Hacer salud

Apuesta por la salud los días de cada día  

 

Con la llegada del nuevo año lo más habitual es elaborar una lista de propósitos para mejorar nuestras vidas y una gran mayoría de ellos suelen enfocarse al ámbito de la salud. Queremos perder peso, hacer más deporte, dejar de fumar…. Pero ahora que estamos ya cerrando el primer mes del año ¿cuántos de vosotros ha abandonado ya esas buenas intenciones? A veces lo que mejor funciona es introducir poco a poco hábitos en nuestro día a día que vayan cambiando nuestra forma de enfrentarnos a los propósitos más grandes. Te explicamos cómo hacerlo.

 

Un cambio de hábitos diario

 

Si quieres perder peso y por eso te has puesto a dieta y te has apuntado al gimnasio, lo principal es que comiences a llevar una vida más activa y menos sedentaria. Si no cumples con esta base, lo otro no funcionará. ¿Cómo hacerlo?

 

  • Sube y baja escaleras. Olvídate del ascensor y apuesta por subir caminando hasta tu casa, tu oficina y otros lugares que visites. Es una actividad cardiovascular muy recomendable que además te ayudará a tonificar gemelos, glúteos y cuádriceps, además de reducir grasa y celulitis. Este ejercicio permite gastar energía además de mejorar la frecuencia cardíaca y la capacidad pulmonar. ¿Mejor subir escaleras o bajarlas? Los expertos aseguran que ambas opciones son saludables, aunque se trabajan músculos diferentes, por eso recomiendan practicar ambas.
  • Camina. Siempre que puedas evitar utilizar los medios de transporte, hazlo. Caminar es una opción muy saludable y además ecológica. Se trata de una de las actividades más saludables que puedes practicar, con la que conseguirás activar los músculos y perder la grasa acumulada, aunque el ritmo sea de poca intensidad. Si lo conviertes en algo para practicar a diario, entrará a formar parte de tu día a día y lo notarás en tu forma física.
  • Ve a la compra tú mismo. Vale que en el día a día siempre tenemos que acudir para adquirir algunos productos básicos, pero no te centres en un único comercio, camina, busca los mejores precios, apuesta por los comercios de proximidad y prescinde de los servicios de entrega a domicilio. Sobre todo, deja esta tarea para momentos relajado, como el fin de semana o al salir del trabajo. No es buena idea ir a comprar con prisas, acabarás comprando con estrés y optarás por llevártelo todo del mismo sitio. Si repartes la compra, harás ejercicio, despejarás tu mente y consumirás productos de mejor calidad: La fruta en la frutería, la carne en la carnicería, etc.
  • Baila. Es una actividad que reservamos únicamente para momentos de ocio, asociados al fin de semana o a alguna celebración. Pero bailar debería se algo que practicásemos con mayor asiduidad. Nuestro cuerpo necesita moverse y sentir la música. Puedes bailar mientras ordenas la casa o haces la comida.
  • Juega con tus hijos o tu mascota. Te ayudará a desconectar y además conseguirás mantenerte activo y aunque no lo creas, a realizar ejercicio.
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *