Consejos para combatir el insomnio  

El insomnio es uno de los principales problemas a los que se enfrenta la población en edad adulta y, de hecho, es bastante habitual que se sufra un episodio de este tipo, al menos una vez en la vida. La falta de sueño puede tener causas genéticas, pero sobre todo se debe a factores externos. Te contamos cómo puedes combatirlo.

 

¿Qué es el insomnio?

 

La incapacidad de poder dormir por la noche. Esta podría ser a grandes rasgos la definición más clara de lo que significa esta dolencia. Existen dos tipos de insomnio:

 

  • De inicio: Problemas para conciliar el sueño antes de 30 minutos. Todo aquel que tarde más de media hora en dormirse, tiene insomnio. Evidentemente existen grados, no es lo mismo tardar una hora que 3. Pero eso también depende de la situación que hayamos vivido durante el día, nuestro estado de salud y anímico.
  • De mantenimiento: Se trata de aquellas personas con dificultades para mantener el sueño. Sí que consiguen dormirse, pero se despiertan muchas veces a lo largo de la noche. Estos despertares nocturnos suelen durar más de 30 minutos y a veces, la persona ya no vuelve a conseguir dormirse.

 

Los profesionales médicos recomiendan dormir una media de 8 horas diarias, aunque esta cifra puede variar dependiendo de la persona. Las hay que con 6 o 7 horas de descanso tienen suficiente para funcionar con energía durante todo el día, y otras necesitan más de 8 para sentir que han tenido un sueño reparador.

 

¿Por qué surge el insomnio?

 

El principal motivo suele ser hereditario. Es bastante habitual que, si alguno de tus progenitores tiene problemas para dormir, tú también. De todas maneras, el tipo de vida que se lleve puede incrementar los síntomas y hacer que personas que en principio no deberían tener problemas para conciliar el sueño, acaben desarrollando insomnio.

 

  • Estrés y ansiedad.
  • Alimentación deficiente (la falta de nutrientes afecta a las capacidades motoras y neurológicas).
  • Vida sedentaria (si no se practica deporte o no se lleva una vida activa, esto afecta a nuestra capacidad de conciliar el sueño).

 

La falta de sueño afecta negativamente a nuestra vida diaria, incapacitando a la persona para desarrollar con normalidad sus actividades habituales.

 

Consejos para combatir el insomnio

 

  • Horarios estrictos. Es muy importante irse a dormir y levantarse siempre a la misma hora para no confundir a nuestro cerebro.
  • Siestas cortas. Las siestas deben durar como máximo 30 minutos, ya que, de otra manera, el cerebro también podría confundirse y creer que ya es de noche.
  • Vida activa: alimentación y deporte. Es muy importante consumir los nutrientes necesarios para que nuestro cuerpo funcione correctamente: proteínas, grasas saludables e hidratos de carbono. Prescindir de los azúcares añadidos y las grasas saturadas.
  • Evitar los estimulantes. Café, té, bebidas de cola, etc.
  • Mantener el estrés bajo control. Es muy importante evitar las situaciones de estrés prolongadas o la ansiedad. Es normal tener picos de estrés en el trabajo, pero debemos ser capaces de relajarnos al llegar a casa, podemos conseguirlo con meditación o disciplinas como el yoga.
  • Cenar dos horas antes de irse a dormir. Es importante meterse en la cama con la digestión hecha, de esta manera nuestro cuerpo estará preparado para dormirse más fácilmente.
  • Ducha caliente. Si el día ha sido duro y no consigues relajarte ni desconectar, lo mejor es que te des una ducha bien caliente. Pero cuidado, el agua debe estar bien caliente si no conseguirás lo contrario, activarte.

 

También puedes tomar infusiones de pasiflora, valeriana y otros compuestos de hierbas aromáticas para conseguir relajarte antes de irte a dormir. Y, sobre todo, si llegado el momento, no dejas de dar vueltas en la cama, lo mejor es no obsesionarse y levantarse, pasear por la casa o leer un libro hasta que nos vuelva a entrar sueño.

El auge del running y los estudios de la pisada del pie

La moda del running ha incrementado las peticiones de estudios de la pisada del pie. Cada vez son más los corredores que quieren conocer en profundidad las características de su marcha y de su pisada para mejorar este gesto y así, por un lado, evitar lesiones y por el otro, incrementar su marca personal.

El estudio de la pisada solía llevarse a cabo entre profesionales del atletismo y otros deportes que implican velocidad, pero desde que llegó la fiebre del running a nuestro país se ha popularizado entre los más deportistas. Lo recomendado es que se lleve a cabo en un centro acreditado pero cada vez es más habitual que en las propias tiendas que venden zapatillas de deporte realicen estudios parecidos.

 

¿En qué consiste el estudio del pie?

Se realiza un análisis completo del pie en todas sus posiciones y se tienen en cuenta otros factores que están muy relacionados con la pisada como es el estado de rodillas, caderas y columna.

Este tipo de estudios consiguen dos objetivos clave:

  • Evitar lesiones. Tanto musculares como óseas y articulares. Las más habituales cuando se sale a correr son los esguinces, la tendiditis, sobrecargas musculares, basculaciones pélvicas…
  • Mejorar la marca personal. Según los datos del Consejo General de Colegios Oficiales de Podólogos el 80% de los atletas pisan mal. Esto provoca que, además de las lesiones que ya hemos comentado, se corra de forma más lenta al no apoyar bien el pie.

Desde los Colegios de Podólogos advierten que este tipo de estudios debe realizarlos un profesional y no hay que fiarse de las plantillas confeccionadas en tiendas de calzado ya que pueden suponer un riesgo para la salud. De hecho, el año pasado junto a la Agencia Española de Protección de la Salud en el Deporte (AEPSAD) se presentó el Estudio de la pisada en los deportistas y sus riesgos. Se advierte de que salir a correr puede ser un deporte lesivo, es importante seguir unas pautas y utilizar un buen calzado. También se deben tener en cuenta otros factores como el tipo de suelo (el asfalto es más dañino, que los caminos naturales).

Así que antes de calzarte las zapatillas, acude a un profesional para conocer las características de tu pisada y comprarte un calzado adecuado.

La prevención de la hipertensión arterial a través de la dieta

Una dieta saludable es la base para conseguir y mantener un buen estado físico, y también mental. De hecho, un gran número de enfermedades se podrían evitar comiendo de forma equilibrada. Una de las dolencias más extendidas en la población española es la de la hipertensión arterial y de hecho es una de las principales causas de los llamados accidentes cardiovasculares: Infartos, anginas de pecho, etc. Te explicamos cuál debe ser la prevención de la hipertensión arterial a través de la dieta.

 

¿Qué es la hipertensión o presión arterial alta?

 

Es una enfermedad muy difícil de detectar, ya que causa un único síntoma: una presión alta, por encima de 140/90 mmHg. La mayoría de las veces, se mide cuando el paciente presenta otras problemáticas, como cefaleas, y se tarda en diagnosticar.

 

¿Cuáles son las causas de la hipertensión?

 

  • Genéticas (hay personas con predisposición a padecerla).
  • Género (los hombres tienen más probabilidades de tener la presión arterial alta que las mujeres que todavía no tienen la menopausia, después la predisposición se iguala.
  • Sobrepeso y la obesidad (principales factores de riesgo para sufrir hipertensión).
  • Estilo de vida sedentaria (la falta de práctica de ejercicio, el estrés y una dieta poco saludable contribuye a sufrir una presión arterial por encima de la media.

 

Consejos nutricionales para prevenir la hipertensión arterial

 

  • Evitar el consumo excesivo de sal (tomar menos de 4 o 6 gramos diarios) y de cafeína (café, té y bebidas de cola).
  • Evitar el consumo de bebidas alcohólicas.
  • Beber un mínimo de 2 litros de agua al día.
  • Eliminar de tu dieta el consumo de agua con gas y otras bebidas carbonatadas.
  • Incluir en la dieta más frutas y verduras.
  • Reducir la ingesta de grasas saturadas y azúcares libres (menos de 25 gramos diarios).
  • Cocinar los alimentos al papillote, al horno, a la plancha o hervidos.

 

Si te gusta sazonar tus comidas para darles sabor y no quieres que te resulten sosas a partir de ahora, puedes optar por añadir hierbas y especias en sustitución de la sal. También es muy importante que se mantengan unos horarios de comida concretos al margen de la nutrición:

 

  • Evitar el consumo de tabaco.
  • Practicar deporte con regularidad.
  • Llevar una vida activa (intentar subir las escaleras a pie, traslados a pie, etc).

 

Para conocer más cosas acerca de esta enfermedad, su prevención y tratamiento, puedes consultar la página oficial de la Sociedad Española de Hipertensión-Liga Española para la lucha contra la hipertensión arterial.

Consejos para fomentar la autoestima en personas mayores

La pérdida de la autoestima suele ser algo común en las personas mayores. Lo acreditan diferentes profesionales que trabajan con este colectivo como psicólogos, cuidadores, personal sanitario, etc. Pero, ¿por qué se produce? No existe una única causa, existen diversos factores que contribuyen a que los ancianos pierdan la confianza en sí mismos. Hemos elaborado un listado de los más frecuentes:

 

  • Pérdida de la energía y la buena salud. Esto dificulta continuar con la vida activa que llevaban antes.
  • Muchas personas mayores dependen de sus familiares para las tareas cotidianas.
  • Pérdida de seres queridos y otros amigos de su misma edad.
  • Los cambios físicos que experimentan. Es un hecho que el cuerpo cambia con el paso de los años: Envejecimiento cutáneo, acumulación de la grasa corporal, aparición de manchas en la piel, pérdida del brillo en el cabello… Pueden parecer cuestiones superficiales, pero es difícil adaptarse a cambios drásticos que nos hacen sentirnos más envejecidos.
  • Falta de proyectos de futuro y nuevas perspectivas. Se comienza a pensar en el corto plazo en vez de a largo plazo, algo que suele inquietar a nuestros mayores.

 

Todos estos factores contribuyen a una pérdida de la confianza por parte de muchos ancianos, algo a lo que se le debe poner freno para que no desarrollen enfermedades mentales como una depresión.

 

Cómo potenciar la autoestima en las personas mayores

 

  • Fomentar su independencia. Es importante que sean autónomos y debemos animarlos a que realicen las tareas cotidianas, aunque las desarrollen con más lentitud y sean más torpes que antes. Esto les ayudará a sentir que son útiles.

 

  • Valorar su opinión. Igual que con los niños, los adultos no solemos tener en cuenta lo que opinan estos dos colectivos. Muchos ancianos se sienten que son tratados como niños y esto mina su autoestima.

 

  • Respetar y aceptar sus decisiones. A veces puede parecernos que toman decisiones que no les convienen y pretendemos organizar sus vidas. Pero mientras no tengan problemas de memoria o de otro tipo que puedan afectar a su forma de actuar, debemos respetar lo que decidan.

 

  • Promover una vida activa. Hay que evitar que las personas mayores se queden en casa sin hacer nada, es importante animarlos a salir a pasear, hacer deporte, apuntarse a excursiones y actividades para realizar con otras personas de la tercera edad, etc.

 

Es muy importante fomentar la autoestima de forma especial en mayores que viven solos o que no tienen familia. Por eso existen diferentes asociaciones que promueven este tipo de ayuda, muchas se nutren de voluntarios que regalan su tiempo para pasarlo con ancianos que lo necesitan.

 

 

 

Dientes más blancos, sonrisa perfecta

Una sonrisa agradable es la base para lucir un rostro que destile amabilidad, buena presencia y credibilidad. Detalles cada vez más importantes en cualquier tipo de trabajo: la buena presencia resulta imprescindible. Y aquí, una dentadura visualmente saludable y bonita juega un papel principal. La sociedad nos empuja a buscar un esmalte cada vez más blanco.

 

Científicamente es imposible conseguir una dentadura blanca al 100% de manera natural, ya que el esmalte es de color marfil, más oscuro o más claro dependiendo de una serie de factores:

 

  • Genéticos: Hay esmaltes más blancos que otros. ¿Por qué? Depende de su grosor, algo que viene determinado genéticamente. La dentina forma parte de las piezas dentales y presenta un tono amarillento que aporta el color. Por su parte, el grosor del esmalte permitirá que la dentina sea más o menos visible.

 

  • Ambientales: El abuso de alimentos como el café, el té o el vino sumado al tabaquismo provocan la aparición de manchas en los dientes y una tendencia a amarillear.

 

¿Cómo conseguir que nuestros dientes luzcan más blancos?

 

Partiendo de la base de que nuestros dientes no podrán alcanzar de forma natural un color blanco impoluto, os dejamos varias pautas para que podáis conseguir que parezcan lo más limpios posible.

 

  • Cepillado diario. Es algo vital para acabar con la placa dental y eliminar todo el sarro que se genera tras las comidas.
  • Uso de un cepillo eléctrico. Está demostrado que el cepillado eléctrico tiene un mejor resultado que el cepillado manual. ¡Así que hazte con un buen cepillo eléctrico!
  • El enjuague bucal es un plus. Tras el cepillado puedes enjuagarte la boca con un colutorio que, además de refrescarte la boca, conseguirá atrapar y eliminar las pequeñas bacterias que no hayas destruido con el cepillado.
  • Hilo dental. Se recomienda su utilización una vez por semana, conseguirás eliminar todos los restos de comida que se hayan podido quedar entre los dientes.
  • Evita fumar y el consumo de café y té en la medida de lo posible, ya que un uso continuado puede cambiar el color de tu esmalte natural. Asimismo, cuando ingieras bebidas como vino o refrescos de colores intensos o frutas como los arándanos, recuerda lavarte los dientes para eliminar la pigmentación temporal que se produce en tu dentadura. El esmalte es poroso y por eso se adhieren los colores de todo aquello que comemos.
  • Utiliza dentífricos blanqueantes. Conseguirás un efecto inmediato, aunque no duradero gracias a los microcristales que incluyen en sus fórmulas.
  • Trucos caseros: Bicarbonato de sodio y zumo de limón. Se pueden aplicar directamente sobre los dientes o mezclarlos con nuestra pasta de dientes habitual (lo más recomendable), permitirán una limpieza más a fondo y que consigas un esmalte más blanco.

 

Si a pesar de poner en práctica todos estos consejos, consideras que sigues teniendo una dentadura demasiado amarilla, tu única opción es la de conseguir unos dientes más blancos a través de químicos. Puedes hacerlo de dos maneras:

 

  • Geles y tiras blanqueantes. Productos que puedes encontrar en cualquier farmacia y parafarmacia y que puedes aplicarte tú mismo en casa. Contienen agentes químicos que conseguirán blanquear tus dientes.
  • Blanqueamiento dental. Un tratamiento odontológico que debes realizarte en la consulta del dentista.

 

La principal contraindicación de poner en práctica tratamientos químicos blanqueantes es que incrementa la sensibilidad dental y a la larga pueden dañar el esmalte. Por eso se recomienda no abusar de ellos.

 

Para terminar, te recomendamos un par de consejos para mantener tu dentadura sana y limpia:

 

  • Si estás fuera de casa y no puedes lavarte los dientes, come una manzana. Esta fruta ayuda a limpiar las piezas dentales y refresca el paladar.
  • Los dientes con un ligero tono amarillento son más fuertes que los más blancos debido al grosor del esmalte del que hablábamos al principio, así que no te preocupes por conseguir un color demasiado claro.
  • Espera media hora antes de cepillarte los dientes. De esta manera la saliva conseguirá neutralizar los ácidos de los alimentos que hemos ingerido. El ácido debilita la superficie de nuestros dientes haciéndolos más propensos a las caries.

 

 

 

Cómo prevenir la cistitis

La cistitis es una inflamación aguda de la vejiga provocada por la bacteria Escherichia Coli. Es una infección que puede ser dolorosa e irritante, y muy peligrosa si se propaga a los riñones. Esta afección es más común entre las mujeres porque tienen una uretra más corta, reduciendo la distancia que deben recorrer las bacterias para alcanzar la vejiga. Aun así, también puede afectar a los hombres.

 

Síntomas de la cistitis

Los primeros síntomas de alarma son los siguientes:

  • necesidad urgente y frecuente de orinar
  • escozor o ardor al orinar
  • sensación de no haber terminado de orinar
  • sangre en la orina
  • dolor hipogástrico o en la zona de la vejiga

Ante cualquier mínimo indicio, se recomienda acudir al especialista.

 

Consejos para prevenir la cistitis

Lo más habitual es utilizar antibióticos prescritos por el médico de cabecera, de corta duración, ya que los antibióticos mal empleados pueden destruir la flora y quedarnos desprotegidos de otras infecciones. Por ello, se debe cumplir con el tratamiento recetado y no abandonarlo antes de tiempo. Pero antes de tomar esta decisión como remedio, podemos prevenir la cistitis siguiendo estas recomendaciones:

 

Orinar con frecuencia

Debemos orinar con frecuencia, cada dos o tres horas. Las bacterias que provocan la cistitis tienden a proliferar cuando la orina permanece en la vejiga, por eso, el acto de expulsar la orina limpia el tracto urinario. Asimismo, el agua es elemento imprescindible para prevenir la cistitis. Se recomienda 1,5 litros de agua para arrastrar las bacterias adheridas al tracto urinario.

 

Tener una correcta higiene íntima

La escasez o el exceso de higiene íntima puede ser contraproducente. Se recomienda la ducha antes que el baño y utilizar productos específicos para la higiene de la zona íntima una vez al día. Los geles de baño comunes pueden alterar el pH de las paredes vaginales. A la hora de ir al baño, es muy importante lavarse y secarse de delante hacia atrás, evitando que las bacterias del ano puedan llegar a la vagina y colonicen la uretra provocando una infección.

 

Evitar la humedad y los cambios de temperatura bruscos

Para mantener la zona seca se recomienda utilizar ropa interior de algodón, ya que favorecen la transpiración y evitan la humedad. También evitar prendas muy ajustadas porque pueden provocar un aumento de la temperatura. Ahora que llega el verano, no se debería permanecer mucho tiempo con el traje de baño mojado.

 

Evitar el estreñimiento

El estreñimiento puede favorecer la aparición de cistitis porque impide la expulsión de bacterias y gérmenes que pueden colonizar el tracto urinario.

 

Comer arándanos rojos

El extracto de arándanos rojos evita que las bacterias causantes de cistitis se fijen a las paredes, ayudando a prevenir las infecciones. La vitamina C también es un buen remedio. Esta vitamina hace que la orina sea más ácida, dificultando el crecimiento bacteriano.

Consejos para eliminar el pie de atleta

El pie de atleta es una infección producida por unos hongos que se alimentan de la queratina de la piel. Suele afectar a la planta del pie, a los pliegues e, incluso, entre los dedos del pie. Es un hongo muy contagioso y se propaga fácilmente a través de la ropa y el uso de toallas. Tanto si eres corredor principiante como profesional, es importante conocer cuáles son los síntomas de esta infección. Una prevención correcta evitará que se desarrolle esta molesta infección en los pies.

 

Qué es el pie de atleta

Los hongos en los pies se presentan con el enrojecimiento de la piel a través de grietas, ampollas o escamas. El picor es intenso y puede llegar a dar sensación de quemazón. Por este motivo, un diagnóstico en los primeros síntomas es vital para frenar el desarrollo de esta infección.

En los deportistas es muy común que aparezcan hongos en los pies. El sudor que se genera durante la actividad deportiva es un potenciador para que el pie de atleta se desarrolle. Si no se toman las correctas medidas de prevención e higiene, es muy fácil su transmisión en espacios de uso compartido como las piscinas, los gimnasios, los colegios o los hoteles.

 

Cómo podemos eliminar estos hongos molestos en los pies

El principal método para la eliminación de estos molestos hongos es la aplicación de un antifúngico que puede consumirse por vía oral o tópica. El objetivo principal evitar que los hongos se desarrollen y crezcan en nuestro organismo. Generalmente, este tratamiento antifúngico ayuda con la desaparición de la infección.

El tratamiento por vía oral es más eficaz para erradicar el pie de atleta que el tratamiento por vía tópica. Normalmente, los médicos utilizan una combinación de los dos métodos para que la cura sea más rápida y eficaz en la persona.

Cuando no hay heridas en la piel, los baños con jabón a base de sulfuro de selenio son un buen tratamiento. Este ingrediente activo se puede encontrar fácilmente en farmacias y, al igual que las cremas y las pastillas, ejerce un efecto antifúngico sobre las infecciones de la piel y el cuero cabelludo.

 

Prevención ante la aparición del pie de atleta

La prevención y el diagnóstico desde el primer síntoma son fundamentales para que la infección no trastorne el desarrollo normal de la vida del paciente. A continuación, una serie de medidas higiénicas para evitar su desarrollo:

  • El uso prolongado de calzado cerrado aumenta las posibilidades de aparición del pie de atleta
  • Secar bien los pies después de la ducha. Sobre todo, incidir entre los dedos, ya que la humedad es el activador principal del desarrollo de los hongos
  • Cambiar a diario de calcetines y de calzados. Calzado transpirable y calcetines limpios de algodón, reducen la probabilidad de padecer pie de atleta
  • Nunca compartir toallas, ni calcetines, ni zapatillas. Son los principales focos de infección
  • No caminar descalzo en espacios compartidos. Se recomienda el uso de chanclas
  • En zapatillas y calcetines se pueden usar antifúngicos como medida de prevención

Los implantes dentales, ¿nos pueden dar problemas a la larga?

Los implantes dentales son una solución realmente acertada para aquellas personas con problemas bucales. Permite sustituir una pieza dental por otra nueva en perfectas condiciones. Aunque normalmente no causan problemas, hay que tener en cuenta que los implantes dentales pueden dar ciertos problemas. A continuación, os dejamos con las posibles complicaciones que pueden surgir.

 

Problemas habituales de los implantes dentales

En el 95% de los casos, la implantología dental es exitosa. No obstante, es interesante conocer en qué casos pueden aparecer problemas después de esta operación dental. Te los descubrimos aquí:

 

1. Reacciones normales después de la operación

Después de una operación, usualmente aparecen algunos problemas leves que son fáciles de tratar y solventar en la consulta del dentista. Pueden aparecer:

  • Dolores en los nervios de las encías
  • Inflamación de los vasos sanguíneos

2. Complicaciones post-operatorias

En los casos más severos y complicados después de una operación de implantes dentales, podemos encontrar las siguientes afecciones:

 

Rechazo del implante

Una de las más comunes es el rechazo del implante. El cuerpo no termina de aceptar esta nueva pieza, reconociéndola como algo extraño. Por este motivo intentará expulsarla con diferentes procedimientos. La recomendación y la mejor solución es la retirada de la pieza implantada y la búsqueda de otros métodos.

 

Reacción alérgica

Los implantes dentales están hechos de titanio, un material que rara vez causa alergia en nuestro cuerpo. Pero no es imposible alguna reacción adversa. En el caso que esto suceda es importante consultar al doctor y, gracias al asesoramiento de un especialista en alergias, determinar qué es lo que está provocando esta alergia.

 

Debilitación y pérdida de estructura ósea

Otro problema que puede surgir con la operación es la pérdida de la estructura ósea que sustenta el implante. El debilitamiento del hueso puede afectar a las demás piezas dentales y desarrollar una enfermedad periodontal severa. Antes de proceder a implantar la pieza dental nueva, es importante comprobar si existe suficiente hueso para la operación.

 

Rotura de los implantes

Puede darse el caso de que se rompa el implante con el tiempo. Es poco probable que esto suceda, ya que los materiales son cada vez más resistentes y duraderos en el tiempo, pero no hay que descartarlo. Lo que si es más común es que el metal se doble o se rompa con el tiempo. Cuando suceda esto, bastará con sustituir la pieza dañada por otra.

 

Cómo evitar complicaciones

El cuidado de tus implantes es una tarea esencial para evitar padecer alguna de las complicaciones definidas anteriormente. Se recomienda seguir al pie de la letra todas las indicaciones del odontólogo. En caso que sea necesario, se puede tomar algún analgésico o antiinflamatorio para calmar el dolor.

Las pautas de higiene son muy importantes y te ayudarán a cuidar y proteger tus implantes:

  • Higiene bucal constante: cepillarse tres veces al día los dientes
  • Utilizar hilo dental
  • Enjuagues bucales para evitar el sarro
  • Evita fumar durante las primeras semanas después de la operación
  • Eliminar de la dieta alimentos demasiado azucarados
  • Acudir al dentista de forma regular para llevar un control en el mantenimiento de los implantes

Consejos para proteger la piel del sol

Proteger la piel del sol con crema es esencial para no sufrir ni quemaduras ni envejecimiento prematuro de la piel. Hoy en día encontramos en piscinas y playas como la gente se aplica protector solar, al menos una vez, pero, ¿es suficiente para protegernos del sol? A continuación, te dejamos con unas recomendaciones para cuidar tu piel y tu salud este verano.

 

Proteger la piel es el primer paso

El primer paso es saber que tipo de protección solar debemos aplicarnos según nuestra tipología de piel. Si tenemos la piel clara, mínimo deberíamos utilizar siempre un FPS mayor a 50. En cambio, si es más oscura como mínimo de 30. Proteger la piel de los más pequeños de la familia es imprescindible. A los menores de un año no se les debería exponer nunca al sol, aunque a partir de 6 meses cumplidos ya se les puede aplicar protector solar.

Las cremas protectoras tienen que ser de amplio espectro. Esto significa que deben proteger tanto de la radiación ultravioleta B (UBV) como de la radiación ultravioleta A (UVA). Si el factor de protección es bajo o solo nos protegen de los rayos UVA, podremos evitar las quemaduras, pero posiblemente no podamos reducir el riesgo de sufrir cáncer de piel o envejecimiento prematuro de la piel.

Otro punto claro que debemos tener en cuenta es la fecha de caducidad para asegurarnos que continua en perfectas condiciones una vez abierto el envase.

Por otra parte, el protector solar debe aplicarse media hora antes de la exposición directa al sol y repitiendo su aplicación cada dos horas. Si lo hacemos así, nos aseguramos de protegernos correctamente.

 

Evita las horas centrales del día

Una vez ya sabemos cual es nuestro protector adecuado y la forma de aplicarlo correctamente, sólo nos queda no exponernos directamente al sol en las horas centrales del día. Éstas van, aproximadamente, desde las doce del mediodía a las cuatro de la tarde.

Fuera de este rango horario también debemos utilizar crema solar, incluso también en los días nublados. A través de las nubes puede pasar entre un 50% y un 90% de la radiación ultravioleta. Lo mismo cuando estemos descansando bajo una sombrilla. Aunque nos protege del sol, nunca lo hace al cien por cien.

