tratamiento del cancer

Consejos de nutrición para el tratamiento del cáncer

Una dieta equilibrada ayuda a recuperar fuerzas y a afrontar mejor el tratamiento a los pacientes que padecen cáncer. La selección y preparación de los alimentos para el tratamiento del cáncer contribuye a reducir los efectos secundarios de las terapias invasivas.

El cáncer y sus tratamientos pueden afectar la nutrición

Algunos tumores reaccionan contra el cuerpo y crean sustancias químicas que cambian la manera en que el cuerpo utiliza los nutrientes. El uso que el cuerpo hace de las proteínas, que proviene de carbohidratos y grasas, puede cambiar. Muchas veces el paciente come suficiente alimento, pero el cuerpo no logra absorber todos esos nutrientes.

Los efectos del cáncer y su tratamiento hacen que muchas veces sea difícil disfrutar de una buena alimentación. Los tratamientos del cáncer que afectan directamente a la nutrición son los siguientes:

  • Cirugía
  • Quimioterapia
  • Radioterapia
  • Inmunoterapia
  • Trasplante de células madre

Efectos secundarios del cáncer y su tratamiento

Cuando el tratamiento se dirige directamente sobre la cabeza, el cuello, el esófago, el estómago o los intestinos, es muy difícil obtener suficientes nutrientes. El cáncer y su tratamiento pueden afectar el gusto, el olfato, el apetito y la capacidad de comer suficientes alimentos o absorber los nutrientes de los alimentos.

Algunos de los problemas más comunes del tratamiento del cáncer que influyen en la alimentación son los siguientes:

  • Dificultades para tragar los alimentos
  • Falta de apetito
  • Pérdida de gusto o de peso
  • Diarreas
  • Anorexia
  • Llagas
  • Náuseas o vómitos

Recomendaciones de nutrición para el tratamiento del cáncer

Las cremas de verduras y los purés son la mejor alternativa a la hora de comer en el tratamiento del cáncer. Además, si están enriquecidos con carne o verdura, aumentan su valor proteico y calórico. Este enriquecimiento alimenticio contrarresta la pérdida de apetito y ayuda a alimentar bien al paciente con pocas cucharadas.

Las personas que padecen cáncer requieren una dieta alta en calorías para evitar la pérdida de peso y, a la vez, mejorar los resultados del tratamiento oncológico. En este punto entran en juego los carbohidratos: el pan, las patatas, el arroz y las pastas son alimentos imprescindibles. Combinados con pollo o pescado hacen que la dieta sea perfecta para los afectados de cáncer.

Entre los trucos para combatir la diarrea encontramos la levadura de cerveza, ya que es un alimento natural astringente.

El simple hecho de comer equilibradamente ayuda a los pacientes a recuperar fuerzas y a tener una mejor calidad de vida.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *