Cómo prevenir la cistitis

La cistitis es una inflamación aguda de la vejiga provocada por la bacteria Escherichia Coli. Es una infección que puede ser dolorosa e irritante, y muy peligrosa si se propaga a los riñones. Esta afección es más común entre las mujeres porque tienen una uretra más corta, reduciendo la distancia que deben recorrer las bacterias para alcanzar la vejiga. Aun así, también puede afectar a los hombres.

 

Síntomas de la cistitis

Los primeros síntomas de alarma son los siguientes:

  • necesidad urgente y frecuente de orinar
  • escozor o ardor al orinar
  • sensación de no haber terminado de orinar
  • sangre en la orina
  • dolor hipogástrico o en la zona de la vejiga

Ante cualquier mínimo indicio, se recomienda acudir al especialista.

 

Consejos para prevenir la cistitis

Lo más habitual es utilizar antibióticos prescritos por el médico de cabecera, de corta duración, ya que los antibióticos mal empleados pueden destruir la flora y quedarnos desprotegidos de otras infecciones. Por ello, se debe cumplir con el tratamiento recetado y no abandonarlo antes de tiempo. Pero antes de tomar esta decisión como remedio, podemos prevenir la cistitis siguiendo estas recomendaciones:

 

Orinar con frecuencia

Debemos orinar con frecuencia, cada dos o tres horas. Las bacterias que provocan la cistitis tienden a proliferar cuando la orina permanece en la vejiga, por eso, el acto de expulsar la orina limpia el tracto urinario. Asimismo, el agua es elemento imprescindible para prevenir la cistitis. Se recomienda 1,5 litros de agua para arrastrar las bacterias adheridas al tracto urinario.

 

Tener una correcta higiene íntima

La escasez o el exceso de higiene íntima puede ser contraproducente. Se recomienda la ducha antes que el baño y utilizar productos específicos para la higiene de la zona íntima una vez al día. Los geles de baño comunes pueden alterar el pH de las paredes vaginales. A la hora de ir al baño, es muy importante lavarse y secarse de delante hacia atrás, evitando que las bacterias del ano puedan llegar a la vagina y colonicen la uretra provocando una infección.

 

Evitar la humedad y los cambios de temperatura bruscos

Para mantener la zona seca se recomienda utilizar ropa interior de algodón, ya que favorecen la transpiración y evitan la humedad. También evitar prendas muy ajustadas porque pueden provocar un aumento de la temperatura. Ahora que llega el verano, no se debería permanecer mucho tiempo con el traje de baño mojado.

 

Evitar el estreñimiento

El estreñimiento puede favorecer la aparición de cistitis porque impide la expulsión de bacterias y gérmenes que pueden colonizar el tracto urinario.

 

Comer arándanos rojos

El extracto de arándanos rojos evita que las bacterias causantes de cistitis se fijen a las paredes, ayudando a prevenir las infecciones. La vitamina C también es un buen remedio. Esta vitamina hace que la orina sea más ácida, dificultando el crecimiento bacteriano.

Consejos para eliminar el pie de atleta

El pie de atleta es una infección producida por unos hongos que se alimentan de la queratina de la piel. Suele afectar a la planta del pie, a los pliegues e, incluso, entre los dedos del pie. Es un hongo muy contagioso y se propaga fácilmente a través de la ropa y el uso de toallas. Tanto si eres corredor principiante como profesional, es importante conocer cuáles son los síntomas de esta infección. Una prevención correcta evitará que se desarrolle esta molesta infección en los pies.

 

Qué es el pie de atleta

Los hongos en los pies se presentan con el enrojecimiento de la piel a través de grietas, ampollas o escamas. El picor es intenso y puede llegar a dar sensación de quemazón. Por este motivo, un diagnóstico en los primeros síntomas es vital para frenar el desarrollo de esta infección.

En los deportistas es muy común que aparezcan hongos en los pies. El sudor que se genera durante la actividad deportiva es un potenciador para que el pie de atleta se desarrolle. Si no se toman las correctas medidas de prevención e higiene, es muy fácil su transmisión en espacios de uso compartido como las piscinas, los gimnasios, los colegios o los hoteles.

 

Cómo podemos eliminar estos hongos molestos en los pies

El principal método para la eliminación de estos molestos hongos es la aplicación de un antifúngico que puede consumirse por vía oral o tópica. El objetivo principal evitar que los hongos se desarrollen y crezcan en nuestro organismo. Generalmente, este tratamiento antifúngico ayuda con la desaparición de la infección.

El tratamiento por vía oral es más eficaz para erradicar el pie de atleta que el tratamiento por vía tópica. Normalmente, los médicos utilizan una combinación de los dos métodos para que la cura sea más rápida y eficaz en la persona.

Cuando no hay heridas en la piel, los baños con jabón a base de sulfuro de selenio son un buen tratamiento. Este ingrediente activo se puede encontrar fácilmente en farmacias y, al igual que las cremas y las pastillas, ejerce un efecto antifúngico sobre las infecciones de la piel y el cuero cabelludo.

 

Prevención ante la aparición del pie de atleta

La prevención y el diagnóstico desde el primer síntoma son fundamentales para que la infección no trastorne el desarrollo normal de la vida del paciente. A continuación, una serie de medidas higiénicas para evitar su desarrollo:

  • El uso prolongado de calzado cerrado aumenta las posibilidades de aparición del pie de atleta
  • Secar bien los pies después de la ducha. Sobre todo, incidir entre los dedos, ya que la humedad es el activador principal del desarrollo de los hongos
  • Cambiar a diario de calcetines y de calzados. Calzado transpirable y calcetines limpios de algodón, reducen la probabilidad de padecer pie de atleta
  • Nunca compartir toallas, ni calcetines, ni zapatillas. Son los principales focos de infección
  • No caminar descalzo en espacios compartidos. Se recomienda el uso de chanclas
  • En zapatillas y calcetines se pueden usar antifúngicos como medida de prevención

Los implantes dentales, ¿nos pueden dar problemas a la larga?

Los implantes dentales son una solución realmente acertada para aquellas personas con problemas bucales. Permite sustituir una pieza dental por otra nueva en perfectas condiciones. Aunque normalmente no causan problemas, hay que tener en cuenta que los implantes dentales pueden dar ciertos problemas. A continuación, os dejamos con las posibles complicaciones que pueden surgir.

 

Problemas habituales de los implantes dentales

En el 95% de los casos, la implantología dental es exitosa. No obstante, es interesante conocer en qué casos pueden aparecer problemas después de esta operación dental. Te los descubrimos aquí:

 

1. Reacciones normales después de la operación

Después de una operación, usualmente aparecen algunos problemas leves que son fáciles de tratar y solventar en la consulta del dentista. Pueden aparecer:

  • Dolores en los nervios de las encías
  • Inflamación de los vasos sanguíneos

2. Complicaciones post-operatorias

En los casos más severos y complicados después de una operación de implantes dentales, podemos encontrar las siguientes afecciones:

 

Rechazo del implante

Una de las más comunes es el rechazo del implante. El cuerpo no termina de aceptar esta nueva pieza, reconociéndola como algo extraño. Por este motivo intentará expulsarla con diferentes procedimientos. La recomendación y la mejor solución es la retirada de la pieza implantada y la búsqueda de otros métodos.

 

Reacción alérgica

Los implantes dentales están hechos de titanio, un material que rara vez causa alergia en nuestro cuerpo. Pero no es imposible alguna reacción adversa. En el caso que esto suceda es importante consultar al doctor y, gracias al asesoramiento de un especialista en alergias, determinar qué es lo que está provocando esta alergia.

 

Debilitación y pérdida de estructura ósea

Otro problema que puede surgir con la operación es la pérdida de la estructura ósea que sustenta el implante. El debilitamiento del hueso puede afectar a las demás piezas dentales y desarrollar una enfermedad periodontal severa. Antes de proceder a implantar la pieza dental nueva, es importante comprobar si existe suficiente hueso para la operación.

 

Rotura de los implantes

Puede darse el caso de que se rompa el implante con el tiempo. Es poco probable que esto suceda, ya que los materiales son cada vez más resistentes y duraderos en el tiempo, pero no hay que descartarlo. Lo que si es más común es que el metal se doble o se rompa con el tiempo. Cuando suceda esto, bastará con sustituir la pieza dañada por otra.

 

Cómo evitar complicaciones

El cuidado de tus implantes es una tarea esencial para evitar padecer alguna de las complicaciones definidas anteriormente. Se recomienda seguir al pie de la letra todas las indicaciones del odontólogo. En caso que sea necesario, se puede tomar algún analgésico o antiinflamatorio para calmar el dolor.

Las pautas de higiene son muy importantes y te ayudarán a cuidar y proteger tus implantes:

  • Higiene bucal constante: cepillarse tres veces al día los dientes
  • Utilizar hilo dental
  • Enjuagues bucales para evitar el sarro
  • Evita fumar durante las primeras semanas después de la operación
  • Eliminar de la dieta alimentos demasiado azucarados
  • Acudir al dentista de forma regular para llevar un control en el mantenimiento de los implantes

Consejos para proteger la piel del sol

Proteger la piel del sol con crema es esencial para no sufrir ni quemaduras ni envejecimiento prematuro de la piel. Hoy en día encontramos en piscinas y playas como la gente se aplica protector solar, al menos una vez, pero, ¿es suficiente para protegernos del sol? A continuación, te dejamos con unas recomendaciones para cuidar tu piel y tu salud este verano.

 

Proteger la piel es el primer paso

El primer paso es saber que tipo de protección solar debemos aplicarnos según nuestra tipología de piel. Si tenemos la piel clara, mínimo deberíamos utilizar siempre un FPS mayor a 50. En cambio, si es más oscura como mínimo de 30. Proteger la piel de los más pequeños de la familia es imprescindible. A los menores de un año no se les debería exponer nunca al sol, aunque a partir de 6 meses cumplidos ya se les puede aplicar protector solar.

Las cremas protectoras tienen que ser de amplio espectro. Esto significa que deben proteger tanto de la radiación ultravioleta B (UBV) como de la radiación ultravioleta A (UVA). Si el factor de protección es bajo o solo nos protegen de los rayos UVA, podremos evitar las quemaduras, pero posiblemente no podamos reducir el riesgo de sufrir cáncer de piel o envejecimiento prematuro de la piel.

Otro punto claro que debemos tener en cuenta es la fecha de caducidad para asegurarnos que continua en perfectas condiciones una vez abierto el envase.

Por otra parte, el protector solar debe aplicarse media hora antes de la exposición directa al sol y repitiendo su aplicación cada dos horas. Si lo hacemos así, nos aseguramos de protegernos correctamente.

 

Evita las horas centrales del día

Una vez ya sabemos cual es nuestro protector adecuado y la forma de aplicarlo correctamente, sólo nos queda no exponernos directamente al sol en las horas centrales del día. Éstas van, aproximadamente, desde las doce del mediodía a las cuatro de la tarde.

Fuera de este rango horario también debemos utilizar crema solar, incluso también en los días nublados. A través de las nubes puede pasar entre un 50% y un 90% de la radiación ultravioleta. Lo mismo cuando estemos descansando bajo una sombrilla. Aunque nos protege del sol, nunca lo hace al cien por cien.

Cuando nos ponemos crema siempre dejamos varias partes del cuerpo desprotegidas. Por eso, a la hora de aplicarte el protector no te olvides de:

  • empeine
  • la zona de atrás de las rodillas
  • nuca
  • orejas
  • axilas
  • ingles
  • párpados

Protector solar no solo en la playa

Los especialistas de la piel aconsejan aplicar crema protectora durante todo el año. No solo en verano o en la playa o la piscina, sino que también debemos hacerlo cuando estamos paseando por la calle o realizando actividades al aire libre, como paseos por la montaña, donde con la altura hay más riesgo de sufrir quemaduras.

No solo la crema nos ayuda en la protección. Utilizar ropa de color claro, ponernos un sombrero o gorra y utilizar gafas de sol homologadas, son recomendaciones muy útiles para evitar quemaduras en la piel.

Como último consejo para disfrutar del sol del verano, no debemos olvidar de hidratar el cuerpo por dentro. Beber agua y comer frutas y verduras con altas cantidades en betacarotenos, como tomates y zanahorias, contribuyen a preparar la piel ante el sol.

Consejos para prevenir que no nos salgan boqueras

La queilitis angular, conocida comúnmente como boquera, es una lesión inflamatoria que aparece en la comisura de los labios. Generalmente es muy molesta y suele estar provocada por múltiples causas. Puede ser una lesión crónica agudizada en ciertos momentos debido a una infección o falta de nutrientes. Si en algún momento aparecen boqueras en los labios, es síntoma de que algo no funciona correctamente en el organismo. Te contamos las causas y cómo poder evitar su aparición.

 

Causas de aparición de las boqueras

Las boqueras suelen estar recubiertas de una membrana blanquecina en la comisura de los labios. En muchas ocasiones, aparecen por no haber tratado bien una lesión en la zona. Las causas por las que aparecen boqueras en los labios son varias:

  • por la acción de comer
  • un gesto desafortunado
  • comer algo que no deberíamos
  • mala alimentación

Cuando se produce un corte en la zona del labio y no se trata adecuadamente, pueden proliferar hongos o bacterias. Cuando sucede esto, aparece la dolorosa y antiestética boquera. El exceso de humedad es otra de las causas que hace empeorar la boquera. En zonas con alta humedad, hongos y bacterias se encuentran más cómodos y proliferan rápidamente.

Se recomienda no tocar de manera insistente la herida porque retrasamos su curación y transmitimos los hongos y bacterias que podamos tener de la mano a la boca. Y, si no se trata a tiempo, la infección puede extenderse a la mucosa interior de la boca. La manera de evitar el empeoramiento de la infección es tener una buena higiene en manos y en boca.

Otra causa habitual es una mala alimentación. La ausencia de ciertos nutrientes, minerales como el hierro y el fósforo, o vitaminas como la B12 provocan que las boqueras aparezcan de manera más habitual.

Si nos encontramos en esta situación, lo mejor es dejar la zona seca y acudir rápidamente al médico para valorar la lesión y recomendar un tratamiento adecuado. Generalmente, llegan a desaparecer con la aplicación de una pomada antibiótica o antifúngica.

 

Cómo evitar que nos salgan boqueras

Como hemos comentado anteriormente, las boqueras aparecen por una mala alimentación, por un sistema inmunitario débil y por gestos bruscos. Lo más importante es cuidar la piel de la zona de los labios, hidratarla para mantenerla elástica y que no se rompa fácilmente al comer. Una alimentación saludable y variada, nos aportará los minerales y las vitaminas necesarios para que no aparezcan boqueras en nuestros labios.

Si nuestro sistema inmunitario es débil, lo mejor es acudir al médico para descubrir las causas. Normalmente, el estrés es una causa directa de este debilitamiento, por lo que un complejo vitamínico podría reponer nuestra salud.

Consejos para no descuidar tu higiene bucodental en el trabajo

La higiene bucodental no sólo reside en el ámbito del hogar, sino que también debemos cuidarla en el trabajo. Una buena higiene nos puede salvar de muchos problemas, pero coger un hábito es, a veces, complicado y más en el ambiente laboral. ¿Conoces los motivos por los que solemos descuidar nuestros hábitos de higiene bucodental? Uno de ellos es el estrés, pero te contamos más.

 

Motivos que hacen descuidar la higiene bucodental en el trabajo

El conjunto de la población manifiesta que su trabajo no influye sobre su salud bucodental y que no provoca patologías bucodentales. Sin embargo, a las personas que sí afecta, apuntan a diferentes factores como los causantes de su falta de higiene bucodental:

  • El principal motivo para no llevar a cabo una adecuada rutina de higiene bucodental es la falta de hábito.
  • Otro motivo importante es el estrés laboral. Este es el principal motivo de las dolencias bucodentales entre los trabajadores.

El bruxismo aparece como la principal manifestación del estrés en la salud bucodental. El rechinar y apretar de los dientes de forma inconsciente, principalmente al dormir, aunque hay personas que lo sufren también despiertos, son la manifestación más clara. La continuidad en este proceso provoca dolor en los músculos de la masticación. Además, promueve el desgaste y la sensibilidad en todas las piezas dentales. Otra de sus consecuencias es la aparición de disfunciones de la articulación temporomandíbular. Esta disfunción provoca que la apertura de la mandíbula sea menor debido a que los músculos se contraen con la presión que se realiza al apretar los dientes. Además, provoca dolor en toda esta zona.

Junto al estrés, la falta de hábitos de higiene bucodental en el trabajo repercute en la salud oral de la población en activo. Estos problemas se deben principalmente a dos causas comunes en muchos lugares de trabajo: la ausencia de instalaciones adecuadas y el tiempo escaso.

 

Como promover la salud bucodental en el trabajo

Dentro del entorno laboral, el campo de la salud bucodental todavía es un camino largo por recorrer. El primer paso para promover la salud bucodental sería incluir en los reconocimientos médicos realizados en el trabajo la revisión bucodental.

Este tipo de exámenes centran más su atención en las revisiones oftalmológicas y otorrinolaringológicas, pero sería deseable que se generalizaran exámenes dentales. Es una manera directa de contribuir en la concienciación de la población sobre la importancia de la prevención para gozar de una buena salud bucodental. No hace falta destacar que, al menos dos veces al año, se debería acudir al dentista para una revisión rutinaria.

Cómo prevenir el sobrepeso infantil.

El número de niños que padecen sobrepeso aumenta día tras día. El sobrepeso infantil es una lacra en la sociedad actual. Principalmente consecuencia de una alimentación preparada llena de grasas saturadas y unos hábitos sedentarios debido a las nuevas tecnologías. Para conseguir un peso controlado y evitar que padezcan sobrepeso infantil, es importante llevar un control sobre los alimentos y los hábitos. Por este motivo, os enseñamos a prevenir el sobrepeso infantil y, a la vez, apostar por hábitos saludables y beneficiosos para su crecimiento.

 

Consejos para evitar el sobrepeso infantil

Para evitar el sobrepeso, es importante prestar atención en esta etapa de su vida. En época de crecimiento tienen que alimentarse correctamente para crecer sanos y fuertes. A continuación, os dejamos con unos consejos preventivos para controlar el sobrepeso infantil y que te ayudarán a cambiar sus hábitos de alimentación y salud.

 

Control en la despensa

Es el mejor truco para evitar que los niños padezcan sobrepeso. Cambia la despensa llena de bollería, galletas y chocolate, por una mucho más saludable. Añade en su dieta productos como frutas variadas, yogures y tentempiés saludables.

 

Fomentar el ejercicio físico

Los niños tienden a ser más activos y con mucha energía. Por eso, es interesante aprovechar su vitalidad para educarlos en los hábitos saludables. Las clases extraescolares de baloncesto, natación, baile, patinaje, etc. son un buen reclamo para estos niños activos. Además, se evitará que los niños tengan una vida en exceso sedentaria. También puedes fomentarles la pasión por el deporte desde casa. Realiza actividades en familia para activar todo el cuerpo: yoga, concursos de baile, artes marciales, etc.

 

Evitar bebidas azucaradas

Para calmar la sed se suele dar a los más pequeños zumos envasados y refrescos. Este es un hábito totalmente desaconsejado. Estas bebidas son muy ricas en azúcares. Para evitar su ingesta, se recomienda beber más agua, comer más frutas o preparar zumos naturales y hechos en casa.

 

La fruta es el mejor postre

Es muy común también dar a los niños natillas, flanes, copas de nata y chocolate, entre muchos otros. Si bien gustan mucho a los niños, también es cierto que contienen azúcares y calorías vacías. Se recomienda su ingesta de 1 a 2 veces a la semana. El mejor postre que existe es la fruta del tiempo. Educar a los más pequeños a tomar una pieza de fruta al día les ayudará en su crecimiento. Otra opción son los yogures desnatados para controlar la cantidad de grasas.

 

Control en el tamaño de las raciones

Otro punto importante es la ración que toma el niño. Debe ser un plato adaptado a su edad y a sus necesidades calóricas. Un niño de 8 años no tiene las mismas necesidades biológicas que uno de 12 años. Por eso, se recomienda adaptar las raciones a sus necesidades.

Cómo hacer masa de pizza 100% proteica

Comer sano ya no te prohíbe de disfrutar de tu comida favorita. Solamente hay que encontrar cuál es la versión más saludable. Si la pizza es una de tus comidas favoritas y no puedes pasar sin ella, te enseñamos cómo preparar una masa de pizza proteica y muy saludable.

Sin duda alguna, la pizza es uno de los platos que más pasión despierta entre todos los públicos. Pero también es uno de los primeros platos que deben desaparecer de nuestra dieta si estamos en el proceso de apostar por una alimentación más sana, baja en hidratos de carbono y sin grasas.

La versatilidad de este plato nos permite prepararla con todos los ingredientes que queramos. Podemos elegir tanto verduras como carnes magras. Pero elegir ingredientes saludables sin pensar en la masa es quedarse a mitad de camino. Conseguir comer pizza dentro de una dieta saludable es sencillo; siempre y cuando preparemos de forma casera una masa de pizza proteica, baja en hidratos de carbono. Es una buena manera de consumir las proteínas que se aconsejan consumir diariamente y sintiendo una sensación de saciedad duradera.

 

Variedad de ingredientes para preparar una masa de pizza proteica

Existe en el mercado multitud de ingredientes sustitutorios de la harina de trigo refinada. Podemos utilizar en nuestra receta otros ingredientes: harina de avena, proteínas de guisante, harina de soja o proteínas whey sin sabor. En lugar de usar el huevo completo para preparar la masa de pizza, apuesta solo por añadir las claras del huevo.

Otro de los puntos clave para dar sabor a las pizzas proteicas son las especias. Siempre se pueden añadir la masa o al topping ingredientes como el orégano, el ajo en polvo o una mezcla de especias italianas.

 

Prepara tu propia masa de pizza

Preparar masa de pizza crujiente y saludable es muy sencillo. Los ingredientes imprescindibles para la masa son:

Para 2 personas / tamaño de pizza grande:

  • Medio vaso de clara de huevo
  • ¼ vaso de proteínas whey sin sabor. ¡No querrás que tu pizza sepa a vainilla o chocolate!
  • 10 g de proteínas de guisante en polvo (también puedes encontrar proteínas de arroz o de cáñamo)
  • 6 cucharadas de copos de avena
  • Sal, pimienta y especias al gusto

Preparación de la masa:

Siempre se puede realizar a mano, pero si se tiene una máquina de procesar alimentos, mucho mejor y más rápido. Se deben mezclar todos los ingredientes hasta conseguir una pasta densa y uniforme. Una vez la masa está lista, poner un poco de aceite en una sartén antiadherente a fuego fuerte hasta calentar bien el aceite. Añadir la mitad de la masa y bajar el fuego para cocinar la masa de manera homogénea. Cuando los bordes estén cocinados, dar la vuelta a la masa y cocinar el otro lado. Esta misma operación se debe realizar con el resto de masa preparada.

Conseguiremos una masa crujiente y lista para condimentar con tus ingredientes favoritos, salsa ligera o pasta de tomate y queso. Mientras condimentas la masa, no olvides de poner a calentar el horno en modo grill, es decir, por arriba. Ahora solo te falta introducir la pizza hasta que veas que el queso se funde. ¡Buen provecho!

El síndrome del ojo seco: causas y tratamiento

A lo largo del día millones de personas sienten molestias e irritación en los ojos. Incluso a muchas personas, les puede desembocar en visión borrosa. La afección del ojo seco se produce por la ausencia de lagrimal en la superficie ocular o por un lagrimal de mala calidad. Esto provoca que el ojo no esté bien lubricado, lo que puede dar origen a molestias oculares, disminución de la visión y lesiones en la córnea y la conjuntiva.

 

Síntomas del ojo seco

Contrario a lo que su nombre dice, las personas con ojo seco tienden a tener los ojos llorosos a menudo. Es la respuesta del ojo a una posible irritación causada por esta afección. Las personas que sufren este síndrome no son capaces de mantener los ojos abiertos por mucho tiempo, o se sienten incómodos cuando miran la pantalla del ordenador, leen o ven la televisión. Los principales síntomas son:

  • Escozor, ardor en los ojos
  • Mucosidad espesa en los ojos
  • Sensibilidad a la luz
  • Enrojecimiento
  • Dificultad para usar lentes de contacto
  • Problemas para la conducción nocturna
  • Lagrimeo excesivo
  • Visión borrosa u ojos cansados

Causas que provocan que el ojo se seque

La salud del ojo se mantiene gracias a las lágrimas. La ausencia de cantidad y calidad de las mismas puede producir un efecto negativo sobre las personas que sufren este síndrome. El desarrollo de esta afección se debe principalmente a las siguientes causas:

  • Debido a la edad. Con el envejecimiento se atrofian las células que generan las lágrimas.
  • Los cambios hormonales. En las mujeres, ya sea por el embarazo, la menopausia o el uso de anticonceptivos orales, puede provocar una disminución en la producción natural de lágrimas.
  • Los factores ambientales. Se desarrolla esta afección en entornos con mucha evaporación: viento, aires acondicionados, calefacciones, etc.
  • La lectura prolongada. Cuando se lee se reduce el parpadeo y la lágrima no se distribuye correctamente.
  • Enfermedades sistémicas.
  • Lentes de contacto de uso prolongado.
  • Procedimientos quirúrgicos oftalmológicos.
  • Enfermedades cicatrizantes de la superficie ocular o enfermedades autoinmunes.
  • Medicamentos.

Tratamiento para la afección del ojo seco

El tratamiento por excelencia para la sequedad de los ojos son las lágrimas artificiales. Para los casos más severos, se recomiendan el uso de pomadas antes de ir a dormir. Siempre bajo el diagnóstico de nuestro oftalmólogo de confianza para que nos indique las más adecuadas según nuestro caso particular. Las lágrimas artificiales actúan en la superficie ocular y sirven para sustituir la falta de cantidad de lagrimas y mejorar su calidad. En casos muy concretos, a partir del estudio del caso en particular, el especialista puede recetar colirios, antibióticos o antiinflamatorios.

Si estos tratamientos tópicos no ayudan a remitir el problema, existe la vía del taponamiento de los conductos lagrimales. Evitando el drenaje rápido, se consigue conservar la hidratación ocular y proteger el ojo.

 

Se presente el caso que se presente, lo más importante es acudir a la consulta del oftalmólogo porque una detección precoz del síndrome del ojo seco puede prevenir de males mayores en el futuro.

Riesgos asociados a no desayunar bien por las mañanas

El estrés y las prisas por la mañana, son algunos de los motivos por los cuales muchas personas obvian desayunar bien por las mañanas. Entre el 20 y el 30 por ciento de los adultos no desayunan. Esta tendencia es la responsable directa del aumento de la obesidad y las anomalías cardiometabólicas entre las personas. Expertos nutricionistas y sanitarios apuntan que el desayuno es la comida más importante del día. No desayunar bien por las mañanas puede acarrear problemas de salud física y mermar las habilidades y capacidades mentales y provocar obesidad, infarto o problemas de concentración y estomacales.

 

Problemas asociados a no desayunar bien

No hay nada mejor que empezar el día cargando pilas para afrontar el comienzo de la jornada. Los estudios demuestran que las primeras ingestas de alimentos del día nos aportan el 25% de la energía diaria. No desayunar bien y pasar por alto este aporte de energía nos puede pasar factura. Los principales problemas asociados a la falta de nutrientes por la mañana son:

 

Problemas de obesidad

Estos casos son preocupantes entre la infancia y la adolescencia. Las personas que no desayunan por las mañanas, suelen tener más hambre a la tarde y noche, provocando que cenen en exceso y se levanten sin apetito. El ayuno prolongado es el causante directo de la acumulación de calorías en forma de grasa, ya que comemos mucho en un periodo muy corto.

 

Riesgo de infarto

Saltarse el desayuno eleva el riesgo de padecer un infarto. Además, no desayunar conduce a otros factores de riesgo como obesidad, presión arterial elevada, colesterol alto y diabetes.

 

Dificultades de concentración

Los niños que no desayunan bien y tienen hambre durante la escuela, pueden presentar problemas de comportamiento y académicos. Además, la falta de energía les hace sentir más cansados a lo largo del día.

 

Problemas de estómago

La falta de alimento por la mañana provoca que los jugos gástricos estomacales, ante la ausencia de alimentos, liberen ácidos. Estos ácidos pueden inflamar las paredes estomacales y desatar la gastritis.

 

Desequilibrios con la glucosa

Saltarse el desayuno puede llegar a desarrollar diabetes tipo 2. Por lo tanto, desayunar mantiene los niveles buenos de azúcar en sangre.

 

Ateroesclerosis

Otro problema grave asociado a la falta de ingesta de alimentos por la mañana es la aterosclerosis. Esta enfermedad provoca o el endurecimiento de las arterias o el estrechamiento de las arterias por acumulación de placa en ellas.

 

En conclusión, los estudios demuestran que saltarse el desayuno es síntoma de una dieta o estilo de vida insalubre en general. ¡No te olvides de desayunar y coger buenos hábitos! Tu salud te lo agradecerá con el tiempo.