabajar 55 horas a la semana o más puede aumenta el riesgo de sufrir un accidente cerebrovascular.
  • Hacer más de 10 horas al día aumenta el riesgo de padecer enfermedades del corazón.
  • Las personas que trabajan demasiadas horas tienden a consumir más alcohol. Esto implica serios riesgos para su salud.
  • Las mujeres con horarios extendidos, corren un mayor riesgo de sufrir depresión y ansiedad.
  • Trabajar más de 8 horas diarias o más de 40 horas a la semana, aumenta las probabilidades de sufrir una lesión.

Consejos para mantener el equilibrio entre la vida personal y la vida laboral

Poner el freno al trabajo

Es posible que bajar la cantidad de horas de un día para otro sea difícil, pero sí se puede reducir la carga laboral de manera paulatina. Reducir el horario de forma realista comienza por rebajar la carga laboral unas horas cada semana. La frase “solo cinco minutos más” se convierte, sin quererlo, en horas adicionales en el trabajo. Sólo es cuestión de saber cuándo desconectar. La clave para conseguir el equilibrio es saber dónde se encuentra uno.

Utilizar todos los días de vacaciones

Aunque muchos jefes no lo crean, el mundo no se acaba por tomarse un descanso. Los humanos no somos robots; necesitamos tiempo para desconectar, comer, ir al baño y relajarnos. No tomarse los días de vacaciones o acumulados no ayuda al empresario. El empleado es menos productivo y puede cometer errores por falta de atención. Por eso, cumplir con el descanso ayuda al empleado a mantener impulso y evitar el agotamiento.

Practicar tu hobby favorito

Encontrar el equilibrio entre la vida personal y la vida laboral se puede conseguir practicando un hobby por el que realmente disfrutes fuera de las horas laborales. Prueba de practicar senderismo, surf o pesca, hacer voluntariado o clases de arte. Lo importante es conseguir la desconexión del trabajo.

Poder trabajar desde casa

Cada vez más personas trabajan desde casa. Es una manera que puede ayudar en esta deseada conciliación personal y laboral. Es bueno comenzar por un día o dos a la semana y ver como se desarrolla el experimento. Si resulta positivo para ambas partes, siempre se puede aumentar el número de días de trabajo en casa.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *