cosas que si no aseguras te pueden llevar a la ruina

Cosas que si no aseguras te pueden llevar a la ruina

Hay ciertos aspectos de la vida de todas las personas que son básicas. Pensemos qué ocurriría con nosotros o con nuestras familias si nos faltara la salud, la capacidad de trabajar o la vida misma. Bastantes problemas tenemos ya diariamente para mantener a flote la economía familiar como para pensar en el desequilibrio que nos supondría la falta de previsión.

Y es que es una realidad que el número de seguros en nuestro país sigue siendo bajo respecto a otros países, en lo que a seguros no obligatorios se refiere. No tenemos problema a la hora de contratar un seguro para nuestro Smartphone de última generación, pero somos bastante reticentes a la hora de asegurar aspectos de nuestra vida para evitar la bancarrota de la economía doméstica.

La salud

Un seguro de salud nos asegura una asistencia sanitaria más cómoda y rápida, así como mayor facilidad para acceder a analíticas, pruebas y hospitalización en el momento en el que las necesites. Puede parecer que en España no necesitamos este tipo de seguros dada la sanidad pública con la que contamos. Sin embargo, echemos un vistazo a la actualidad política y veremos que la sanidad pública está en periodo de reformas. Copagos, reducciones de plantilla, disminución de los servicios que ofrece y aumento de los tiempos de espera al pedir cita a un médico.

Además, la sanidad pública no ofrece ciertas coberturas y especialidades que sí contemplan los seguros de salud privados. Por eso, los seguros de salud, se sitúan como la solución si se quiere disponer de atención sanitaria especializada además de otros servicios sin necesidad de extensas esperas o de pagar extensas sumas de dinero.

La incapacidad

El seguro por incapacidad está muy asociado a los autónomos pero se ha extendido más allá y ahora también contempla a los trabajadores por cuenta ajena. Con este tipo de seguros seguiremos percibiendo un salario en caso de que caigamos en una condición de incapacidad que impidiera hacer frente a la vida laboral.

Este tipo de seguros tiene varias versiones. Por un lado nos encontramos con la incapacidad temporal, que sería algo similar a una indemnización por baja laboral, y, por otro, la incapacidad permanente, que daría lugar al pago de una prima tal y como se hubiera especificado en la póliza del seguro.

La vida

Este es un tema complicado. A nadie le gusta pensar que la propia ausencia pero debiera parecer una obviedad cuando tenemos personas dependientes de nosotros o deudas que pudieran repercutir en personas de la familia. En estos casos, tener un seguro de vida es mucho más que recomendable.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *