Otitis

Cómo evitar las infecciones de oído

Las infecciones de oído, también conocidas como otitis, son muy frecuentes entre los niños más pequeños, a pesar de que se pueden manifestar en cualquier momento de la vida, sobre todo en épocas frías y primaverales. Te damos algunos trucos para evitar las molestas infecciones de oído.

¿En qué consiste una infección de oído?

La otitis se manifiesta cuando alguna de las partes principales de la oreja se inflama o se infecta con algún agente externo. Existen diferentes tipos:

 

  • Otitis media. Afecta la mucosa de la parte central de la oreja. Es la más habitual y la consecuencia directa es una infección vírica o bacteriana. También se puede dar por alergias o traumatismos, entre otras dolencias.
  • Otitis externa. Afecta normalmente a personas que pasan mucho tiempo en contacto con el agua. La causan bacterias y hongos y se localiza en la parte más externa de la oreja.
  • Otitis externa maligna. Una otitis muy grave que se extiende a los huesos de alrededor del cráneo. Acostumbra a manifestarse entre la gente mayor o en personas con un sistema inmunitario débil.

 

La mejor prevención contra las infecciones de oído

Lo más efectivo es tener en cuenta los factores que favorecen su aparición para intentar evitarlos:

 

  • Lavarse las manos frecuentemente para evitar la propagación de bacterias y virus.
  • Cumplir con el calendario infantil de vacunación. Algunas vacunas como la antineumocócica los protege de las bacterias que pueden causar otitis y otros problemas de salud como las infecciones respiratorias.
  • La lactancia materna es la más recomendable, ya que la leche contiene anticuerpos que ayudan a prevenir la otitis.
  • Usar tapones en la piscina, sobre todo en el caso de los más pequeños.
  • Secar bien las orejas con una toalla después de la ducha y así expulsar el agua que pueda haber entrado.
  • Evitar el uso de palillos de algodón para limpiar las orejas. El conducto auditivo externo ya lo hace de forma natural, si se usan solo se tienen que pasar por la parte exterior.

El oído es un órgano que nos permite escuchar, pero también a mantener el equilibrio por eso es muy importante cuidarlo y hacer una buena prevención de las infecciones de oído.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *