maternidad tardía

¿Qué beneficios presenta la maternidad tardía en la mujer?

Cada vez más, la mujer se encuentra más madura para asumir la maternidad tardía y todas sus consecuencias. Las mujeres atrasan su maternidad más allá de la frontera fisiológica normal (de 20 a 30 años). Generalmente, por razones económicas o sociales como las dificultades para encontrar un trabajo o una pareja estables, consolidar la carrera profesional o, sencillamente, por querer disfrutar de la vida.

Problemas que pueden surgir en un embarazo tardío

Pasados los 35 años, suelen aparecer más problemas para concebir hijos. Nuevos riesgos aparecen en una edad tardía: abortos, partos prematuros, malformaciones y anomalías cromosómicas en el niño. También surgen riesgos para la madre como la hipertensión y la diabetes gestacional.

Aun así, en los últimos años se han producido grandes avances médicos gracias a los cuales el embarazo tardío es hoy viable y mucho más seguro. A ello se le suma que las mujeres se encuentran generalmente en excelente estado de salud, por lo que se esperan embarazos saludables.

Beneficios de la maternidad tardía

Biológicamente, entre los 20 y los 30 años, la mujer presenta su máximo de fertilidad. Los embarazos presentan menos complicaciones y la mujer se encuentra con más fuerzas para emprender la gestación. Sin embargo, embarazos a los 40 o más allá también tiene sus ventajas:

  • Los bebés nacidos de madres maduras son especialmente deseados. Las parejas a esta edad suelen planificar más el momento de formar una familia. La mujer establece un vínculo muy fuerte con su futuro hijo incluso antes del embarazo.
  • La gestación la sienten y viven de una manera especial porque les ha costado más que se produzca. En muchos casos tras largos tratamientos de reproducción asistida ya que pasados los 40, la fertilidad de la mujer disminuye.
  • La formación de una unidad familiar tardía implica que los progenitores tienen ya una carrera profesional consolidada. Su seguridad económica y la flexibilidad horaria en los trabajos hace más fácil la paternidad.
  • La preparación emocional es mejor a una edad avanzada. Los padres son más maduros y con las ideas más claras frente a las inseguridades, dudas y otros problemas de la gestación en edades tempranas.

Por lo tanto, las ventajas de esta maternidad tardía se pueden resumir en una mejor preparación emocional y estabilidad económica. Entre las desventajas, la principal es el tener que recurrir con frecuencia a técnicas de reproducción asistida bastante caras. También influye las dificultades para ampliar la familia o una menor energía para la crianza del hijo.

¿Cuál es el balance de los riesgos/beneficios de una maternidad tardía?

Según un estudio de la revista Population and Development Review, publicada en marzo del 2016, se llegaron a las siguientes conclusiones:

  • los niños nacidos de madres mayores son más altos
  • son menos propensos a abandonar la escuela
  • tienen más probabilidades de asistir a la universidad que sus hermanos nacidos antes que ellos

Por lo tanto, los riesgos o los beneficios que puedan ofrecer una maternidad tardía hay que tenerlos en cuenta. Los riesgos no se pueden pasar por alto y los padres deben estar informados. Sin embargo, en una sociedad en la que se tienen los hijos cada vez más tarde, con una esperanza de vida mayor y técnicas de reproducción asistida, habrá que replantearse muchas cuestiones de la maternidad tardía.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *