¿Qué es y qué revela una analítica de orina?

La analítica de orina consiste en el estudio de la apariencia y el color de la orina. Mediante métodos físicos, químicos y de microscopia podemos estudiar su densidad y acidez y otros elementos químicos y biológicos que podrían indicar alguna alteración o enfermedad.

¿En qué consiste una analítica de orina?

Como decíamos anteriormente, el análisis de la orina es una prueba utilizada en la medicina que consiste en la recogida de una muestra de orina para después analizarla en el laboratorio. Esta prueba no supone grandes molestias para realizarla, es muy barata y puede aportar mucha información útil. Por eso se pide de rutina para detectar enfermedades en fases precoces o controlar su tratamiento.

Las enfermedades que requieren de una analítica de orina son aquellas que afectan al riñón. Pero también se pide en otras enfermedades sistémicas como la diabetes o enfermedades autoinmunes, como el lupus. Su análisis es útil en la detección de infecciones de la orina, ya sean infecciones leves o graves; la más común la cistitis.

¿Cuál es la composición de la orina?

La orina está compuesta por un 95% de agua, un 2% de sales, un 2,5% de productos del metabolismo de las proteínas y pigmentos que le dan ese color amarillento característico. En condiciones normales, en la composición de la orina no se debería encontrar ni glucosa, ni sangre, ni bacterias, ni glóbulos blancos ni proteínas.

Qué revela una analítica de orina

Una vez realizado el análisis de orina, los resultados obtenidos permiten al médico valorar los siguientes aspectos:

  1. A través de la densidad de la orina, se puede observar el funcionamiento correcto o no de los riñones. En condiciones normales, los riñones pueden variar la concentración de la orina en función de las pérdidas de líquidos a través del cuerpo. En una situación de deshidratación, los riñones producen menos orina y es más concentrada.
  2. Rebela la repercusión de diferentes enfermedades sobre el paciente. Como los riñones producen la orina a partir del filtrado de la sangre, se puede evaluar la repercusión de algunas enfermedades. Por ejemplo, en la diabetes, una enfermedad donde la concentración de glucosa en sangre sobrepasa un determinado nivel.
  3. Se utiliza para detectar bacterias. En estos casos, además, permite identificar qué germen es el responsable de la infección y su resistencia a los antibióticos más utilizados.
  4. Rebela la presencia de sustancias que en condiciones normales no están presentes en la orina. Estas sustancias son consecuencia de enfermedades del metabolismo o de la ingesta de medicamentos o drogas.

Consejos de nutrición para el tratamiento del cáncer

Una dieta equilibrada ayuda a recuperar fuerzas y a afrontar mejor el tratamiento a los pacientes que padecen cáncer. La selección y preparación de los alimentos para el tratamiento del cáncer contribuye a reducir los efectos secundarios de las terapias invasivas.

El cáncer y sus tratamientos pueden afectar la nutrición

Algunos tumores reaccionan contra el cuerpo y crean sustancias químicas que cambian la manera en que el cuerpo utiliza los nutrientes. El uso que el cuerpo hace de las proteínas, que proviene de carbohidratos y grasas, puede cambiar. Muchas veces el paciente come suficiente alimento, pero el cuerpo no logra absorber todos esos nutrientes.

Los efectos del cáncer y su tratamiento hacen que muchas veces sea difícil disfrutar de una buena alimentación. Los tratamientos del cáncer que afectan directamente a la nutrición son los siguientes:

  • Cirugía
  • Quimioterapia
  • Radioterapia
  • Inmunoterapia
  • Trasplante de células madre

Efectos secundarios del cáncer y su tratamiento

Cuando el tratamiento se dirige directamente sobre la cabeza, el cuello, el esófago, el estómago o los intestinos, es muy difícil obtener suficientes nutrientes. El cáncer y su tratamiento pueden afectar el gusto, el olfato, el apetito y la capacidad de comer suficientes alimentos o absorber los nutrientes de los alimentos.

Algunos de los problemas más comunes del tratamiento del cáncer que influyen en la alimentación son los siguientes:

  • Dificultades para tragar los alimentos
  • Falta de apetito
  • Pérdida de gusto o de peso
  • Diarreas
  • Anorexia
  • Llagas
  • Náuseas o vómitos

Recomendaciones de nutrición para el tratamiento del cáncer

Las cremas de verduras y los purés son la mejor alternativa a la hora de comer en el tratamiento del cáncer. Además, si están enriquecidos con carne o verdura, aumentan su valor proteico y calórico. Este enriquecimiento alimenticio contrarresta la pérdida de apetito y ayuda a alimentar bien al paciente con pocas cucharadas.

Las personas que padecen cáncer requieren una dieta alta en calorías para evitar la pérdida de peso y, a la vez, mejorar los resultados del tratamiento oncológico. En este punto entran en juego los carbohidratos: el pan, las patatas, el arroz y las pastas son alimentos imprescindibles. Combinados con pollo o pescado hacen que la dieta sea perfecta para los afectados de cáncer.

Entre los trucos para combatir la diarrea encontramos la levadura de cerveza, ya que es un alimento natural astringente.

El simple hecho de comer equilibradamente ayuda a los pacientes a recuperar fuerzas y a tener una mejor calidad de vida.

Comida saludable para estas navidades

La Navidad ya llega y, con ella, las comidas copiosas y los excesos en la alimentación. Durante estos días tendemos a no privarnos de nada y a comer todo tipo de alimentos; da igual la hora y el día de la semana. La comida siempre está presente en estas fiestas, pero esto no implica que no podamos apostar por cocinar comida saludable.

Consejos para evitar los excesos navideños

Las grandes comilonas suelen ocasionar molestias digestivas. El organismo no está acostumbrado a enlazar comidas copiosas con cenas y luego irse directamente a dormir. Por eso, es aconsejable seguir estas pautas de comida saludable para tener unas fiestas tranquilas.

1. Planifica bien las fiestas

Lo primero de todo es preparar con antelación la lista de la compra para organizar bien los menús. Evitarás caer en la tentación de llenar el carro con alimentos de picoteo poco saludable.

2. Sigue una dieta equilibrada

Si habitualmente mantienes una dieta equilibrada, el cuerpo compensará estos pequeños excesos de las fiestas. Un gran error es ponerse a dieta justo antes de la llegada de la navidad. Desde el punto de vista nutricional es un hábito poco saludable. La clave para no pasarse estas fiestas está en la moderación en las comidas y realizar cinco comidas al día.

3. Consume frutas y verduras

Es importante no olvidar la ración diaria de frutas y verduras, aunque los dulces nos hagan caer en la tentación.

4. Toma infusiones

Las infusiones aportan múltiples beneficios a la salud. Después de comidas y cenas copiosas, tomar una infusión puede ayudar a depurar el cuerpo y a eliminar líquidos. Te sentirás menos pesado.

5. Come despacio

Masticando lentamente, además de degustar los alimentos, sentirás la sensación de estar lleno. Así evitarás los atracones de comida y ayudarás al cuerpo a realizar mejor la digestión.

Cocinar comida saludable en Navidad

Generalmente, en Navidad se consumen alimentos con alta contenido en grasas. Por eso, sólo tienes que modificar un poco el menú y cambiar algunos alimentos por otros más saludables. Cocinar comida saludable en estas fiestas te va a permitir tener una digestión más saludable:

  • Sustituir algunos alimentos por otros similares con menor contenido calórico y de grasa. La preparación también puede marcar la diferencia, mejor los alimentos al vapor que fritos. Además, también es importante controlar las cantidades de sal.
  • Incluir entre los platos principales ensaladas o mariscos.
  • Como primeros platos incluir cremas o sopas y alimentos horneados con verduras. Es una manera de eliminar una alta cantidad de grasas saturadas del menú navideño.
  • De postre introduce frutas como la piña, que contiene propiedades diuréticas. Pero si tu debilidad son los dulces, compra aquellos sin azúcares añadidos.

Ahora ya tienes unos tips para disfrutar de estas fiestas de una forma un poco más saludable. ¡Cuida siempre la alimentación, incluso en Navidad!

¿Cómo leer las etiquetas de los alimentos?

La mayoría de los productos llevan llamativos mensajes en sus etiquetas sobre sus supuestas características saludables. Una vez lees el reverso de las etiquetas de los alimentos, nos damos cuenta que estas supuestas características saludables no son ciertas.

Comprar alimentos saludables se está convirtiendo en una tarea difícil, sobre todo de productos envasados. Leer la letra pequeña se ha convertido en una práctica obligada si la intención es saber que estamos comprando o comiendo. El empaquetado muchas veces no refleja realmente el contenido de los productos alimenticios.

Los engaños más frecuentes en la industria alimenticia

La industria alimenticia tiende a confundir al consumidor ya que el lenguaje utilizado en las etiquetas de los alimentos incita a pensar en productos saludables. Algunos de los engaños más frecuentes que nos encontramos en las tiendas son los siguientes:

  • Los términos light o 0%. Estos supuestos productos sanos que carecen de grasa, contienen azúcares. Es el caso de muchos yogures o leches desnatadas que están compuestas por agua y leche en polvo.
  • Artesano y natural también están sobrevalorados. Al leer la letra pequeña del envase, se pueden leer numerosos aditivos E, cuestionados por los posibles daños para la salud. Muchos contienen también aceite de palma.
  • Otra cuestión a poner en duda es el origen de los productos. En muchos casos se indica que son autóctonos de un lugar y luego resulta que no lo son.
  • Más alarmante es el tema cuando se trata de productos de alimentación infantil. Muchos se anuncian como enriquecidos con vitaminas, calcio, fósforo o minerales. Pero, además, también contienen un alto porcentaje de azúcar, aromatizantes y conservantes.
  • El aceite de oliva se utiliza como reclamo en muchos productos, pero la realidad es otra. Se utilizan grandes cantidades de aceite de girasol o de palma y tan sólo un pequeño porcentaje de aceite de oliva.

Cómo leer las etiquetas de los alimentos

Muchas veces, interpretar las proporciones de los ingredientes y descifrar su nombre resulta una tarea complicada. Más allá de los mensajes de las etiquetas de los alimentos, para una alimentación saludable hay que tener en cuenta lo siguiente:

  • Calorías: esta información indica la cantidad total de calorías que hay en una porción. Los carbohidratos siempre aparecen en gramos y, a su vez, desglosados por azúcares, almidón y fibra vegetal. Los azúcares suelen venir indicados por separado. Si eres diabético deberías tener especial atención en estos datos.
  • Grasas: los expertos recomiendan que las grasas saturadas sean menores al 6% de todas las calorías diarias consumidas. Se recomienda optar por alimentos sin grasas trans o que contengan menos de 1 gramo. Por ejemplo, evitar alimentos hechos con aceites hidrogenados, como la mantequilla y la margarina.
  • Sal: se recomienda controlar los alimentos con alto contenido en sodio, sobre todo, las personas hipertensas. Por cada 100 miligramos de sodio, el producto contiene unos 250 miligramos de sal. Un producto es considerado bajo en sal cuando tiene 0,25 gramos o menos por cada 100 gramos.
  • Azúcar: cada vez son más numerosas las voces que se alzan contra el azúcar, sobre todo el refinado. Se establece que un alimento contiene niveles elevados de azúcar cuando contiene 10 o más gramos por cada 100 gramos.

Alimentos que debes evitar si estás embarazada

El tipo de alimentación a seguir, si estás embarazada, es un factor importante porque algunas comidas y bebidas podrían acabar por no ser buenos para el bebé. Y no nos referimos simplemente al alcohol, sino a otro tipo de ingredientes. En apariencia son inocuos pero afectan negativamente al organismo. A continuación, te queremos indicar los alimentos que debes evitar si te encuentras embarazada, así como otros errores frecuentes que no querrás cometer.

Listado de alimentos que debes evitar

En realidad, son muy pocos los alimentos que debes evitar si estás embarazada. Más que alimentos en si mismos, se trata más bien de ingredientes poco recomendables o que no pueden consumirse de determinados modos. Los siguientes alimentos son perjudiciales para el desarrollo del feto:

  • Las bebidas alcohólicas se encuentran absolutamente prohibidas.
  • Los pescados que puedan contener mercurio. Ese es el caso de los peces grandes y depredadores que tienden a vivir más tiempo y pueden adquirir más cantidad de mercurio. Entre ellos encontramos: el tiburón, el pez espada, la caballa, el atún fresco o congelado, la lubina, jurel, marlín y mojarra. No es recomendable comerlo crudo, por lo que, durante un temporada debes evitar el sushi y los ahumados.
  • Esta condición también se extiende al marisco, los huevos y la carne. Los alimentos poco hechos pueden ser portadores de la toxoplasmosis. También aconsejable prescindir del hígado, porque el exceso de vitamina A puede ser dañina para el embrión.
  • Los patés y los embutidos, así como los quesos frescos y los elaborados con leche cruda.
  • La cafeína y los refrescos azucarados tampoco son recomendables.
  • Las frutas y hortalizas crudas siempre bien lavadas porque pueden contener pesticidas.
  • La leche siempre mejor pasteurizada.

Comer de forma saludable durante el embarazo

No todo son alimentos prohibidos para las embarazadas. Además, a medida que el embarazo avanza, la dieta se debe ir modificando para hacer llegar al bebé aquellos alimentos óptimos para su desarrollo. Se trata de comer de forma saludable, manteniendo una dieta sana y equilibrada.

Como hemos comentado anteriormente, con el avance del embarazo la dieta debe modificarse. A partir del cuarto mes se recomienda incrementar el consumo de carne, pescado, huevos y proteínas en general. También aumentar el consumo de productos ricos en calcio para prevenir problemas óseos. No te olvides de tomar Omega 3, que es un ácido graso muy beneficioso para el embarazo y la lactancia.

Llevar un control de los alimentos que ingieres, no debería conducir a una obsesión por seguir una dieta estricta para no engordar. Lo ideal en una embarazada sería incrementar la ingesta calórica entre 200 y 300 calorías por día. De esta manera aumentarás entre 9 y 15 kilos durante todo el embarazo.

Otros hábitos poco recomendables para las embarazadas

Los antojos y el ejercicio son hábitos a controlar cuando se está embarazada. Por una parte, los antojos son fruto de la ansiedad y los cambios hormonales. Suelen presentarse en ingestas de alimentos ricos en azúcares e hidratos de carbono. Por este motivo no hay que obsesionarse con los antojos. Por otra parte, no se recomienda dejar por completo de hacer ejercicio. Solamente tendrás que adaptarlo para seguir disfrutando de sus beneficios para la salud.

Ante cualquier duda sobre el embarazo, consulta a tu médico particular y plantéale tus preocupaciones.

¿Qué es el queratocono? Síntomas y tratamiento

El queratocono no es una inflamación del ojo, sino que es una modificación progresiva de la córnea. Ésta va perdiendo su forma esférica y va adquiriendo un aspecto cónico e irregular como consecuencia de un problema en el colágeno del que está hecho la córnea.

Esta deformación hace que aparezcan problemas de visión. La córnea es la responsable de refractar la mayor parte de la luz que entra. Si hay problemas estructurales en la córnea es cuando aparecen anomalías en la visión.

¿Cuál es el primer síntoma para la detección del queratocono?

El primer síntoma que anuncia un problema es la reducción de la visión. La sensación es como si la persona viera borroso. Según la Academia Americana de Oftalmología, una de cada diez personas con queratocono lo ha heredado de sus progenitores.

Dos etapas bien diferenciadas de esta patología

En el queratocono se pueden diferenciar dos etapas de desarrollo de la patología. Por eso es importante anticiparse y consultar al oftalmólogo para evitar mayores daños.

En las etapas más tempranas, aparecen pequeñas distorsiones que muchas veces pasan desapercibidas. Generalmente suelen aparecer en la etapa final de la adolescencia y en la mayoría de los casos se estabiliza. Los síntomas son: visión un poco borrosa, las líneas rectas se ondulan, una mayor sensibilidad a la luz y ojos inflamados.

Cuando avanza la patología, aparecen otros problemas mayores: visión borrosa generalizada, aumento de la miopía y cambio en las dioptrías del astigmatismo. El cambio en la forma de la córnea provoca que no se puedan usar lentes de contacto estándar porque su inadaptabilidad.

Causas de la aparición del queratocono

La teoría principal en la que los investigadores se centran es en el origen genético. Como decíamos anteriormente, uno de cada diez casos puede ser de origen genético. Otra vía de investigación es el origen alérgico.

Ante cualquier indicio de duda, lo principal es consultar al oftalmólogo para saber si tenemos esta patología. La forma más fácil de diagnosticarlo es midiendo la curvatura del ojo. También se puede detectar con un análisis exhaustivo de la córnea.

Tratamiento cuando se padece esta patología

El tratamiento siempre va a depender de los síntomas que tenga cada persona. La miopía y el astigmatismo se pueden corregir con gafas. Si los problemas de visión son más graves, entonces es recomendable implantar dispositivos corneales para reducir la curva de la córnea.

Otro tratamiento es la utilización del Cross-Linking del colágeno para aplanar la córnea. En los casos más extremos se puede valorar la práctica de cirugía con anillos intracorneales o, directamente, realizar un trasplante de córnea.

Todos estos tratamientos se utilizan para conseguir mantener la visión lo mejor posible, dando estabilidad a la estructura de la córnea para evitar una lesión mayor.

¿Qué beneficios presenta la maternidad tardía en la mujer?

Cada vez más, la mujer se encuentra más madura para asumir la maternidad tardía y todas sus consecuencias. Las mujeres atrasan su maternidad más allá de la frontera fisiológica normal (de 20 a 30 años). Generalmente, por razones económicas o sociales como las dificultades para encontrar un trabajo o una pareja estables, consolidar la carrera profesional o, sencillamente, por querer disfrutar de la vida.

Problemas que pueden surgir en un embarazo tardío

Pasados los 35 años, suelen aparecer más problemas para concebir hijos. Nuevos riesgos aparecen en una edad tardía: abortos, partos prematuros, malformaciones y anomalías cromosómicas en el niño. También surgen riesgos para la madre como la hipertensión y la diabetes gestacional.

Aun así, en los últimos años se han producido grandes avances médicos gracias a los cuales el embarazo tardío es hoy viable y mucho más seguro. A ello se le suma que las mujeres se encuentran generalmente en excelente estado de salud, por lo que se esperan embarazos saludables.

Beneficios de la maternidad tardía

Biológicamente, entre los 20 y los 30 años, la mujer presenta su máximo de fertilidad. Los embarazos presentan menos complicaciones y la mujer se encuentra con más fuerzas para emprender la gestación. Sin embargo, embarazos a los 40 o más allá también tiene sus ventajas:

  • Los bebés nacidos de madres maduras son especialmente deseados. Las parejas a esta edad suelen planificar más el momento de formar una familia. La mujer establece un vínculo muy fuerte con su futuro hijo incluso antes del embarazo.
  • La gestación la sienten y viven de una manera especial porque les ha costado más que se produzca. En muchos casos tras largos tratamientos de reproducción asistida ya que pasados los 40, la fertilidad de la mujer disminuye.
  • La formación de una unidad familiar tardía implica que los progenitores tienen ya una carrera profesional consolidada. Su seguridad económica y la flexibilidad horaria en los trabajos hace más fácil la paternidad.
  • La preparación emocional es mejor a una edad avanzada. Los padres son más maduros y con las ideas más claras frente a las inseguridades, dudas y otros problemas de la gestación en edades tempranas.

Por lo tanto, las ventajas de esta maternidad tardía se pueden resumir en una mejor preparación emocional y estabilidad económica. Entre las desventajas, la principal es el tener que recurrir con frecuencia a técnicas de reproducción asistida bastante caras. También influye las dificultades para ampliar la familia o una menor energía para la crianza del hijo.

¿Cuál es el balance de los riesgos/beneficios de una maternidad tardía?

Según un estudio de la revista Population and Development Review, publicada en marzo del 2016, se llegaron a las siguientes conclusiones:

  • los niños nacidos de madres mayores son más altos
  • son menos propensos a abandonar la escuela
  • tienen más probabilidades de asistir a la universidad que sus hermanos nacidos antes que ellos

Por lo tanto, los riesgos o los beneficios que puedan ofrecer una maternidad tardía hay que tenerlos en cuenta. Los riesgos no se pueden pasar por alto y los padres deben estar informados. Sin embargo, en una sociedad en la que se tienen los hijos cada vez más tarde, con una esperanza de vida mayor y técnicas de reproducción asistida, habrá que replantearse muchas cuestiones de la maternidad tardía.

Cómo evitar las agujetas al hacer deporte

Cuando empiezas a hacer deporte o a practicar un ejercicio nuevo es normal tener agujetas. A continuación, te explicamos el por qué de las agujetas y cómo evitarlas al hacer deporte.

Las agujetas son ese dolor muscular que suele aparecer entre un día o dos después de haber entrenado. Puede tener varios grados: desde una leve molestia hasta un dolor incapacitante. Las agujetas van muy ligadas al ejercicio porque aparecen en estos casos:

  • cuando estamos comenzando a practicar deporte
  • al entrenar de una forma diferente (por ejemplo, pasar del running a las pesas)
  • si se trabaja un músculo diferente al habitual

¿Qué son las agujetas?

Muchas son las opiniones de expertos acerca del origen de las agujetas. Se creía, en un principio, que se formaban por la creación de pequeños cristales de ácido láctico liberados en las fibras musculares debido al estrés sometido en los músculos durante el ejercicio físico.

Sin embargo, en este momento los expertos están de acuerdo que las agujetas se producen por las microrroturas musculares. Posteriormente al entrenamiento deportivo, el cuerpo repara estas roturas gracias al descanso y al uso de los nutrientes.

¿Cómo y por qué tenemos agujetas?

Este dolor muscular post-entrenamiento es algo totalmente normal que sucede a prácticamente todas las personas después de entrenar o de comenzar un entrenamiento nuevo. Responde al hecho de que hemos pedido a nuestro cuerpo un sobreesfuerzo al que no está acostumbrado. Las agujetas son su respuesta.

Generalmente suelen aparecer en las 24 o 48 horas posteriores al ejercicio. Y suelen desaparecer gracias al reposo y a la correcta hidratación después del entrenamiento. Aunque suele ser una leve molestia que permanece durante unas horas o unos días, se debe distinguir con una posible lesión causada por el entrenamiento.

Algunos tips para evitar las agujetas

Evitar las agujetas puede resultar complicado cuando empezamos a practicar un nuevo deporte. Estos consejos te ayudarán a que las agujetas sean menos molestas:

  • Comenzar siempre a hacer deporte de forma progresiva: lanzarse a hacer 10 kilómetros sin haber corrido con anterioridad, asegura la formación de agujetas al día siguiente. Es muy importante seguir un principio de progresión para ir acostumbrando al cuerpo al nuevo esfuerzo.
  • No olvidar nunca el calentamiento: se debe invertir al menos cinco minutos del entrenamiento para poner el cuerpo a punto y poder rendir al nivel deseado. Caminar a buen paso y realizar ejercicios de movilización de las articulaciones puede resultar un buen calentamiento. Así se evitarán agujetas y lesiones durante el entrenamiento.
  • Estirar después de entrenar: ocupar los últimos diez minutos del entrenamiento va a permitir volver a la calma de forma progresiva. Los estiramientos favorecen la recuperación muscular y evitar que las agujetas sean con más intensidad al día siguiente.
  • Hidratar y nutrir el cuerpo de forma adecuada: después del entrenamiento es recomendable recuperar la fibra muscular con alimentos ricos en hidratos de carbono. Cuidar la hidratación antes, durante y después del ejercicio físico facilita la recuperación muscular y se evitan posibles calambres y lesiones.

El efecto que producen las bebidas azucaradas en nuestro cuerpo

Si eres de las personas que consumen bebidas azucaradas de forma habitual, es importante saber el daño que puede llegar a hacer a tu organismo. Reducir o eliminar de forma definitiva su consumo puede tener grandes beneficios para tu salud.

¿Por qué se deben evitar las bebidas azucaradas?

Existe una relación directa entre el consumo de bebidas azucaradas, refrescos y zumos envasados, y la obesidad en las personas. Tal problema es así, que el Ministerio de Sanidad aprobó la Ley de Seguridad Alimentaria y Nutrición, que limitaba los refrescos y la bollería industrial en colegios e institutos.

Las bebidas azucaradas contienen demasiadas dosis de azúcar

La gran mayoría de los refrescos y bebidas energéticas contienen una gran cantidad de azúcar. Por ejemplo, una lata de refresco tiene más o menos 30 gramos de azúcar. Esto se traduce a unas seis cucharadas aproximadamente, cuando la dosis diaria recomendada en un niño son 25 gramos. Así que con un solo refresco ya superas la cantidad de azúcar que debes tomar en un día.

Efectos que provocan las bebidas azucaradas en nuestra salud

  • La primera consecuencia más visible es el aumento de peso debido a la cantidad de azúcares que se llegan a ingerir.
  • Se desarrolla en el organismo lo que se denomina resistencia a la insulina. Aparece cuando nuestro cuerpo no es capaz de fabricar la cantidad necesaria de esa hormona para metabolizar todo el azúcar que ingerimos. Esto provoca que aumente el riesgo de padecer diabetes tipo 2.
  • Las bebidas azucaradas provocan también la alteración del metabolismo de las grasas, concentrándose en la zona abdominal. Consecuencia directa, incrementa el riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares.
  • Pero ahí no queda la cosa, el consumo de azúcar de forma habitual incide en las células de las paredes de los vasos sanguíneos. Esto favorece el desarrollo de aterosclerosis, lo que aumenta el riesgo de padecer un infarto agudo de miocardio o ictus.

Qué recomendaciones aconsejan los especialistas

La Organización Mundial de la Salud aconseja cambiar los hábitos de consumo de este tipo de bebidas. Estas bebidas ricas en azúcares libres son una fuente de calorías innecesarias, especialmente para los niños, los adolescentes y los adultos jóvenes.

Precisamente las bebidas azucaradas contienen esos azúcares libres, los monosacáridos, como la glucosa y la fructosa, y los disacáridos, como la sacarosa o el azúcar refinada, que se añaden a los zumos, refrescos, miel, etc.

La recomendación, tanto de las organizaciones como de los profesionales de la salud, es optar por los zumos naturales, el agua y las infusiones. Son una alternativa mucho más saludable para mitigar la sed y mantener el cuerpo hidratado.

Qué alimentos deberías evitar en el caso de llevar brackets

La primera pregunta que se plantean los pacientes a los que se les coloca una ortodoncia con brackets es la de qué alimentos van a poder comer y cuales no. Llevar brackets no es sinónimo en absoluto de tener que comer purés, sopas u otros alimentos blandos durante todo el tratamiento, pero sí es cierto saber qué se debe comer y qué evitar para alcanzar unos resultados óptimos y acelerar el proceso.

Dos de las principales preocupaciones del paciente a lo largo de todo el tratamiento debería ser: prevenir el daño a los brackets y mantener una correcta higiene bucal.

Dieta blanda en las primeras semanas que te colocan brackets

Cuando se colocan los brackets por primera vez, es normal que el paciente sufra molestias que vienen asociadas a la presión que estos aparatos ejercen sobre los dientes para tratar de moverlos (algo que también ocurrirá cada vez que el paciente pase por el dentista para ajustar el aparato). Durante este periodo inicial, se recomienda llevar una dieta más blanda de lo habitual para reducir siempre que sea posible las molestias ocasionadas por la masticación.

El paciente debería decantarse por alimentos de textura suave y tierna que prácticamente se deshagan en la boca y no obliguen a masticar ni a hacer fuerza excesiva con los dientes. Por ejemplo, se podría optar por los siguientes alimentos:

  • cremas y purés
  • alimentos cocidos
  • sopas frías o calientes
  • pescados
  • carnes guisadas o más tiernas como la de pollo
  • ensaladilla rusa
  • frutas (las más maduras o en compota)

Alimentos a evitar cuando llevas brackets

Como norma general se debería prescindir de todos aquellos alimentos fibrosos, duros, pegajosos o demasiado ácidos.

Con el tiempo, y pasadas las primeras semanas en las que el paciente se acostumbra a los brackets, se podrían ir incorporando otro tipo de alimentos, pero tomando siempre algunas precauciones. Es aconsejable prescindir de todos aquellos alimentos que por su textura son susceptibles de dejar restos como, por ejemplo:

  • las carnes fibrosas como la ternera o el conejo
  • los alimentos pegajosos como chucherías, caramelos gomosos o chicles
  • los quebradizos, que pueden fracturarse en pequeñas partes e incrustarse en los dientes
  • alimentos como el pan tostado, las galletas o los frutos secos son especialmente propensos a quedarse entre los dientes

Consejo para evitar infecciones: extremar la higiene

Las morfología de los brackets hacen que la higiene bucal sea bastante complicada y, por lo tanto, sea fácil que los restos de comida se acumulen entre los dientes. En otras ocasiones, los brackets pueden causar llagas o irritaciones debido al roce que se produce entre estos aparatos y las mucosas bucales.

Por lo tanto, para evitar infecciones y males mayores, es recomendable una buena higiene bucal diaria incidiendo más en el cepillado habitual (utilizando cepillos interproximales, sedas dentales o irrigadores) junto a una dieta adaptada a las características de cada persona. Como hemos visto, la dieta en la ortodoncia con brackets se ve poco alterada; sólo hay que evitar ciertos alimentos perjudiciales o propensos a quedarse acumulados entre los dientes.