Deporte indicado

Consejos para escoger el deporte indicado para ti  

Año nuevo, vida nueva. En estas primeras semanas de 2019 son muchos los que se plantean comenzar a llevar una vida más activa, comer sano y practicar deporte. Pero este último punto, aunque no lo parezca, puede llegar a convertirse en el más difícil de conseguir. ¿El problema? La Educación Física en las escuelas no deja de ser una asignatura menor, que como mucho se practica 2 veces a la semana y de forma aislada al resto del programa educativo. Muchos expertos piden que se integre como un hábito más, parecido a lavarse los dientes y a sentarse a la mesa para comer. Si los “peques” no lo integran en su día a día, cuando sean adultos les será más complicado practicarlo y escoger el deporte más indicado.

 

El deporte como forma de vida

 

El deporte no debe convertirse en un método para conseguir perder kilos o para socializar e ir “a la moda”. Sí que es cierto que puede utilizarse con estos objetivos, pero lo principal debe ser integrarlo en nuestro día a día para poder llevar una vida activa y más saludable.

 

Para ello es imprescindible que se practique deporte desde pequeños, esta es la forma más fácil de verlo como algo habitual y rutinario que forma parte de nuestro día a día y no como un suplicio, una imposición o un peaje que debemos pagare para conseguir bajar de peso o estar más en forma.

 

Si el deporte no ha formado parte de nuestras rutinas, como se suele decir: Nunca es tarde. Eso sí, de adultos nos costará un poco más y aquí juega un papel esencial la fuerza de voluntad. Es imprescindible superar la barrera de los 21 días en los que una actividad pasa a convertirse en rutina.

 

¿Cómo escoger el deporte indicado?

 

Si no has practicado deporte desde pequeño, es bastante habitual que no sepas por cuál empezar y te dejes guiar por modas o que simplemente te apuntes al gimnasio porque parece que es lo que hace todo el mundo. A principios de año ya te dimos algunos consejos en este artículo con los pros y los contras de ir al gym. Es posible que los recintos cerrados o los deportes que allí se practican no sean lo tuyo. Así que lo mejor es:

 

  • Probar los deportes que más te atraen y quedarte con el que más disfrutas.
  • Sí, disfrutar forma parte del hecho de practicar deporte. Nunca debe convertirse en un suplicio.
  • Si disfrutamos, eliminamos el componente de pereza.
  • ¿Existen los deportes divertidos a la par que efectivos? ¡Por supuesto! Solo tienes que encontrarlos.
  • Valorar si eres más de juego en equipo o individual.
  • Debes analizar tus propias capacidades: Si eres flexible te gustarán actividades como el método Pilates o el yoga; si por el contrario tienes una alta capacidad de resistencia deberías apostar por deportes como el running, el atletismo o la natación; y si en realidad lo tuyo es la fuerza, seguro que practicar pesas y los ejercicios de mantenimiento te vendrán muy bien.
  • Y es muy importante conocer nuestras limitaciones a nivel de salud: Si tenemos contracturas, facilidad para resentirnos de las cervicales, las rodillas o las muñecas, no todos los deportes serán para nosotros.
  • Lo más importante es el sentido común y escoger un deporte que nos llene.

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *