Qué alimentos deberías evitar en el caso de llevar brackets

La primera pregunta que se plantean los pacientes a los que se les coloca una ortodoncia con brackets es la de qué alimentos van a poder comer y cuales no. Llevar brackets no es sinónimo en absoluto de tener que comer purés, sopas u otros alimentos blandos durante todo el tratamiento, pero sí es cierto saber qué se debe comer y qué evitar para alcanzar unos resultados óptimos y acelerar el proceso.

Dos de las principales preocupaciones del paciente a lo largo de todo el tratamiento debería ser: prevenir el daño a los brackets y mantener una correcta higiene bucal.

Dieta blanda en las primeras semanas que te colocan brackets

Cuando se colocan los brackets por primera vez, es normal que el paciente sufra molestias que vienen asociadas a la presión que estos aparatos ejercen sobre los dientes para tratar de moverlos (algo que también ocurrirá cada vez que el paciente pase por el dentista para ajustar el aparato). Durante este periodo inicial, se recomienda llevar una dieta más blanda de lo habitual para reducir siempre que sea posible las molestias ocasionadas por la masticación.

El paciente debería decantarse por alimentos de textura suave y tierna que prácticamente se deshagan en la boca y no obliguen a masticar ni a hacer fuerza excesiva con los dientes. Por ejemplo, se podría optar por los siguientes alimentos:

  • cremas y purés
  • alimentos cocidos
  • sopas frías o calientes
  • pescados
  • carnes guisadas o más tiernas como la de pollo
  • ensaladilla rusa
  • frutas (las más maduras o en compota)

Alimentos a evitar cuando llevas brackets

Como norma general se debería prescindir de todos aquellos alimentos fibrosos, duros, pegajosos o demasiado ácidos.

Con el tiempo, y pasadas las primeras semanas en las que el paciente se acostumbra a los brackets, se podrían ir incorporando otro tipo de alimentos, pero tomando siempre algunas precauciones. Es aconsejable prescindir de todos aquellos alimentos que por su textura son susceptibles de dejar restos como, por ejemplo:

  • las carnes fibrosas como la ternera o el conejo
  • los alimentos pegajosos como chucherías, caramelos gomosos o chicles
  • los quebradizos, que pueden fracturarse en pequeñas partes e incrustarse en los dientes
  • alimentos como el pan tostado, las galletas o los frutos secos son especialmente propensos a quedarse entre los dientes

Consejo para evitar infecciones: extremar la higiene

Las morfología de los brackets hacen que la higiene bucal sea bastante complicada y, por lo tanto, sea fácil que los restos de comida se acumulen entre los dientes. En otras ocasiones, los brackets pueden causar llagas o irritaciones debido al roce que se produce entre estos aparatos y las mucosas bucales.

Por lo tanto, para evitar infecciones y males mayores, es recomendable una buena higiene bucal diaria incidiendo más en el cepillado habitual (utilizando cepillos interproximales, sedas dentales o irrigadores) junto a una dieta adaptada a las características de cada persona. Como hemos visto, la dieta en la ortodoncia con brackets se ve poco alterada; sólo hay que evitar ciertos alimentos perjudiciales o propensos a quedarse acumulados entre los dientes.

La economía colaborativa impacta en el mundo de las aseguradoras

La economía colaborativa aparece como una oportunidad sostenible de desarrollo económico permitiendo una mayor participación de los ciudadanos. Está experimentando tasas de crecimiento muy rápidas obligando a muchos negocios a reinventarse. Y las aseguradoras son uno de estos negocios, donde ven la economía colaborativa como una oportunidad de negocio y no como un enemigo a batir.

De dónde surge el concepto de economía colaborativa en los seguros

Actualmente están teniendo un gran auge los seguros P2P (peer-to-peer), como un nuevo concepto de seguro que permite a un grupo de asegurados reducir los costes de su seguro. Gracias a las redes sociales, se buscan y forman grupos de personas que tienen un mismo tipo de seguro. Todos sus miembros acuerdan compartir la prima de su seguro para apoyarse económicamente si un miembro del grupo da un parte. Si al final del año los partes no exceden la prima habitual, entonces todo el grupo se beneficia de un ahorro en las prima de su seguro personal.

Todo hacía entender que el concepto de seguros colaborativos había surgido por la necesidad de ahorrar en los costes. Pero la realidad es que este concepto surgió por el elevado número de partes de daños (incluidos los fraudes) que se dieron en Alemania en 2010.

Este concepto de seguros P2P lo que implica es un menor número de asegurados con un perfil de riesgo similar. Por lo tanto, florece un mayor sentido de responsabilidad hacia el grupo al que pertenecen los asegurados que automáticamente hace reducir el número de fraudes.

La virtud que presenta este modelo de seguro es que tiene menores costes para la aseguradora ya que las reclamaciones pequeñas se solucionan con la prima del grupo y la venta de seguros es más económica gracias un crecimiento viral que facilita la red social.

El futuro de la economía colaborativa en los seguros

En el futuro, todos estos modelos de seguros P2P se personalizarán cada vez más para cubrir mejor las necesidades de cada cliente. Abarcarán todos los ámbitos de seguros: médicos, del automóvil, del hogar, entre otros.

Como comentábamos antes, la economía colaborativa supone una revolución porque la idea de las compañías produciendo y personas consumiendo se está rompiendo y ahora cualquiera puede erigirse ya sea en consumidor o productor. El eje ahora es el acceso, no el tener.

El poseer es visto solo como algo positivo si es con la intención de compartirlo a través de las redes P2P. Surgen así estos nuevos modelos de negocio muy rentables, donde los productos o los servicios ya no son los pilares de las empresas sino que deberían disponer de plataformas donde los “prosumidores” puedan ofrecer o consumir ayudando así a la comunidad.

Pruebas médicas que todo hombre debería hacerse

Cada vez más se están extendiendo, dentro del ámbito de la analítica, las pruebas médicas específicas a través de las cuales el médico de cabecera controla de manera personal el estado del paciente y puede predecir un diagnóstico de futuro. En contraposición, todavía existen esos chequeos médicos generales que, en muchas ocasiones, provocan más alarma en el paciente que otra cosa.

Para prevenir un mal mayor, todo hombre debería realizarse a partir de cierta edad una serie de pruebas médicas como medida de control y prevención.

Pruebas médicas imprescindibles como medida de prevención

  • Diabetes

Edad recomendada: normalmente a partir de los 45 años a menos que existan síntomas de riesgo en el paciente (sobrepeso, colesterol o antecedentes familiares).

Cómo se realiza la prueba: con la medición de la glucosa en plasma o mediante una prueba donde se mide la hemoglobina A1C.

  • Índice de masa corporal

Edad recomendada: no existe una edad predeterminada porque es un índice esencial para conocer nuestro estado de salud.

Cómo se realiza la prueba: la puede realizar un facultativo mediante los chequeos universales que realiza el paciente o calculándolo en casa de una manera muy sencilla: dividiendo el peso (en kilogramos) por la estatura (en metros) al cuadrado.

  • Enfermedades de transmisión sexual (ETS)

Edad recomendada: en la adolescencia, a partir de los 15 años o cuando se haya realizado sexo sin protección.

Cómo se realiza la prueba: con un rutinario análisis de sangre.

  • Presión arterial

Edad recomendada: a partir de los 18 años.

Cómo se realiza la prueba: se puede acudir a la farmacia o optar por comprar una tensiómetro de uso personalizado.

  • Colesterol

Edad recomendada: a partir de los 20 años y con una periodicidad cada 4 años. En el caso de ser una persona fumadora, diabética o con la presión alta, este control debe realizarse con más asiduidad.

Cómo se realiza la prueba: con un simple análisis de sangre.

  • Colonoscopia

Edad recomendada: se recomiendo a partir de los 50 años y con una periodicidad de 10 años. En el caso de antecedentes familiares con enfermedades, se debe aumentar la frecuencia del control.

Cómo se realiza la prueba: consiste en la exploración del intestino en busca de indicadores anormales por medio de la introducción de una cámara por el ano. Es una prueba sencilla y menos dolorosa de lo que parece.

  • Examen de cáncer de próstata

Edad recomendada: generalmente a partir de los 50 años con un frecuencia cada 2 años o a partir de los 45 años en caso de antecedentes familiares.

Cómo se realiza la prueba: de manera estandarizada se controla por medio de un análisis de sangre donde se miden los antígenos de la próstata, pero en muchas ocasiones es una prueba errónea porque marca niveles inexactos. Ante una situación así, lo mejor es acudir a un especialista que realizará un examen digital del recto.

Cosas que si no aseguras te pueden llevar a la ruina

Hay ciertos aspectos de la vida de todas las personas que son básicas. Pensemos qué ocurriría con nosotros o con nuestras familias si nos faltara la salud, la capacidad de trabajar o la vida misma. Bastantes problemas tenemos ya diariamente para mantener a flote la economía familiar como para pensar en el desequilibrio que nos supondría la falta de previsión.

Y es que es una realidad que el número de seguros en nuestro país sigue siendo bajo respecto a otros países, en lo que a seguros no obligatorios se refiere. No tenemos problema a la hora de contratar un seguro para nuestro Smartphone de última generación, pero somos bastante reticentes a la hora de asegurar aspectos de nuestra vida para evitar la bancarrota de la economía doméstica.

La salud

Un seguro de salud nos asegura una asistencia sanitaria más cómoda y rápida, así como mayor facilidad para acceder a analíticas, pruebas y hospitalización en el momento en el que las necesites. Puede parecer que en España no necesitamos este tipo de seguros dada la sanidad pública con la que contamos. Sin embargo, echemos un vistazo a la actualidad política y veremos que la sanidad pública está en periodo de reformas. Copagos, reducciones de plantilla, disminución de los servicios que ofrece y aumento de los tiempos de espera al pedir cita a un médico.

Además, la sanidad pública no ofrece ciertas coberturas y especialidades que sí contemplan los seguros de salud privados. Por eso, los seguros de salud, se sitúan como la solución si se quiere disponer de atención sanitaria especializada además de otros servicios sin necesidad de extensas esperas o de pagar extensas sumas de dinero.

La incapacidad

El seguro por incapacidad está muy asociado a los autónomos pero se ha extendido más allá y ahora también contempla a los trabajadores por cuenta ajena. Con este tipo de seguros seguiremos percibiendo un salario en caso de que caigamos en una condición de incapacidad que impidiera hacer frente a la vida laboral.

Este tipo de seguros tiene varias versiones. Por un lado nos encontramos con la incapacidad temporal, que sería algo similar a una indemnización por baja laboral, y, por otro, la incapacidad permanente, que daría lugar al pago de una prima tal y como se hubiera especificado en la póliza del seguro.

La vida

Este es un tema complicado. A nadie le gusta pensar que la propia ausencia pero debiera parecer una obviedad cuando tenemos personas dependientes de nosotros o deudas que pudieran repercutir en personas de la familia. En estos casos, tener un seguro de vida es mucho más que recomendable.

Guía para elegir un seguro médico

Elegir un seguro médico no es una tarea sencilla. Las necesidades varían en función de las personas y para satisfacerlas existen múltiples modalidades de seguros. A la hora de elegir el seguro médico que vamos a contratar debemos prestar atención a diversos puntos y conceptos. De este modo, antes de decantarnos por contratar un seguro u otros, conseguiremos tener claro los pros y los contras.

En primer lugar vamos a ver qué clases de seguros médicos existen. A nivel general, podemos encontrar tres clases de seguros:

Tipos de seguro médico

Seguros médicos de cuadro médico o reembolso

Los seguros de cuadro médico son aquellos donde el asegurado puede elegir el médico y los hospitales que más le convenga dentro de los concertados por la entidad aseguradora a través del cuadro médico.

Los seguros de reembolso de gastos son aquellos seguros que permiten que el asegurado elija libremente el centro y el médico, fuera del cuadro médico de la compañía. El asegurado abonará la factura y la compañía le reembolsará un porcentaje elevado de los gastos.

Los seguros mixtos de reembolso permiten acudir a cualquier médico dentro del cuadro médico de la compañía. En estos casos el asegurado no deberá hacerse cargo de los gastos ya que lo hace directamente la entidad aseguradora, cubriendo el 100% de los gastos. Mientras que se mantiene el seguro de reembolso para ciertos especialistas como pueden ser ginecología o pediatría.

Seguros médicos básicos o completos

Los seguros médicos completos son los que ofrecen la máxima cobertura asistencial, incluida la hospitalización e intervenciones quirúrgicas.

Los seguros médicos básicos ofrecen coberturas más limitadas y normalmente no incluyen la hospitalización ni las operaciones.

Seguros médicos con copagos o sin copagos

El copago está cada vez está más extendido. Se trata de una cantidad monetaria que el asegurado deberá abonar por cada servicio médico realizado. Las primas de los seguros variarán en función de si se opta por un seguro médico con copago o sin él. El sistema de copagos depende también de cada aseguradora. Algunas apuestan por un copago fijo, otras ofrecen sistema de copagos progresivo, donde el coste a pagar varía en función del número de actos o servicios médicos realizados.

Diferencias entre Mutuas Aseguradoras y Compañías de Seguros

Entidades Aseguradoras es el término que mejor recoge tanto a las Mutuas como a las Compañías de Seguros (sociedades anónimas), según recoge la Asociación Empresarial del Seguro. Ambas entidades aseguradoras están reguladas por ley, sin embargo existen algunas diferencias importantes en el trato y la forma jurídica que adopta cada una de ellas.

Las Compañías de Seguros

Las Compañías de Seguros o Entidades Aseguradoras Privadas son empresas cuya actividad económica consiste en productos el servicio de seguridad, cubriendo determinados riesgos económicos a las personas físicas o jurídicas que lo contratan.

Se constituyen como sociedades anónimas y su capital está dividido en acciones. El objetivo es lograr el máximo beneficio para sus accionistas. Su actividad es una operación para acumular riqueza a través de las aportaciones de muchos sujetos expuestos a eventos económicos desfavorables, para destinar lo acumulado a los pocos a quienes se presente la necesidad. La Compañía de Seguros considera estos riesgos en su conjunto: solo unos pocos asegurados los sufren, frente a los muchos que contribuyen al pago de la cobertura.

Las Mutuas Aseguradoras

Las Mutuas de Seguros son entidades sin ánimo de lucro constituidas bajo los principios de la solidaridad y la ayuda mutua en las que unas personas se unen voluntariamente para tener acceso a unos servicios basados en la confianza y la reciprocidad. Los socios de la mutualidad, llamados mutualistas, contribuyen a la financiación de la institución con una cuota periódica. Con el capital acumulado a través de las cuotas de los mutualistas, la institución brinda sus servicios a aquellos socios que los necesiten.

Esto quiere decir que los beneficios obtenidos por las Mutuas de Seguros se reparten entre sus socios mutualistas, pero siempre con el objetivo de que el mayor beneficio para los miembros asegurados se obtenga a través de los servicios que presta la mutua. La principal consecuencia de ello es que las tarifas y bonificaciones suelen ser muy competitivas para los mutualistas y sus familiares.

Los principios básicos de las mutualidades son los siguientes:

  • adhesión voluntaria
  • organización democrática
  • neutralidad institucional: política, religiosa, racial y gremial
  • contribución acorde con los servicios a recibir
  • capitalización social de los excedentes
  • educación y capacitación social y mutual
  • integración para el desarrollo.

Además de las Mutuas Aseguradoras, existen otros dos tipos de mutualidades: las Mutualidades de Previsión Social y las Mutuas de Accidentes del Trabajo y Enfermedades Profesionales.

Consejos para elegir el mejor seguro de empresa

Escoger el mejor seguro de empresa no es una tarea fácil. Para ello debemos tener en cuenta las características propias de nuestro negocio, el presupuesto con el que contamos, así como detalles específicos sobre las pólizas que nos ofrecen las compañías aseguradoras.

¿Cómo elegir el mejor seguro de empresa?

Todos los empresarios y emprendedores se han hecho esta pregunta al menos una vez. Y es que no se trata de una cuestión banal. Los seguros son instrumentos que tiene el objetivo de transferir el riesgo de un siniestro. De este modo, si tenemos un imprevisto o alguno de nuestros empleados sufre un accidente, tendremos un respaldo económico que cubrirá los gastos originados.

Así pues, el seguro que finalmente elijamos para nuestro negocio puede suponer una auténtica ayuda para el desarrollo de sus actividades, pero también puede ser un problema si escogemos un seguro de empresa que no se adapta a nuestras necesidades.

Aquí tiene algunos consejos para que elijas el mejor seguro de empresa para tu negocio:

Analiza tu negocio

Antes de embarcarte en la ardua tarea de investigar qué seguros existen, deberás conocer profundamente las necesidades de tu empresa. ¿Qué productos o servicios ofrece? ¿Cuáles son sus necesidades actuales? ¿Qué planes de futuro tienes y qué otras necesidades pueden surgir a medida que se vayan implantando estos planes? Una vez respondas a todas estas preguntas estará en condiciones de discernir qué tipo de seguro de empresa necesitas.

Establece un presupuesto

Lógicamente no podrás gastar lo mismo si tu negocio es una start up con pocos trabajadores, que si tu empresa ya está consolidada en el mercado o se trata de una multinacional con cientos de trabajadores. Analiza los posibles riesgos que podrías tener y cuánto dinero podrías perder si esos riesgos no estuvieran cubiertos. Calcúlalo bien. De este modo evitarás problemas y te dará una idea más objetiva sobre qué necesitas, por qué y para qué.

Investiga el mercado de seguros de empresa

Ya tienes un presupuesto y tienes claro qué es lo que necesitas. Ahora ya puedes salir al mercado e investigar sobre los diferentes tipos de seguros para empresas que existen y las características de cada uno de ellos.

Lee la letra pequeña

¡Importantísimo! Asegúrate de que lees y de que entiendes absolutamente todas las cláusulas del contrato antes de firmar. Cerciórate de que estás contratando lo que has negociado y fíjate, sobre todo, en los límites y en las exclusiones. Es la mejor forma de evitar problemas a largo plazo.

Elegir el mejor seguro de empresa es una cuestión muy delicada que puede conllevar mucho tiempo y esfuerzo. Pero los beneficios de contar con una buena protección adaptada a las necesidades de tu negocio, superan por mucho todas las incomodidades.

Las pólizas de seguros más extrañas

Cuando pensamos en seguros seguro que nos vienen a la mente los típicos: seguros de coches, de casa, seguros de vida, seguros de accidentes, etc. Pero en el mundo de los seguros casi todos los riesgos se pueden asegurar. Esta es una lista de las 6 pólizas de seguros más extrañas y reales que hemos encontrado.

Seis de las pólizas de seguros más extrañas del mundo

Pólizas peludas

Con las cosas de la belleza no se juega y con los bigotes tampoco, pueden ser muy valiosos. El jugador de cricket Merv Hughes aseguró su bigote por valor de 370 000 dólares. Una cifra irrisoria si tenemos en cuenta que Tom Jones aseguró el vello de su pecho por valor de 7 millones de dólares.

Lenguas y papilas gustativas

Lo creas o no existe una póliza de seguros que cubre las papilas gustativas. El crítico gastronómico Egon Ronay se las aseguró por la friolera de 393 000 dólares. Gennaro Pelliccia, reconocido experto en degustación de café se aseguró su lengua por 10 millones de dólares.

Una de las lenguas más interesantes es la del bajista de Kiss, Gene Simmons, que tenía un seguro sobre su lengua por un millón de dólares. También se aseguró la lengua la cantante Miley Cyrus por otro millón de dólares.

El pene de David Lee Roth

El cantante de la mítica banda de rock Van Halen, David Lee Roth, aseguró su pene, a quien él llamaba cariñosamente “Little Elvis”. En una entrevista  le preguntaron por ello y el cantante contó: “Estábamos por salir de gira con Van Halen por primera vez. Y tuvimos que asegurar los dedos de Edward, ya que los iba a usar mucho tocando la guitarra. También aseguramos los codos del baterista Alex Van Halen. Así que les dije: ‘¿qué pasa con Little Elvis’? Lo voy a usar mucho en la gira…”. Increíblemente, alguien tomó en serio esa broma y aseguró el pene de David Lee Roth.

No se puede comprar el amor

Cierto es que no se puede comprar el amor, pero sí que puedes hacer una póliza de seguros contra él. El banco Lloyd’s de Londres emitió una póliza por valor de 100 000 dólares para proteger a un fotógrafo contra el matrimonio de una de sus modelos. Finalmente ella se casó, pero solo cuando la póliza hubo expirado.

Contra la inmaculada concepción

En 2006, tres hermanas en Escocia fueron aseguradas contra la posibilidad de un nacimiento virginal en el caso de la segunda venido de Jesucristo. La Iglesia Católica se levantó en su contra y la familia retiró la póliza. En 1999, una mujer llamada Mary Murphy contrató un seguro contra la inmaculada concepción, provocado por la llegada del milenio. Si le sucedía al año siguiente, la compañía de seguros debía pagarle ¡un millón de libras esterlinas. Obviamente, esto no ocurrió.

Apocalipsis zombi

En los mercados anglosajones, existen algunas empresas que ofrecen distintos tipos de pólizas para cubrir los daños que dejaría un eventual ataque zombie. Tal es el caso de Zaico, una compañía fundada en 2010. Zaico ofrece una cobertura completa de todos los aspectos de la reconstrucción y la recuperación tras el apocalipsis zombi. De la A (reposición municiones) a la Z (servicios de incineración del zombie).

5 consejos para el cuidado de tu bebé

La posibilidad de que los bebés se conviertan en adolescentes y adultos sanos, dependerá en gran medida de la forma en la que los eduquemos, protejamos y atendamos a sus necesidades más primordiales. Aquí te dejamos unos consejos para el cuidado de tu bebé.

La alimentación

La lactancia es más que una elección: es una importante decisión que va a tener mucha incidencia en la salud de tu bebé. Independientemente del tiempo que puedas hacerlo, la recomendación de la Organización Mundial de la Salud es hacerlo hasta los 2 años. Lo cierto es que son pocos los niños que llegan a esta edad siendo amamantados, pero la OMS indica que incluso después de los dos años de edad la leche materna sigue siendo un excelente aporte de calorías y nutrientes.

También es importante que inicies a tu hijo en la alimentación a base de verduras y hortalizas, en lugar de frutas dulces. A partir de los seis meses, las hortalizas deben forman parte de la dieta del bebé, complementando a la leche materna.

El juego

No hay nada de malo con lo básico: las palmadas y el escondite son juegos que se han utilizado durante años para entretener a los bebés, ya que ayudan a que sus cerebros se vayan desarrollando. Tu hijo responderá a la estimulación y disfrutará de la interacción.

A través del juego, los bebés empiezan a aprender lo que puede o no puede hacerse con los objetos que le rodean, experimentan y descubren por medio de la acción. Al bebé le produce placer y satisfacción comprobar que puede manipular su entorno y obtener respuesta de los padres, por ejemplo, cuando tira un objeto al suelo y le es devuelto. Ese placer hará que el bebé tenga energía e ilusión de buscar nuevas interacciones y repetirlas. Así, el juego ayuda a adquirir hábitos como la perseverancia, tan importante para el desarrollo intelectual.

El sueño

Es fundamental establecer una rutina de sueño, tanto por la noche como a la hora de la siesta. La importancia de la siesta está comprobada, ya que los bebés que están muy cansados tienen más dificultades para dormirse y tienden a despertarse con más frecuencia por la noche. Prepara un calendario del sueño y empieza a establecerlo a partir de las dos semanas de vida del bebé. Al principio puede que no sea factible, pero si mantienes la rutina, el bebé se ira acostumbrado a descansar adecuadamente.

El cuidado de la piel

La crema solar no se recomienda a los niños menores de 6 meses de edad. Por ello es fundamental que mantengas a tu hijo en la sombra hasta que puedas protegerlo contra los efectos negativos del sol.

Los pañales

La mayoría de los bebés de entre 4 a 15 meses de edad experimentan la dermatitis del pañal. Es posible que se note más cuando los bebés empiezan a comer alimentos sólidos y se manifiesta con sarpullidos, descamaciones, granitos, ampollas, úlceras, etc. El mejor tratamiento es mantener la piel limpia y seca. Asegúrate de que tu niño está completamente seco después de un cambio de pañal y déjale sin pañal todo el tiempo que puedas.

Consejos para evitar que los niños se mareen en el coche

Llega el verano y con él las vacaciones y los desplazamientos medios y largos en el coche para poder disfrutar de unos días de relax y diversión. Estos trayectos pueden convertirse en una pesadilla si tenemos niños y se marean. Para evitar esta agonía en este artículo te damos una serie de consejos para evitar que los niños se mareen en el coche.

¿Por qué los niños se marean en el coche?

El mareo cinético o cinetosis, que es el que se produce en el coche y otros tipos de transporte en movimiento, es un trastorno que se ocasiona en el sistema que regula nuestra percepción del equilibrio.

Tanto niños como adultos nos mareamos porque la información que recibe el sistema nervioso central desde el oído, desde la vista y desde el sistema osteomuscular no se corresponde. Es decir, la sensación de movimiento que percibe la vista no cuadra con la de aceleración captada por el oído interno ni con la sensación de posición del cuerpo proveniente de nuestro sistema osteomuscular. Esta falta de entendimiento entre las diferentes partes del cuerpo nos provoca la pérdida de equilibrio y orientación que conocemos como mareo cinético.

Los síntomas de este mareo son palidez, salivación, bostezos, sudores fríos, náuseas e, incluso, vómitos.

Consejos para evitar que los niños se mareen en el coche

  • Mantener la vista fija en el horizonte. Es aconsejable mirar al frente, pero también se puede mirar por las ventanas laterales fijando la vista en un punto lejano como, por ejemplo, las nubes o una montaña.
  • Viajar a las horas que no haga calor intenso. Y, siempre que sea posible, hacerlo en horas en las que los más pequeños puedan dormir.
  • Evitar que los niños y niñas vayan leyendo, escribiendo, pintando, dibujando, jugando a videojuegos o cualquier otra actividad que requiera evadirnos del movimiento externo. A pesar de que a priori puede parecer pertinente, no lo es porque cuando el niño levanta la cabeza, el cambio es muy brusco y no da tiempo a la adaptación.
  • Parar cada dos horas para que los niños se puedan airear y mover. El hecho de moverse es muy positivo porque contribuye a reconciliar el sistema osteomuscular con el oído interno.
  • Evitar que los niños vayan con el estómago vacío o que hayan comido mucho. Es aconsejable comer algo ligero en el coche o en las paradas que se realicen.
  • Debemos evitar la conducción brusca poniendo especial atención en las frenadas y las curvas.

En caso de que el niño sea muy propenso al mareo debemos visitar al médico pediatra para que valore si es conveniente darle algún fármaco.