Cuando nos ponemos crema siempre dejamos varias partes del cuerpo desprotegidas. Por eso, a la hora de aplicarte el protector no te olvides de:

  • empeine
  • la zona de atrás de las rodillas
  • nuca
  • orejas
  • axilas
  • ingles
  • párpados

Protector solar no solo en la playa

Los especialistas de la piel aconsejan aplicar crema protectora durante todo el año. No solo en verano o en la playa o la piscina, sino que también debemos hacerlo cuando estamos paseando por la calle o realizando actividades al aire libre, como paseos por la montaña, donde con la altura hay más riesgo de sufrir quemaduras.

No solo la crema nos ayuda en la protección. Utilizar ropa de color claro, ponernos un sombrero o gorra y utilizar gafas de sol homologadas, son recomendaciones muy útiles para evitar quemaduras en la piel.

Como último consejo para disfrutar del sol del verano, no debemos olvidar de hidratar el cuerpo por dentro. Beber agua y comer frutas y verduras con altas cantidades en betacarotenos, como tomates y zanahorias, contribuyen a preparar la piel ante el sol.

Consejos para prevenir que no nos salgan boqueras

La queilitis angular, conocida comúnmente como boquera, es una lesión inflamatoria que aparece en la comisura de los labios. Generalmente es muy molesta y suele estar provocada por múltiples causas. Puede ser una lesión crónica agudizada en ciertos momentos debido a una infección o falta de nutrientes. Si en algún momento aparecen boqueras en los labios, es síntoma de que algo no funciona correctamente en el organismo. Te contamos las causas y cómo poder evitar su aparición.

 

Causas de aparición de las boqueras

Las boqueras suelen estar recubiertas de una membrana blanquecina en la comisura de los labios. En muchas ocasiones, aparecen por no haber tratado bien una lesión en la zona. Las causas por las que aparecen boqueras en los labios son varias:

  • por la acción de comer
  • un gesto desafortunado
  • comer algo que no deberíamos
  • mala alimentación

Cuando se produce un corte en la zona del labio y no se trata adecuadamente, pueden proliferar hongos o bacterias. Cuando sucede esto, aparece la dolorosa y antiestética boquera. El exceso de humedad es otra de las causas que hace empeorar la boquera. En zonas con alta humedad, hongos y bacterias se encuentran más cómodos y proliferan rápidamente.

Se recomienda no tocar de manera insistente la herida porque retrasamos su curación y transmitimos los hongos y bacterias que podamos tener de la mano a la boca. Y, si no se trata a tiempo, la infección puede extenderse a la mucosa interior de la boca. La manera de evitar el empeoramiento de la infección es tener una buena higiene en manos y en boca.

Otra causa habitual es una mala alimentación. La ausencia de ciertos nutrientes, minerales como el hierro y el fósforo, o vitaminas como la B12 provocan que las boqueras aparezcan de manera más habitual.

Si nos encontramos en esta situación, lo mejor es dejar la zona seca y acudir rápidamente al médico para valorar la lesión y recomendar un tratamiento adecuado. Generalmente, llegan a desaparecer con la aplicación de una pomada antibiótica o antifúngica.

 

Cómo evitar que nos salgan boqueras

Como hemos comentado anteriormente, las boqueras aparecen por una mala alimentación, por un sistema inmunitario débil y por gestos bruscos. Lo más importante es cuidar la piel de la zona de los labios, hidratarla para mantenerla elástica y que no se rompa fácilmente al comer. Una alimentación saludable y variada, nos aportará los minerales y las vitaminas necesarios para que no aparezcan boqueras en nuestros labios.

Si nuestro sistema inmunitario es débil, lo mejor es acudir al médico para descubrir las causas. Normalmente, el estrés es una causa directa de este debilitamiento, por lo que un complejo vitamínico podría reponer nuestra salud.