Trabajar navidad

Consejos para afrontar una jornada de trabajo en los días festivos de Navidad  

Nochebuena, Navidad, San Esteban, Nochevieja, Año Nuevo y Reyes. Fechas especiales en las que es habitual reunirse con amigos y familia para compartir comidas y cenas, una excusa para sentirnos acompañados en una época en la que el espíritu navideño lo inunda casi todo. Decíamos que son fechas especiales, aunque no para todos, algunos sectores como el de la hostelería, la sanidad y los transportes siguen trabajando para garantizar nuestra seguridad y ofrecernos sus servicios. Si eres de los que te ha tocado trabajar en Navidad y harás lo propio en la despedida del año o en el Día de Reyes, te damos algunos consejos para sobrellevar mejor unos días en los que la mayoría está de vacaciones.

 

Los 10 consejos infalibles para afrontar una jornada de trabajo en un día festivo

 

  1. Actitud positiva. Seguramente será lo más difícil de conseguir, pero es imprescindible para que superes este reto de la mejor manera posible. No vas a librarte de trabajar, así que mejor si te lo tomas con filosofía.
  2. Adelanta trabajo. Los días de Navidad suelen ser más tranquilos de lo habitual (a menos que trabajes en las urgencias de un hospital o en un parque de bomberos, siempre puede ocurrir un suceso en cualquier momento, aunque también en esta época es menos frecuente). Así que aprovecha las horas muertas o que haya menos personal para adelantar trabajo con tranquilidad y calma.
  3. Exige una compensación. Como decíamos, en muchos sectores no se puede parar la producción, pero por ley deben compensarte. Da igual dónde trabajes, dependiendo de tu convenio colectivo deben compensarte con un día festivo o con el pago extra de esas horas.
  4. Piensa a largo plazo. Los demás descansan y tú trabajas, pero piensa en la satisfacción que te supondrá luego irte de vacaciones sabiendo que la gran mayoría está en la oficina.
  5. Benefíciate de descuentos. Viajar en temporada baja o en fechas en las que nadie lo hace (entre semana, por ejemplo) puede ayudarte a conseguir precios muy competitivos.
  6. Celebra los festivos con tus compañeros de trabajo. Puede que tengas que pasar la Nochebuena o el Día de Reyes lejos de tus seres queridos, pero puedes montar una cena improvisada con tus compañeros. No renuncies a tomarte las uvas o incluso a bromear con el cotillón. No será lo mismo, pero ayuda.
  7. Empápate de espíritu navideño. Adorna la oficina con espumillón, guirnaldas, un pequeño árbol de navidad o pequeños detalles que harán que el ambiente sea más navideño y hogareño.
  8. Piensa en lo que te ahorras. Las conversaciones tediosas con ese primo que ves una vez al año, el empacho de comida, las sobremesas eternas, las fotos… Puede que hasta trabajar se convierta en una salida para ti.
  9. Una nueva experiencia. Algo que contar, son días en los que se suceden las anécdotas y seguro que acumularás muchas historias sobre tus días de trabajo en días festivos. Al tratarse de fechas señaladas, siempre recordamos mucho mejor aquello que nos pasa.
  10. Llegar al trabajo será un placer. Los transportes públicos reducen sus tiempos de paso, pero a cambio podrás viajar más tranquilo, tomar asiento en el autobús o metro y disfrutar del paisaje desde la ventanilla. Si vas en coche, las carreteras estarán desiertas. Y si no lo crees, prueba a conducir un día 1 de enero a las 10 de la mañana.

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *